El peligro de Gibraltar / Masonería (VI) Destrucción del Imperio español

Blog I: Balance de una chusma política / Académicos / Blas Infante, profeta. http://www.intereconomia.com/blog/presente-y-pasado

**************************************

En una reciente conferencia en el Centro de la Rioja, Guillermo Rocafort explicó cómo el paraíso fiscal de Gibraltar absorbe  el capital y seca la economía de la zona circundante (la wikipedia, señaló,  afirma descaradamente lo contrario), de modo que Cádiz es la provincia española con más paro. Dio gran cantidad de datos sobre los medios fraudulentos e ilícitos como el peñón se enriquece en perjuicio de nuestro país. Una colonia inglesa que a su vez está colonizando en gran medida España, una España que nuestros políticos se empeñan en gibraltarizar.

Pero hay otro punto al que no sobra prestar atención: el papel de Gibraltar en el fomento de los separatismos peninsulares. Durante años, Gibraltar ha albergado y pagado reuniones de separatistas vascos, catalanes, andaluces y otros, cuyo objetivo no hará falta explicar. Las reuniones solían tener lugar los 10 de septiembre, vísperas de la Diada. Y Gibraltar es Inglaterra, nuestra “aliada”. Tendría el mayor interés exponer esas actividades en concreto, pues a Inglaterra siempre le ha interesado la debilidad hispana (la independencia de Portugal fue en parte obra suya, el plan de  secesión de Andalucía en tiempos de Felipe IV, en coordinación con el portugués, iba a ser amparado también por una flota angloholandesa, y en la Guerra de Sucesión Londres intentó hacer algo parecido con Cataluña).

La colonia de Gibraltar nos convierte, en la OTAN y en la UE, en un “aliado-lacayo”. Cosa lógica cuando nuestra chusma política se empeña en desprestigiar a España de mil modos distintos.

*******************************

DESTRUCCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL

Como vamos a comprobar, la masonería cobró  cariz patriótico en algunos países, pero parece claro que no lo hizo en modo alguno con respecto a España. Un libro divulgativo del jesuita filomasón Ferrer Benimeli explica en la contraportada: “La historia de la Masonería en España es, ante todo, la historia de su persecución”. Como veremos, no es lo que se dice una apreciación histórica muy próxima a la realidad.

La orden no aparece en España hasta principios del siglo XIX, aunque a lo largo del anterior algunos  ingleses y otros extranjeros fundaron logias, varias militares a partir de Gibraltar, que alcanzarían influencia en Andalucía. Pero en las logias del siglo XVIII apenas entraron españoles. Con cierta despreocupación por el rigor histórico, se ha dicho que el conde de Aranda o el mismo Carlos III eran hijos de la luz, solo por haber expulsado a los jesuitas. Pero no hay la menor prueba de su masonismo, más bien al contrario, y dicha expulsión revela, nuevamente, que no hace falta pertenecer a la orden arquitectural  para adoptar determinadas políticas.

El panorama cambió con la Guerra de Independencia, quedando como legado de ella numerosas fraternidades. Entre las tropas británicas y francesas –enfrentadas entre sí– abundaban las logias, las cuales se implantaron también en el ejército español (no deja de ser una ironía que Wellington, un masón, luchara  contra ejércitos franceses abundantes en  hermanos suyos de fe). El Consejo de Regencia relacionado con las Cortes de Cádiz  prohibió la masonería, mientras que el rey José, impuesto por Napoleón, fue el primer Gran Maestre de una masonería de  españoles, formada  para defenderle de los patriotas.

Entre tanto, el Imperio español  fue destruido en su mayor parte, y si el influjo  de la Fraternidad en las revoluciones useña e inglesa ha solido ser abultado  por encima de la realidad, en cambio no hay duda del carácter masónico que tomó  la lucha por la independencia en las posesiones españolas. Los  principales próceres de la rebelión, Miranda,  San Martín, O´Higgins, Bolívar, Sucre, Santander, Nariño, probablemente Hidalgo, Morelos y  otros,  fueron iniciados y fundaron  nuevas logias volcadas de  lleno a promover la rebelión, y lo hicieron seguramente con relaciones y apoyo de las fraternidades inglesa y useña, pues ambos países estaban interesados en aniquilar el Imperio español.  Francisco Miranda, el Precursor, entró en la masonería cuando colaboraba en Usa con los insurrectos antibritánicos. Desde entonces dedicó su vida a luchar contra España en América. Viajó por Europa, donde participó en las luchas de la Revolución francesa, para aprender cuanto pudiera serle útil a su objetivo y establecer amplias relaciones internacionales. Ya en 1798 fundó en Londres una logia llamada Gran Reunión Americana o, algo inapropiadamente, De los Caballeros Racionales.  Su objetivo era instruir y captar a personajes de algún peso político para encabezar en su momento la revuelta. Para entonces, Miranda estaba pensionado por el gobierno inglés, del que era, por tanto,  agente pagado. De sus Caballero racionales derivó la Logia Lautaro, extendida a Cádiz. El  nombre lo propuso el chileno  O´Higgins, por un caudillo araucano que luchó contra los conquistadores. A ella pertenecieron la mayoría de los jefes independentistas.  Debido a que estas sociedades se centraban en la conspiración política y prestaban menos atención a los rituales, algunos autores les han negado carácter “realmente” masónico, pero se trata de una matización irrelevante. Miranda y otros  se habían iniciado antes, y crearon las nuevas logias sobre el mismo modelo, aparte de que la Masonería siempre mostró avidez por la política.

