Vídeos / Quién fue Franco (y II), entre los militares europeos.

De cara a las elecciones, es preciso poner en la picota constantemente a los profanadores. Podría ser útil un vídeo con un título como “Este personaje gobierna España”. Saldría el Doctor limpiándose una mano después de darla a un inmigrante,  entrando delante de su mujer en la acogida a Merkel y su marido, quedándose al lado del rey en la recepción o saludando a este con una mínima y despectiva inclinación de cabeza al “prometer” su cargo, amenazando con acciones legales a quienes dudaran de su doctorado, los titulares de prensa sobre su relación familiar con la prostitución homosexual y similares, sus relaciones con los separatistas y etarras, con Maduro junto con Zapo, etc. No tendría que ser largo, y con pocas explicaciones.   Otro vídeo podría recoger frases demenciales de Machicalvo y  otras ministras en relación con el feminismo, lo del “maricón”, etc. Es preciso que la gente entienda la clase de embrutecimiento a que ha llegado la política,  a ver si reacciona.

*******************

**Sin entender la transición no se entenderán las derivas políticas actuales: https://www.youtube.com/watch?v=1If68u97b1A

 

La mejor campaña contra los profanadores habría sido una masiva difusión de lo que significó históricamente Franco y su régimen y su legado. Lo propuse públicamente, he expuesto artículos y comentarios en el blog, pero muy pocos se han sumado a la tarea. Previamente había publicado Los mitos del franquismo, que tuvo a su vez  poca difusión. Unos porque ya tenían formada la opinión antifranquista y no querían saber más; otros porque ya creían saberlo todo  (y solo sabían cuatro tópicos); y casi todos porque no entendían la transcendencia política actual del problema. La profanación del Valle de los Caídos y de la tumba de Franco es un avance esencial en la demolición del régimen de la transición. Recuérdese que los rupturistas nunca lo reconocieron realmente, por lo que todo su empeño ha consistido en demonizar al franquismo, del que viene la democracia, para intentar enlazar con el Frente Popular o la caótica república. Labor que han venido realizando con ayuda del PP.  Otra pequeña contribución son estos dos artículos sobre “Quién fue Franco”, el primero de ellos publicado aquí el 30 de septiembre (http://www.piomoa.es/?p=11316):

Conocer lo que fue el franquismo es esencial para mantener la unidad y democracia de España:

Los Mitos Del Franquismo (Historia)

Franco entre los militares europeos de su tiempo

   Las acciones bélicas del Caudillo ocupan diez años en África, una breve intervención en 1934, la guerra civil y los años del maquis. También a otro nivel, las pequeñas guerras de Ifni y norte del Sahara español. En cuanto militar, Franco ha sido juzgado a menudo desfavorablemente, hasta como una nulidad  incapaz de manejar más que un batallón (Preston,  Blanco Escolá y tantos otros). La evidencia de que siempre venció a sus contrarios, caso realmente insólito, pone de relieve la necedad de tal valoración. También como “buen táctico y mal estratega”. Opiniones más matizadas y atendibles lo catalogan como “buen profesional” si bien alejado de la brillantez y más aún de la genialidad. Así le han considerado incluso Ramón Salas Larrazábal o Stanley Payne y Jesús Palacios en su reciente biografía del personaje.

   Creo que el juicio solo puede nacer de una apreciación de la guerra civil, pues la de Marruecos y las demás, de rango menor,  no permiten evaluar su calidad de estratega. La guerra de España sí entra en las de gran envergadura del siglo XX, la mayor entre las dos guerras mundiales después de la civil rusa. Fue un conflicto largo (casi tres años), de masas (cada bando movilizó a más de un millón de hombres), complejo, con difíciles operaciones de movimiento, batallas campales, intervención del armamento más moderno de la época y actividad naval nada desdeñable. Contienda de arduas alternativas y problemas  tácticos y estratégicos, amén de los de reclutamiento y entrenamiento a la intendencia, complicados con la reorganización del estado y del propio ejército. Esta triple tarea simultánea, que solo algunos líderes revolucionarios como Mao Tse-tung o Ho Chi-min debieron acometer, ya lo sitúa en un plano particular con respecto a los generales europeos o americanos  del siglo XX, por lo común limitados a sus tareas específicas. La misma triple tarea militar, organizativa y política  afectó al Frente Popular, que la  cumplió con eficacia inferior a la de los nacionales.

