¿Por qué hay revoluciones? / Generación del 68

¿Por qué hay revoluciones?

Blog I: Los éxitos económicos de los años 40 / El secreto del antifranquismo:

http://www.intereconomia.com/blog/presente-y-pasado

************************************

En La Europa revolucionaria, Payne aborda esta cuestión crucial: ¿por qué se producen las revoluciones, en general, y por qué la primera mitad del siglo fue “no solo la de la más generalizada violencia internacional en la historia de Europa, sino la de mayor conflictividad interna” o revolucionaria? A su juicio, fueron diluyéndose al final de ese período los factores que alentaron tanto conflicto: “virulencia nacionalista, rivalidad entre imperios o aspirantes a imperios, ideologías basadas en el vitalismo y el conflicto y competencia económica entre regímenes autárquicos”. ¿Cómo interpretar aquellos explosivos años?

Se han solido examinar las revoluciones, guerras civiles o guerras internas desde dos puntos de vista. Uno sería el sociológico (unas estructuras socioeconómicas en crisis por diversas razones) y otro el conductista o psico-político (un cambio en la mentalidad, “una revolución mental” según cita de Jonathan Israel). Dos enfoques en parte contradictorios, pero que también pueden considerarse complementarios, aunque habría que explicar con claridad de qué modo se complementan. Así, una explicación ingenua, pero muy extendida, atribuía las revoluciones al hambre o la catástrofe económica. Más compleja, pero con el mismo fondo, es la interpretación marxista, aún muy influyente. Sin embargo, señala Payne, ya Tocqueville observó que el descontento revolucionario ante el Antiguo Régimen en Francia era mayor precisamente en los sectores que habían registrado más mejoras. De lo que ha derivado la tesis de que el factor determinante sería el crecimiento de las expectativas sociales ante un freno momentáneo de ellas. Por otra parte, emprendida la revolución se hace imposible volver al pasado porque, advirtió De Maistre, las revoluciones engendran reacciones que son en realidad nuevas revoluciones de signo distinto.

La idea implícita es que la revolución y la guerra civil se oponen a una estabilidad “normal” o al menos alcanzable, pero creo que ninguna sociedad humana es realmente estable ni puede serlo, aunque las doctrinas utópicas lo teoricen y crean posible. Una sociedad tal se parecería más a la de las hormigas o abejas que a la de los hombres. En estas últimas, la profunda individuación y alejamiento del instinto crea corrientes internas en conflicto de intereses, sentimientos, aspiraciones y personalidades. Las guerras internas y externas, tan numerosas a lo largo de los siglos, no son un fenómeno excepcional o anormal, sino tan normal como las paces y los períodos de (relativa) calma. Creo que desde este punto de vista, aunque necesitado de mayor elaboración, pueden enfocarse mejor estos fenómenos.

La estabilidad tiene un coste de contención para las corrientes sociales que a menudo se juzga excesivo y da lugar al choque violento. A su vez, los daños de este choque han llevado a buscar formas de impedirlo, bien sea mediante un poder despótico, visto como mal menor, o mediante una ley más o menos aceptada, pero siempre con auxilio de la violencia institucional. En tiempos históricamente recientes, el sistema demoliberal ha sido el más exitoso en la canalización del conflicto interno, y hasta podría pensarse que las oleadas de violencia revolucionaria después de la Primera Guerra Mundial y poco antes de la Segunda, tienen que ver con profundas crisis de la democracia liberal, la primera porque la guerra del 14 se libró entre regímenes básicamente liberales, y la segunda por la depresión mundial a partir de 1929.

Ciertamente, para que una parte de la sociedad se rebele es preciso que se generen unas expectativas de lo que entienden los interesados como una mayor justicia, o simplemente de triunfo sobre un poder al que se cree débil y caduco. Pero aquí entra otro factor imposible de cuantificar: la impronta de los líderes. Así, es muy difícil imaginar la Revolución bolchevique sin Lenin (la mayoría de los líderes de su partido se oponía), el rechazo de la paz entre Inglaterra y Hitler sin Churchill (la paz estuvo cerca de producirse) o la victoria de los nacionales sin Franco (el propio Mola estuvo a punto de abandonar la partida ante el fracaso inicial). La Alemania posterior a 1918 sufrió tensiones sociales muy graves, pero, observa Payne, “no hubo un Lenin alemán”.

Por esto, aunque podemos examinar a posteriori los factores que intervienen en una revolución y señalar cada uno de ellos, es mucho más difícil analizar las relaciones e interinfluencias entre todos ellos, e imposible utilizar esos estudios para predecir cuándo habrá una revolución o guerra civil y cuando no. No es esta una verdadera discrepancia con el libro de Payne, solo algunas consideraciones a partir de él.

**************************************

La (de)generación del 68http://www.libertaddigital.com/opinion/pio-moa/la-degeneracion-del-68-4365/

Esta entrada se ha creado en presente y pasado. Guarda el enlace permanente.

151 Respuestas a ¿Por qué hay revoluciones? / Generación del 68

  1. Catlo dice:

    El domingo, Pedro Jota hacía un repaso de la notable y hasta cierto punto extraña acumulación de desastres sucesivos que se han venido produciendo en España desde una mañana de marzo de 2004. La verdad es que historiadores y periodistas bien podrían analizar esta lamentable década, no sólo perdida sino de perdición.

  2. LeonAnto dice:

    Del hilo anterior, malpharus 12 enero 20.31 y 20.34: Nada nuevo en la izquierda caviar, Serra, Narcís (antes Narciso), fue alcalde de Barcelona, siendo vecino de Sant Cugat del Vallés ¡Olé la Democracia!

  3. LeonAnto dice:

    Del hilo anterior, Catlo 8.00: Todo eso posible por la complicidad, sino cooperación, de los políticos.

  4. CCURIOSO dice:

    Cesar Vidal ha escrito un libro de memorias.
    http://www.youtube.com/watch?v=eDWNEUlH85E
    Me parece oírle decir que Pio Moa se marcho de libertad digital y no lo echaron.Que Moa  escribió un par de buenos  libros sobre  la guerra civil pero que de lo demás no tiene ni idea.
    Para recordar,a mi me parecio que  a Moa lo echaron de libertad digital porque dejo en ridículo historiográficamente a Vidal en sus tesis sobre la pobreza y el catolicismo, asunto al que Vidal dedico mas de una docena de articulos.
    Las tesis de Vidal son tan ridículas que dejarlas en evidencia en el blog tanto  por Pio Moa como por el  resto de foristas que allí escribíamos fue tan fácil , que el super ego del señor Vidal no pudo soportarlo y exigio que  echasen a Moa de libertad digital.
    Por lo menos asi lo recuerdo yo.Pero claro, la memoria de cada uno  es muy subjetiva.D.Cesar seguro que recuerda los hechos de otro modo.
     

  5. CCURIOSO dice:

    Por cierto el debate fue muy interesante , instructivo y de gran nivel fue una lastima que D. Cesar se cogiera una pataleta.
    Me recuerda a la anécdota de un  niño que en la posguerra era el dueño del único balón que había en el barrio y cuando iba a jugar al futbol les decía a los otros si no me la pasais me llevo mi  balón.Y muchas veces lo hacia, como no le dejaban marcar gol , se escapaba con el balón para su casa.
    Cuando entro en el antiguo  blog de D. Pio en  libertad digital vuelvo a recordar el gran nivel que había en el mismo.

  6. malpharus dice:

    Si Botín pudiera, cerraría todas sus sucursales bancarias, despediría a todo su personal, se pondría en horas libres de ocio detrás de un ordenador y pediría solamente créditos al Banco Central Europeo por menos del 1% de interés, para comprar deuda pública española al 4% y ganar el 3%. ¿HASTA CUANDO VAMOS A TARDAR EN ENTENDER QUE ESTA CRISIS HA MODIFICADO EL NEGOCIO BANCARIO? El negocio de los bancos ya no es PRESTAR AL PARTICULAR O A LA PEQUEÑA EMPRESA, sino al ESTADO, Y HACERLO CON UN DINERO QUE NO ES SUYO.
    http://www.elconfidencial.com/mercados/2014-01-13/la-empresa-familiar-espanola-reconoce-mas-problemas-de-financiacion-que-la-europea_74995/

  7. malpharus dice:

    Ya me ha puesto en bandeja RTVE, el enlace del programa que comenté recién sobre una entrevista que me gustó mucho sobre catolicismo, y que coincidía con el entrevistado, ahora sé que era Benjamín Forcano, bastante sobre la visión que ambos tenemos de la Iglesia católica. Eso no quiere decir que coincidamos en todo. En absoluto es así. Pero me parecen muy interesantes las palabras de este hombre… La dicha entrevista empieza en el minuto 33, aproximadamente, que lo sepan…

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/uned/

  8. malpharus dice:

    Recomiendo muchísimo el anterior enlace con la entrevista a Benjamín Forcano, porque pone las cosas en su sitio…

  9. malpharus dice:

    Quiero advertir a todos que… lo que ocurre con la Iglesia católica interesa a todos los españoles, especialmente a los patriotas. Da igual si son creyentes o no, si son españoles deben estar al tanto. Les interesa. Algunos pueden pensar que no, y que como ellos no acaban de creer no deben perder su tiempo en esto, se equivocan. Hay que coger el toro por los cuernos, porque nos guste o no… España no se entiende sin el cristianismo y dentro del, el catolicismo. Aunque sea para criticar a la Iglesia… En fin, es mi opinión… no insisto más…

  10. malpharus dice:

    Por eso doy tanta importancia al hecho de que don Pío, haya vetado en 13TV. Y reaccionado con tanta visceralidad, porque es capital para España, la situación lamentable de la Iglesia desde hace mucho años…

  11. malpharus dice:

    haya SIDO vetado, perdón…

  12. lead dice:

    {{Acabo de poner este comentario en el otro blog de Moa}}
    lead18:23 | 13 de enero, 2014
    [Octubre del 34] [Bases de un nuevo consenso nacional tras la ruptura por el PSOE del original a partir de Marzo de 2004]
    .
    ramosov: Paso a mi archivo de acceso rápido los datos que das en tu post de 16:35 (hilo “Archivos…”)
    .
    Sin duda que Octubre del 34 y las elecciones de Febrero del 36 son, en mi opinión, las dos principales batallas historiográficas para deslegitimar el pretendido democratismo del actual PSOE, que sigue sin hablar de lo primero (como si no hubiese ocurrido, y si lo hace –como Carrillo en 2003, en el programa de Sánchez Dragó que enlazo en mi post @19:25 del 12/1/14–es para seguir con la monserga habitual de “parar al fascismo”); y lo segundo, las elecciones de Febrero del 36, dan como cierto y no discutible, al igual que todos los medios del mundo mundial, que ganó “democráticamente” el Frente Popular.
    .
    Mientras el PSOE no haga su Bad Godesberg (refundación del SPD, en 1959, reformulando sus bases doctrinales) su historia –como le pasa al PCE, a ERC, al PNV, y demás– será un baldón y una pesada losa…que sus oponentes no aprovechan por el supuesto pacto de “olvido y silencio de la Transición”. Pero en 1993 Felipe González empezó a romper ese supuesto Pacto y Zapatero lo hizo ya totalmente. La refundación de la desacreditada democracia española (sin separación de poderes, con un sistema electoral sin relación entre los electores de un distrito y sus supuestos representantes, corrupta, con sindicatos oficiales, a la manera de los regímenes corporativos fascistas, etc. etc.) deberá partir de unas nuevas bases de acuerdo, o consenso, con renuncia expresa de los Partidos y Sindicatos existentes antes de 1939 a utilizar políticamente los acontecimientos de la Historia de España anterior a Noviembre de 1975 (Memoria Histórica, resoluciones del Congreso sobre el franquismo, etc., todo lo cual deberá ser derogado como resultado de ese nuevo consenso).
    .
    Mientras no se haga así y se intente prorrogar indefinidamente una Transición finalmente fallida (aunque haya tenido un resultado aceptable hasta que, a partir de Marzo de 2004, el PSOE, con Zapatero al mando, rompió el consenso original) España, políticamente, seguirá dando tumbos hasta la parálisis definitiva. Las nuevas bases de un nuevo consenso deberá incluir la eliminación de la sobreprima concedida a los nacionalistas (establecimiento de un mínimo de 3 al 5% de votos EN CÓMPUTO NACIONAL para que un diputado de una formación cualquiera se siente en el Congreso y Senado para representar a TODA LA NACIÓN, no sólo a los de su tribu local). 
     

  13. lead dice:

    MODERADOR: puede eliminar el post @18:32 que está “awaiting moderation” pues he eliminado el enlace que obligaba a la “moderation“.

  14. Catlo dice:

    Con la cantidad de dinero e información que ahora maneja ETA, este tipo de operaciones irán en aumento:
    Del robo con violencia al maltrato: los antecedentes de los detenidos en Burgos–Relacionados con Izquierda Castellana

  15. Catlo dice:

    Lo interesante y preocupante de esta noticia es que, en realidad, los poderosos se hacen asesorar por este tipo de personajes, lo cual introduce un componente inquietante de locura en el poder.
    Wolf Messing, el vidente judío que atemorizó a Hitler y Stalin–Predijo la muerte de los dos dictadores

  16. manuelp dice:

    La motivación principal de las revoluciones es de tipo psicológico, como dice Gustave Le Bon en su Psicología de las revoluciones.
     
    Si bien el origen de una revolución puede ser perfectamente racional, no debemos olvidar que las razones invocadas para prepararla no ejercen una influencia sobre las masas hasta tanto no se hayan transformado en sentimientos. La lógica racional puede señalar los abusos que han de ser destruidos, pero, para movilizar a la multitud, hay que despertar las esperanzas de la misma. Esto sólo puede ser realizado mediante la acción de esos elementos afectivos y místicos que le otorgan al ser humano el poder de actuar. Por ejemplo, por la época de la Revolución Francesa, la lógica racional, en manos de los filósofos, demostró las inconveniencias del Antiguo Régimen y excitó el deseo de modificarlo. La lógica mística inspiró el credo en las virtudes de todos los miembros de una sociedad creada de acuerdo con ciertos principios. Una lógica afectiva desencadenó las pasiones controladas por los vínculos de eras anteriores y condujo a los peores excesos. La lógica colectiva gobernó a Clubes y Asambleas impulsando a sus miembros a acciones que ninguna lógica, ni racional, ni afectiva, ni mística, podría jamás haberlos llevado a cometer.
    http://www.laeditorialvirtual.com.ar/pages/LeBon/Psicologia_de_la_Revolucion_P1.htm#PI_LI_CI_1

  17. malpharus dice:

    Pues yo que me considero revolucionario, deseo la revolución por que amo a España con todo mi corazón y toda mi alma. Y porque deseo para mi Patria la verdadera Justicia social. Aquella en que cada cosa está en su sitio, y hay un sitio para cada cosa…

  18. lead dice:

    [Por qué hay revoluciones] [Una revolución: proceso para instaurar un orden superior al existente, por productivo que éste sea]

    Sobre este asunto, al hilo del (excelente) libro de Payne, hablamos varias veces en el blog de Moa en Libertad Digital, como en este caso:

    http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/inglaterra-y-ru-antijudaismo-chivatos-del-franquismo-trivialismo-titanico-9403/2.html 

    Y, en efecto, como señala Moa, el enfoque marxista (el más refinado, añado, de los varios enfoques marxistas que se han dado) es más complejo que atribuir la causa de una revolución “al hambre o la catástrofe económica”; en ese sentido, hay que recordar lo que decía Lenin de que “las revueltas producidas por el hambre terminan cuando se saquea la tahona de la esquina“. En efecto, Marx, admirador en “El Manifiesto Comunista” del revolucionario papel de la “burguesía” al haber “liberado fuerzas productivas como nunca antes en la Historia para producir riqueza”, lo que pretende es que el “Capitalismo” agote su papel revolucionario económico hasta que tope con sus contradicciones internas. Ese será el momento para el paso a un “modo de producción superior y el definitivo de la Historia: el Socialismo”; el “modo de producción” capitalista, al llegar a darse de bruces con sus límites, habrá dejado sociedades en que la mucha riqueza producida estará mal repartida: ese será el papel del Socialismo, seguir produciendo riqueza como el “Capitalismo” (pues su sistema productivo industrialista lo heredará el Socialismo, pero convirtiendo en pública la propiedad de los medios de producción) e incluso más, y repartir según el principio de “a cada cual según sus necesidades; de cada cual, según sus capacidades” (que la Constitución soviética corrigió por el muy capitalista principio de “a cada cual según su trabajo”).

    Claro que, a lo largo de sus escritos, Marx, de manera contradictoria (una característica del pensamiento llamado “de izquierda”, i.e., socialista, anarquista y “liberal” –es un decir–jacobino) va combinando, según le dé, esa versión del proceso, “ineluctable, como una ley científica”,  del paso de un Capitalismo AVANZADO a un Socialismo (Marx decía pensar en Inglaterra como adelantada de ese proceso), con descripciones “morales” y melodramáticas “a lo Dickens”, de las míseras condiciones del proletariado bajo el Capitalismo [*], lo que ha alimentado el llamado “marxismo vulgar” (que ha tenido y sigue teniendo gran influencia popular incluso en círculos cristianos reformistas) de las masas, más dadas al resentimiento y la envidia que a “procesos científicos”, y más todavía a revueltas para asaltar la tahona de la esquina (hace unos meses lo vimos con el asalto de grupos comunitas de Sánchez Gordillo a supermercados de Mercadona en Andalucía): para ellos la revolución no es para instalar un superior “modo de producción” respecto de uno ya muy productivo (el Capitalismo, según Marx, el más productivo que se haya visto en la Historia) sino para acabar con los ricos, con el fin de ser todos iguales (menos los dirigentes, que serán “más iguales” pues se merecen algunas prebendas por sus esfuerzos para liderar a las masas en su marcha “hacia el triunfo final”).

    [*] Como señala von Mises, el capitalismo convirtió en pobres a campesinos que, alternativamente, estarían muertos bajo la muy míseras condiciones en un campo que ya no podía alimentar a tanta gente (tanta tras las revoluciones agrícolas de finales del XVII y comienzos del XVIII):

     

    147
    lead dijo el día 8 de Diciembre de 2009 a las 19:30:
    [Revolución Industrial: antes y después]
    .

    ArrowEco #162 de ayer

    egarense #163 de ayer
    .

    Ludwig von Mises aclara cuáles eran las condiciones en el campo, en Inglaterra, antes de la Revolución Industrial y qué condiciones creó ésta. De este asunto tratamos el pasado 19 de Septiembre, pero las “mentiras de la Historia” son muy contumaces, como todos sabemos.

    109
    lead dijo el día 19 de Septiembre de 2009 a las 02:00:

    [Trabajo infantil: el supuesto (y falso) idílico mundo antes de la Revolución Industrial]

    (…)

    Hechos acerca de la Revolución Industrial

    http://www.institutoacton.com.ar/articulos/lmises/...


     

  19. lead dice:

    Corrección:

    {estarían muertos bajo la muy míseras condiciones en un campo que ya no podía alimentar a tanta gente IMPRODUCTIVA (tanta tras las revoluciones agrícolas de finales del XVII y comienzos del XVIII): }

  20. lead dice:

    Repito el enlace a 

    Hechos acerca de la Revolución Industrial

    http://www.institutoacton.com.ar/oldsite/articulos/lmises/artmises3.pdf 

  21. lead dice:

    Del artículo citado de L. von Mises:

    {Además hubo otro factor que debilitó la oposición a las innovaciones. Las fábricas liberaron a 
    las autoridades y a la aristocracia terrateniente que dominaba de un problema comprometedor 
    que se había vuelto demasiado pesado para ellos. Vaciaron los asilos de pobres, las casas de 
    trabajo y las cárceles. Convirtieron a pordioseros hambrientos en hombres que se ganaban el 
    pan por sí solos. 
     
    Los dueños de las fábricas no tenían facultad para obligar a nadie a aceptar un empleo fabril. 
    Sólo podían contratar a los que estaban dispuestos a trabajar por los salarios que les ofrecían. 
    Por bajos que fuesen estos salarios, representaban, sin embargo, mucho más de lo que esos 
    pobres podían ganar en cualquier otra actividad accesible para ellos. Decir que las fábricas 
    hicieron que las amas de casa abandonasen la crianza de sus hijos y las cocinas, y sacaron a 
    los niños de sus juegos es tergiversar los hechos. Esas mujeres no tenían nada que cocinar ni 
    qué dar de comer a sus hijos. Esos niños eran desposeídos y hambrientos. Su único refugio era 
    la fábrica. Esta, los salvó de morir de hambre en el sentido estricto de la expresión. 
     