El Precursor tenía aspiraciones de grandeza: unir la América española y portuguesa en un magno imperio hereditario llamado Gran Colombia en honor a Colón y  regido por un emperador titulado “inca”, por atraerse a los indios.  Pensó también en fórmulas republicanas.  En 1806 reclutó algunos mercenarios en los barrios bajos de  Nueva York, y con tres  barcos y apoyo inglés, intentó sublevar Venezuela. Casi nadie le siguió allí y tuvo que volverse a Londres. En 1808 planeó una nueva expedición, conectada con otra que preparaba Inglaterra al mando de Wellesley, futuro duque de Wellington, para atacar la América hispana. Pero entre tanto los españoles se sublevaron contra Napoleón, y Londres priorizó la ayuda a los sublevados, desviando a Wellesley a la península y frustrando así el proyecto de Miranda.

Pese a estos fracasos, la guerra en España, con el desorden creado y la mayor dificultad de las comunicaciones transatlánticas, favoreció extraordinariamente los proyectos masónico-independentistas. En 1810 comenzaron las intentonas de Bolívar y Miranda en Venezuela y de Hidalgo en Méjico. Ambas fracasaron, y Bolívar no dudó en traicionar a su hermano Miranda y entregarlo a los españoles. No obstante, las rebeliones continuarían durante catorce años, con tres fases. Hasta 1815, España apenas pudo enviar refuerzos, por lo que las luchas opusieron a los independentistas con las pequeñas tropas virreinales y la mayoría de la población, de sentimientos prohispanos.  A fin de  cavar un foso entre los americanos y los españoles, Bolívar  decretó contra estos una guerra de exterminio que estuvo cerca de volverse en su contra cuando el llanero Boves la aplicó a los independentistas. Luego, el Río de la Plata se independizó de hecho.  Derrotado Napoleón, desde 1815  se abrió la segunda fase,  al permitir el envío de más tropas desde la península. Pero España estaba devastada y no podía hacer mucho.  Aun así, Bolívar estuvo muy cerca de la derrota, salvándole el auxilio de unos miles de soldados y oficiales británicos  bien adiestrados.  En 1819, la rebelión avanzaba, y al año siguiente, España reunió con gran esfuerzo  entre 15.000 y 20.000 soldados  para enderezar de nuevo la situación. Teniendo en cuenta que en América lucharon por ambas partes contingentes reducidos, pues la batalla mayor no reunió a más de 7.000 hombres por cada parte,  y generalmente fueron muchos menos, aquellas tropas podían  haber decidido  la pugna. Pero entonces otro masón, el coronel Riego, que mandaba parte de los soldados españoles impidió su embarque sublevándose en uno de los primeros pronunciamientos. El golpe dio paso a la tercerta etapa , en la que llevaron las de perder los partidarios de España, incluyendo muchos indios que fueron masacrados por los rebeldes. Y en pocos años la independencia fue un hecho. Aprovechando la situación, Usa se apoderó de la Florida, ofreciendo después  su compra por cinco millones de dólares, que Madrid, incapaz de defenderla,  aceptó.

Durante estas guerras y después, los independentistas cultivaron un odio frenético a España y a los españoles –sus antecesores–,  mientras se proclamaban caprichosamente herederos de las tribus y  estados  indios.  Sobre los hispanos vertían los peores epítetos: “estúpidos, feroces, viciosos, supersticiosos”, “raza maldita” (era la suya propia), “nación inhumana y decrépita”, “la tiranía más cruel jamás infligida a la humanidad”, etc.  Según Bolívar, España aspiraba en el Nuevo Mundo a aniquilar a sus habitantes y cualquier vestigio de civilización. Se hablaba de la disolución de la lengua española en otras nuevas sucedió con el latín. En gran parte era la herencia de las demenciales calumnias de Las Casas, base de la Leyenda Negra cultivada con fruición por los protestantes y por Francia, por supuesto también por la masonería de ambos países, de Usa y otros. El objetivo de los independentistas consistiría en “desespañolizarse”, como explicaba el Evangelio Americano  de Francisco Bilbao, asimismo masón.

Naturalmente, sobre la aniquilación del legado español esperaban construir una sociedad esplendorosa, pero no tuvieron suerte. La América hispana de finales del siglo XVIII era quizá más rica que Usa, pero la relación se invirtió pronto desastrosamente. En 1823, el pujante vecino del norte se permitía declarar la Doctrina de Monroe, cuyo sentido real consistía en ejercer una especie de protectorado sobre todo el continente. El plan de la Gran Colombia  fracasó enseguida, originando varias naciones mal avenidas entre sí, sometidas a frecuentes golpes de estado y disturbios civiles. El propio Bolívar declaró abiertamente su desconfianza en la moralidad de sus seguidores, si bien él no había sido un modelo de templanza y veracidad.  En 1829, pocos años después de su victoria, declaraba: “La América entera es un cuadro espantoso de desorden sanguinario. Nuestra Colombia marcha dando caídas y saltos, todo el país está en guerra civil. En Bolivia, en cinco días ha habido tres presidentes y han matado a dos...”. Y se lamentaba, en carta a un general amigo: «La América es ingobernable para nosotros. El que sirve una revolución ara en el mar. La única cosa que puede hacerse en América es emigrar. Este país caerá infaliblemente en manos de la multitud desenfrenada para después pasar a tiranuelos. Devorados por los crímenes y extinguidos por la ferocidad, los europeos no se dignarán conquistarnos.   Llegó a sostener, poco fielmente: Nunca he visto con buenos ojos las insurrecciones, y últimamente he deplorado hasta la que hemos hecho contra los españoles». La proliferación de sociedades secretas masónicas o a imitación de ellas le llevó a prohibirlas,  argumentando que “sirven especialmente para preparar los trastornos políticos, turbando la tranquilidad pública  y el orden establecido; ocultando ellas todas sus operaciones con el velo del misterio, hacen presumir  fundadamente que no son buenas ni útiles a la sociedad”. Como masón, no le faltaba experiencia al respecto.