    Algunas críticas a Franco expresan opiniones arbitrarias sobre cómo debiera haber actuado en tal o cual oportunidad. Lo cierto es que toda operación bélica comporta graves riesgos, casi siempre lleva aparejados errores y sus jefes han de tomar decisiones disponiendo de menos información que los analistas a posteriori; por ello, el criterio de valoración es justamente la victoria o la derrota: sean los que fueren los errores parciales, el acierto fundamental se manifiesta en el buen resultado, y los aciertos parciales pueden quedar en nada por algún error decisivo. Se estiman mucho más, lógicamente, las victorias alcanzadas en inferioridad numérica y material, porque en ellas sobresale el espíritu, por así decir: la destreza, el valor y la imaginación.

    Muy en síntesis, la guerra de España puede dividirse en tres partes. Los primeros  cinco meses hasta la batalla de noviembre-diciembre en Madrid, con perspectiva de guerra corta mediante la acción de pequeñas columnas irregulares en gran parte voluntarias. La inconcluyente batalla de Madrid dio paso a una etapa de guerra larga (casi dos años), que obligó a los dos bandos a esfuerzos extremos, reclutamiento en masa, mayor ayuda extranjera  y vastas operaciones (Guadalajara, Jarama, Vizcaya, Santander, Brunete, Belchite, Asturias, Teruel, Alfambra,  y otras menores), sin resultado decisivo hasta la batalla del Ebro terminada en noviembre de 1938. A partir de ahí se abre la etapa de derrumbe del Frente Popular en cuatro meses y medio.

    Pues bien, la primera etapa comenzó para los nacionales con una inferioridad de medios abrumadora: el dinero, el número, la industria, el grueso de la aviación, de la marina, de las fuerzas de orden público… casi todos los factores que en principio  determinan el curso de un conflicto bélico habían caído del lado del Frente Popular. Semejante panorama habría disuadido de proseguir la lucha a la gran mayoría de los militares de cualquier país. Franco no lo hizo: contaba con las tropas de Marruecos, excelentes, pero escasas y aisladas por el estrecho de Gibraltar, vigilado por la flota enemiga. Hubo de resolver el problema de pasar fuerzas a la península  y lo hizo de modo sobresaliente con un arriesgado paso por mar y un puente aéreo, al parecer el primero de la historia, iniciado con los pocos aviones españoles disponibles. También consiguió aviones italianos y alemanes que incrementaron luego el volumen de las tropas transportadas, siempre pequeño. Con sus exiguas columnas de legionarios, regulares y voluntarios, asentó la Andalucía occidental,  derrotó sucesivamente a columnas enemigas superiores en número y artillería, unió la zona nacional, antes dividida en dos, remedió la penuria de municiones de Mola, y en cuatro meses se plantó ante Madrid, cuya conquista habría determinado con toda probabilidad un pronto final de la lucha. Son éxitos realmente extraordinarios, compensando la  inferioridad material con visión estratégica y excelente conducción operativa.