    Es deplorable que hayan existido estas condiciones. Pero si se quiere culpar a los 
    responsables, no se debe mencionar a los propietarios de las fábricas, que animados por el 
    egoísmo, por supuesto, y no por altruismo–hicieron todo lo que estuvo a su alcance por 
    eliminar esos males. Lo que los provocó fue el orden económico de la era pre-capitalista, el 
    orden imperante en los viejos tiempos

  22. lead dice:

    [Revolución agrícola previa: la rotación Norfolk]

    Rotación de cultivos Norfolk, que permitió el aumento de la población en Inglaterra en la primera mitad del siglo XVIII:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_Norfolk

  23. lead dice:

    La importancia de la Revolución Agrícola como pre-condición de la Revolución Industrial en Inglaterra:

    http://www.saburchill.com/history/chapters/IR/006.html 

  24. lead dice:

    [¿Sabe este Gobierno de Rajoy (es decir, los que mandan en él, es decir, Rajoy y Montoro) algo de Economía? (y eso que "es lo más importante, de lo único que hay que hablar")] Èl problema son los crecientes gastos de las Administraciones Públicas (4% de aumento este año pasado)]

    Es bien sabido en Economía de Mercado, en Economía empresarial, en un Mercado que es global, que las empresas que ofrecen sus productos en competencia con otras, tienen que ajustar al máximo todos sus costes para ganar a sus rivales en la batalla de la competitividad (además de ganar la acompañante batalla de la productividad –producción por empleado– asociada a los métodos de producción).  Entre esos costes figuran los salariales, que responden habitualmente a un porcentaje mayoritario del coste total de producción (en algunos casos, otros costes pueden ser dominantes como es el caso de la producción de Aluminio a partir de la Alúmina, en el que el coste de la energía eléctrica empleada en el proceso es el coste dominante). Uno de los componentes de los costes salariales son las cotizaciones sociales y los beneficios sociales.

    Desde hace más de un año las empresas están presionando a este Gobierno para que baje las cotizaciones sociales; con ello, al ganar en competitividad en el Mercado global, las empresas españolas podrán producir más para vender más en respuesta a una mayor demanda; agotada la capacidad ociosa de las factorías, éstas ampliarán sus instalaciones (nuevas inversiones) y ampliarán sus plantillas de trabajadores, con lo que descenderá el desempleo español; en este “círculo virtuoso”, la Hacienda del Estado, aun con tipos más bajos que los tipos confiscatorios actuales impuestos por el Ministro Montoro, recaudaría más por los tres impuestos asociados a la actividad económica: IVA, por la mayor producción (y venta), IRPF, por las mayor fuerza laboral empleada del país, y Sociedades, por los mayores beneficios de las empresas productoras y vendedoras. Todo ello, además de más que compensar la bajada de las cotizaciones sociales, permitiría, como se ha dicho, una mayor recaudación fiscal. ¿Y cómo ha respondido este Gobierno a esta presión de las empresas para poder competir y aumentar ventas y empleo?: subiendo las cotizaciones sociales.

    Cualquier persona con experiencia empresarial (como el Ministro de Guindos) sabe eso, pues sabe lo que es una cuenta de resultados de una empresa que trabaja en el duro Mercado competitivo; pero funcionarios de carrera sin experiencia empresarial conocida (como el Registrador de la Propiedad Rajoy, el catedrático de Hacienda Pública Montoro o la Abogado del Estado Saenz de Santamaría) desconocen esos conceptos por ausencia de práctica de trabajo, al no haber pisado nunca una empresa (excepto para visitarla) y siguen asociando recaudación (que necesitan aumentar para compensar el aumento de gastos del Estado, crecientes por los casi 3 millones de paniaguados de los Partidos y Sindicatos que parasitan el Estado)  a tipos fiscales : cuantos más altos éstos, dicen, más alta la recaudación (en un país, como España, con tipos ya altos)...y que se chinche Laffer y su curva:

    http://www.libremercado.com/2014-01-13/el-nuevo-aumento-de-las-cotizaciones-sociales-es-erroneo-y-danino-1276508113/

    Además, al cotizar fiscalmente los beneficios sociales en especie, como el “ticket restaurant“, los trabajadores preferirán ahorrar, utilizando más el “tupper” y la fiambrera, con lo que aumentará el desempleo en el sector de restaurantes, bares y cafeterías, por si ya no tenían bastante con la actual contracción del consumo. Lo del desafío separatista de Cataluña y el País Vasco no lo puede afrontar más ineptamente este Gobierno; pero, siendo para él “la Economía, lo más importante”, el grado de su ineptitud demostrada es, si cabe, más inaceptable, culposo y doloso (aunque lo agradecerán los citados parásitos paniaguados que viven, sin producir bien o servicio útil alguno, del resto inmenso del pueblo español: ahí está el dolo).

  25. menorqui dice:

    El otro día estaba con una mujer, joyera, 5.000 de multa por intentar trampearle a Hacienda sin saber la manera. No creo que dure mucho su negocio, al menos legal. Hoy otro, algo así como la misma cantidad, por no poder pagar lo atrasado. Un buen tipo. Me ha pagado a mí los 200 que me debía y se ha puesto a llorar. Es algo horrible. La Mafia, cuando no puedes, supongo que lo reconoce. No te quieren hundir, sólo extorsionarte. No les conviene que tengas que huir del país o que te suicides. A esta gente en cambio le da lo mismo. El Estado somos todos, dicen los muy cabrones. Y luego van a llegar los de las conquistas sociales. A gastar más, si es que se puede. A hacer sus conquistas en metálico. Me da todo mucho asco. Pero claro, el capitalismo salvaje, el mercado libre sin control, ese es el problema. Y los montañeros paniaguados pidiendo pasta para sus aventuras. Deben ser los mismos que arruinan a la gente por otros lados. País corrupto. 

  26. Catlo dice:

    Dos fragmentos de Benegas sobre la próxima revolución:
     
    Aunque, por ahora, la caída del actual modelo capitalista global no parece muy inminente, puesto que, en opinión del articulista, aún no existen alternativas lo suficientemente sólidas, Hedges avisa: “Una vez que la yesca de la revuelta se ha acumulado, como lo ha hecho en Estados Unidos, una insignificante chispa enciende fácilmente la rebelión popular. Ninguna persona o movimiento puede encender esta mecha. Nadie sabe ni dónde ni cuándo sucederá la erupción. Nadie sabe qué forma tomará. Pero es evidente que una revuelta popular se está acercando”.
    . . .
    Sin embargo, al contrario de lo que opina Chris Hedges, la alternativa ya existe y está delante de nuestras narices. Ésta no sólo consistiría en perfeccionar las democracias, especialmente en lo que se refiere a volver a dar lustro y esplendor a sus principios fundamentales, hoy por hoy violentados y enterrados bajo montañas de leyes, sino también en modernizarlas y trasladar a ellas la revolución tecnológica que con tanto “éxito” ha sido aplicada en el mundo de las finanzas. A fin de cuentas, quizá no es tanto que el capitalismo global sea el Armagedón, como que las democracias apenas han evolucionado y se han vuelto extremadamente disfuncionales, lentas, perezosas, corruptas y tendentes a representar estrechos intereses de grupo. 
     
    http://vozpopuli.com/blogs/3918-javier-benegas-la-revolucion-inevitable

  27. manuelp dice:

    malpharus
     
    Lo que quería poner de manifiesto es que en el tema de las revoluciones es la parte sentimental la que cuenta, como dijo Jose Antonio en el discurso fundacional de Falange.
     
    Yo creo que está alzada la bandera. Ahora vamos a defenderla alegremente, poéticamente. Porque hay algunos que frente a la marcha de la revolución creen que para aunar voluntades conviene ofrecer las soluciones más tibias; creen que se debe ocultar en la propaganda todo lo que pueda despertar una emoción o señalar una actitud enérgica y extrema. ¡Qué equivocación! A los pueblos no los han movido nunca más que los poetas, y ¡ay del que no sepa levantar, frente a la poesía que destruye, la poesía que promete!


    Hoy, en España, ¿Que hay frente a las “revoluciones” progresista, separatista, etc?, pues ya lo ve usted en este blog, los que pretenden hacerles frente con tomos de von Mises o con la exaltación de los mercadillos. Así que si se diese una revolución, que puede, me parece que para saber a lo que conduciría se podría aplicar el método  de los mínimos cuadrados que el “principe de las matemáticas” Carl Friedrich Gauss inventó para encontrar el resultado (función matemática) que mejor se ajuste a unos datos dados.
    http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%ADnimos_cuadrados
    O sea a algo parecido a la Venezuela de Maduro o la Cuba de los Castro. Quizá es que, hoy por hoy, los españoles no nos merecemos nada mejor.

  28. malpharus dice:

    1900: se estrena la ópera Tosca de Giacomo Puccini en el teatro Costanzi de Roma.
    http://malpharus.blogspot.com.es/2014/01/10-anos-en-afganistan.html

  29. Catlo dice:

    Este tipo de cosas son las que indican que estamos en un momento en el que, como dice Benegas, se aplican viejas normas a fenómenos nuevos.
    Voto unánime en Francia contra el envío gratuito de libros de Amazon—Por violar la ley de precio fijo

  30. Hegemon dice:

    Para que una revolución triunfe debe contener dos ingredientes, que no tienen por qué darse a la vez:
     
    - El sentimentalismo, como apunta Manuelp, que exalte los ánimos de una masa de gente que a su vez se vea forzada a dar ese paso drástico. Tiene que haber, para mí, un cierto caldo de cultivo, un descontento general como ocurrió en los años convulsos de la República de Roma con tanto campesino desposeído y con los cambios producidos en la propia sociedad romana gracias a las victorias y a los bruscos cambios políticos y económicos. La acción de los demagogos que buscaban una revolución sin cambiar nada, como los Graco, son los que hacen el papel de exaltar esos ánimos. Las revolcuiones se producen más cuando a aparecen cambios radicales y tiempos convulsos que rompen con el regimen anterior.
     
    - Y el otro ingrediente es la coacción. Una masa que se vea forzada a seguir la senda marcada por un grupo de exaltados y radicales. Este ejemplo puede ser el de Calvino en Ginebra el cual impuso su particular cruzada contra el catiolicismo y los papistas bajo un brutal regimen de terror y coacción con la intención de obligar a todos a aceptar sus ideas. Y claro, así fue. Por la cuenta que les traía. Lo mismo en Inglaterra con la persecución a los católicos y la imposición del anglicanismo.
     
    Las masas, en un gran porcentaje, apenas tienen una idea intelectual clara y racional cuando se ven arrastradas a movimientos revolucionarios de este tipo, como por ejemplo el comunista. Con unas simples consignas atrayentes, es suficiente por muy etéreas que estas sean. Siempre con un fin propagandístico, sugestivo aunque al final se produce una situación contraria a la buscada. Estos movimientos suelen ser muy contradictorios, sin orden de ideas salvo la de hacerse con el poder, un caos de improvisación dirigido por la dirección imaginativa de la cúpula y de los líderes, lo que desemboca en amoralidad, brutalidad y desestabilización. Con la excusa de poner orden es cuando se legitima una violencia e injusticia mucho mayor que la que se estaba padeciendo con anterioridad. Todo es muy visceral y sentimental y poco tienen de importancia mamotretos como el Manifiesto Comunista ni las ideas de Von Mises en momentos de caos y exaltación.

  31. Hegemon dice:

    Algunos creen que por ser agraciados con el poder del dinero, todo se puede comprar y a todo tienen derecho. Ese es un posible caldo de cultivo. 
     
    Para evitar hacer llorar a la gente, que mejor manera que si el hombre estaba apurado, perdonarle la deuda y retrasar el pago. Pero, claro. Ya sabemos cómo se las gasta el mercado. 200 euros son 200 euros.
     
    Si todo el monte fuera un coto privado de caza, todas las subvenciones se terminarían, se acabarían los montañeros pedigüeños tanto en España como en Reino Unido, que ahora no existen para nada, salvo en la imaginación del agún derrotado. Con los cotos privados de caza, todos tan contentos, todos aquellos que disfrutaran de ellos…con su dinero. Poner puertas al campo, según ciertas leyes del mercado interpretadas de forma tan particularísima por algunos iluminados narcoliberales. El que pueda pagarse una afición, que se la pague, el que no, que se joda.¡¡Conio!!…es lo que pasa ahora. Es que encima hay que hacerlo más aún. El poder del dinero, que responsabiliza y concienca mentes descarriadas, pedigüeñas y poco ambiciosas. Siguiendo la filosofía de Vendeano del otro día, debemos concienzarnos de que tenemos que pagar por todo, así seremos más responsables y conscientes. ¡¡Ya!!…si todo fuera así de bonito y de ideal….si la vida real fuera así, tal vez no diría, como dije el otro día, que eso es una mentira como una catedral.

  32. Pablouned dice:

    Estimado Pío: 

    Dice usted que la I Guerra Mundial fue una guerra entre países liberales. Yo no sé qué decir al respecto, porque Hayek dice que Alemania en aquel entonces ya abrazaba el socialismo y que fue una lucha por imponer el ideal socialista alemán.

    ¿Me podría aclarar esa duda?

    ¡Gracias!  

  33. Hegemon dice:

    Y que quede claro que no aplaudo a un Estado, como este, opresor y confiscatorio, ultrasocialista y antiliberal que ahoga a los que pueden producir riqueza, no defiende la Ley, no imparte justicia y pasa de la democracia.
     
    Lo que está claro es que la I Guerra Mundial tiene varias causas por culpa del conflicto entre los países liberales del XIX no porque Alemania fuera a hacerse socialista. A Francia y a Inglaterra les importaba un bledo y menos una Alemania socialista siempre y cuando sus intereses y su comercio no se vieran afectados.

  34. Hegemon dice:

    Dudo mucho que Hayek dijera eso. Y si lo hizo, que no me consta, es que sus certeros análisis de los conflictos históricos y su agudeza económica, es un mito. Nadie señala, por otra parte, que los miembros de la Escuela Asutriaca sintieron recelo por Alemania acusándola, sin mucho acierto ni fundamento, del inicio de la guerra. Para ellos, la Alemania de esos tiempos cometía muchos pecados que ellos, en su teoría liberal, rechazaban como por ejemplo la protección social, la protección de mercado, el militarismo, el nacionalsimo, el patriotismo que no eran pecados exclusivos de Alemania sino de todos los países, también de los liberales de la época. Comienza un bulo y una acusación y ya tienes la fama, la mala fama. Una Leyenda Negra. Como cuando acusan a España de ser una cerril católica y de ahí su atraso y estar fuera del juego que se traían las potencias europeas. Acusaciones sin mucho fundamento, la verdad. Tanto para Alemania como para España.

  35. Pablouned dice:

    Pues yo lo leí en su libro: “Camino de servidumbre.” Por eso lo pregunté. En ese libro viene a poner como polos opuestos la “Alemania socialista” y la “Inglaterra liberal.” Lo pongo así entre comillas, para aclarar que yo ni apoyo ni dejo de apoyar esa afirmación, sólo digo lo que Hayek afirma. En cuanto a si Hayek era o no una lumbrera, pues lo mismo: ni afirmo, ni niego. Sólo digo que su libro aporta bastantes citas y muy documentadas, que no sé si se inventó él o no. No sé si es verdad o no lo que dice. También afirma que Inglaterra, después de vencer se aproximó en su modelo al del “socialismo alemán.” Los socialistas citados por Hayek, hablan del socialismo como “el ideal socialista alemán de 1914″, “modelo socialista de 1914″ y expresiones similares. En cuanto a nacionalismo, racismo y carrera colonial, pues parece que se extendieron por todas las potencias y no creo que se pueda culpar en exclusiva a Alemania. Pero es sólo mi opinión. Y en todo caso, expongo lo que expresaba Hayek.  

  36. Pablouned dice:

    También salen textos (reales o supuestos) de socialistas hablando maravillas de la Inquisición y cosas así. De todas formas, con lo de las ideas políticas y religiosas, pues ya digo: a veces parece una cosa y luego es otra, en otras ocasiones hay alianzas que pueden parecer contra natura, porque les interesa el poder, por ejemplo. Así que he acabado no fiándome absolutamente de nadie. Creo que todos intentan venderte la moto. Y me refiero a todas las teorías históricas, que son un follón que no hay quien se aclare. ¡Cuántas veces nos habrá pasado y cuántas nos seguirá pasando que creíamos una cosa y luego acabó siendo otra completamente distinta! 

  37. manuelp dice:

    Hegemon
     
    A mi no me extrañaria que fuese como dice Pablouned lo de Hayek. Yo no he leido Camino de Servidumbre, solo una reseña de 41 páginas del catedrático Juan Urrutia, pero viendo el fanatismo de los liberales de por aqui no me extrañaria. Es como los comunistas que sostienen que la URSS no era un estado comunista y así llamando socialista a todo el mundo se preserva el mito del liberalismo como paraíso nunca alcanzado.
    De todas formas el señor Pablouned sería conveniente que respaldase sus afirmaciones con fuentes primarias (es decir textos del autor al que alude). Pero yo tengo claro que el motivo que tuvo Inglaterra (verdadera autora del desencadenamiento de la guerra aunque escondida tras su “campeona” Francia- a la que azuzaba-) era acabar con la arrolladora competitividad en el mercado mundial de los productos alemanes que estaba poniendo en un inminente peligro de quiebra a la clase dominante inglesa.

  38. Hegemon dice:

    Cuando leí “Camino a la servidumbre” de Hayek, no detecté que acusara a Alemania de socialista en el 14 directamente, aunque no lo descarto; pero si es así no acierta por lo que he dicho antes. Si que detecté esa acusación pero después de la Gran Guerra advirtiendo de aquello que llevó a la II Guerra Mundial y de lo que podría ocurrir cuando esta finalizara y no sólo en Europa sino en la propia Inglaterra donde acusaba a muchos de socialistas. El libro fue publicado en:
     
    Publicado por primera vez por Rouledge Press en marzo de 1944 en el Reino Unido, y en septiembre del mismo año por la Universidad de chicago en USA. (Fuente la Wiki)
     
    Y sobre el libro de Hayek y de lo que este expone, mejor que yo lo explica en este artículo Valentín Andrés Álvarez, Vice-Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de Madrid, y que además sirve para dar explicación, de forma indirecta, al tema de las revoluciones:
     
    El jerarca, alma unitaria del conjunto, somete a los demás, simples medios para sus más altos fines. Pero el grupo, como ente distinto, no puede ser un conjunto de individuos íntegros, porque el hombre es alma y cuerpo, fuerza física y conciencia moral, y si las fuerzas pueden sumarse, componerse en una resultante, las conciencias no. La conciencia es ya el más alto valor del hombre, y por esto mismo su unión con otras no puede dar lugar a nada humano superior a ellas en jerarquía o autoridad moral. El conjunto social es, ciertamente, una fuerza superior, pero no una conciencia superior, y al asumir, como unidad suprema, la creación de fines y valores supremos ha de privar al individuo de su ser más elevado e íntimo. La unión hace la fuerza, pero deshace la conciencia. Este ser del grupo se proyecta hacia afuera y hacia adentro. Hacia el exterior, considerar sagrada a la guerra es exaltar la voz de la fuerza; no considerarla inhumana, apagar la voz de la conciencia. Y lo mismo ocurre hacia el interior, donde se impone una organización guerrera, una disciplina de mandos, pues la vida es milicia y el Estado un Estado Mayor. Total, la guerra por fuera y por dentro.
    Este sistema nos resuelve también la más fundamental de las contradicciones antes señaladas, a saber: la unión de lo demagógico con lo jerárquico, pues la actitud ante la masa es halagarla por necesidad para que suministre la fuerza, y despreciarla por rango cuando la fuerza se hace señora.
    Considerando, pues, al Estado como un “factotum” providencial, se asientan las premisas de un proceso lógico que conduce necesariamente al sistema de ideas del autoritarismo jerárquico, y se crean, además, los impulsos para un desenvolvimiento político cuya meta inevitable es el totalitarismo.
    Hayek expone, con precisa lógica política, todo ese desenvolvimiento irremediable. Nos muestra cómo el proceso, una vez iniciado, se conduce en lo político, en lo económico y en lo moral.