Otro político e intelectual, Domingo Sarmiento, El educador de la Argentina, también masón, decía en sus Recuerdos de provincia:  “Treinta años han transcurrido desde  que se inició la revolución americana; y no obstante haberse terminado gloriosamente la guerra de la independencia, vése tanta inconsistencia en las instituciones de los nuevos Estados, tanto desorden, tan poca seguridad individual, tan limitado en unos y tan nulo en otros el progreso intelectual, material y moral de los pueblos, que los europeos (…) miran a la raza española condenada a consumirse en guerras intestinas, a mancharse con todo género de delitos y a ofrecer un país despoblado y exhausto como fácil presa a una nueva colonización europea”. Curiosa mudanza de lo que había sido el Imperio español, uno de los más pacíficos e internamente estables de la historia en sus casi tres siglos de existencia. Y contraste también con el impulso triunfante  de Usa,  en cuya revolución habían querido inspirarse los independentistas.

Esta entrada se ha creado en presente y pasado. Guarda el enlace permanente.

47 Respuestas a El peligro de Gibraltar / Masonería (VI) Destrucción del Imperio español

  1. Catlo dice:

    Muy esclarecedora la función antiespañola de Gibraltar y del Reino Unido.

  2. Aristocc dice:

    Saludos desde Roma:

    No.No lloreis por mì.Sigo sobreviviendo entre helado y helado.
    ?Que què hago en Roma?.
    Laboro.Laboro.
    He empezado por visitar el Vaticano.

    Plaza de San Pedro.
    Como opiniòn,no me gusta ese monolito de en medio.
    Al estudiar arte queda muy “molòn” la proporciòn y el centrado en el papel.En el terreno,convierte al monolito en un punto al que se và la vista.Quedando dos partes separadas;la plaza y San Pedro.Volver al origen.La de los dos brazos que acogen,con la vista al edificio y a lo que contiene,a Jesùs,Dios encarnado.Sin distracciones visuales. Parece interesante.
    Creo que el monolito lo habìa ordenado poner Sixto V.
    !Cualquiera le lleva la contrarìa!.
    Siempre se puede regalar el monolito a Egipto,como ejemplo de diplomacia.
    El edificio.
    Impresionante.Aunque para mi gusto,lleno de “cosas”.Y tiene un grave defecto.El Senyor (esto son los catalanes, atacando Roma) està escondido.El edificio se impone.No hay altares claros que dirijan la vista a su presencia.Està “escondido” en su casa.Un buen sitio -para mì- serìa entre las 4 columnas estropeadas.Centrado.A la vista de todos.Subiendo a la cùpula (al cielo) y bajando a la tumba de San Pedro (digo yo que a Pedro le harà ilusiòn).Con tres grandes focos iluminando a quièn entre quièn es el Senyor de la casa,y a que se entra.
    Algunos diràn que la gente no se comporta correctamente en su presencia.Pero es que està presente,escondido o nò.
    Cuando estuve habìa obras en el exterior.Espero que no se produzcan problemas cuando se diga misa en la capilla (no sea que se caiga algo,por ej.).
    Fortificaciones.
    He tenido tiempo de apreciar las fortificaciones.Creo que no hay preparado una vìa de escape al Papa adecuado a un ataque interno y externo a la vez.No serìa mala idea preparar varias.

    Bueno.Continuo el viaje.

    Con Dios.

  3. lead dice:

    [La granja de los animales y Rebelión en la granja: los que son más iguales que los demás]

    Daedalos @23:08 del 23/10/12 del hilo anterior “La Eta…”

    Excelente descripción de la utopía socialista…tal como la ven los dirigentes de ese movimiento político-social, es decir, la utopía aplicada a los demás. Al incluir a los dirigentes en el cuadro (los cerdos, en el cuento de George Orwell, “La granja de los animales” –“Animal farm”– o “Rebelión en lq granja“) nos encontramos que el original

    “en la granja de los animales, todos son iguales”  

    se ha transformado en el retrato fiel a la realidad

    “en la granja de los animales, todos son iguales…pero unos son más iguales que otros”  

    Esa realidad fue la de todos los Esaqdos del socialismo real, es decir, la “nomenklatura” de la Unión Soviética, de la China comunista, de Corea del Norte, de la Rumania de Ceaucescu, de la Cuba de los Castro, etc. 