   Pero los revolucionarios hicieron un esfuerzo ímprobo por defender la capital, pusieron en pie un nuevo ejército, regular, más centralizado y dotado de material moderno superior al contrario, con fundamental ayuda de Stalin. El sovietizado ejército “popular” fue capaz de vastas ofensivas y contraofensivas,  la guerra se hizo entonces irremediablemente larga y fue preciso adaptarse a ella.  Franco hubo de abandonar Madrid y atacar la zona izquierdista del norte cantábrico, afrontando el riesgo de perder lo logrado en torno a la capital. Triunfó en una difícil campaña de siete meses, desbaratando de paso los contraataques cerca de Madrid y en Aragón. Su victoria en el norte le dotó por primera vez de superioridad material y numérica, si bien pequeña, y de una importante base industrial, comercial, ganadera y minera. A continuación se volvió de nuevo sobre Madrid, aunque a aquellas alturas la capital ya no tendría el carácter decisivo de 1936; pero el bando rojo movilizó nuevas quintas y contestó con una contraofensiva por Teruel. Franco cambió de plan, reconquistó Teruel y desde allí avanzó hasta el Mediterráneo por Castellón, cortando en dos la zona contraria. Pareció inminente el derrumbe del Frente Popular, pero este fue aún capaz de una magna  ofensiva por el Ebro. Franco decidió destruir allí al adversario en una batalla frontal, la mayor de la guerra. Venció y con ello la guerra quedó por fin solventada.

    Sobre estos casi dos años de lucha cabe hacer varias observaciones: Franco fracasó ante Madrid, pero no fue derrotado y retuvo la iniciativa, reaccionó con flexibilidad a cada desafío y  convirtió cada ofensiva de sus enemigos en un desastre para ellos. Se le ha acusado de prolongar innecesariamente la lucha, y él mismo habló alguna vez de ello, pero al decirlo hacía de necesidad virtud. El ejército rojo supo rehacerse una y otra vez de sus reveses y organizar  peligrosas ofensivas. Imaginar que Franco hubiera podido acortar o alargar la contienda a voluntad supone creer militarmente irrisorio al bando contrario; error típico de estrategia de café, que él nunca cometió.

    La batalla del Ebro fue el canto del cisne del Frente Popular. Después, el ejército nacional derrumbó con facilidad la resistencia roja en Cataluña. Aún quedaba por conquistar el centro-sureste de la península, casi un tercio del país con buenos puertos, defendido por más de medio millón de soldados y una potente  escuadra. Ello hacía posible una resistencia a ultranza durante varios meses, y así lo querían los comunistas y los socialistas de Negrín, esperando enlazar con la anhelada guerra europea. Por el lado contrario, la aplastante superioridad material de que ya disponía Franco le habría permitido aniquilar a sus enemigos, y así lo habría hecho de poseer el carácter sanguinario que le atribuye la leyenda comunista o prestoniana. Pero percibió signos de descomposición entre las izquierdas y en lugar de lanzarse en tromba contra ellas, esperó a que culminase su desmoralización. Por fin el coronel Casado, el anarquista Cipriano Mera y el socialista Besteiro se alzaron contra Negrín y el PCE, dando lugar a una guerra civil entre ellos. Poco después, los nacionales ocupaban la zona enemiga sin disparar un tiro. No ha solido darse el valor que tiene a esta campaña final de Franco, con máxima  economía de fuerzas y, por así decir, elegancia estratégica.

    Considerando lo visto, reducir la talla militar de Franco a mera profesionalidad   suena inapropiado. Él resolvió con sobriedad y acierto los numerosos y variados problemas tácticos, estratégicos y organizativos que se le presentaron. No perdió casi ninguna batalla, aunque fracasara a veces y,  lo que es más esencial, ganó la guerra. Esto no puede decirse de ningún conductor militar europeo o americano del siglo XX. La II Guerra Mundial tuvo una escala mucho más vasta,  sobre todo en el frente ruso, pero un carácter  semejante en lo esencial. Los generales alemanes (Rundstedt, Manstein, Guderian…) fueron seguramente los mejores por su habilidad para manejar grandes unidades, maniobrar en condiciones difíciles, resistir en inferioridad de condiciones  y por su aplicación de la blitzkrieg en la primera fase de la contienda. Pero nunca  debieron afrontar al mismo tiempo la organización del ejército y del estado, ni partir de una inferioridad de medios como la que hubo de remontar Franco. Y sus espectaculares victorias terminaron en terribles derrotas. Los ingleses y useños (Eisenhower, Montgomery…) sí pueden clasificarse como buenos pero no brillantes profesionales, pues gozaban de tal ventaja material que sus éxitos toman un tono gris. Los soviéticos contaron con jefes de gran nivel, siendo Zhúkof, probablemente, el general de cualquier país que acumuló más victorias, pero aún así fracasó o fue derrotado en varias ofensivas, una de ella la de Krasni Bor, ante la División Azul. Y la disposición soviética a no ahorrar sangre de sus soldados difiere mucho del cuidado de Franco.