    Cuando el Estado considera que lo esencial de su misión es hacer posible el cumplimiento de los fines individuales dentro de la convivencia social, no asume, él mismo, más que un fin: dar las normas necesarias para aquellas convivencia. Tales normas han de ser absolutamente generales –todos iguales ante la ley–; han de ser de formas abstractas para que puedan contener los infinitos matices de la libre actuación concreta. Pero cuando el Estado ignora los fines de los individuos frente a los suyos propios, substituye las formas abstractas por imposiciones concretas. Como lo expresa Hayek muy elegantemente, la diferencia entre una y otra forma de regulación es la misma que existe entre dar un “Código de circulación” y ordenar a cada uno a dónde ha de ir.


    Y sigue diciendo Hayek, según el profesor:

    “El Gobierno de la Ley sólo fué conscientemente realizado durante la etapa liberal y es uno de sus mayores logros, no solamente como una salvaguarda, sino como la legal personificación de la libertad”. Como decía Manuel Kant, “el hombre es libre si no tiene que obedecer a persona alguna, sino a la Ley únicamente…”A veces el poder del “planificador tiene un origen legal y constitucional; pero esto no altera nada la cuestión. Decir que en una sociedad “planificada” no puede mantenerse el Gobierno de la Ley no es afirmar que los actos del Gobierno sean ilegales, o que tal sociedad vivirá, necesariamente, sin ley. Significa solamente que el poder coercitivo del Gobierno no estará ya limitado y determinado por normas preestablecidas”.


    Más abajo, como conclusión, se dice del propio Hayek:

    Friedrich Hayek escribía en plena guerra (II Guerra Mundial) en contra de la opinión pública dominante, seducida por la apariencia científica de la planificación y de la ingeniería social. Y yo añado, de todas las naciones.


    Por eso el profesor Valentín Andrés Álvarez coincide con J. M. Keynes en comparar a Hayek con Don Quijote. Así lo había hecho el célebre economista inglés en una carta que envió a su colega austriaco con ocasión de la publicación en Inglaterra, en 1944, de Camino de Servidumbre. Efectivamente, la tarea que se había impuesto Hayek parecía una aventura destinada al fracaso más rotundo, y él mismo lo reconocía sin dejar de lamentarse.


    http://www.librosdeeconomiayempresa.com/r002/articulo23.aspx


    No sé si Hayek era un lumbreas o no. Aunque no coincida con él al 100%. yo le tengo por un intelectual muy acertado, fiable y honesto que lo tuvo muy difícil sin desistir de sus ideas. No coincido, por ejemplo, si lo dijo directamente, que la IGM fue por el socialismo de Alemania según las razones que antes expuse.

  39. Hegemon dice:

    Pero yo tengo claro que el motivo que tuvo Inglaterra (verdadera autora del desencadenamiento de la guerra aunque escondida tras su “campeona” Francia- a la que azuzaba-) era acabar con la arrolladora competitividad en el mercado mundial de los productos alemanes que estaba poniendo en un inminente peligro de quiebra a la clase dominante inglesa.
    ————
     
    Coincido. Yo también lo tengo claro, Manuelp. Cuando leí a Hayek me pareció que denunciaba más el periodo de entreguerras y la II Guerra Mundial que Alemania fuera socialista en el 14, aunque no lo descarto (no me acuerdo muy bien) si enlazó someramente la cosa. Hayek, para mí, y así lo ratifica el enlace de antes, denunció la  amenaza socialista de todos, incluída Inglaterra, la patria espiritual de muchos del blog. Lo que está claro es que analizar todo bajo un dogma de Fé ideológico no es nada acertado ni honesto.

  40. Hegemon dice:

    Bueno, es que fijaros lo que dice el enlacé de más arriba:
     
    Como el economista austriaco había escrito, el liberalismo no es un credo cerrado, y por eso decía V. A. Álvarez que admitía limitaciones; que era posible un liberalismo equilibrado que frenara los excesos de la libertad económica, puesto que la libertad no se entiende sin la exigencia de responsabilidad. Y, aunque el individuo es el juez supremo de sus fines, existen también fines sociales, fines comunes que el Estado debe realizar; un Estado sometido a reglas, en el que el poder esté limitado, entre otras cosas, por la existencia de la propiedad privada.
    Sin embargo, creía don Valentín que Hayek erraba al no haber comprendido los daños sociales que acarreaban la gran propiedad y una libertad económica desenfrenada; por eso hablaba de unir esa libertad a la responsabilidad social.
    No obstante, es dudoso que el liberalismo de Hayek pudiera integrar estos puntos de vista. Incluso aunque solo fuera por el lenguaje utilizado, por el uso de conceptos tales como “intervencionismo liberal”. Ya en cierta ocasión había comentado que, aunque estaba de acuerdo con la tesis de Popper de una “piecemeal social engineering”, él nunca habría utilizado tal expresión.
    En definitiva, nos encontramos con una antigua y nunca acabada discusión sobre los límites del liberalismo económico y sobre la mayor o menor necesidad de la intervención estatal, incluso cuando ésta se defiende para crear o mantener las condiciones para que prospere una economía de mercado.

  41. malpharus dice:

    Bueno, ellos dicen que Alemania era un Estado socialista… y algunos dirían que era una nación con más Justicia social que Inglaterra. Todo se ve según el color del cristal donde se mira…

  42. Pío Moa dice:

    Alemania era un país básicamente liberal, en algunos aspectos más democrático que Inglaterra (sufragio universal) y en otros más autocrático (el káiser tenía más poder que el rey). Era también el país donde la socialdemocracia tenía más fuerza, aunque estaba en plena revisión del marxismo. Considerarlo un país socialista es absurdo, aunque tendía a planificarse cada vez más la economía (como ocurriría en toda Europa y Usa después de la Depresión del 29 y de la SGM). Por otra parte, las tendencias planificadoras de Alemania debían haber llevado a un empobrecimiento relativo y pérdida de competitividad con Inglaterra, según Hayek, pero estaba ocurriendo lo contrario.  Otro punto a considerar es la profunda interrelación entre las grandes empresas de todos aquellos países, la evolución hacia un capital financiero (monopolista, en términos marxistas) que “no tenía patria”. La cuestión es “compleja”, que diría un político. Pero, desde luego, fue un conflicto entre potencias básicamente liberales.

       Hayek es muy incisivo y coherente, pero la teoría más elaborada no siempre marcha de acuerdo con la realidad práctica. Por ejemplo, no solo tenemos la época de mayor crecimiento de la historia con las economías más bien keynesianas después de la SGM, sino ejemplos como el de Suecia en régimen socialdemócrata, con muy altos impuestos, que alcanzó el nivel económico más alto de Europa, junto con Suiza. Y fuera del Mercado Común, además, en el que no entró hasta 1995.  Tampoco parece haber creído, como nuestros ilusos políticos (Aznar y demás) que el euro garantizaba la prosperidad estable para siempre, pues se ha mantenido fuera de esa moneda.

       Por cierto, España entró en la CEE en 1986, y no puede decirse que, en conjunto, mejorarse mucho nuestra economía, siempre con un alto índice de paro y fuertes altibajos. Lo mismo con el euro.

  43. manuelp dice:

    Parafraseando a Churchill cuando definió a Rusia como un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma, se podría decir que la historiografía de las democracias liberales es una falacia, envuelta en una mentira dentro de una impostura.

  44. Pablouned dice:

    Manuelp: 

    Pues no sabría decirte si era fanatismo o qué era, pero desde luego estaba bastante documentado, sin que ello quiera decir necesariamente que la documentación que expone sea cierta o falsa. Habla de causas internas de la construcción del nazismo, aunque no alude por ejemplo a la “Paz de Versalles” o cosas así. No veo que diga directamente que Alemania fuera la culpable de aquello: eso sería un poco “barriobajero”. Estaba más centrado en explicar los errores del socialismo y de la planificación que él llama “modelo alemán de 1914″. Cita leyes y escritos de otros y todo parece muy lógico. No expone tampoco todas las causas del advenimiento del nacionalsocialismo, sino que intenta explicar cómo la planificación lleva inexorablemente al totalitarismo. Lo que viene a decir es: “¿quieres planificación? (A) Pues para eso necesitas leyes B, C y D que destruyen la libertad. Y no veo que se meta para nada en si es culpa exclusivamente de Alemania o no. No creo que fuera con la idea de propagar una leyenda negra sobre Alemania, sino con la de manifestar cómo ve una serie de cosas, fruto de su experiencia, que es una experiencia también limitada, como la de todos. Y no sólo es limitada la experiencia, sino que lo que él puede exponer en un libro, es sólo una pequeña parte de su experiencia.  

  45. malpharus dice:

    Algunos dicen que el falangismo era o es… socialdemocracia + Cristo/Iglesia católica. Y si así fuera no veas la diferencia. ¡Pues no cambia nada! Y si a eso le sumamos el gusto por el Estado-nación, por la amor a la Patria del que la socialdemocracia carece, ya es otra dimensión física…

    Y lo dice quien sabe que el sentido patriótico sera innecesario algún día, si no nos auto-destruimos antes, cosa bastante probable. Pero es que cada cosa en su momento. Y ahora no es momento de internacionalismos, por mucho que muchos lo digan o lo hagan…

  46. Pablouned dice:

    Gracias Pío Moa: es todo muy interesante. Sólo puedo decir que estudiaré este punto de vista novedoso al menos para mí. ¿Alguna bibliografía con la que pueda documentarme sobre esta teoría? 

  47. manuelp dice:

    Pablouned:
     
    Mire, primero la cuestión es que usted ha dicho que LA CAUSA de la I guerra mundial fue el afán de Alemania por imponer su modelo socialista.
     
    Pablouned dice:
    14 enero, 2014 a las 9:06

    Estimado Pío: 
    Dice usted que la I Guerra Mundial fue una guerra entre países liberales. Yo no sé qué decir al respecto, porque Hayek dice que Alemania en aquel entonces ya abrazaba el socialismo y que fue una lucha por imponer el ideal socialista alemán.
    ¿Me podría aclarar esa duda?
    ¡Gracias! 


    Así que no se enrolle ahora con los orígenes del nazismo y demás maniobras de distracción y, en cuanto, a referencias aporte los originales con lo que dice el autor y no lo que usted dice que dice.

  48. malpharus dice:

    No sé porque darle tantas vueltas: del socialismo y del capitalismo podemos decir como mínimo, que su tiempo ya ha pasado. Tuvieron sus pros y sus contras, sobre todo, contras, pero ya no sirven para el mundo actual y sobre todo futuro. El mundo ha cambiado, y si no cambiamos los hombres sería una cuestión dramática, porque la civilización se auto destruiría sin remedio… Estoy de acuerdo con Manuel, hay ciertas personas que están obsesionados por los libros y las teorías, pero que apenas si usan el sentido común, porque desdeñan la realidad tozuda de las cosas… 

  49. Pablouned dice:

    Por otra parte si los impuestos son altos… ¿de qué sirve que haya indicadores magníficos, si luego a duras penas puede disfrutarse del dinero que tanto cuesta ganar?

  50. Hegemon dice:

    Algunos a duras penas, otros de pu. madre.

  51. Pablouned dice:

    Manuelp: entre lo que yo digo y lo que usted interpreta hay un gran abismo. Yo expongo lo que recuerdo que dijo Hayek, pero no puedo decir si coincide con mi opinión, pues para que yo tuviera opinión, tendría que disponer de más información de la que dispongo. He expuesto las dudas a Pío Moa que parece que conoce del tema, desde luego mucho más que yo. 

  52. Pablouned dice:

    Gracias Hegemon, por todas sus interesantísimas aportaciones. Estudiaré su punto de vista. Me interesa eso que ha dicho de la clase dominante inglesa. ¿Qué podría leer sobre eso para informarme mejor? 

    ¡Gracias!  

  53. manuelp dice:

    Pablouned
     
    Es pronto todavía para que no sepa distinguir lo que lee. Lo de la clase dominante inglesa lo puse yo, Hegemon me citaba y asentía. ¿Quiere referencias?.
    GRAN GUERRA EUROPEA, EL MARNE, JOFFRE, 1914
    Federico García Rivera. General de Brigada. procedente del Estado Mayor del Ejército
    Editorial Juventud. Agosto 1942. Barcelona
     
    CAPITULO II
    CAUSAS DE LA GUERRA (Continuación)
    Sin embargo, llegó el momento en que la producción industrial alemana, con el concurso de aquellos trabajadores tenaces, vigorosos, y sobre todo, disciplinados, que son los caracteres del pueblo alemán, empezó a inundar el mercado, incluso el inglés, y para deshacerse fácilmente de ellos, estimando los ingleses (que durante el siglo XIX habíen poseído la hegemonía en Europa) que se trataba del género ordinario y basto que aparecía como exclusivamente alemán, obligaron a que todos los objetos fabricados en Alemania llevaran la marca Made in Germany (hecho en Alemania) para distinguirlos del Made in England (hecho en Inglaterra), y entonces los alemanes enviaron a Inglaterra al “Kaiser Wilhem der Gross”, el mayor transatlántico que tenían, engalanado con infinitas banderas, llevando aquella inscripción que, no solo fue un reclamo estupendo, sino un audaz desafío, pues cpmprobaron que muchos objetos que se habían tomado hasta entonces como productos finos de la industria inglesa, procedían de Alemania y, por tanto, que los alemanes estaban produciendo mejor y más barato que ellos. Empezó, pues, la industria inglesa, a sentir la concurrencia de la alemana, puesto que le habían hecho el mejor reclamo con la consabida, y desde entonces acreditada, marca de Made in Germany que llevaban los productos alemanes.
    A partor del año 1890 fue gando terreno la industria alemana, hasta que llegó a vencer a la inglesa. La calidad de los productos y la baratura de sus precios ganó todos los mercados, y este gran desarrollo económico frente a Inglaterra contribuyó mucho a la Gran Guerra europea.
    páginas, 23-25

  54. manuelp dice:

    ¿Quiere más referencias?
     
    BATALLAS DECISIVAS DEL MUNDO OCCIDENTAL. VOLUMEN III
    General J.F.C. Fuller
    ediciones Ejército, Madrid,1985.

    Normal
    0
    21

    MicrosoftInternetExplorer4

    La hostilidad demostrada por Alemania hacia Inglaterra durante la campaña sudafricana, unida a su expansión naval y a la política amenazadora del Kaiser, dio lugar a una violenta propaganda anti­germana en Inglaterra, que encontró su contrapartida en Alemania. Dicha propaganda inglesa oscureció los verdaderos motivos de pugna entre las dos naciones: no se trataba de que Alemania intentase deli­beradamente provocar una guerra con Gran Bretaña, v mucho menos invadirla —creencia popular en este último país—, sino de que la enorme expansión del comercio alemán de ultramar y el crecimiento de su Marina mercante estaban perjudicando cada día más a los ingleses. Entre 1894 y 1904, el total de las transacciones alemanas se elevó de 365 millones de libras a 610 millones, mientras en el mis­mo período el tonelaje de sus buques aumentaba en un 234 por 100. Tan aguda se fue haciendo dicha pugna por la conquista de los mercados mundiales, que en 1907, cuando Mr. Henry White, emba­jador americano en Italia, fue enviado a Londres por el Departa­mento de Estado, con el fin de comprobar los puntos de vista del gobierno inglés respecto a la segunda conferencia de La Haya, tuvo lugar la siguiente conversación entre él v Mr. Arthur Balfour, según cuenta Allan Nevins en su libro Henry White, Thirty Years of Ame­rican Diplomacy.
    Balfour (con cierta ligereza de expresión): «Creo que somos unos imbéciles, al no encontrar motivo para una declaración de guerra a Alemania, antes de que este país construya demasiados buques se apodere de nuestro comercio».
    White: «En su vida particular es usted un hombre de altas con­vicciones. ¿Cómo es posible que imagine ahora algo tan inmoral, políticamente hablando, como provocar una guerra contra una na­ción indefensa, que tiene tanto derecho como ustedes a poseer una Marina? Si quieren competir con el comercio alemán, trabajen más que ellos».
    Balfour: «Ello significaría hacer descender nuestro nivel de vida.Quizá para nosotros resultara más sencillo soportar una guerra».
    White: «Me sorprende muchísimo que sea precisamente ustedquien enuncie semejantes principios».
    Balfour (de nuevo con aire irónico): «¿Se trata de una cuestiónde bien o de mal? Tal vez, en el fondo, lo único que perseguimos esmantener nuestra supremacía».
     
    Lo más sobresaliente de esta conversación no es que Mr. Balfourestuviera obrando o no como persona cínica y sin principios, sinola evidencia de que la Revolución Industrial había llevado al estable­cimiento de un forcejeo económico en el que la autoconservación dic­taba una vuelta a las leyes de la selva. Pero ahora las primitivasluchas entre hombre y fiera quedaban reemplazadas por una pugnaindustrial entre naciones en las que los competidores se convertíanen animales. El 11 de septiembre de 1919, en un discurso pronun­ciado en St. Louis, el presidente americano Woodrow Wilson dejóal descubierto el verdadero fondo de la cuestión, cuando dijo: «Misqueridos conciudadanos, ¿existe algún hombre o mujer, incluso diríaalgún niño, desconocedor de que la semilla de la guerra en el mundomoderno no es otra que la rivalidad industrial y comercial?… Lapresente contienda, en un principio, no fue más que una guerra co­mercial e industrial; no una guerra política». Aproximadamente almismo tiempo, John Maynard Keynes escribía en su obraThe Eco­nomic Consequences of the Peace: «La política de poder es inevitabley no hay gran cosa a aprender acerca de esta guerra o de los finespor los que fue librada; como en cada uno de los siglos precedentes,Inglaterra ha destruido a un rival comercial…».
    páginas 203-204
     

     

     

     

     

  55. Pablouned dice:

    Gracias por las recomendaciones, Manuel. De todas formas una interesantísima aportación, la suya. En general, gracias a todos por sus aportaciones, por lo mucho que se puede aprovechar para ampliar conocimientos. 

  56. malpharus dice:

    Está muy bien traída por La 2 de RTVE, la serie italiana DON MATTEO, protagonizada por Terence Hill. Dice la Wiki:

    Don Matteo es una serie de televisión italiana que se emite en la RAI desde el año 2000. El protagonista es el padre Matteo Bondini (interpretado por Terence Hill), sacerdote católico, párroco de la ciudad de Gubbio (PG), famoso por investigar crímenes locales. Don Matteo es una persona sabia y respetada que realmente se las arregla para entender los problemas de la gente, y siempre parece estar dispuesto a ayudar. Gracias a su encanto y la positividad, que a menudo ayuda a los delincuentes en su camino hacia la redención y que siempre convencer a confesar sus crímenes y que asuman sus responsabilidades. El legendario cómico Nino Frassica retrata el teniente Antonio Cecchini, un policía de mediana edad que también pasa a ser el mejor amigo de Matteo.

    De todas formas la serie es “buenista” y desde luego no es recomendable para amigos de lo estrictamente verídico… aunque sólo es una forma de intentar explicarme. En Cannes no recibiría ningún premio con toda seguridad. Pero a mí, que tiendo a ser buenista a veces, y a esas horas de sobremesa me está enganchando, la verdad. Además uno recuerda de crío esas películas de Terence Hill junto a Bud Spencer en las que se pasaban la película riendo y dando “leches” a diestro y siniestro…

  57. malpharus dice:

    10 AÑOS EN AFGANISTÁN

    «La historia del negocio de la droga en Asia central, —señala el profesor Michael Chossudovsky, en un trabajo de investigación sobre el tema, que recoge extractos de un revelador libro de su colega, el historiador estadounidense Alfred McCoy, en el que que pone al descubierto el proyecto diseñado por el-poder-en-la-sombra de Washington para hacerse con el lucrativo negocio planetario de la droga— está íntimamente relacionada con las operaciones encubiertas de la CIA en Afganistán».

    http://malpharus.blogspot.com.es/2014/01/10-anos-en-afganistan.html
     

  58. Catlo dice:

    Parace que hay un nuevo partido en la derecha el de Abascal y Ortega Lara. Creo que asistiremos a otro muro de silencio entre los medios controlados por el PP que son casi todos los de derechas.