  4. lead dice:

    En el post anterior:

    { Esa realidad fue la de todos los Estados del socialismo real, }

  5. malpharus dice:

    Me sorprende don Pío que después de acusar a algunos de que sólo ven a la Masonería o al Sionismo detrás de cada “recodo del camino”, ahora leamos su artículo donde parece que todo el mundo era masón. Cosa que no pongo en duda. Y que conste que para mí, todas esas logias a las que alude tienen poco de masonería auténtica, y mucho de nidos de conspiración política… cosa muy distinta.

  6. CCURIOSO dice:

    D.Pio tiene una errata en el texto puso a finales del  XIX cuando queria decir a finales del XVIII,se sobreentiende porque despues habla de 1823.

  7. Hegemon dice:

    Sin duda estos escritos sobre la Masoneria de Moa son, como siempre, imprescindibles, clarificadores, reveladores y contundentes. Salvo las omisiones sobre la CIA, el FBI y otras conspiraciones varias (ironia), la obra de Moa tiene las cualidades que antes he citado. Pero no podemos simplificar las desgracias de España achacándolas sólamente a la dudosa efectividad de la masoneria. Para empezar, es poco probable que todos los independentistas americanos fueran masones y si lo fueron no sabemos hasta que grado de intervención real tuvo la masoneria. Sin duda la mayoría de ellos eran independentistas, o al revés, pero también había masones dentro de los españolistas. ¿En cuanto influyó la masoneria en Bolivar o en Sucre? A saber. Sabemos que San Martín, porejemplo, no lo era ¿o si?, sin emnabrogo si que sabemos que fue un oficial español héroe de Bailén, pero viendo los resultados posteriores a la independencia de España podemos aventurarnos a decir que esa infleucnia masónica es muy pequeña. Si la mano de la masoneria hubiera estado en una gran parte en las revueltas contra España, no se hubieran dado los tumultuosos años posteriores a la emancipación que se dieron en América. O la masoneria era un rebaño heterogéneo que no tenía las ideas claras o se impuso, como yo creo que pasó, los intereses particulares y las ideas ilusorias e iluminadas personales de ciertos persoanjes llevando al desastre todo lo demás, antes que una idea conjunta que partiera de la masoneria, si la hubo. Intervienen, en mi opinión, muchos más factores que pudieron tener algún aglutinante o catalizador de cierta manera en la masoneria, pero nada más. La obra frustrada de Bolivar y de otros en crear una especie de Estados Unidos sudamericanos choca con la idea colectivista o la de la función del Estado en la protección del individuo ye nel igualitarismo en las antiguas colonias hispanas más que en la iniciativa personal y la libertad individual que si existió en la formación de Estados Unidos, como apunta, y ya he comentado, Carmen Iglesias.
     
    En cuanto a Gibraltar y su influencia en los sepratismos, no creo que tenga tanta importancia como la que tiene la mojigateria, la desidia, la irresponsabilidad de “Madrit” por la permisividad de estas últimas décadas. Como todo, la debilidad de una nación hace que a ella acudan todos los males y que estos se multipliquen por dos o por tres. Como hizo España, en menores ocasiones y con más honor, Inglaterra sólo mira por sus inetreses y estos pueden estar en Gibrañtar o en el mercado de las colonias hispanas que, al final , tampoco fue la panacea que esperaban. España ayudó a la independencia de USA, lo mismo que Inglaterra ayudó a la emancipación de la América española. Sólo por intereses y por minar el poder de una nación rival. Sea o no idea de la masoneria, que ya es mucho suponer, esa es la realidad. España es débil, como lo fue hace tiempo, esa es la realidad y a ella, como digo van todas las pulgas. Sólo se necesita una acción contundente, decisión, honor y dignidad, para que nuestros intereses triunfen en vez del de los demás. Si Portugal no es España sólo se debe a una serie de decesos determinantes que impidieron la unión de las coronas en la época de los Reyes católicos, como era el deseo de unos y de otros. ¿Que luego Inglaterra influyó para que Portugal siguiera siendo un muro de contención en el Atlántico para España?, sin duda, pero sólo son hechos que no se pueden achacar, en exclusiva, a la masoneria. Si Fernando VII fue masón, eso pone la guinda a un pastel de culpabilidad supremo en este felón y mal Rey de España.
     
    Los males de España son muchos y sus mayores enemigos y rivales no son foráneos, sino interiores, comos e ve hoy. El mayor rival de Espñaa es ella misma y dentro de ella, la primera, de muchas,  la izquierda. No busquemos males donde no los hay.

  8. Pío Moa dice:

    “Los males de España son muchos y sus mayores enemigos y rivales no son foráneos, sino interiores, comos se ve hoy.” Cierto. Pero de esa debilidad se aprovechan otros, aumentando los males. Lo de Gibraltar es significativo, aunque su influencia sea menor. Significa que por mantener la colonia procuran profundizar en las debilidades internas españolas. En cuanto a la influencia determinante de la masonería en la destrucción del Imperio español, es a la vez oscura, porque tratándose de una sociedad secreta muchas cosas no aparecen, y clarísima tanto por la militancia masónica de prácticamente todos los líderes independentistas como por haber creado logias precisamente con el objeto de liquidar el imperio. En general, la masonería no influye por órdenes desde arriba, desde un centro ignoto, sino por la difusión de ideas que a veces proceden de ella y en la mayoría de las veces no y por su evidente avidez de poder político logrado precisamente gracias a su secretismo. Creo que para entenderlo hay que ir a  su concepción mítica o religiosa. Ahí está la clave de todo. Ello no quita para que a veces la fraternidad masónica deje mucho que desear y hasta se maten entre ellos, como ocurre en los partidos y en casi cualquier sociedad humana. Pero indudablemente ha sido y es una fuerza poderosa en la historia, que no debe dejarse de lado. Claro que de ahí a la paranoia de suponerla el centro de todo mal y la explicación “profunda” de la historia,  hay mucha distancia.