    La palabra “genio” es muy subjetiva, difícil de calibrar. Napoleón, a quien nadie niega el título, cosechó tantos reveses como victorias y perdió sus guerras. En cualquier caso, no parece inadecuado ponderar al Caudillo como el militar español más destacado en al menos dos siglos, y uno de los más brillantes entre los europeos del siglo XX. 

********

 

Esta entrada se ha creado en presente y pasado. Guarda el enlace permanente.

25 Respuestas a Vídeos / Quién fue Franco (y II), entre los militares europeos.

  1. Odiseus dice:

    Plataforma Elecciones Transparentes
     

  2. Odiseus dice:

    Ecuador, el FMI condena a morir de hambre a un pueblo

    https://youtu.be/a4pN7ceJla8

  3. Pablouned dice:

    Cuatro millones de telespectadores tuvo Abascal en el hormiguero. 

  4. Odiseus dice:

    Pedro Sánchez: “La nación de naciones estaría formada por España, Cataluña, Galicia y País Vasco”

    https://www.abc.es/espana/abci-pedro-sanchez-nacion-naciones-5565133049001-20170905021007_video.html
     

  5. Odiseus dice:

    Y el próximo consejo de “menistros de menistros” estaría formado dentro de la prisión de Manzanares el Real

  6. Lasperio dice:

    Que yo sepa ya la cagaron en Ecuador y pues ocupan pasta y pues les dijeron que ahí está la pasta pero que recorten el gasto. Recortar el gasto pasa por una medida muy sensata: no subvencionar combustible. Lenin ha hecho caso y esto ha sido aprovechado, según me parece, por Correa, con la idea de volver al poder. Dudo que esas protestas sean espontáneas.

    Mi pronóstico pesimista: vuelve Correa y se acaba la dolarización. Corralito encima y el país lleno de venezolanos. 

  7. Pablouned dice:

    Nueva propuesta de VOX, que si triunfa, podría paralizar nuevamente la profanación de la tumba de Franco.
    https://www.libertaddigital.com/espana/politica/2019-10-11/vox-registra-en-la-asamblea-una-propuesta-para-que-el-gobierno-de-madrid-evite-la-exhumacion-de-franco-1276646124/

    No creo que el PP acceda a eso, pero si Ayuso accede, entonces se podría plantear un conflicto de competencias ante el TC, y paralizar dicha profanación mientras se decide de quiénes son las competencias. 

  8. Pablouned dice:

    Bien por Vox y, en cuanto a PP y Ciudadanos, pienso que ni siquiera en campaña moverán un dedo para que Franco siga enterrado en el lugar de honor donde merece estar. 

  9. Pablouned dice:

    Ayuso elude el problema, diciendo que no es competencia autonómica. 

  10. Lo que más me llamó la atención ayer, en la entrevista de Pablo Motos a Santiago, es que diga que Abascal le da más miedo que Pablo Iglesias. Eso, lo dice todo… Que un tío sinvergüenza con el pedigrí familiar que tiene, que es un comunista bolivariano, y todos sabemos como está Venezuela no le produzca miedo a este tío, por muy “progre” que sea, suscita aquella frase típica en los juicios. ¡No hay más preguntas señoría! Abascal debió decirle, “pues debería darle miedo”. Porque el plan de Iglesias, y el del PSOE es acabar con la clase media, como es natural. Y frente a un pueblo que vive en la miseria como en la propia Venezuela o en Cuba, una élite social que vive muy por encima de lo que sería “clase media”. Si Motos, suponiendo que se llame así, aspira a ser esa élite entonces, sólo podemos decirle que es un canalla, pero lo más probable es que acabe siendo un gilipollas, porque la “nomenklatura” de un estado comunista no da para demasiada gente…