  59. malpharus dice:

    Película muy recomendable, a pesar de ser española y del pasado año 2012. EL MUNDO ES NUESTRO (Alfonso Sánchez) 
    http://www.filmaffinity.com/es/film975414.html

  60. malpharus dice:

    Un nuevo partido… de centro-derecha. Es decir, una fotocopia reducida del PP que encandilará seguramente a algún antiguo militante desengañado por ese partido. Dejando aparte las buenas intenciones de este nuevo grupo (del que, como el valor al soldado, se le reconocen las buenas intenciones); lo que no parecen haber entendido sus impulsores es que el momento no está hecho para soluciones «centristas» o moderadas. Sino para ideas radicales y claras. ¡Ah! y de la misma forma que la experiencia demuestra que no se puede montar un partido monotemático sobre el aborto… de la misma forma que no se puede montar un partido monotemático anti-ETA. En fin, ya lo irán entendiendo… y, mientras, suerte… (EM)
    http://bit.ly/1cj1Nmt

  61. lead dice:

    [El "socialismo alemán" antes de 1914](I)

    Pablouned

    En relación con las ideas de Friedrich Hayek sobre el grado de penetración de las ideas socialistas en Alemania antes de 1914, tanto en la sociedad como en el Gobierno, habrá que considerar dos planos: el plano político y el plano económico; ambos planos se tratan en “Camino de servidumbre” (que citas) y, también, en un libro que escribió 15 años después del primero, en 1959, “Los fundamentos de la libertad” (en español, Unión Editorial, 7ª edición, 2006 que es la que yo tengo; de “Camino de servidumbre”, Ed. Ciencia Política, Alianza Editorial, tengo la 5ª edición, 2007).

    Más contundente que Hayek sobre el grado de penetración de las ideas, los programas y las instituciones socialistas en Alemania antes de 1914 es el maestro de Hayek, Ludwig von Mises, especialmenete en “La Acción Humana. Tratado de Economía” (Unión Editorial, 7ª edición traducción de la 3ª en inglés –detalle muy relevante– de 2004, que es la que yo tengo).Aquí tienes la versión digital:

    http://www.usergioarboleda.edu.co/prime/La%20Acci%C3%B3n%20Humana%20de%20Ludwig%20von%20Mises.pdf

    Hablemos primero de Mises; en esta obra, éste habla del “socialismo germano” en varios apartados del mismo, como en el apartado 14, La  “Volkswirtschaft” (La Economía Nacional), del Capítulo XV, El Mercado (pág 389 de la edición de papel, pág. 488 de la versión digital adjunta). Ahí, Mises dice  que la Volkswirtschaft  “es un socialismo practicado en el ámbito de las fronteras de cada país y añade, contundentemente,  que durante el siglo XIX  las ideas liberales “importadas del Oeste llegaron, incluso en Alemania, a inducir a la gente a abandonar aquella filosofía nacionalista y socializadora tan acreditada y conforme con la naturaleza. Pero la implantación de la ‘Sozialpolitik’ de Bismarck y sus sucesores y, últimamente, el triunfo del nazismo permitieron felizmente su restauración”.

    En el apartado 2, El intervencionismo, del Cap.XXVII, El Gobierno y el Mercado (pág. 846 del papel, y 1041 de la edición digital adjunta), Mises habla del “intervencionismo” (sistema germánico o de Hindenburg para realizar el socialismo) como ficción de mercado con propiedad privada pero como socialismo  de hecho [añado, de mi cosecha, que ese socialismo de hecho a través del intervencionismo lo hemos visto en el siglo XX  no sólo en la Alemania nazi o en la Italia fascista, sino en varios aspectos del "New Deal" de la Administración Roosevelt, en distintos gobiernos laboristas británicos o en la España de Franco de 1939 a 1959, aunque en este último caso, el intervencionismo y el dirigismo estatal era compatible con un cierto grado de mercado competitivo sin monopolios o cárteles, o prácticas de "dumping" para la exportación,  "a lo Bismarck"; así, cuando se funda ENSIDESA como empresa de propiedad pública no se le da un monopolio del acero sino que, al revés, se estimula con su creación la competencia con Altos Hornos de Vizcaya y otras acerías privadas; lo mismo puede decirse de Pegaso, en camiones, compitiendo con Barreiros].

    Sobre las prácticas de “dumping” (financiar los artificialmente bajos precios –por debajo de costes– para la exportación con altos precios de monopolio en el mercado interior  de la economía de Bismarck, ver “La Acción humana”, págs. 441 y 442 en papel y 550 y 551 en digital, más la pág. 963 en papel y 1178 en digital sobre en intento de los británicos con el “socialismo gremial”, un “socialismo específicamente británico”, de diferenciarse del socialismo teutón de Bismarck.

    [seguirá, volviendo a Hayek en el plano político: democracia vs. liberalismo  y con el Estado de Derecho al fondo, que es lo que hace  a una democracia, un mero sistema electivo, convertirse en una "democracia liberal", lo que no triunfó en la Alemania unificada, que se hizo alrededor del concepto de Estado dominante y funcionarial prusiano de Bismarck. También tocaré el plano económico según Hayek, es decir, la planificación,  la propiedad privada, etc.]. 
     

     

     

  62. malpharus dice:

    De la Wiki sobre lo que comenta don Pío en LA (DE)GENERACIÓN DEL 68:

    She’s Leaving Home
    http://es.wikipedia.org/wiki/She%27s_Leaving_Home
     

  63. malpharus dice:

    Para McCartney y Lennon, las letras eran menos importantes que la música, especialmente para Paul. No se preocupan demasiado en coger una historia y redondearla en una melodía… Eso es parte de su éxito, porque los aficionados que no entienden las canciones, tampoco hace demasiada falta entenderlas, es una cuestión de música… Lo que yo no he entendido de donde saca don Pío, eso del “fun”…

  64. malpharus dice:

    ¡Ah sí, ahora! Fun (fun is the one thing that money can’t buy). Pues está muy claro. Quiere decir que la felicidad es lo único que no se puede comprar con dinero…

     

  65. malpharus dice:

    Otro patinazo de Ana Botella: “lo de burgos” es “terrorismo”… ¡Sabrá ella lo que es terrorismo! Yo sigo viendo los informativos que me llegan y me da la impresión de que, por mucho que el ministro del interior y el alcalde de burgos diga que estos son “perroflautas”, me da que son vecinos que están quemados, quizás no solo por lo del bulevar sino también por el paro, las restricciones en ayudas sociales, etc. Es significativo que los detenidos sean todos burgaleses y que cuando han salido del juzgado no parecieran ni perroflautas ni siquiera progres. (EM)
    http://bit.ly/JYCMXn

  66. manuelp dice:

    malpharus
     
    Resulta difícil decirlo más sintéticamente que lo ha hecho usted. Ese partido nuevo- y alguno más que surgirá al calor de las elecciones europeas- no tendrá ningún recorrido más allá del anecdótico y por las razones que usted dice. Cuando salga un partido y unos dirigentes de acreditada solvencia que ponga como primer punto programático la derogación de todas las Autonomías y cosas de ese calibre, se podrá pensar que es algo nuevo y positivo de verdad. Mientras no son más que mas de lo mismo.

  67. malpharus dice:

    Lo ha escrito Ernesto Milá (EM) para Facebook, pero suscribo lo escrito por este hombre…

  68. malpharus dice:

    Siempre que ponga EM, viene de Ernesto Milá. El problema es que como escribe en Facebook, en riguroso directo… no puedo enlazar nada. No están estas reflexiones escritas en su blog, por ejemplo. Así que recuerden el mérito es de mi paisano. En todo caso su web, o una de ellas es: 
    http://infokrisis.blogia.com/

  69. malpharus dice:

    La excusa coló cuando el “caso Banca Catalana”: se intentaba juzgar a Cataluña, juzgando a Pujol… pero difícilmente va a colar ahora. Juzgando a Oriol Pujol lo que se juzga es uno de los muchos casos de corrupción habidos en el Estado Español del que Cataluña, en esto de la corrupción es en una de las pocas cosas que está en vanguardia. (Ernesto Milá)
    http://bit.ly/1eBPjco

  70. manuelp dice:

    ¿Ah!, este Ernesto Milá tiene un blog en el que me metí el otro día y hablaba de “El mundo cúbico”.
    http://infokrisis.blogia.com/
    La verdad, aunque maneja bastante información, me pareció un poco extravagante eso de explicar la historia y la politica a base de geometría.

  71. Spasic dice:

    malpharus hoy a las 14:44

    Me suena de pasada esa serie de Terence Hill, pero sí, grandes recuerdos de aquellas películas con Bud Spencer. Muy graciosas, la verdad. 

  72. malpharus dice:

    Es que Ernesto Milá también trata temas metafísicos y demás…

  73. Hegemon dice:

    Una de las cosas que ya no me gustan de este nuevo partido es que se presentan para la burrrrrrocracia Uropea. No reconozco a Bruselas ni la UE. No creo que tenga el deber ni la obligación, menos las ganas de votar para ese parlamento, ese circo, esa mentira y ayudar al saqueo y la burla que perpetran los privilegiados parlamentarios sin excepción. Eso lo tengo claro.
     
    Y como se ha apuntado más arriba, en España ya no vale templar gaitas y seguir forzando la cosa. O sale una alternativa que coja el toro por los cuernos y derogue este sistema de taifas autonómicas entre otras cosas, o la legitiidad del que venga será nula. En el otro blog, en el de Kufisto, ya lo hemos comentado, no vale ya la unidad de España de forma virtual si no de forma real. Es decir, no se puede mantener una unión de España si en ella existen españoles de tercera, de segunda y de primera según donde vivan. No podemos eguir dando privilegios a los nacionalsitas antiespañoles para calmar nuestro temor a ver una España rota. Ya lo está y seguirá estándolo si seguimos con este circo. O todos iguales sin desequilibrios, con un poder central que garantice que todos somos iguales, o no quiero a Cataluña en España ni a nadie que por seguir perteneciendo a España nos obligue a pagar sus ataques. No podemos seguir así a este precio. El precio al que me refiero no es económico. No todo es economía.

  74. malpharus dice:

    Estoy de acuerdo con Hegemon…

  75. lead dice:

    [El "socialismo alemán" antes de 1914](II)
    Pablouned
    .
    Antes de 1914, ¿era Alemania una democracia? ¿era Alemania una potencia liberal? 

    = Plano político

    Varias veces en el blog y en otros sitios ha comentado Moa la diferencia entre democracia (una mera técnica de elección de los representantes políticos para los poderes del Estado) y liberalismo (la limitación del poder). Esta idea, que está en Ortega y Gasset, la recogió Hayek en “Los fundamentos de la libertad” [*] Como digo más abajo, ambos elementos, Liberalismo y Democracia, se unen en la llamada “democracia liberal” aquella que se caracteriza por un Estado de Derecho, con instituciones que representan los tres poderes tradicionales del Estado, Ejecutivo, Legislativo y Judicial  independientes entre sí y que mutuamente se controlan. Pues bien, ese concepto fundamental, Estado de Derecho, es el que falta en la Alemania unificada de Bismarck y sucesores, como describe y analiza Hayek (ya que de él estamos hablando por sugerencia de Pablouned) en “Los Fundamentos…”, especialmente en el Capítulo XIII, Liberalismo y Administració: el “Rechtstaat” [Estado de Derecho], apartados 4, 5, 6 y 7; dice Hayek en la pág 277:

    {En la época…se inició una importante mutación de las tendencias intelectuales que reputaron objetivo principal el abandono de las concepciones del liberalismo y del ‘Rechtstaat’ [Estado de Derecho]. Por los años 70 y 80 [del siglo XIX] cuando en los estado germánicos (y también en Francia) el sistema de tribunales administrativos  alcanzó su configuración final, comenzó a ganar fuerza el nuevo movimiento en pro del socialismo de Estado y del Estado providencia. En consecuencia se abandonó el impulso de perfeccionar la concepción del gobierno limitado}

    Mi conclusión, de acuerdo con lo leído de Hayek y de Mises, sin duda buenos conocedores del mundo germánico en su condición de estudiosos germánicos, es que la Alemania unificada del Imperio alemán que va de 1871 a 1918 no es una democracia liberal; tiene elecciones, Parlamento con dos Cámaras , partidos políticos, etc,. pero los rasgos autoritarios del Estado que dominó el Imperio, Prusia, que había sido conocido como “Estado policía” (Hayek, “Los fundamentos…“, pág. 275), con un sistema electoral como el que después utilizó Mussolini y con las citadas limitaciones del Estado de Derecho [como las que, por cierto, también tenemos ahora y desde hace décadas en España], impiden que se la pueda considerar una democracia liberal, como el Reino Unido de la época o la Tercera República francesa

    = Plano económico

    En el hilo “La transición según Martín Villa” ya tratamos el asunto de la forma económica que toma el Imperio alemán bajo Bismarck,  que continuó hasta el fin del Imperio (1918). Yo traje a colación la obra de Mises “Gobierno omnipotente” con la opinión de éste sobre la responsabilidad de Alemania –no exclusiva, pero cierta y determinante–, por su forma socio-económica, más los componentes nacionalistas y militaristas agresivos, en el estallido de la I Guerra Mundial (como también la tendrá en la II Guerra Mundial [**]

    [*]

     

    186 lead, día 7 de Septiembre de 2010 a las 23:28

    [Liberalismo (politico) y Democracia]

    (…)
    Acudamos a algunos autores para ver qué tipo de reflexión han hecho al respecto. Para Ortega y Gasset en “El Espectador” (citado por Hayek en “Los fundamentos de la libertad”, Capítulo VII, “El Gobierno mayoritario”):

    Democracia y Liberalismo son dos respuestas a dos cuestiones de Derecho político completamente distintas. La democracia responde a esta pregunta: ¿quién debe ejercer el poder político?…El liberalismo, en cambio, responde a esta otra pregunta: quienquiera que ejerza el poder público, ¿cuáles son los límites de éste? La respuesta suena así: el poder público, ejérzalo un autócrata o el pueblo, no puede ser absoluto, sino que las personas tiene derechos previos a toda injerencia del Estado.
    .

    Hayek también cita a F. Schnabel:
    .

    Liberalismo y democracia no eran, por tanto, dos magnitudes opuestas y mutuamente excluyentes, sino que se referían a dos cosas distintas: el liberalismo hablaba del ámbito de la acción del Estado, la democracia, de los titulares o poseedores de la soberanía estatal.
    .

    En palabras del propio Hayek en el mencionado Capítulo VII:
    .

    El liberalismo se preocupa principalmente de la limitación del poder coactivo de todos los gobiernos, sean democráticos o no, mientras el demócrata dogmático sólo reconoce un límite al gobierno: la opinión mayoritaria…Una democracia puede muy bien esgrimir poderes totalitarios, y es concebible que un gobierno autoritario actúe sobre la base de principios liberales.
    .

    Para el ciudadano lo esencial es que el Estado reconozca y proteja sus derechos básicos e inalienables (como menciona Ortega y Gasset), no dependientes de una concesión graciosa de la colectividad: el derecho a la vida, a la libertad (en todos sus aspectos) y a la propiedad privada.
    .

    Ambos conceptos, Liberalismo y Democracia, empiezan a tener que ver uno con el otro, aun respondiendo a diferentes cuestiones, en el caso de la llamada Democracia Liberal, aquella que mantiene los mecanismos para la elección de los representantes que ejercerán de forma delegada el poder político, pero que está basada en una Constitución (escrita en un único texto o dispersa entre varios, como en el Reino Unido) que institucionaliza un Estado de Derecho, con limitación del poder según la ley, general y abstracta (Imperio de la Ley), división de poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), y un sistema de controles y equilibrios (checks and balances) basado en la mutua desconfianza (Thomas Jefferson) para la vigilancia mutua entre poderes.

    [**]

    lead dice:
    2 enero, 2014 a las 0:57

    [Socialismo germano: de Bismarck a Hitler...y las dos Guerras Mundiales]

    (…)
    {Mises destruye los sofismas marxistas y sitúa lúcidamente la responsabilidad de los cárteles primero, del nacionalismo agresivo y la guerra más tarde y de la inflación, la Depresión y el nazismo finalmente, en la combinación de los idearios intervencionista, socialista y de nacionalismo económico. En la obra que reseñamos queda bien claro que no fueron las inherentes tendencias del capitalismo las que produjeron la concentración de la industria alemana, sino la ‘Sozialpolitik’ (la Política Social de Bismarck). La legislación laboral, los privilegios sindicales y los aumentos de costes derivados de los seguros sociales situaron los costes laborales a los que tenían que hacer frente las empresas alemanas a un nivel demasiado alto para poder competir en los mercados internacionales. Para un país exportador de productos manufacturados como Alemania, tal situación se convertía en enormemente peligrosa al ser susceptible de crear a la vez un fuerte desempleo laboral y la carencia de recursos económicos y divisas con los que adquirir las imprescindibles importaciones de primeras materias y alimentos. 

    (…)
    En este contexto, el gobierno de Bismarck optó por promover la cartelización de la industria alemana, así como la creación de monopolios públicos como los del carbón y la potasa. }

    http://www.piomoa.es/?p=1939 

     

  76. lead dice:

    [El "socialismo alemán" antes de 1914](III)
    .
    Pablouned

    Volviendo a Hayek y a su “Camino de servidumbre“, que mencionaste en tu segundo post, esa importancia que da el autor al prestigio e influencia que las ideas socialistas habían adquirido en la Alemania de la segunda mitad del siglo XIX está bien descrita en el Capítulo 12, “Las raíces socialistas del nazismo”:

    http://www.elcato.org/bibliotecadelalibertad/camino-de-servidumbre/capitulo-xii

    { los socialistas de la izquierda se aproximaron más y más a los de la derecha. Fue la unión de las fuerzas anticapitalistas de la derecha y la izquierda, la fusión del socialismo radical con el conservador, lo que expulsó de Alemania a todo lo que era liberal.}

    En Alemania, la conexión entre socialismo y nacionalismo fue estrecha desde un principio. Es significativo que los más importantes antecesores del nacionalsocialismo —Fichte, Rodbertus y Lassalle— fueron al mismo tiempo padres reconocidos del socialismo.}

    (…)
    {La «idea alemana del Estado», como la formularon Fichte, Lassalle y Rodbertus, es que el Estado, ni lo fundan individuos, ni se forma de individuos, ni es un agregado de individuos, ni su finalidad es la de servir cualesquier intereses individuales.Es una Volksgemeinschaft, en la que el individuo no tiene derechos, sino tan sólo deberes. Las reclamaciones del individuo son siempre una consecuencia del espíritu comercial. «Las ideas de 1789» —Libertad, Igualdad, Fraternidad— son ideales típicamente comerciales, sin otro fin posible que el de asegurar ciertas ventajas a los individuos.}

    (…) 

    {El profesor Johann Plenge era una autoridad sobre Marx tan grande como Sombart. Su libro Marx und Hegel marca el comienzo del moderno renacimiento hegeliano entre los universitarios marxistas; y no puede haber duda acerca de la naturaleza genuinamente socialista de las convicciones de que partió. Entre sus numerosas publicaciones de guerra, la más importante es un libro, breve, pero muy discutido en su tiempo, que lleva este significativo título: 1789 y 1914. Años simbólicos en la historia del pensamiento político. Está dedicado al conflicto entre las «Ideas de 1789», el ideal de libertad, y las «Ideas de 1914», el ideal de organización.
    La organización es para él, como para todos los socialistas que extraen su socialismo de una tosca aplicación de los ideales científicos a los problemas de la sociedad, la esencia del socialismo. Ella fue, como justamente destaca, la raíz del movimiento socialista al engendrarse en Francia en los comienzos del siglo XIX. Marx y el marxismo han traicionado esta idea fundamental del socialismo con su fanática, pero utópica, adhesión a la idea abstracta de libertad. Ahora es cuando la idea de organización vuelve a su lugar, en todas partes, como lo muestra la obra de H.G.Wells (cuyo Future in America influyó profundamente en el profesor Plenge, y a quien éste señala como una de las figuras sobresalientes del socialismo moderno), pero particularmente en Alemania, donde ha sido mejor entendida y más plenamente realizada. La guerra entre Inglaterra y Alemania es, pues, realmente un conflicto entre dos principios opuestos. La «guerra mundial económica» es la tercera gran etapa de la lucha espiritual en la historia moderna. Es de igual importancia que la Reforma y la revolución burguesa por la libertad. Es la lucha por la victoria de las nuevas fuerzas nacidas de la avanzada vida económica del siglo XIX: socialismo y organización.
     
    «Porque, en la esfera de las ideas, Alemania fue el más convencido exponente de todos los sueños socialistas y, en la esfera de la realidad, el más poderoso arquitecto del sistema económico más altamente organizado. —En nosotros está el siglo XX. Cualquiera que sea el final de la guerra, somos el pueblo ejemplar. Nuestras ideas determinarán los objetivos de la vida de la Humanidad—. La Historia mundial vive al presente el colosal espectáculo de un nuevo gran ideal de vida que con nosotros gana su victoria final, mientras, a la vez, en Inglaterra se desploma definitivamente uno de los principios históricos mundiales.» }

    (…)
    {[Paul]  Lensch basa su argumentación en un interesante y, en muchos aspectos, puntual relato histórico de cómo la adopción del proteccionismo por Bismarck permitió en Alemania una evolución hacia formas de concentración industrial y cartelización que, desde su punto de vista marxista, representaban una etapa más alta en el desarrollo industrial.
     