  9. Pío Moa dice:

    “España ayudó a la independencia de USA, lo mismo que Inglaterra ayudó a la emancipación de la América española. Sólo por intereses y por minar el poder de una nación rival”. Por supuesto. Pero dentro del entramado de los intereses ingleses (y después useños) por la eliminación del Imperio epañol estaba la masonería. Como un factor, no como “el” factor. Por otra parte el hecho de que varios influyentes independentistas useños fueran masones, rebelándose contra Inglaterra, también indica que la masonería no es un ejército disciplinado que obedece órdenes “de arriba”. Pero tampoco es  un elemento desdeñable.

  10. Pío Moa dice:

     ”Si Portugal no es España sólo se debe a una serie de decesos determinantes que impidieron la unión de las coronas en la época de los Reyes católicos, como era el deseo de unos y de otros. ¿Que luego Inglaterra influyó para que Portugal siguiera siendo un muro de contención en el Atlántico para España?, sin duda, pero sólo son hechos que no se pueden achacar, en exclusiva, a la masoneria”.
       En realidad la masonería no existía por entonces, pues empieza a tener alguna influencia a lo largo del siglo XVIII. ”Si Fernando VII fue masón, eso pone la guinda a un pastel de culpabilidad supremo en este felón y mal Rey de España”. En realidad persiguió a la masonería. Pero hay que hacerse cargo del “ganado” de los liberales exaltados de la época. Galdós describe bastante del asunto en su episodio sobre el Grande Oriente”.

  11. Pío Moa dice:

    Gracias, Ccurioso

  12. Hegemon dice:

    Estoy de acuerdo con las puntualizaciones pero sigo diciendo que no creo que por si sola la masoneria fuera la causa de las tragedias de España. Tiene mucho más que ver con esas “desgracias” el “ganado” de Fernando VII y todo lo que vino con él cuando acabó la guerra, incluida una fuerte presencia británica en su séquito en contra de los liberales, los mismos que enviaron tropas a la colonias para parar la deriva independentista.
    La Masoneria en España tiene la peculiaridad, o la desgracia, que también apunta usted, de que no fue patriótica o que sus miembros fueron, en su mayor parte, más de inclinación antiespañola que patriótica.

  13. manuelp dice:

    Es innegable la influencia de la masonería en la destrucción del poder de España en América. Pero es necesario centrar la cuestión, alguien como Salvador de Madariaga en su obra “El auge y el ocaso del imperio español en América” en la parte dedicada a los “Orígenes externos de la secesión” habla de las tres cofradías responsables, una es la de los francmasones, pero las otras dos son los judíos y los jesuitas, estos últimos resentidos con la Corona española por su expulsión, además de  los “cuatro filósofos”- Montesquieu, Rousseau, Voltaire y Raynal. Quiere decirse que hubo muchos más factores que los masones en la cuestión.

  14. Hegemon dice:

    ¿Y la debilidad de España no tiene nada que ver? ¿La Guerra de la Independencia no tiene nada que ver?

  15. manuelp dice:

    La referencia es a los orígenes EXTERNOS de la secesión. La debilidad de España sería una causa u origen INTERNO.

  16. Hegemon dice:

    Pues las causas EXTERNAS, lejos de “cofradías” y de Logias y de grupos, pueden estar en las Reformas Borbónicas del XVIII, que provocaron revueltas locales y no un movimiento general de emancipación pero que si sirvieron para después crear una idea de independentismo. Otras de las causas EXTERNAS que barajan muchos historiadores se encuentra en el alejamiento de las colonias de la metrópoli a causa de las múltiples guerras que España afronta contra la marina inglesa donde se reduce la criculación marítima entre la Península y las colonias, circustancia que lejos de crear una decadencia económica produce lo contrario, un auge del comercio colonial que se sirve de forma autosuficiente para enriquecerse dándose cuenta que no necesitaban a la metrópoli para comerciar y prosperar. De todas maneras hay que decir que antes de los años convulsos de 1808, los americanos no querían ni buscaban una emancipación total de España, siendo el Imperio español uno de los más estables y pacificos durante los siglos de existencia y donde se encuentran expresiones de patriotismo cuando los sucesos de Bayona de 1808. Tal vez, en un principio, se buscaba una autodeterminación pero sin la desvinculación de España de forma total algo que muchos ilustrados vieron en el siglo XVIII. Pero no quiero decir yo lo que mejor se expresa en este extenso artículo sobre las causas de la independencia de la América Española en la que se indica esta tercera “causa” que algunos esgrimen y que en cambio hace tiempo se ha descartado:


    La tercera explicación se refiere al papel de la Ilustración en la crisis del imperio español. El argumento enuncia que las nuevas ideas y maneras de pensar inspiraron y guiaron a los criollos, funcionaron como agentes de descomposición y subvirtieron el gobierno español como resultado de sus tendencias anticlericales y anti-absolutistas. En América Latina se ha mantenido de manera tradicional que muchas de estas ideas derivaron de fuentes francesas o anglo-americanas. Hay una amplia evidencia para mantener esta afirmación, pero a menudo conduce a serias distorsiones en lo referente a la cultura política dominante del imperio español. La imagen de aspirantes a revolucionarios en la América española que se sirven de las nuevas doctrinas para combatir el despotismo y para disipar el legado nefasto de tres siglos de dominio colonial, ahora podemos decirlo, no es más que una caricatura. En la propia España, viejas tendencias historiográficas echaron la culpa a la Ilustración de causar un contagio de ideas peligrosas y de facilitar el paso de los ejércitos de Napoleón y la ocupación de la Península Ibérica. Esta visión fue descartada hace tiempo, pero por alguna razón desafortunada viejas visiones de la Ilustración todavía configuran en nuestros días la narración histórica sobre el final del imperio.


    O esta otra que se centra en al teoría de Adelman:


    Los historiadores recientes, incluyendo a Jeremy Adelman, mantienen que hubo un cambio económico gradual y acumulativo, un abismo cada vez más amplio entre España y América, que no hizo más que aumentar desde mediados de la década de 1770. Una de las consecuencias inesperadas de la reforma comercial y la prosperidad económica que produjo fue que hizo a la América española la menos dependiente de Europa y mucho más autosuficiente de lo que había sido nunca en el pasado. E tráfico de esclavos se condujo cada vez más entre las costas de África y el litoral suramericano (y Cuba), por lo que se desenvolvió fuera de la órbita de los intereses metropolitanos y su control. Cuando el contacto entre Europa y América, a finales de 1790, se hizo irregular hasta llegar a detenerse (porque la alianza española con Francia después de 1796 trajo la ira de la armada británica), la economía suratlántica no sólo funcionaba, sino que crecía. Según señala Adelman, las reformas y el crecimiento económico no suscitaron resistencias ni un deseo de independencia. Por el contrario, acompañaron e impulsaron cambios ampliados, sutiles, a gran escala y, en última instancia, produjeron una autonomía de facto para regiones del imperio español (especialmente el Cono Sur) mucho antes del paroxismo político de 1808.
    La visión de Adelman es tan original como convincente. Pero su explicación, ante todo económica, constituye sólo una importante subtrama dentro de una historia más compleja. Deja buena parte del imperio que no estaba conectado a la economía atlántica fuera del cuadro. También desconoce las complejidades de la política española, cuyas vicisitudes fueron decisivas.


    El artículo entero aquí:


    http://www.bicentenarios.gob.es/Reflexiones/Articulos/Paginas/Visionesdelarupturadelimperioespa%C3%B1ol.aspx


    La influencia final de estos grupos, logias o cofradías tienen su importancia, sin duda, pero la gestación del tema  es muy anterior por varias causas y no por unas concretas. Es ilusorio pensar que España serñía capazde mantener de igual forma su imperio con los cambios producidos antes, durante y después de la Guerra de Indepencdecia, no sin afrontar cambios ella misma, como así ocurrió. Tampoco es muy correcto afronatr el problema echando al culpa a los liberales o masónicos o moviemitnos extarños que sólo porducen uan catalización del problema, pero no el proeblma en sí. Más que por “andanzas” de “grupos” o Logias, hay que analizar las tospezas, las limitaciones de la época y las consecuancias de otros hechos sufridos por España lo que provocó la pérdida, la emancipación o la independencia de América.

  17. manuelp dice:

    Con todos mis respetos hacia las “nuevas” escuelas historiográficas que ponen el acento en lo que llaman procesos y no en los acontecimientos y personajes singulares, me quedo con los “viejos” historiógrafos estilo Madariaga, Sánchez Albornoz, etc, que gracias a sus grandes conocimientos generales hicieron obras de Historia en la que ya se daban esos presupuestos de “historia total”que las escuelas modernas pretenden vender como novedosos. Eso sí ellos (los antiguos) no voceaban a los cuatro vientos que estaban haciendo cosas “modernísimas” y “rompedoras”.

    Además de que al final, cual pescadilla que se muerde la cola, la mayoría de los historiadores “modernos” acaban como Jules Michelet que después de basar sus tesis sobre el concepto metafísico de “pueblo francés”- depositario de todos los valores habidos y por haber- al final de su vida tuvo que acabar reconociendo todo lo contrario.

     “El pueblo, en su concepto más elevado, difícilmente se encuentra dentro del pueblo. Dondequiera que lo observe, no es él, sino alguna clase, alguna forma parcial del pueblo, alterada y efímera. En su verdad, en su más alta potencia, sólo se encuentra en el hombre de genio: en él reside la gran alma…”.
     

  18. manuelp dice:

    Kufisto

    Lo de motero y cazador, yo lo matizaría. Ciertamente el típico motero no es mi ideal, pero andar en una Harley por las interminables llanuras del Medio Oeste al estilo de “Easy Rider” debe tener su encanto. Igualmente andar masacrando conejillos indefensos no es lo mismo que una caza de león siguiendo el rastro y expuesto a ser merendado.