  11. Lo digo ahora: si acaban retirando esa losa, el espíritu del Caudillo acabará con todos ellos…

  12. Y no me refiero a ningún fantasma, sino a una forma de entender y amar a España…
     

  13. Mi solidaridad con la industria olivarera de España, y en especial con la de Jaén…
    http://www.esenciadeolivo.es/aceite-de-oliva/aceite-de-jaen/

  14. Pablouned dice:

    El PSOE lo que hace con ese desenterramiento es desenterrar el hacha de guerra. Declaran la guerra. Quieren que nos demos por enterados. Y eso pasará cuando se les devuelva la hostia. (Moral, y simbólica, todo hay que decirlo). Y no pararán hasta que alguien les devuelva la hostia, porque son así. De momento, el pueblo español, al igual que el PP y Ciudadanos, no reconoce que le hayan dado ninguna hostia. 

  15. In vain the am’rous flute from Hail, bright Cecilia [Ode for St. Cecilia's Day]
    by Henry Purcell (1659-1695)
    https://www.youtube.com/watch?v=1QFRUp9rHzo
     

  16. Alvo dice:

    Tele5: resulta que las 6 enfermeras esas que se han quedado embarazadas a la vez más o menos, han tenido “embarazos milagrosos”, dice el periodista de mierda…. por cierto a los padres ni los mencionan ni nada… 

  17. Alvo dice:

    Ha sido algo que les ha pasado a ellas, por sí mismas… 

  18. Alvo dice:

    Hace días ya que me puse a buscar los vídeos del personaje para recortarlos y juntarlos todos…. no encuentro ese del personaje entrando delante de su mujer ¿entrado dónde?, ¿la Moncloa?.. No encuentro titulares de los negocios esos de prostitución … No encuentro el vídeo del personaje amenazando con querellas ¿fue en el congreso? .. Los demás sí los tengo… 

  19. Pablouned dice:

    Miren esto: 

    Por otra parte, el líder de Vox ha señalado que su partido “no va a imponer” la memoria histórica a nadie. “Cada uno tiene su memoria histórica y la mía me lleva a ejercer la responsabilidad, todos los días de la campaña electoral, de recordar el pasado criminal del Partido Socialista”, ha dicho. “Un partido que ha participado en crímenes gravísimos. Su fundador comenzó amenazando de muerte a algunos diputados en el parlamento, después participaron en un golpe de Estado contra la República que causó muchos muertos y participaron en el pucherazo de las elecciones del 36″.

    Éste es Abascal y esto es VOX. Hacía tiempo que no se escuchaban cosas así. 

    Me sorprende agradablemente. Es como si VOX recogiera en el plano político, lo que Moa ha demostrado en el plano bibliográfico. 

  20. Pablouned dice:

    Luis del Pino desprecia olímpicamente la importancia simbólica que tiene lo de Sánchez y Franco. Bueno, simbólica y más que simbólica. El Valle de los Caídos, por mucho que Franco no quisiera estar ahí, es algo que no tiene sentido sin Franco dentro. Queda como una magnífica obra dedicada a la paz y a la reconciliación, sin estar ahí Franco el pacificador, el artífice de la reconciliación y el victorioso. El artífice de todo eso y del Valle. España se pacificó y se reconcilió con su victoria. No fue una reconciliación y una pacificación al margen o a pesar de su victoria, sino a causa de su victoria. 

    Hay alguna gentuza hipócrita, que dice que es intolerable que Franco esté ahí y que nos dice  que qué nos importa que saquen a Franco de ahí. Pues lo mismo que a ellos el que esté ahí o el que si lo sacan, otro gobierno lo vuelva a meter. 

    Aún hay mucha gente que se resiste a dar la batalla simbólica. 

  21. Pío Moa dice:

    Nuevo hilo

Deja un comentario