    «El resultado de la decisión de Bismarck en el año 1879 fue que Alemania asumió el papel de revolucionaria; es decir, de un Estado cuya posición respecto al resto del mundo es la del representante de un sistema económico más alto y avanzado. Comprendido esto, advertiremos que, en la presente revolución mundial, Alemania representa el lado revolucionario, y su mayor antagonista, Inglaterra, el contrarrevolucionario. Este hecho prueba cuán escasamente afecta la constitución de un país, sea liberal y republicana o monárquica y autocrática, a la cuestión de saber si, desde el punto de vista del desarrollo histórico, este país ha de considerarse o no como liberal.O, para decirlo más llanamente, nuestras concepciones del liberalismo, la democracia, etc., se derivaron de las ideas del individualismo inglés, de acuerdo con las cuales un Estado con un gobierno débil es un Estado liberal, y toda restricción impuesta a la libertad del individuo se considera producto de la autocracia y el militarismo.»  }
    (…) 

    {Cabe discutir hasta qué punto puede considerarse socialista al primero [Spengler]. Pero es ahora evidente que en su alegato sobre Prusianismo y Socialismo, aparecido en 1920, no hace sino dar expresión a ideas ampliamente sostenidas por los socialistas alemanes.Bastarán unas cuantas muestras de su argumentación. «El viejo espíritu prusiano y el credo socialista, que hoy se odian entre sí con odio de hermanos, son uno y el mismo.» Los representantes de la civilización occidental en Alemania, los liberales alemanes, forman «el invisible ejército inglés que, después de la batalla de Jena, dejó tras sí Napoleón sobre el suelo alemán». Para Spengler, hombres como Hardenberg y Humboldt y todos los demás reformadores liberales eran «ingleses». Pero este espíritu «inglés» será expulsado por la revolución alemana que comenzó en 1914.
     
    «Las tres últimas naciones de Occidente han aspirado a tres formas de existencia que están representadas por las famosas consignas: Libertad, Igualdad, Comunidad. Toman cuerpo en las formas políticas del parlamentarismo liberal, la democracia social y el socialismo autoritario...El instinto alemán, o, más correctamente, prusiano, dice: el poder pertenece al conjunto… Cada uno recibe su puesto. Se manda o se obedece. Esto es, desde el siglo XVIII, socialismo autoritario, esencialmente antiliberal y antidemocrático, frente a lo que significan el liberalismo inglés y la democracia francesa… Hay en Alemania muchos contrastes aborrecidos y mal vistos, pero despreciable sobre el suelo alemán, sólo lo es el liberalismo}

    (…)

    {Después de señalar la esencial diferencia entre el sistema inglés de libre competencia y el sistema prusiano de «administración económica», y después de mostrar (siguiendo expresamente a Lensch) cómo, desde Bismarck, la deliberada organización de la actividad económica ha asumido nuevas formas, cada vez más socialistas, Spengler continúa:
    «En Prusia existía un verdadero Estado, en el más ambicioso significado de la palabra. No podían existir, estrictamente hablando, personas privadas. Todo el que vivía dentro de un sistema que trabajaba con la precisión de un aparato de relojería era en algún modo uno de sus eslabones. La conducción de los negocios públicos no podía, por consiguiente, estar en manos de los particulares, como supone el Parlamentarismo. Era un Amt, y el político responsable era un funcionario público, un servidor de la comunidad.»
    La «idea prusiana» exige que todo el mundo sea funcionario público, que el Estado fije todos los salarios y sueldos. La administración de toda la propiedad, especialmente, se convierte en una función asalariada. El Estado del futuro será un Beamtenstaat. Pero «la cuestión decisiva, no sólo para Alemania, sino para el mundo, que tiene que ser resuelta por Alemania para el mundo, es: en el futuro, ¿gobernará el comercio al Estado, o el Estado gobernará al comercio? Frente a esta cuestión, el Prusianismo y el Socialismo son iguales… Prusianismo y Socialismo combaten a Inglaterra en nuestro mismo seno»}

    (…)

    {De aquí sólo faltaba un paso para que el santo patrono del nacionalsocialismo, Moeller van den Bruck, proclamase que la guerra mundial era la guerra entre liberalismo y socialismo: «Hemos perdido la guerra contra el Occidente. El socialismo la ha perdido contra el liberalismo.» Como para Spengler, el liberalismo es, pues, el enemigo a muerte. Moeller van den Bruck celebra el hecho de que «no hay juventud liberal en Alemania hoy día. Hay jóvenes revolucionarios; hay jóvenes conservadores. Pero ¿quién querría ser liberal?} [reflexión esta última, añado, que, como señalaba yo el otro día a propósito del rechazo de la herencia liberal, tiene casi plen vigencia España desde los años 1920s]
     Mi conclusión: En 1914, Alemania, el Imperio alemán, no era una potencia liberal sino una potencia económica antiliberal en lucha económica con las democracias liberales europeas.

  77. lead dice:

    [El "socialismo alemán" antes de 1914](III)
    .
    Pablouned

    Volviendo a Hayek y a su “Camino de servidumbre“, que mencionaste en tu segundo post, esa importancia que da el autor al prestigio e influencia que las ideas socialistas habían adquirido en la Alemania de la segunda mitad del siglo XIX está bien descrita en el Capítulo 12, “Las raíces socialistas del nazismo”:

    http://www.elcato.org/bibliotecadelalibertad/camino-de-servidumbre/capitulo-xii

    { los socialistas de la izquierda se aproximaron más y más a los de la derecha. Fue la unión de las fuerzas anticapitalistas de la derecha y la izquierda, la fusión del socialismo radical con el conservador, lo que expulsó de Alemania a todo lo que era liberal.}

    En Alemania, la conexión entre socialismo y nacionalismo fue estrecha desde un principio. Es significativo que los más importantes antecesores del nacionalsocialismo —Fichte, Rodbertus y Lassalle— fueron al mismo tiempo padres reconocidos del socialismo.}

    (…)
    {La «idea alemana del Estado», como la formularon Fichte, Lassalle y Rodbertus, es que el Estado, ni lo fundan individuos, ni se forma de individuos, ni es un agregado de individuos, ni su finalidad es la de servir cualesquier intereses individuales.Es una Volksgemeinschaft, en la que el individuo no tiene derechos, sino tan sólo deberes. Las reclamaciones del individuo son siempre una consecuencia del espíritu comercial. «Las ideas de 1789» —Libertad, Igualdad, Fraternidad— son ideales típicamente comerciales, sin otro fin posible que el de asegurar ciertas ventajas a los individuos.}

    (…) 

    {El profesor Johann Plenge era una autoridad sobre Marx tan grande como Sombart. Su libro Marx und Hegel marca el comienzo del moderno renacimiento hegeliano entre los universitarios marxistas; y no puede haber duda acerca de la naturaleza genuinamente socialista de las convicciones de que partió. Entre sus numerosas publicaciones de guerra, la más importante es un libro, breve, pero muy discutido en su tiempo, que lleva este significativo título: 1789 y 1914. Años simbólicos en la historia del pensamiento político. Está dedicado al conflicto entre las «Ideas de 1789», el ideal de libertad, y las «Ideas de 1914», el ideal de organización.
    .
    La organización es para él, como para todos los socialistas que extraen su socialismo de una tosca aplicación de los ideales científicos a los problemas de la sociedad, la esencia del socialismo. Ella fue, como justamente destaca, la raíz del movimiento socialista al engendrarse en Francia en los comienzos del siglo XIX. Marx y el marxismo han traicionado esta idea fundamental del socialismo con su fanática, pero utópica, adhesión a la idea abstracta de libertad. Ahora es cuando la idea de organización vuelve a su lugar, en todas partes, como lo muestra la obra de H.G.Wells (cuyo Future in America influyó profundamente en el profesor Plenge, y a quien éste señala como una de las figuras sobresalientes del socialismo moderno), pero particularmente en Alemania, donde ha sido mejor entendida y más plenamente realizada. La guerra entre Inglaterra y Alemania es, pues, realmente un conflicto entre dos principios opuestos. La «guerra mundial económica» es la tercera gran etapa de la lucha espiritual en la historia moderna. Es de igual importancia que la Reforma y la revolución burguesa por la libertad. Es la lucha por la victoria de las nuevas fuerzas nacidas de la avanzada vida económica del siglo XIX: socialismo y organización.
     
    «Porque, en la esfera de las ideas, Alemania fue el más convencido exponente de todos los sueños socialistas y, en la esfera de la realidad, el más poderoso arquitecto del sistema económico más altamente organizado. —En nosotros está el siglo XX. Cualquiera que sea el final de la guerra, somos el pueblo ejemplar. Nuestras ideas determinarán los objetivos de la vida de la Humanidad—. La Historia mundial vive al presente el colosal espectáculo de un nuevo gran ideal de vida que con nosotros gana su victoria final, mientras, a la vez, en Inglaterra se desploma definitivamente uno de los principios históricos mundiales.» }

    (…)
    {[Paul]  Lensch basa su argumentación en un interesante y, en muchos aspectos, puntual relato histórico de cómo la adopción del proteccionismo por Bismarck permitió en Alemania una evolución hacia formas de concentración industrial y cartelización que, desde su punto de vista marxista, representaban una etapa más alta en el desarrollo industrial.
    .
    «El resultado de la decisión de Bismarck en el año 1879 fue que Alemania asumió el papel de revolucionaria; es decir, de un Estado cuya posición respecto al resto del mundo es la del representante de un sistema económico más alto y avanzado. Comprendido esto, advertiremos que, en la presente revolución mundial, Alemania representa el lado revolucionario, y su mayor antagonista, Inglaterra, el contrarrevolucionario. Este hecho prueba cuán escasamente afecta la constitución de un país, sea liberal y republicana o monárquica y autocrática, a la cuestión de saber si, desde el punto de vista del desarrollo histórico, este país ha de considerarse o no como liberal.O, para decirlo más llanamente, nuestras concepciones del liberalismo, la democracia, etc., se derivaron de las ideas del individualismo inglés, de acuerdo con las cuales un Estado con un gobierno débil es un Estado liberal, y toda restricción impuesta a la libertad del individuo se considera producto de la autocracia y el militarismo.»  }
    (…) 

    {Cabe discutir hasta qué punto puede considerarse socialista al primero [Spengler]. Pero es ahora evidente que en su alegato sobre Prusianismo y Socialismo, aparecido en 1920, no hace sino dar expresión a ideas ampliamente sostenidas por los socialistas alemanes.Bastarán unas cuantas muestras de su argumentación. «El viejo espíritu prusiano y el credo socialista, que hoy se odian entre sí con odio de hermanos, son uno y el mismo.» Los representantes de la civilización occidental en Alemania, los liberales alemanes, forman «el invisible ejército inglés que, después de la batalla de Jena, dejó tras sí Napoleón sobre el suelo alemán». Para Spengler, hombres como Hardenberg y Humboldt y todos los demás reformadores liberales eran «ingleses». Pero este espíritu «inglés» será expulsado por la revolución alemana que comenzó en 1914.
     
    «Las tres últimas naciones de Occidente han aspirado a tres formas de existencia que están representadas por las famosas consignas: Libertad, Igualdad, Comunidad. Toman cuerpo en las formas políticas del parlamentarismo liberal, la democracia social y el socialismo autoritario...El instinto alemán, o, más correctamente, prusiano, dice: el poder pertenece al conjunto… Cada uno recibe su puesto. Se manda o se obedece. Esto es, desde el siglo XVIII, socialismo autoritario, esencialmente antiliberal y antidemocrático, frente a lo que significan el liberalismo inglés y la democracia francesa… Hay en Alemania muchos contrastes aborrecidos y mal vistos, pero despreciable sobre el suelo alemán, sólo lo es el liberalismo}

    (…)

    {Después de señalar la esencial diferencia entre el sistema inglés de libre competencia y el sistema prusiano de «administración económica», y después de mostrar (siguiendo expresamente a Lensch) cómo, desde Bismarck, la deliberada organización de la actividad económica ha asumido nuevas formas, cada vez más socialistas, Spengler continúa:
    .
    «En Prusia existía un verdadero Estado, en el más ambicioso significado de la palabra. No podían existir, estrictamente hablando, personas privadas. Todo el que vivía dentro de un sistema que trabajaba con la precisión de un aparato de relojería era en algún modo uno de sus eslabones. La conducción de los negocios públicos no podía, por consiguiente, estar en manos de los particulares, como supone el Parlamentarismo. Era un Amt, y el político responsable era un funcionario público, un servidor de la comunidad.»
    .
    La «idea prusiana» exige que todo el mundo sea funcionario público, que el Estado fije todos los salarios y sueldos. La administración de toda la propiedad, especialmente, se convierte en una función asalariada. El Estado del futuro será un Beamtenstaat. Pero «la cuestión decisiva, no sólo para Alemania, sino para el mundo, que tiene que ser resuelta por Alemania para el mundo, es: en el futuro, ¿gobernará el comercio al Estado, o el Estado gobernará al comercio? Frente a esta cuestión, el Prusianismo y el Socialismo son iguales… Prusianismo y Socialismo combaten a Inglaterra en nuestro mismo seno»}

    (…)

    {De aquí sólo faltaba un paso para que el santo patrono del nacionalsocialismo, Moeller van den Bruck, proclamase que la guerra mundial era la guerra entre liberalismo y socialismo: «Hemos perdido la guerra contra el Occidente. El socialismo la ha perdido contra el liberalismo.» Como para Spengler, el liberalismo es, pues, el enemigo a muerte. Moeller van den Bruck celebra el hecho de que «no hay juventud liberal en Alemania hoy día. Hay jóvenes revolucionarios; hay jóvenes conservadores. Pero ¿quién querría ser liberal?} [reflexión esta última, añado, que, como señalaba yo el otro día a propósito del rechazo de la herencia liberal, tiene casi plen vigencia España desde los años 1920s]
    .
    Mi conclusión: En 1914, Alemania, el Imperio alemán, no era una potencia liberal sino una potencia económica antiliberal en lucha económica con las democracias liberales europeas.

  78. lead dice:

    Moderador: No entiendo porque mi comentario en 23:57 está “awaiting moderation”, pues ya rompí en enlace del anterior de 23:53

  79. lead dice:

     No entiendo porquÉ

  80. lead dice:

    [El "socialismo alemán" antes de 1914](III)
    .
    Pablouned

    Volviendo a Hayek y a su “Camino de servidumbre“, que mencionaste en tu segundo post, esa importancia que da el autor al prestigio e influencia que las ideas socialistas habían adquirido en la Alemania de la segunda mitad del siglo XIX está bien descrita en el Capítulo 12, “Las raíces socialistas del nazismo”:
    http://www.elcato.org/bibliotecadelalibertad/camino-de-servidumbre/capitulo-xii
    { los socialistas de la izquierda se aproximaron más y más a los de la derecha. Fue la unión de las fuerzas anticapitalistas de la derecha y la izquierda, la fusión del socialismo radical con el conservador, lo que expulsó de Alemania a todo lo que era liberal.
    .
    En Alemania, la conexión entre socialismo y nacionalismo fue estrecha desde un principio. Es significativo que los más importantes antecesores del nacionalsocialismo —Fichte, Rodbertus y Lassalle— fueron al mismo tiempo padres reconocidos del socialismo.}
    (…)
    {La «idea alemana del Estado», como la formularon Fichte, Lassalle y Rodbertus, es que el Estado, ni lo fundan individuos, ni se forma de individuos, ni es un agregado de individuos, ni su finalidad es la de servir cualesquier intereses individuales.Es una Volksgemeinschaft, en la que el individuo no tiene derechos, sino tan sólo deberes. Las reclamaciones del individuo son siempre una consecuencia del espíritu comercial. «Las ideas de 1789» —Libertad, Igualdad, Fraternidad— son ideales típicamente comerciales, sin otro fin posible que el de asegurar ciertas ventajas a los individuos.}
    (…) 

    {El profesor Johann Plenge era una autoridad sobre Marx tan grande como Sombart. Su libro Marx und Hegel marca el comienzo del moderno renacimiento hegeliano entre los universitarios marxistas; y no puede haber duda acerca de la naturaleza genuinamente socialista de las convicciones de que partió. Entre sus numerosas publicaciones de guerra, la más importante es un libro, breve, pero muy discutido en su tiempo, que lleva este significativo título: 1789 y 1914. Años simbólicos en la historia del pensamiento político. Está dedicado al conflicto entre las «Ideas de 1789», el ideal de libertad, y las «Ideas de 1914», el ideal de organización.
    .
    La organización es para él, como para todos los socialistas que extraen su socialismo de una tosca aplicación de los ideales científicos a los problemas de la sociedad, la esencia del socialismo. Ella fue, como justamente destaca, la raíz del movimiento socialista al engendrarse en Francia en los comienzos del siglo XIX. Marx y el marxismo han traicionado esta idea fundamental del socialismo con su fanática, pero utópica, adhesión a la idea abstracta de libertad. Ahora es cuando la idea de organización vuelve a su lugar, en todas partes, como lo muestra la obra de H.G.Wells (cuyo Future in America influyó profundamente en el profesor Plenge, y a quien éste señala como una de las figuras sobresalientes del socialismo moderno), pero particularmente en Alemania, donde ha sido mejor entendida y más plenamente realizada. La guerra entre Inglaterra y Alemania es, pues, realmente un conflicto entre dos principios opuestos. La «guerra mundial económica» es la tercera gran etapa de la lucha espiritual en la historia moderna. Es de igual importancia que la Reforma y la revolución burguesa por la libertad. Es la lucha por la victoria de las nuevas fuerzas nacidas de la avanzada vida económica del siglo XIX: socialismo y organización.
     
    «Porque, en la esfera de las ideas, Alemania fue el más convencido exponente de todos los sueños socialistas y, en la esfera de la realidad, el más poderoso arquitecto del sistema económico más altamente organizado. —En nosotros está el siglo XX. Cualquiera que sea el final de la guerra, somos el pueblo ejemplar. Nuestras ideas determinarán los objetivos de la vida de la Humanidad—. La Historia mundial vive al presente el colosal espectáculo de un nuevo gran ideal de vida que con nosotros gana su victoria final, mientras, a la vez, en Inglaterra se desploma definitivamente uno de los principios históricos mundiales.» }
    (…)
    {[Paul]  Lensch basa su argumentación en un interesante y, en muchos aspectos, puntual relato histórico de cómo la adopción del proteccionismo por Bismarck permitió en Alemania una evolución hacia formas de concentración industrial y cartelización que, desde su punto de vista marxista, representaban una etapa más alta en el desarrollo industrial.
    .
    «El resultado de la decisión de Bismarck en el año 1879 fue que Alemania asumió el papel de revolucionaria; es decir, de un Estado cuya posición respecto al resto del mundo es la del representante de un sistema económico más alto y avanzado. Comprendido esto, advertiremos que, en la presente revolución mundial, Alemania representa el lado revolucionario, y su mayor antagonista, Inglaterra, el contrarrevolucionario. Este hecho prueba cuán escasamente afecta la constitución de un país, sea liberal y republicana o monárquica y autocrática, a la cuestión de saber si, desde el punto de vista del desarrollo histórico, este país ha de considerarse o no como liberal. O, para decirlo más llanamente, nuestras concepciones del liberalismo, la democracia, etc., se derivaron de las ideas del individualismo inglés, de acuerdo con las cuales un Estado con un gobierno débil es un Estado liberal, y toda restricción impuesta a la libertad del individuo se considera producto de la autocracia y el militarismo.»  }
    (…) 
    {Cabe discutir hasta qué punto puede considerarse socialista al primero [Spengler]. Pero es ahora evidente que en su alegato sobre Prusianismo y Socialismo, aparecido en 1920, no hace sino dar expresión a ideas ampliamente sostenidas por los socialistas alemanes. Bastarán unas cuantas muestras de su argumentación. «El viejo espíritu prusiano y el credo socialista, que hoy se odian entre sí con odio de hermanos, son uno y el mismo.» Los representantes de la civilización occidental en Alemania, los liberales alemanes, forman «el invisible ejército inglés que, después de la batalla de Jena, dejó tras sí Napoleón sobre el suelo alemán». Para Spengler, hombres como Hardenberg y Humboldt y todos los demás reformadores liberales eran «ingleses». Pero este espíritu «inglés» será expulsado por la revolución alemana que comenzó en 1914.
     