  19. Hegemon dice:

    Sin menospreciar a los viejos historiadores como Madariaga o Albornoz, todo lo contrario, apoyándome en ellos, como en la explicación que hace el segundo sobre por qué se asienta en Asturias la resistencia contra el Islam y no en otro sitio, o sus novedosas teorias, en aquel tiempo, sobre la Reconquista y el Reino de Asturias, no creo en los procesos espontáneos que un día, y después de 300 años, una persona en Cartagena de Indias se levanta español y por que si, quiere dejar de serlo por mucho que pase por la calle un genio en el “que resida no se qué genio”. Así como la caida del Imperio Romano no es cosa de un día sino de un proceso de 200 años, que se puede explicar de varias maneras, más o menos acertadas, la emancipación de América es un proceso en el que intervienen muchos factores y que las personas tienen su protagonismo, y su genio, y su importancia y su liderazgo, pero no el exclusivismo. Así como hace unos meses debatíamos con Lead que Hitler o Satlin son protagonistas pero detrás de ellos hay un pueblo y unas ideas asentadas de antes y que él sólo es un catalizador, mantengo lo dicho a pesar de Michelet.

  20. Hegemon dice:

    Dudo mucho que el problema actual de España y los separatismos se deban a “hombres de genio” que mueven masas por su carisma en exclusiva. Como venimos diciendo de hace tiempo, se debe a un proceso de varias generaciones que incluye la actividad de algunos y la inactividad de otros. ¿Que no ha salido un “genio” que detenga eso?. Efectivamente es asi, pero como también venimos diciendo, ese “genio” nada tendrá que hacer sin el apoyo de las masas y el proceso que garantiza la nación española formada después de varios siglos de formación y de historia.

  21. Kufisto dice:

    Evidentemente, Manuel, siempre hay excepciones para todo, pero creo que la Literatura debe ser más directa que justa. Mucho más.

    Un saludo, amigo. 

  22. Pío Moa dice:

    Si fuera cierto lo del Adelman y compañía, tras la independencia los países hispanoamericanos habrían crecido aún más y se habrían estabilizado. Pero fue al revés. Eran más estables y prósperos como parte del Imperio español.

  23. Hegemon dice:

    El propio artículo pone en entredicho la teoría, esencialemente económica, de Adelamn cuando dice:
     
    Pero su explicación, ante todo económica, constituye sólo una importante subtrama dentro de una historia más compleja. Deja buena parte del imperio que no estaba conectado a la economía atlántica fuera del cuadro. También desconoce las complejidades de la política española, cuyas vicisitudes fueron decisivas.


    Y también corrobora lo que dice cuando indica que la estabilidad del imperio español era mayor que otros imperios, incluído el británico que no es que no era estable, sino que lo había perdido con la emancipación de USA. Los lamentos de aquellos “genios” de la independencia al comprobar que su idílico Estado Unido Americano no era resalizable, también viene a corroborar que la estabilidad del imperio era mayor dependiente de la metrópoli.

  24. Daedalos dice:

    Pues acá la versión oficial es más o menos ésta:
    Los puestos de la alta burocracia estaban ocupados por peninsulares, ya sea en la administración, la iglesia o el ejército. Ante la difícil situación en España a principios del siglo XIX, la separación de España resultaba especialmente atractiva para los criollos prósperos que veían en esto una oportunidad para conseguir los puestos burocráticos reservados a los peninsulares, una ambición que en muchos casos se apoyó tanto en las doctrinas ilustradas que iban llegando a América como en el hecho de haber notado, por el caso estadounidense, que independizarse no era una quimera sino una idea realizable.
    Cuando menos en México, el inicio del movimiento de independencia comienza en 1810, pero éste queda prácticamente sofocado en 1811, con la ejecución de Hidalgo y Morelos. Después de eso el movimiento por la independencia acaba convertido una especie de guerrilla conformada por bandoleros cuyas actividades quedaban limitadas a las zonas cercanas de Acapulco.
    Y así permanecen las cosas, sin novedades, hasta 1820, año en que se jura la constitución venida de España. Como los efectos prácticos de ésta no convenían a diversos grupos de poder, entre ellos la iglesia, son estos mismos grupos quienes se encargan de impulsar una especie de independencia exprés, desde arriba, que se consigue a fines de 1821. En este entran dos grupos a escena: los liberales, hombres que se encargaron de impulsar una constitución casi traducida de la estadounidense, y los conservadores, que buscaban dar continuidad a lo anterior e, incluso, traer un monarca de Europa. Son estos dos grupos los que se encargan de disputarse la herencia española, y de mantener al nuevo país en el caos hasta más o menos 1880.
    La independencia no se consiguió en campos de batalla, sino por consensos entre los líderes de la burocracia, la iglesia y el ejército. No hubo necesidad de librar batallas contra los españoles, quienes no pudieron enviar refuerzos desde Cuba para recuperar el control sino hasta 1824, refuerzos pocos y mal armados y mal preparados que fueron derrotados por Antonio López de Santa Anna, quien gracias a esto se volvió muy popular pues en México el ejército español aún conservaba su prestigio, de modo que a los pocos años llegó a la presidencia, por breves períodos, durante once ocasiones. Este hombre es muy vilipendiado porque a él se culpa de los desastrosos resultados en la guerra contra Estados Unidos.

  25. lead dice:

    [El puente de Oresund, entre Copenhague y Malmoe] [ España, ¿nación fracasada?]