    «Las tres últimas naciones de Occidente han aspirado a tres formas de existencia que están representadas por las famosas consignas: Libertad, Igualdad, Comunidad. Toman cuerpo en las formas políticas del parlamentarismo liberal, la democracia social y el socialismo autoritario...El instinto alemán, o, más correctamente, prusiano, dice: el poder pertenece al conjunto… Cada uno recibe su puesto. Se manda o se obedece. Esto es, desde el siglo XVIII, socialismo autoritario, esencialmente antiliberal y antidemocrático, frente a lo que significan el liberalismo inglés y la democracia francesa… Hay en Alemania muchos contrastes aborrecidos y mal vistos, pero despreciable sobre el suelo alemán, sólo lo es el liberalismo}

    (…)
    {Después de señalar la esencial diferencia entre el sistema inglés de libre competencia y el sistema prusiano de «administración económica», y después de mostrar (siguiendo expresamente a Lensch) cómo, desde Bismarck, la deliberada organización de la actividad económica ha asumido nuevas formas, cada vez más socialistas, Spengler continúa:
    .
    «En Prusia existía un verdadero Estado, en el más ambicioso significado de la palabra. No podían existir, estrictamente hablando, personas privadas. Todo el que vivía dentro de un sistema que trabajaba con la precisión de un aparato de relojería era en algún modo uno de sus eslabones. La conducción de los negocios públicos no podía, por consiguiente, estar en manos de los particulares, como supone el Parlamentarismo. Era un Amt, y el político responsable era un funcionario público, un servidor de la comunidad.»
    .
    La «idea prusiana» exige que todo el mundo sea funcionario público, que el Estado fije todos los salarios y sueldos. La administración de toda la propiedad, especialmente, se convierte en una función asalariada. El Estado del futuro será un Beamtenstaat. Pero «la cuestión decisiva, no sólo para Alemania, sino para el mundo, que tiene que ser resuelta por Alemania para el mundo, es: en el futuro, ¿gobernará el comercio al Estado, o el Estado gobernará al comercio? Frente a esta cuestión, el Prusianismo y el Socialismo son iguales… Prusianismo y Socialismo combaten a Inglaterra en nuestro mismo seno»}
    (…)
    {De aquí sólo faltaba un paso para que el santo patrono del nacionalsocialismo, Moeller van den Bruck, proclamase que la guerra mundial era la guerra entre liberalismo y socialismo: «Hemos perdido la guerra contra el Occidente. El socialismo la ha perdido contra el liberalismo.» Como para Spengler, el liberalismo es, pues, el enemigo a muerte. Moeller van den Bruck celebra el hecho de que «no hay juventud liberal en Alemania hoy día. Hay jóvenes revolucionarios; hay jóvenes conservadores. Pero ¿quién querría ser liberal?} [reflexión esta última, añado, que, como señalaba yo el otro día a propósito del rechazo de la herencia liberal, tiene casi plena vigencia España desde los años 1920s]
    .
    Mi conclusión: En 1914, Alemania, el Imperio alemán, no era una potencia liberal sino una potencia económica antiliberal en lucha económica con las democracias liberales europeas.

  81. lead dice:

    MODERADOR: Ya descubrí otros enlaces casi ocultos en signos de puntuación y los he eliminado; se pueden eliminar los posts de 23:53 y 23:57, quedando, por tanto, el de 0:33, que se ha reproducido bien.. Gracias.

  82. lead dice:

    ["Es esto en lo que creemos", Margaret Thatcher de "Los fundamentos de la libertad"]

    {The Constitution of Liberty has notably been held up at a British Conservative Party policy meeting and banged on the table by Margaret Thatcher, who reportedly interrupted a presentation to indicate, in reference to the book, that “This is what we believe”}

    ["Los fundamentos de la libertad" fue ostensiblemente mostrado en una reunión de políticas del Partido Conservador Británico y  golpeado repetidamente sobre la mesa por Margaret Thatcher quien, según los informes, interrumpió una presentación para indicar, refiriéndose al libro que "Es esto en lo que creemos"]

    http://en.wikipedia.org/wiki/The_Constitution_of_Liberty

     

  83. Anselmo dice:

    Y mientras tanto en Venezuela:
    -
    En Tucupita, capital de Delta Amacuro, la escasez ha generado otro oficio: el de aquellas personas que les avisan a los consumidores (por una módica suma) que llegó alguno de los productos escasos a los mercados y abastos. Estos nuevos prestadores de servicios son conocidos como “dateros”.
     
    Consumidores desesperados pagan con precios que oscilan entre 50 y 100 bolívares para informar los comercios a los que esporádicamente están llegando alimentos como la harina precocida y otros rubros, entre otros, el papel higiénico que ya no se encuentran en la capital deltana.
     
    La escasez comenzó a evidenciarse con más fuerza entre los consumidores y ya para el 31 de diciembre pasado, era imposible conseguir algunos de esos productos en los anaqueles de los establecimientos del ramo, ni en el mercado principal de Tucupita.
     
    Los deltanos están sustituyendo las harinas de trigo y maíz con productos como el plátano, ocumo, topochos, yuca, alimentos que se producen a baja escala en la región.
    -
    Fuente:
    -
    http://goo.gl/2XyaEl
    -
    [Hay que mirar la foto]

    ¿Cómo podemos saber que el falangismo no conduce a eso?
    -

  84. manuelp dice:

    Hegemon
     
    Efectivamente, ese nuevo partido ya empieza “cagándola” desde el principio,
    “El partido, de ámbito nacional, nace con un ideario de centro-derecha liberal”.
    http://www.elconfidencial.com/espana/2014-01-15/abascal-y-ortega-lara-le-montan-a-rajoy-la-primera-escision-del-pp-en-dos-decadas_76238/

    Aun asi, pasadas las elecciones europeas en que ni de coña pienso ir a votar, si se aglutinasen en ese partido líderes solventes y con un programa de verdad antiseparatista sería cuestión de pensarse apoyarle, siempre y cuando se comprometiesen con las mismas o parecidas palabras que Jose Antonio.

    “Muchos habrán venido a prometeros cosas que no cumplieron jamás. Yo os digo esto: nosotros somos jóvenes; pronto –lo veréis– tendremos ocasión de cumplir o incumplir lo que predicamos ahora. Pues bien: si os engañamos, alguna soga hallaréis en vuestros desvanes y algún árbol quedará en vuestra llanura; ahorcadnos sin misericordia; la última orden que yo daré a mis camisas azules será que nos tiren de los pies, para justicia y escarmiento”.

    Discurso del 30 de mayo de 1935 en Campo de Criptana (Ciudad Real)

    http://es.wikiquote.org/wiki/Jos%C3%A9_Antonio_Primo_de_Rivera

  85. malpharus dice:

    15 de enero de 2001: comienza oficialmente el proyecto de Wikipedia.
    http://malpharus.blogspot.com.es/2014/01/acusar-bahar-o-interpol.html

  86. malpharus dice:

    ¡Grande, José Antonio!

  87. Hegemon dice:

    Algunas veces viene bien repasar ciertos libros para darse cuenta mejor de lo que dicen. Eso mismo hice ayer con Hayek y su “Camino de servidumbre”  Alianza Editorial en edición de bolsillo – Ciencia Política- edición 2010 que es la que yo tengo y en la cual Hayek escribe un Prefacio a la Edición de 1976.
     
    A la cuestión planteada ayer de que por culpa del socialismo alemán se inicio la guerra, pues como dije antes no lo veo por ninguna parte en el libro. A lo mejor soy lelo y no me entero de lo que leo, pero no veo la acusación directa contra Alemania como tal ni que Hayek apunte al socilaismo aleman del 14 como causa de la guerra. Lo que si dice, acusa, se lamenta es que (pag. 29 a 38 en Capitulo Introducción) es que Alemania antes de la IGM mundial se inclinara por politícas socialistas, de planificación de la economía pero no queda ahí la cosa sino que antes de acusar a Alemania como culpable del inicio de la guerra acusa al resto de Europa de aplaudir dichas políticas y de que muchos quisieran imitarlas en Inglaterra y en todas partes Sigue, como me pareció ayer, lamentando que del final de la IGM surgieran los socialismos que dieron paso a los totalitarismos directamente en Alemania y en la URSS. De esta última, en su prefacio a la edición de 1976, pide disculpas porque en el 44, cuando escribió el libro, era aliada y luchaba con Inglaterra contra la Alemania nazi obviando algunos aspectos graves de ese regimen que en años posteriores ve muy claros, mucho más que en el 44.
     
    Creo que el tema, o la acusación, de que el socialismo alemán fue la causa de la Guerra queda aclarado. Que Hayek exponga y se lamente de esas políticas aplaudidas por todos, no queire decir que indique como causa de la IGM el socialismo alemán. Vamos, es lo que yo creo y por eso lo digo. Tampoco nadie ha confirmado lo contrario, salvo a vagas y confusas alusiones al socialsimo alemán del 14 pero sin demostrar que este sea el causante, culpable y criminal objeto del incio de la guerra, ni porque lo haya dicho Hayek ni porque exponga pruebas que así lo demuestre.
     
    En el prefacio a la edición de 1976 Hayek dice cosas muy interesantes cuando sus ideas están mucho más maduras, cuando Hayek ha podido comprobar y experimentar el desarrollo mundial después de la IIGM. En la página 26 de la Edición que indico dentro del Prefacio a al Edición de 1976, dice:
     
    Cuando lo escribí (en el 44) socialismo significa sin ninguna duda la nacionalización de los medios de producción y la planificación económica centralizada que aquélla hacía posible y necesaria. En este sentido, Suecia, por ejemplo, está hoy (1976) mucho menos organizada en forma socialista que la Gran Bretaña o Austria, aunque se suele considerar a Suecia mucho más socialista. Esto se debe a que socialismo ha llegado a significar fundamentalmente una profunda redistribución de las rentas a través de los impuestos y de las instituciones del Estado benéfico. En éste, los efectos que analizo se han producido con más lentitud y más indirecta e imperfectamente. Creo que el resultado final tiende a ser casi exactamente el mismo, pero el proceso a través del cual se llega a ese resultado no es igual al que se describe en este libro.

  88. Hegemon dice:

    Las elecciones europeas me son totalmente ajenas. No me identifico para nada con ese parlamento ni me veo en la necesidad de votar por sus representantes. Sobre el nuevo partido Vox, voy a esperar a leer su porgrama y a ver quién va en sus listas y quiénes son sus líderes para sopesar si merece la pena realizar el esfuerzo de ir a votarles en una elecciones municipales, autonómicas o generales o no. De momento tienen todo mi respeto y reconocimiento Abascal y Ortega Lara. Por lo menos huelen a limpio.

  89. Hegemon dice:

    Margaret Thatcher:
     
    Pues, qué decir de una buena líder para el pueblo británico. Sin duda hizo caso de las denuncias de Hayek sobre el socialismo británico de los años 60 y 70, iniciando políticas encaminadas a la liberalización de la economía, con bajadas de impuestos y enfrentamientos con los sindicatos. Pero…….siempre hay un pero, como indica Thomson en su “Breve Historia de Inglaterra” que no me gustó mucho, pero qué se va a pedir de una breve historia, las calles de Inglaterra se llenaron de mendigos y de excluídos sociales viviendo debajo de los puentes después de las reformas de Thatcher lo que nos lleva al punto que se menciona ayer en el enlace del profesor de economía cuando se aplaude las clarividencia y análisisde hayek pero se duda de las consecuencias de ese liberalismo, o ultraliberalismo. Como nos pasa a todos.

  90. malpharus dice:

    Gamonal… parece que todo el problema era que las obras terminarían por encarecer el aparcamiento en la zona. Bien por los vecinos. Ahora queda mirar al Ministerio del Interior y preguntar PORQUÉ SE ACUSÓ “A LOS VIOLENTOS” DE PROVOCAR LOS INCIDENTES. Ahora falta que el ministro del interior se encomiende a su jefe “San Josemaría” (no en vano es del Opus) para que EXPLIQUE EN BASE A QUÉ HABLÓ DE AUTOBUSES LLEGADOS CON PERROFLAUTAS DE TODA ESPAÑA y que dé, una sola prueba de ello. (Ernesto Milá)
    http://bit.ly/1fwYXC6

  91. malpharus dice:

    Una de las mejores obras de teatro para mí es: «UN ENEMIGO DEL PUEBLO» de Henrik Ibsen. He tenido la fortuna de disfrutar de esta obra por una televisión que era distinta y mejor que la de hoy. Por supuesto, y haciendo buena a la obra y su mensaje; en esa televisión no se programaba atendiendo a los mandatos de ninguna audiencia desnortada e ignorante como se hace hoy. Y en cambio, se trataba de ofrecer una cierta calidad en los contenido, aunque todo es mejorable por supuesto. 

    La versión que quiero sacar del baúl de los recuerdos fue dirigida por Francisco Abad, y protagonizada por José Bódalo (un auténtico monstruo), una de las voces más singulares de la escena española, junto con otros iconos como él, Paco Rabal, Marsillach, etc… También está Irene Gutiérrez Caba, ¡pa que queremos más! Pero mejor les dejo el enlace y así ustedes mismos lo ven completo: (http://www.filmaffinity.com/es/film690933.html). Voy a intentar buscarles el enlace, pero esta vez para ver la obra: (http://www.youtube.com/watch?v=ASf0oTLcSGI). Si efectivamente no tiene nada mejor que hacer esta mañana, gracias a Dios, como me pasa a mí, les recomiendo “perder” el tiempo con este trabajo magistral y español…

  92. malpharus dice:

    Y para que no quede ningún cabo suelto, a lo mejor otros prefieran algo diferente. Aquí está pues: FRESAS SALVAJES, de Ingmar Bergman, un drama espléndido del maestro de Upsala. (http://www.filmaffinity.com/es/film924464.html). Aquí la tienen completa: (http://www.youtube.com/watch?v=4HivG6fBC8M) ¡Buen menú! Y recuerden a las 13:45 en La 2, DON MATTEO, con Terence Hill en sotana…

  93. malpharus dice:

    Hollande que seguramente gasta una parte importante del presupuesto del Estado en viagra ha realizado un recorte de 50.000 millones, en los presupuestos públicos para “ganar competitividad”. Sin embargo, en la entrevista de ayer lo que más le importó a la prensa fue el desliz del Zapatero francés con una chati… así informa la prensa. ¿Veis porqué no hay que perder el tiempo comprando prensa convencional? Hoy en Francia ya no se habla ni de LIBERTAD DE EXPRESIÓN (Caso Dieudoné), NI DE RECORTES (50.000 millones), SOLO SE HABLA DE LA PICHA DE HOLLANDE. (Ernesto Milá)
    http://bit.ly/1j6NZUq

  94. malpharus dice:

    No lo entiendo. Hoy la policía busca por toda España a un asesino que estaba en libertad provisional a la espera de juicio y que no llegó a entrar en la cárcel, hay cada día cientos de delincuentes que no entran en la cárcel a pesar de ser multirreincidentes y, sin embargo, los vecinos de Gamonal (por que son “vecinos”) les obsequian con la mazmorra fría… Lo siento, pero esta justicia pertenece al “cachondeo” consuetudinario nacional… y en primera fila. (Ernesto Milá)
    http://bit.ly/L3mi0r

  95. malpharus dice:

    Raval de Barcelona: la zona con más densidad de inmigración. Zona sin ley. Apuñalamientos habituales, mossos d’esquadra no saben-no contestan, ayuntamiento de mano tendida instituciones inmigrantes, vecinos desprotegidos y cuchillos brillando en la noche. Ahora, dominicano apuñalado por dominicano… el muerto nuestro de cada día, hoy es dominicano. (Ernesto Milá)
    http://bit.ly/K18Qd9

  96. malpharus dice:

    Hay que completar la frase: Francia es el país de niños mimados por el Estado, sí, pero también de 2.000 barrios llamados por el gobierno “zonas especialmente sensibles” y por los ciudadanos “zonas sin derecho”, en las que ya no hay administración republicana, ni entra la policía para evitar provocar incidentes, dejados de la mano de dios y entregados a las mafias de la inmigración que son quienes verdaderamente gobiernan. Nunca el “hijo de papá” y la barbarie estuvieron tan cerca como en Francia (salvo quizás en Cataluña, por supuesto…) 
    http://bit.ly/1hpCmVy

  97. malpharus dice:

    Rajoy en EEUU exulta porque la inversión española crece… olvidando que el dinero «español» se va fuera del país. En la época de la globalización el dinero fue el primer elemento que se internacionalizó. Se mueven los pueblos, se mueven los capitales… no es extraño que este sea el momento más inestabie de la historia. De la misma forma que los pueblos deben estar ligados a sus tierras, los capitales deben estarlo a los ciudadanos de una nación. DE LO CONTRARIO, LA SOBERANÍA ES UNA FICCIÓN.

    http://bit.ly/LbctOK

  98. malpharus dice:

    ¿ACUSAR A BAHAR O A INTERPOL?

    …¿Por qué la INTERPOL sigue haciendo circular un mandato de detención contrario a las decisiones de la justicia ya tomadas en varios países europeos? La abogada Selma Benkhelifa te lo explica«Bahar es belga y Bélgica no extradita a sus ciudadanos. Es lo que lo protege en territorio belga. Por el contrario, en otros 188 países (miembros de INTERPOL), puede ser detenido a petición de TurquíaHolanda tomó una decisión judicial que indica muy claramente que el mandato turco se basaba en una persecución de carácter político, lo que está prohibido en todas las leyes relativas a la extradición y en el estatuto de INTERPOL. Sin embargo, si el juez holandés podía impedir que se ejecutase la orden en los Países Bajos, era impotente contra el mandato en sí mismo. En España también, el juez muy pronto entendió que la institución había sido desviada de su propósito, con el fin de perseguir a un opositor político. Sin embargo, mientras la INTERPOL no suprima el mandato, Bahar continuará siendo detenido cuando cruce una frontera».

    http://malpharus.blogspot.com.es/2014/01/acusar-bahar-o-interpol.html

  99. Vendeano dice:

    #Hegemon
    .
    Se excedió Vd. en contestarme “eso es una mentira como una catedral“. Puedo mentir sobre datos, pero yo daba una valoración y un juicio, en la que puedo acertar o equivocarme, pero nunca mentir. Además ¿qué cristianismo y/o liberalismo es el suyo que no acepta que los actos deben tener costes-consecuencias si quieren ser actos humanos y moralmente relevantes?
    .
    Por otra parte, buen análisis textual el suyo del asunto de Hayek y el socialismo en Alemania. No parece que Hayek atribuyese la Gran Guerra al “socialismo” alemán.
    .
    La guerra es un fenómeno complejo que no es reducible a sus componentes simples, sea p.ej. la voluntad o la agresividad de individuo o de grupo. Parece ser, eso sí, una manera de resolver situaciones que a nivel interno la sociedad resuelve políticamente. De ahí la “política por otros medios” de Clausewitz.
    .
    Lo que pasa es que esa “política por otros medios” tiene también claves internas, no sólo es “política” hacia fuera sino hacia adentro, y de los grupos que componen el “adentro” entre sí.
    .
    Al solo individuo no le interesa la guerra, al individuo le interesa cooperar. Enfrentarse con otros hombres, todos a su nivel, no puede llevarle muy lejos, paga pronto por sus acciones agresivas individuales. Ese es el aprendizaje de la cooperación, la socialización y la civilización mejor que el del enfrentamiento, y uno de sus resultados es el comercio y el mercado.
    .
    La guerra tiene sólo sentido a nivel de grupo, donde el individuo es sacrificable. En esas condiciones, los individuos o subgrupos que se posicionen de manera que otros paguen los costes pueden beneficiarse. Es ahí donde la política hacia fuera se transforma en política hacia dentro, y la política hacia dentro en política hacia fuera.
    .
    El imperialismo y el mercantilismo no han sido beneficiosos sino a nivel de grupos de individuos privilegiados, y es ahí donde entraría el “socialismo” alemán prebélico, llamando socialismo a lo anti-mercado, al privilegio estatal concedido p.ej. al cartel del acero, es decir al privilegio concedido por una oligarquía o grupo que maneja lo común -Estado- a otro grupo o grupos próximos o afines.
    .
    #malpharus
    .
    Ligar los pueblos y los capitales a la tierra es volver a los siervos de la gleba. Qué duda cabe que, lamentablemente, llevamos ese camino, o peor. Por mi parte prefiero ligar lo más posible mi destino a mis actos, con todas las consecuencias. Cuando la tierra o la sangre piden su tributo Vd. sabe quien paga, pero no quien cobra. Se dice Vd. cristiano y adora ídolos antropófagos primigenios.

  100. malpharus dice:

    Pues es mejor ligar los pueblos y los sobre todo los capitales a la tierra que no al humo como ha hecho el Nuevo Orden Mundial con los derivados financieros… y demás porquerías. La economía especulativa que ha acabado con el propio capitalismo y con el resto de cuestiones. O sea, el piso por el que transitamos está a punto de venirse abajo por completo…

  101. Hegemon dice:

    Vendeano:
    Al solo individuo no le interesa la guerra, al individuo le interesa cooperar. Enfrentarse con otros hombres, todos a su nivel, no puede llevarle muy lejos, paga pronto por sus acciones agresivas individuales. Ese es el aprendizaje de la cooperación, la socialización y la civilización mejor que el del enfrentamiento, y uno de sus resultados es el comercio y el mercado.
    —————–
     
    ¡¡Ya!!…eso no se deduce de muchas acciones emprendidas por las naciones y países entre las que destaca Inglaterra. La misma que parece Patria Espitirual de algunos. Inglaterra buscó el conflicto permanente contra España (y contra Alemania en el 14 como demostró ayer Manuelp). Lo que ocurre es que se dedicó a disimular esa agresión ilegítima con palabrejas como “derecho de todos a no se qué comercio”, “Combatir al cerrilismo español”, “Que Felipe II se creía dueño del mundo”, etc…acusaciones que luego se convirtieron en realidades, no en España, sino en Inglaterra misma. En Inglaterra existe una fábula o lo que sea, que consiste en que la mujer le pone una bandeja al marido y este, al destaparla para comer, se encuentra con una espuela. Entonces el marido ya sabe lo que tiene que hacer si quiere comer, irse a la guerra. Viene de la época en que los ingleses pasan el canal para tocar la moral a los normandos franceses. Parece que se hizo costumbre. Para qué seguir. Y que conste, no odio a Inglaterra, sólo emito un juicio, una opinión basada en múltiples hechos, realidades y lecturas que tratan el tema.
     
    No se tome como ofensa personal lo que he dicho sobre “una mentira como una catedral”. No iba contra usted. Sólo me limito a expresar una opinión, un juicio de forma metafórica. No directamente contra usted. Pero si lo prefiere y observando que usted es sensible a lo que se le dice (Pero no a lo que dice usted. Se ha dirigido de forma mucho más displicente contra Malpharus. Tenga un poquito más de precaución), puedo cambiar la cosa por algo menos directo. “Eso es un error”…o cosa así.
     
    Un saludo.

  102. malpharus dice:

    Sigo releyendo LA TRANSICIÓN DE CRISTAL, y debo decir que es muy difícil hacerlo tan mal como lo hicieron los sinvergüenzas que han regido los destinos de España…

  103. doiraje dice:

    Resulta sumamente complicado intentar responder, D. Pío, a la pregunta que se plantea. Yo solo entiendo de las revoluciones personales (más bien, de las evoluciones), y estas no se pueden extrapolar a las sociales. Supongo, como bien apunta, que deben intervenir multitud de variables en tales procesos. Debe haber insatisfacción, pero también expectativa, ilusión, posibilidad real de cambios. Y también al menos un gran líder. Se podría decir que para que se origine un proceso revolucionario debe darse por igual un gran sufrimiento previo con una gran ilusión, todo ello conducido y encarnado por una persona que represente ambas dimensiones, y dé muestras de que puede poner fin a la situación de insatisfacción.
     
    Llevado todo esto a la España actual, vemos que aun padeciendo con intensidad la inmensa mayoría de la población la corrupción del sistema vigente, parece fallar los otros dos elementos necesarios: falta ilusión y, sobre todo, faltan líderes. España de momento sigue destinada a seguir decayendo.

  104. Vendeano dice:

    #Hegemon
    .
    Inglaterra, como USA, es un Estado, y ya le comento que la lógica de los Estados…
    .
    (Estado: institución que detenta el poder político de una sociedad
    Poder político: poder coactivo de las sociedades organizadas en torno a unos alegados fines comunes)
    .
    … la lógica de los Estados no es nunca la de los individuos que componen las sociedades, y en su lógica entra la guerra.
    .
    El Estado puede, con ciertos artificios y gracias a instituciones evolutivas, ser mantenido bajo control dentro de las sociedades, donde rigen ciertas normas morales que las constituyen y que son difíciles de sortear para la fuerza bruta, que debe actuar siempre bajo palio de la idea de “legitimidad”. Pero, hacia fuera, los Estados se comportan ya, sin tapujos, como megaindividuos sin apenas restricciones morales tras el artefacto “soberanía”.
    .
    El individuo-hombre disciplina al final su comportamiento en sociedad porque le es más fácil cooperar que enfrentarse, y nuestra naturaleza está ya como pre-progamada a la sociabilidad. En cambio, el megaindividuo-Estado no tiene más autodisciplina que la guerra, medio más bien basto y aleatorio, sin ajuste fino. Manejado además por oligarquías, viene más bien dispuesto, y es su naturaleza, a la agresión, puesto que unos son los que se benefician y otros distintos los que sufren.
    .
    #malpharus
    .
    El “capitalismo”, la “economía financiera” y el “Nuevo Orden Mundial” esos que dice son intervenciones de los Estados, es decir, de las oligarquías que tienen el poder político efectivo en cada país. Esa intervención y especulación que denuncia son sólo posibles por la emisión fraudulenta de dinero falso (no representa nada) y crédito falso (ahorrado por nadie), lo que crea oleadas de capital falso (capitalizado por nadie) que mueven huracanes de aire (de nadas titulizadas) y burbujas de vacío y de mentira que acaban explotando.

  105. Vendeano dice:

    La misma lógica que ha llevado a los Estados, controlados por la oligarquías, a hacer la guerra a otros Estados, lleva hoy también a esas oligarquías a entenderse entre ellas por encima y por debajo de sus Estados, haciendo esta vez la guerra no hacia fuera, sino hacia dentro de las sociedades.
    .
    La guerra fue siempre otro medio de hacer política, hacia fuera y hacia dentro; hoy parece que la política sea otro medio de hacer la guerra, una larvada y terrible guerra civil por medios políticos, ingeniería social de los detentadores del poder político sobre sus sociedades.

  106. Hegemon dice:

    Vendeano:
     
    No. No sólo se trata de Estados según la definición artificial y científica. Hay algo más. Muuuuucho más.

  107. manuelp dice:

    El delirio utópico liberal alcanza también al origen, naturaleza e historia de la guerra con las mismas o parecidas falacias que usa con el denominado mercado libre.
    Achacar la existencia de la guerra a la existencia de los Estados es no tener ni idea de la historia en general y de la historia de la guerra en particular. Dos breves muestras.
     
     

    /* Style Definitions */
    table.MsoNormalTable
    {mso-style-name:”Tabla normal”;
    mso-tstyle-rowband-size:0;
    mso-tstyle-colband-size:0;
    mso-style-noshow:yes;
    mso-style-parent:”";
    mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
    mso-para-margin:0cm;
    mso-para-margin-bottom:.0001pt;
    mso-pagination:widow-orphan;
    font-size:10.0pt;
    font-family:”Times New Roman”;}

    Podrá ponerse en duda que la guerra haya sido un factor necesario en la evolución del género humano, pero existe un hecho acerca del cual no cabe discusión, y es el de que desde los más remotos tiempos hasta la época actual, la guerra ha sido la preocupación constante de los hombres. No existe un solo período en la Historia libre por completo de guerras, y muy raramente ha transcurrido más de una generación sin que se produjera algún grave conflicto. Las grandes conflagraciones fluyen y refluyen en el tiempo, casi con la misma regularidad que las mareas.

    “Batallas decisivas del mundo occidental”, general Fuller

    Normal
    0
    21

    MicrosoftInternetExplorer4

    /* Style Definitions */
    table.MsoNormalTable
    {mso-style-name:”Tabla normal”;
    mso-tstyle-rowband-size:0;
    mso-tstyle-colband-size:0;
    mso-style-noshow:yes;
    mso-style-parent:”";
    mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
    mso-para-margin:0cm;
    mso-para-margin-bottom:.0001pt;
    mso-pagination:widow-orphan;
    font-size:10.0pt;
    font-family:”Times New Roman”;}

    Y también el país, que entonces bastaba para sustentar a sus habitantes, resultará pequeño y no ya suficiente. ¿No lo crees así?
    -Así lo creo -dijo.
    -¿Habremos, pues, de recortar en nuestro provecho el territorio vecino, si queremos tener suficientes pastos y tierra cultivable, y harán ellos lo mismo con el nuestro si, traspasando los límites de lo necesario, se abandonan también a un deseo de ilimitada adquisición de riquezas?
    -Es muy forzoso, Sócrates -dije.
    -¿Tendremos, pues, que guerrear como consecuencia de esto? ¿O qué otra cosa sucederá, Glaucón?
    -Lo que tú dices -respondió.
    -No digamos aún -seguí- si la guerra produce males o bienes, sino solamente que, en cambio, hemos descubierto el origen de la guerra en aquello de lo cual nacen las mayores catástrofes públicas y privadas que recaen sobre las ciudades.
    -Exactamente.

    “La República”, Platón

  108. manuelp dice:

    ¡Vaya tela!, a ver ahora
     
    El delirio utópico liberal alcanza también al origen, naturaleza e historia de la guerra con las mismas o parecidas falacias que usa con el denominado mercado libre.
    Achacar la existencia de la guerra a la existencia de los Estados es no tener ni idea de la historia en general y de la historia de la guerra en particular. Dos breves muestras.
    Podrá ponerse en duda que la guerra haya sido un factor necesario en la evolución del género humano, pero existe un hecho acerca del cual no cabe discusión, y es el de que desde los más remotos tiempos hasta la época actual, la guerra ha sido la preocupación constante de los hombres. No existe un solo período en la Historia libre por completo de guerras, y muy raramente ha transcurrido más de una generación sin que se produjera algún grave conflicto. Las grandes conflagraciones fluyen y refluyen en el tiempo, casi con la misma regularidad que las mareas.

    “Batallas decisivas del mundo occidental”, general Fuller
     
    Y también el país, que entonces bastaba para sustentar a sus habitantes, resultará pequeño y no ya suficiente. ¿No lo crees así?
    -Así lo creo -dijo.
    -¿Habremos, pues, de recortar en nuestro provecho el territorio vecino, si queremos tener suficientes pastos y tierra cultivable, y harán ellos lo mismo con el nuestro si, traspasando los límites de lo necesario, se abandonan también a un deseo de ilimitada adquisición de riquezas?
    -Es muy forzoso, Sócrates -dije.
    -¿Tendremos, pues, que guerrear como consecuencia de esto? ¿O qué otra cosa sucederá, Glaucón?
    -Lo que tú dices -respondió.
    -No digamos aún -seguí- si la guerra produce males o bienes, sino solamente que, en cambio, hemos descubierto el origen de la guerra en aquello de lo cual nacen las mayores catástrofes públicas y privadas que recaen sobre las ciudades.
    -Exactamente.

    “La República”, Platón

     
     
     

  109. Vendeano dice:

    Pues claro, Hegemon. ¿Qué es lo que cree que le digo, sino que bajo la definición emic (para la tribu) de “Estado” se agazapa toda una voluntad de poder etic (la que vería un antropólogo marciano), oligarquías manejando sociedades bajo capa de ideas como “legitimidad”, “soberanía”, “representación”, “democracia”… 
    .
    No digo yo con eso que toda capa sea mala, sino de si sirve para salvarnos del frío o sólo para cubrir las verguenzas de algunos o incluso las nuestras.
    .
    Es Vd. liberal. Para un liberal, ya tiene bastante tarea el individuo para disciplinarse, ya es pesada la carga propia de libertad y responsabilidad en nuestras vidas, como para aguantar que otros, constituídos en mega-individuo. que no responden ante nadie, te digan lo que es mejor para tí y los tuyos. El liberalismo es conciencia de las limitaciones humanas y afán de claridad y juego limpio. 

  110. Vendeano dice:

    El estatismo, inconsciencia de las limitaciones humanas, fatal arrogancia y juego tramposo.

  111. manuelp dice:

    Juego tramposo,¡¡¡en la era del neoliberalismo con su cohorte de pufos siderales!!!. Para alucinar.

  112. manuelp dice:

    Estos liberales doctrinarios me recuerdan a los comunistas rusos y chinos que llevaban inscritas en sus banderas las palabras libertad y democracia. Juas,juas. Menos mal que la Historia pone siempre las cosas en su sitio.

  113. LeonAnto dice:

    Hoy he leído una entrevista (no la puedo enlazar, es de pago), en el diario “La Vanguardia”, al camarada de la Guardia de Franco, sindicalista vertical, etc., Sr. Revilla.

    Me ha recordado a la película que vi, a comienzos de la década de los 80, del siglo pasado:

     http://youtu.be/XnCmTbGZi5g

    La calidad no es muy buena, pero se puede seguir bien. 

  114. malpharus dice:

    El tópico cambio de chaqueta en los primeros años del juancarlismo fue todo un espectáculo de desvergüenza, inmoralidad y sentido de la rapiña. Es algo que no logro comprender, y que considero digno de estudio. Como es posible que las ideas que intentó establecer en la sociedad el franquismo tuviesen tan poco eco después de todo. Y una clave la propone don Pío y es bastante razonable. La traición de la Iglesia española al franquismo, e incluso del mismísimo papado en la persona del papa Pablo VI… que dejó al Movimiento ayuno de contenido.

  115. Vendeano dice:

    #manuelp
    .
    Confunde Vd., perdone, la guerra con la violencia. Un individuo ejerce la violencia, pero no puede hacer la guerra. La guerra es una institución social, un medio que usan las sociedades para ejercer su política hacia dentro y hacia fuera, y no es reducible a la violencia.
    .
    Queda claro precisamente con la Gran Guerra, tremenda catástrofe desencadenada no por sociedades violentas en sí, sino por un terrible y fatal mecanismo que, una vez puesto en marcha, nadie pudo parar. Y, la guerra en Yugoslavia, ¿a qué violencias sociales respondió? ¿no fue más bien el medio utilizado por las minorías nacionalistas que se constituyeron luego en Estados?
    .
    Los Estados se constituyen por la guerra y crecen con las guerras, porque sólo las amenazas comunes proporcionan la escusa para prevaricar en masa con vidas y haciendas comunes. Por supuesto, las guerras son troquel de pueblos, que se constituyen hacia fuera y hacia dentro con ellas. Ni buenas ni malas desde la perspectiva de un dios, son lo que son, como la vida y la muerte para los organismos, terribles para el individuo pero ley de evolución social.
    .
    Refresco la página y veo que alucina con lo de “juego tramposo”. Eso es que no ha leído nada de lo que he dicho, y su mirada sobrevuela, en alas de sus prejuicios, las pequeñas explicaciones de otros. Pósese y repose, no insulte. No me hable de ignorancia de historia bélica, no le hablaré de ignorancia de evolución multinivel. Tampoco vea las batallas bajo el bicornio del Mariscal de Campo, vealas con las preocupaciones del conscripto que ha tenido que dejar a su familia a punto de realizar alguna vital tarea en el campo. Voy a salir. Un saludo.

  116. manuelp dice:

    Vendeano
     
    ¿Que confundo la guerra con la violencia?. Usted no sabe de lo que habla. ¿Von Clausewitz también confundía como yo?, pues mire lo que decía:
    2. Definición
    No queremos comenzar con una definición altisonante y grave de la guerra, sino limitarnos a su esencia, el duelo. La guerra no es más que un duelo en una escala más amplia. Si quisiéramos concebir como una unidad los innumerables duelos residuales que la integran, podríamos representárnosla como dos luchadores, cada uno de los cuales trata de imponer al otro su voluntad por medio de la fuerza física; su propósito siguiente es abatir al adversario e incapacitarlo para que no pueda proseguir con su resistencia.
    La guerra constituye, por tanto, un acto de fuerza que se lleva a cabo para obligar al adversario a acatar nuestra voluntad.
    http://www.laeditorialvirtual.com.ar/pages/Clausewitz/DeLaGuerra_01.htm#L1C1


    La guerra en Yugoslavia fue desencadenada por los mismos poderes que desencadenaron despues la guerra en Irak o en Afganistan y no por “un terrible y fatal mecanismo”.
    Y en cuanto a la gilipollez del mariscal de campo, que lo sepa que yo sí he sido conscripto ¿y usted?.
    Un saludo

  117. Vendeano dice:

    #manuelp
    .
    El duelo es otra institución social, don Manuel. Eso por la primera imágen del texto de Clausewitz; en las imágenes que siguen, “los luchadores”, “su voluntad”, “su propósito”, “el adversario”, “nuestra voluntad”, el sujeto es el sujeto social hipostasiado, el Leviathan que habla por todos.
    .
    En general, las guerras no responden a causas o poderes concretos, sino que son resultado de procesos que ocurren a través de las voluntades humanas pero a la vez por encima de ellas, y en ese sentido son fatales mecanismos facilitados, eso sí, por la concentración de poder desnudo que es la esencia del Estado y es su naturaleza.
    .
    Si, también hice la mili. Siempre se ven con buenos ojos las experiencias pasadas, tendemos a olvidar los malos momentos, pero creo que no era una mala institución, aunque con matices. Creo que el ciudadano como Dios manda de una nación como Dios manda está obligado a proteger su patria y el patrimonio histórico y cultural con el que ha nacido. Siempre me ha gustado la manera como ven el asunto los suizos, p.ej., con su fusil de asalto en un armario de casa.
    .
    ¿Se imaginan Vds. el “problema terrorista” en un pais donde, en vez de no quedarte otra que emigrar, a cierto porcentaje de acosados por los abertzales se les calentase la sangre y echasen mano de su fusil de asalto para responder adecuadamente a la quema de su tienda de ultramarinos o a la amenaza a sus hijos?
    .
    Los ciudadanos, cediendo el monopolio de la tenencia de armas al Estado, hemos vendido con ellas también nuestro autorrespeto. Cedemos las armas a los perros guardianes cuando es muy probable que estos pacten con los lobos, como así ha sido.
    .
    ¿Han visto a Abascal en Intereconomía, presentando Vox? Me he perdido un trozo, pero de lo que he visto me ha gustado su crítica al PP por meter miedo a “los catalanes” con su salida de Europa, cuando debería hacer mejor valer su pertenencia a España. Valor negativo: miedo a salir de Europa, valor positivo: seguir juntos en una España grande.
    .
    Un saludo.

  118. Anselmo dice:

    Al solo individuo no le interesa la guerra, al individuo le interesa cooperar. Enfrentarse con otros hombres, todos a su nivel, no puede llevarle muy lejos, paga pronto por sus acciones agresivas individuales. Ese es el aprendizaje de la cooperación, la socialización y la civilización mejor que el del enfrentamiento, y uno de sus resultados es el comercio y el mercado.
    -
    Estoy de acuerdo con algunas de las afirmaciones ya expuestas, pero al menos este párrafo no expresa muy bien cómo funciona la realidad. Los deportes individuales nos indican que los individuos no buscan precisamente cooperar, sino vencer. Incluso algunas máquinas imitan esto. Las famosas computadoras que juegan ajedrez no imitan la cooperación sino las estrategias que les permitan ganar.
    -
    De todos modos nos quedaría pensar en esto: los juegos tienen reglas, ¿podemos defender que estas indican un sustrato de cooperación en toda competencia?
    -
    Incluso alguien podría plantear, casi incorrectamente, que el comercio es como un juego. Y en un juego hay reglas. ¿Quién pone las reglas del comercio? Algunos dirán que los propios jugadores y que luego las reglas se va convirtiendo en una tradición que no es conveniente romper porque el juego pierde su gracia, o incluso su sentido interno (no podemos hacer que todos los peones se muevan como caballos porque nos queda una cosa absurda). Otros dirán que las reglas no las desarrollan los propios jugadores, y sacarán como ejemplos los experimentos que hicieron los dueños de la NFL para desarrollar un fútbol americano más ágil y extremo. Y otros dirán que incluso es necesaria una organización mundial como la FIFA para que se encargue de regular el fútbol, y es que si todo estuviera permitido no habría una selección oficial de fútbol de España. Cualquier grupo de españoles que se juntara a jugar fútbol podría decir: Nosotros somos la selección de fútbol española.
    -
    Tenemos la mente tan burocratizada que diremos que no, que sólo es una selección de España la que alcance tal categoría conforme a lo lineamientos de la FIFA.
    -
    Pero bueno, sobre el deporte, ya se verá si aplica también al comercio, los propios jugadores van desarrollando un juego y conforme a puros tanteos van viendo cómo se desarrolla mejor, pero conforme el juego se va volviendo gigantesco aparecen organizaciones que toman el juego como una forma de vida y se encargan de burocratizarlo, es decir, de pegar estampitas de oficialidad. veamos: ¿hay opciones reales de que surjan grandes organizaciones de fútbol que eclipsen a la FIFA?
    -
    Bueno, ya. Me estoy saliendo del tema.
    -

  119. menorqui dice:

    מלחמה War Krieg Guerre Guerra
    Bellum Pólemos Yuddha 전쟁
     
    Hay un tiempo para cada cosa

    En el gobierno celestial no hay más guerra que la comercial y la de los corazones.
    La guerra de amor, la de los sexos entre ellos y entre sí, es la guerra más importante que se libra.  
    Todas las demás son pantallas y cambios de decorados de ésta. 
    Yo sólo necesito saber dónde es la isla de los filósofos.
    Aunque sea de los pitagóricos.
    Y hacer el gobierno celestial de mí mismo. 

  120. menorqui dice:

    En el gobierno celestial que propongo, la fascinación por el poder, la belleza del poder, es sustituida por un arma terrorífica y autónoma, que dispara a todo aquel que tenga ganas y, por lo menos, le paraliza. 
    Tal arma sólo será revelada a los clientes votantes una vez que nuestro partido comience a ejercer su gobierno celestial, 
    lo cual ya está sucediendo…
    “La paz no vence a la guerra, sólo la paraliza”.
    General de Multiplicación y División Johannes von Rambo.
    Como decía el eminente soldado-tanque Íber Ales, “Es condición de la paz la destrucción de los edificios residenciales”.
    Cuánto lo flipé en la guerra, el libro que todos los niños hubiéramos querido escribir. Por “Heinrichheine”, seudónimo del doctor  Heinz-Ketchup.

  121. menorqui dice:

    No voy a pagar los impuestos del tabaco
    Voy a tirar mi dni al vertedero 
    A caminar desnudo por carcelona con una corona de yerbabuena  
    por único sombrero
    Un día inspirado
    romántico
    y verdadero
    Cuando llegue el cuerpo de agentes me convertiré en gigante
    sé que lo puedo hacer
    en un mundo paralelo
    a la diagonal 

  122. manuelp dice:

    Vendeano
     
    No se enrolle usted con los pelos de un pimiento hombre. Tan Leviatán hobbesiano puede ser- y de hecho es- su maravilloso libre mercado como el estado totalitario con solo que se cumpla en ambos casos una condición; que tengan el predominio absoluto de los mecanismos de poder.
    Por eso los liberales doctrinarios. si quieren ser consecuentes, tienen que acabar en el liberalismo onírico y hipista, que es el único realmente congruente con sus imposibles supuestos teóricos y restringirse al terreno de lo personal en los territorios de la marginación social.
    Un saludo

  123. malpharus dice:

    16 de enero de 1605: en Madrid (ESPAÑA) se publica la primera edición de El ingenioso hidalgo don Quixote de La Mancha.
    http://malpharus.blogspot.com.es/2014/01/intervencion-sobre-siria-al-margen-de.html

  124. malpharus dice:

    En la Wiki:
    El término Siglo de Oro fue concebido por el erudito y anticuario dieciochesco Luis José Velázquez, marqués de Valdeflores (1722-1772), quien lo empleó por primera vez en 1754, en su obra crítica pionera Orígenes de la poesía castellana, aunque para referirse exclusivamente al siglo XVI. Posteriormente la definición se amplió, entendiendo toda la época clásica o de apogeo de la cultura española, esencialmente el Renacimiento del siglo XVI y el Barroco del siglo XVII. Para la historiografía y los teóricos modernos, pues, y ciñéndose a fechas concretas de acontecimientos clave, el Siglo de Oro abarca desde la publicación de la Gramática castellana de Nebrija en 1492 hasta la muerte de Calderón en 1681. (189 años, son muchos años)

  125. Hegemon dice:

    Todo es cooperación. La esclavitud era cooperación, la rivalidad y la competencia es cooperación, el paraíso del mercado es todo él cooperación. No sé cómo casa aquí lo del mérito y la libre competencia. Será cooperación entre los que se arruinan y los que triunfan, y hasta que se tire otra vez el dado cooperativo y vuelta a empezar. Era cooperación lo que existía en las plantaciones de algodón del sur de Estados Unidos antes de la guerra. Era cooperación cuando Alemania, en el 14, se encontró con la cooperación de Francia y de Inglaterra. Era cooperación entre los Estados del Norte y del Sur cuando estalló la guerra de secesión. No, perdón, eso son cosas de los Estados. Era cooperación la piratería de los ingleses contra las colonias españolas ante su limitación y mediocridad para realizar una obra semejante a la que hacían los españoles en el nuevo mundo. La cooperación sale de la voluntad de los hombres, del individuo. La geurra, el conflicto, es involuntario, coacción de los Estados, un chip que enajena a los hombres de su libre voluntad para ser manejados al antojo de algo superior a él.
     
    Todo es cooperación hasta que se acaba. Se nos acabó la cooperación (el amor) de tanto usarlo.
     
    Todo es muy bonito, casi religioso, idilico, tal vez hilarante con eso de la cooperación y demás anhelos liberales. Es cierto que se basa en ello, pero de ahí a reducirlo todo al ideal obviando la realidad que tanto parece aburrir a algunos es, como poco, ingenuo.
     
    Yo sólo profeso una religión, que es la católica. El liberalismo lo “vivo” como una de las alternativas más aceptables en política y en organización económica. Más allá de eso lo veo peligroso, absurdo y malo para la salud.

  126. Hegemon dice:

    Menorqui, como Santa Teresa, parece que muere porque no muere. Menorqui es santo, porque su virtud no es de este mundo. Y lo digo en serio, no es burla ni broma.

  127. Vendeano dice:

    #Anselmo
    .
    Somos como somos por una cierta historia evolutiva, la mayor parte de ella en bandas reducidas de cazadores-recolectores, por eso nos sentimos a gusto cooperando en un equipo reducido frente a otros equipos. Dentro del grupo hay una elevada competencia por cada lugar en la jerarquía, pero una vez situados sublimamos la competitividad hacia fuera del grupo.
    .
    (no sé si de esto podría deducirse algo para el enigma de las revoluciones que trae a este post don Pío. Extrapolar lo sentido a nivel casi biológico, elaborado en una lenta evolución, al nivel más abstracto de los estados es resbaladizo, pero es posible que esa desazón que sienten los humanos cuando no tienen claro su lugar tenga algo que ver. La cultura tiene que elaborar historias (mitos) cada vez más abstractos para fundamentar un orden social complejo, normalmente asociado a una visión del mundo (religión). Cuando esa visión de las cosas cambia, la visión del lugar de uno mismo en la estructura social cambia también. Una sociedad no es una arquitectura sino un sistema, y la desaparición del lider alfa o del dios recoloca todos los componentes)
    .
    Los deportes individuales son algo muy posmoderno, de ciclistas y corredores con mp3 huyendo de casa y tal. Lo que vivimos más naturalmente son los deportes en equipo y el juego social que se establece al jugarlos según reglas.
    .
    Se vence pues a través de un grupo, y la cultura es un arbol complejo que surge a partir de esa semilla biológica. Hemos desarrollado historias o mitos cada vez más elaborados para expandir nuestro yo desde nuestro cuerpo físico y la banda reducida hasta los estados-nación.
    .
    El comercio y el mercado creo que va por otra parte. Aquí sólo tenemos que ocuparnos del intercambio tú a tú y de un entorno reducido, y curiosamente ese comportamiento simple genera una complejidad, una creatividad y una potencia social mucho mayor que la que se alcanza con aquellos mitos comunes complejos.

  128. Hegemon dice:

    Vendeano:
     
    Ya lo decían los comunistas, la religión es el opio del pueblo. No sé si se va a molestar o no por decirle esto, pero es usted un idealista, un ingenuo, más bien. Un buenista estilo Zapatero. Es lo que yo creo.

  129. malpharus dice:

    Y lo siguen diciendo. Pero después de estos últimos lustros que hemos sufrido, observamos sorprendidos que a la religión le encanta que la machaquen… por eso defiende a sus verdugos y los apoya…

  130. malpharus dice:

    Como es muy tema muy delicado, lo anuncio con todas las reservas del mundo, pero no quiero ser tampoco el último que lo expone…
    EE.UU.: Fotos de marines quemando iraquíes ‘encienden el terror’ en el Pentágono

    Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/117131-eeuu-fotos-marines-quemando-iraquies-terror-pentagono
     

  131. malpharus dice:

    es un tema muy delicado, perdón…

  132. Hegemon dice:

    Bueno, Malpharus. Mientras se dedicaban a denigrar a España acusándola de intolerante y sanguinaria, ellos se mataban por cuestiones religiosas persiguiendo a sangre y fuego a los católicos y a otros protestantes. USA se formó gracias a las colonias de puritanos perseguidos expulsados de Inglaterra y al llegar a las nuevas tierras se dedicaron a imponer unas leyes religiosas mucho más severas que todas las de la inquisición española juntas. En Africa, ¡qué podemos decir de Africa y los genocidios cometidos por todas las potencias “cultas” e “ilustradas” inlcuída la católica Bélgica!. A la devergüenza y la ignominia de las falsas acusaciones se unen los pecados y crímenes que ellos cometen pero nos los achacan a nosotros.
     
    No se trata, como decía aquel, de “el tú más” . No. Se trata de la verdad y el tú si que lo haces.
     
    Ese es el pueblo liberal y democrático, culto y avanzado patria espitirual de algunos. Lo que pasa es que sólo con etiquetas no se es. Si, claro. Hay que reconocerlo. Serán juzgados en la mayoría de los casos y todo eso. O no. Quién sabe. Pero…..se supone que son un pueblo culto. Vendrán algunos diciendo que en todas partes cuecen habas. Vale….¿entonces de qué nos acusan a algunos del blog si es lo que constatamos? Pero no es del todo cierto. Hay culturas más propensas a esas cosas que otras.

  133. Vendeano dice:

    #Hegemon
    .
    Disculpe, pero creo que Vd. no lee adecuadamente. ¿En qué lugar he despreciado a la religión? Digo que las religiones son el soporte principal de una weltasnchauung, de la visión del mundo de una cultura. ¿Dónde he hablado de opio del pueblo? Intencionalmente he escrito “historia” junto con “mito” para evitar malas inteligencias como (no me lo esperaba) la suya: la palabra “mito” no es despectiva, describe la composición elaborada del funcionamiento social interiorizado. La sociedad es un proceso con un determinado sistema operativo (modo de funcionar, si prefiere), y mito y religión lleva o traduce eso en ideas y creencias que pueda albergar un cerebro. En nada entra esta constatación en la existencia de Dios, que sea lo que sea no estará nunca al nivel de nuestro limitado cerebro y sus composiciones.
    .
    Yo no le he descalificado, pero puestos pensaría bien dónde se encuentra el buenismo y la ingenuidad en la concepción de la complejidad de la sociedad y no digamos de Dios, entes a los que ni me atrevo por mi parte a atribuir funciones y voliciones. Y, sí, sí que me ha molestado que se atreva a compararme con Zapatero, no por mí sino porque confiaba más en su capacidad de juicio, siendo, como dice ser liberal a la par que cristiano.

  134. Hegemon dice:

    Vendeano:
     
    Oiga. Usted es el que no sabe e interpreta muy mal lo que lee. Se lo toma todo como una ofensa. ¿No será que se debe explicar mejor para que las “malas inteligencias” no le interpretemos de forma erróena?
     
    Bueno, pues mire. Como yo no tengo juicio y a mi usted me parece una Zapatero buenista, se ofende por todo y toma muy mal las críticas o las refutaciones si van dirigidas a usted pero no termina de dirigirlas a los demás, mejor que dejemos aquí los pocos inteligentes comentarios que nos intercambiamos.
     
    Un saludo.

  135. Hegemon dice:

    Reconzoco que suena bien, muy bien.
     
    http://s.libertaddigital.com/doc/manifiesto-de-vox-41913080.pdf
     
    Pero….precaución.
     
     

  136. Elempecinado dice:

    Por Dios bendito alguien puede decirme si VOX es otro partido como ciudadanos , con caballos de troya socialistas .

    ¿Veis sociatas en la lista de vox ? Muchas gracias y viva España  

  137. Elempecinado dice:

    Por Dios bendito habéis leído el manifiesto,lo que aquí tanto se ha reclamado, lo que tanto hemos soñado.Un partido que defiende España y a los Españoles , fuera autonomías, fuera robo de sindicatos y partidos políticos, un partido con cargos electos por sus bases en fin….. por ahora un sueño hecho realidad , esperemos a ver que pasa los próximos días , los próximos años.

    VIVA ESPAÑA  y los Españoles  un fuerte abrazo ccmpañeros. Españoles honrados.   

  138. Elempecinado dice:

    Mauelp

      ¿Qué quiere decir con eso MANUELP  ,que no se fia? Desde luego a mi no me gusto lo que dijo en esradio de tanto respeto a upyd y a cuidadanos, Ciudadanos lleva en cabeza a todo un ministro socialista ,osea a mas de lo mismo y upyd es el psoe directamente, creo que todos sus cargos y dirigentes son directamente  miembros de toda la vida del psoe. Diga algo manuelp que sabe que aquí usted es tan leído como pio moa , su palabra aquí cuenta para muchos. Un saludo.

  139. Pío Moa dice:

    Nuevo hilo

  140. manuelp dice:

    Vaya no ha salido
     
    Hegemon
    Hace muy bien en no fiarse. Hablar es fácil pero hacer ya es otra cosa. No de lé la limosna (en sentido figurado ) de su voto más que a aquellos que como los legionarios de las tres primeras Banderas (1ª Gran Capitán, 2ª Carlos V y 3ª Los tigres de Buharrat) hayan demostrado haber luchado por España de forma real.
     

    OTROS TRES
    —Dame limosna, hermano. Fui un jabato
    de la Bandera Negra, la primera:
    mira este brazo, cercenado ahora„
    que cuantas veces blandió la cuchilla
    un moro se llevaba por delante.
    —Dame limosna, hermano. Fui aguilucho
    de la Bandera Púrpura, la misma
    que Carlos Quinto tremoló, Mis ojos,
    ahora ciegos, miraron Sol y Muerte
    cual si miraran a padre y amada.
    —Dame limosna, hermaro, pues fuí un tigre
    de la Bandera Azul, en el acoso
    incansable, y ágil en la carrera
    y en el salto. Ahora voy cojicojeando
    con mis dos compañeros manco y ciego.

    Fuéronse por la calle soleada

    los tres guiñapos de hombre, como tres
    rotas banderas viejas y gloriosas.

  141. malpharus dice:

    Es increíble como el Sistema se rasga las vestiduras cada cierto tiempo (no mucho) con el tema del holocausto de los cojones, y luego también ponen el grito en el cielo, simplemente porque se quiere restringir ligeramente la ley del aborto. Me parece que no cuadra una cosa con otra. Si se es sensible al dolor y la injusticia humanas, no se puede ser en algunos casos sí y en otros no, porque no es creíble. Vamos que se les ve la patita por debajo de la puerta, en este caso la pezuña. 

    No engañan ustedes a nadie… Bueno eso no es cierto. Hay mucha gente engañada como el tontorrón de mi hermano José Manuel, que repite las tonterías que oye por la tele. Van a pagar muy caro todo lo que hacen; me dirijo a esos periodistas y a es casta despreciable y satánica, y a ese engendro diabólico que es la Unión Europea. Son ustedes la hez de la tierra, o sea vamos, la mierda. Y alguien tirará un día u otro de la cadena… Que sepan que tampoco nos engaña el PP. Sabemos que todo forma parte de un siniestro juego, para que la gente piense que realmente existe alguna diferencia entre unos sinvergüenzas y otros. Sabemos que vivimos sometidos a una dictadura científica, que pretende destruirnos. Pero sepan algo, sólo está garantizada SU propia destrucción. Ya no son ni personas, sólo falta un pequeño empujoncito que recibirán apenas dejen este mundo infernal…

  142. lead dice:

    [Comercio y política: juegos, con sus correspondientes reglas...y árbitros (Policía y Tribunales)]

    Anselmo en 2:28:

    {el comercio es como un juego. Y en un juego hay reglas. ¿Quién pone las reglas del comercio? (…)  Bueno, ya. Me estoy saliendo del tema.}

    En absoluto (“para nada”, como dicen ahora): no te estás saliendo del tema, en mi opinión. Yo también he defendido a lo largo ya de 8 años en el blog que el comercio (el “liberalismo económico” o “Economía de Mercado….así como el “liberalismo político o democracia liberal) es COMO un juego; el juego es, en mi opinión, una perfecta analogía del liberalismo: contendientes que compiten para ganar (poder institucional, en política, satisfacción de necesidades con ventaja económica, en Economía). Lo importante del juego, tal como se entiende en sociedades civilizadas, es que la competición se desarrolla con arreglo a reglas (las leyes, en el caso político y económico de las sociedades libres), esperándose de los contendientes el fair play/ juego limpio…y si no lo hay, contraviniéndose las reglas, para eso está el árbitro y los tribunales deportivos (la Policía y el sistema Judicial, con sus tribunales supuestamente independientes, en el caso de la contienda política y la competencia económica).

    Lo importante del juego es que nunca cesa, es decir, que el que pierde sabe que siempre tendrá otra oportunidad:

    lead dice:
    8 marzo, 2013 a las 18:08
    [Analogías y parábolas: la sociedad liberal. Los frutos de la libertad] 

    (…)
    También comenté, como en otras ocasiones, que, en sentido estricto, el liberalismo no es una ideología en el sentido moderno del concepto; por supuesto que el liberalismo es un rico planteamiento de ideas diversas pero no constituyen una cosmovisión, es decir, una visión cerrada y coherente del mundo y de la Historia, con unos fines, considerados superiores a cualquier otro, que el poder político tratará de imponer; el liberalismo se caracteriza por la libertad de los individuos en sociedad para elegir fines y medios, con el Estado, como he dicho, deseablemente actuando como árbitro (otra analogía de una sociedad liberal sería el tráfico: todos compiten contra todos en tratar de llegar a sus destinos de forma más rápida y cómoda posible, eligiendo tiempos y rutas…pero todos teniendo que cumplir con el reglamento –las leyes de tráfico–y con la autoridad, como mero vigilante de tal cumplimiento, sin intervenir en la elección de momento y rutas, excepto en casos de emergencia): 

    http://www.piomoa.es/?p=1294#comment-18844 

  143. lead dice:

    [Conclusión de la I Guerra Mundial: el triunfo en los EE.UU. del "progressimo (Murray Rothbard)]

    Buceando en la Red sobre la I Guerra Mundial, me he encontrado con este excelente trabajo de Murray Rothbard, el anarco-capitalista (Estado mínimo o nulo) del que varios blogueros de este blog tradujerone al español su trabajo crítico con la FED /la Reserva Federal o banco central de los EE.UU.

    http://es.scribd.com/doc/162857929/La-primera-guerra-mundial-como-consumacion-El-poder-y-los-intelectuales-Murray-Rothbard

    Según Rothbard, la Primera Guerra Mundial vio el triunfo, en los EE.UU. del PROGRESISMO, es decir, la connivencia de grandes empresarios, intelectuales (que popularizan versiones de segunda mano de doctrinas antiliberales), tecnócratas y estatistas para actuar a través de en un Estado fuerte y dominante (Big Government/Gran Gobierno) que intentarán utilizar a su favor:

    {Considero al progresismo como básicamente un movimiento a favor de un Gran Gobierno en todas las áreas de la economía y la sociedad, en una fusión o coalición entre diversos grupos de grandes empresarios, liderados por la casa Morgan, y grupos crecientes de intelectuales, tecnócratas y estatistas. En esta fusión, los valores e intereses de ambos      grupos   se buscarían a través  del  gobierno }

  144. Kufisto dice:

    Cierro mi sección de comentarios.

    Si alguien quiere chuparme la polla (o morderla) hágalo por aquí. 

    En ningún otro sitio podrán hacerlo.

    Me cago en… 

  145. Kufisto dice:

    Psdt/ no volveré a colgar aquí nada de lo que pueda escribir. Y mucho menos en ningún otro sitio.

    Estoy hasta la punta de la polla.  

    Gracias por todo, Pío, y sea lo que tenga que ser.