    El puente de Oresund, entre Copenhague (Dinamarca) y Malmoe (Suecia), es un maravilla de la ingeniería…española, construído por Dragados (parte de ACS, la constructora que preside Florentino Pérez):

    http://es.wikipedia.org/wiki/Puente_de_Oresund

    Esto me ha recordado lo que escribí en el blog el pasado Junio, a propósito de si España puede considerarse una nación fracasada, después de 2000 años de estar, con variadas configuraciones político-administrativas, entre las diez naciones más importantes del mundo: 

    { En cualquier caso, recordé a mis amigos que de las 10 constructoras más importantes del mundo, 6 son españolas (lo que supone, además, disponer de empresas de Ingeniería de las más importantes del mundo…y eso sí es tecnología).

    Lo dicho: si alguien tiene esa sensación de que España es una nación fracasada (me olvido por un momento de los últimos 8 años), mejor que eche un vistazo a los demás; comparar y compararse, con datos, no con quimeras ni mitos (como hacían los de las generaciones del 98 y del 14, tan buenos en literatura y filosofía como ignorantes en Economía, Ciencia y Tecnología) es un sano ejercicio para saber lo que es uno y dónde está.}

    http://www.piomoa.es/?p=360#comment-5128

     

  26. lead dice:

    [El "problema de España", según la fórmula de Groucho Marx]:

     [El "problema" de España: un falso problema, al que se dará un falso diagnóstico y se propondrán los remedios equivocados]
    Nueva York en 20:39 del 4/6/12:
    existe un “problema de España”, causado por una misteriosa sensación de fracaso histórico, que algunos intelectuales intentan descifrar
    Eso me recuerda la definición de “política” que dio Groucho Marx:
    “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar los remedios equivocados”
    Eso es lo que han hecho y hacen muchos intelectuales españoles: inventarse el “problema de España” para hacer una carrera (y el dinerillo asociado) tratando de descifrar el “enigma” encerrado en el “problema”, diagnosticando la (falsa) raíz del (falso) problema y proponiendo los remedios equivocados. 

     http://www.piomoa.es/?p=360#comment-5160

  27. manuelp dice:

    Daedalos

    Pues, aunque el tema daría para mucho, esa síntesis que expone no está mal. solo corregirle la fecha de 1824, fue en 1829 cuando la expedición al mando del Brigadier Isidro Barradas intentó recuperar Méjico.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Expedici%C3%B3n_Barradas

  28. lead dice:

    Daedalos en 15:52:

     
    “Cuando menos en México, el inicio del movimiento de independencia comienza en 1810, pero éste queda prácticamente sofocado en 1811, con la ejecución de Hidalgo y Morelos.” 

    …sin olvidarnos de Ignacio Allende, oficial del Ejército español, nacido en Gordejuela, las Encartaciones de Vizcaya, en el País Vasco, que se pasó a las filas independentistas mejicanas:  

     Tras la derrota en la Batalla de Puente de Calderón, la jerarquía del movimiento exigió la sustitución de Hidalgo como cabeza del movimiento y Allende asumió la responsabilidad. Con un ejército diezmado decidió marchar hacia el norte para conseguir más dinero, armas y tropas. EnAcatita de Baján fue traicionado por Ignacio Elizondo, emboscado, y junto con las cabecillas del ejército, apresado y conducido a la ciudad deChihuahua donde fue juzgado por insubordinación y fusilado el 26 de junio de 1811. Su cadáver fue decapitado y su cabeza colgada de una de las esquinas de la Alhóndiga de Granaditas en la ciudad de Guanajuato como escarmiento a la población. Sus restos reposaron en la Columna de la Independencia en la Ciudad de México hasta el 30 de mayo de 2010, fecha en que fueron trasladados al Museo Nacional de Historia para su análisis y autentificación.

     http://es.wikipedia.org/wiki/Ignacio_Allende

  29. Daedalos dice:

    Gracias, manuelp, por la corrección, aunque agrego que el resumen que meto no es estrictamente el oficial o, cuando menos, lo dudo. Pero siento que es un buena aproximación a lo que oía. En todo caso suavicé algo: en los libros se mantiene la teoría de las castas, de modo que se considera que había, a grandes rasgos, las siguientes: los españoles, los criollos, los mestizos y los indígenas. Pues bien, los españoles y los criollos son considerados en el mismo grupo opresor. Conforme a esto, la independencia consistió en la toma del poder por parte de los criollos, quienes buscaban vivir los provilegios que la corona reservaba a los españoles. Y los mestizos y los indígenas sólo actuaron en los hechos como carne de cañón.
    Esa versión es la más popular, en especial porque sostiene implícitamente que la corona española practicaba la segregación racial, como en la cultura angloamericana, y no considera, por ejemplo, que personajes tan importantes como Guerrero o Morelos eran mulatos registrados desde el nacimiento como criollos.
    Creo que en todos los países hispanoamericanos se da una versión parecida de los hechos. A final de cuentas la historia que nos enseñan es de puro victimismo, y eso tiene sus efectos políticos. Si las mayorías se creen ancestralmente agraviadas fácil será que acaben apoyando la demagogia mejor cantada. Por otra parte, un pensamiento semejante hace casi imposible que la gente de ambos lados pueda formar una relación semejante a la de Estados Unidos con Inglaterra en cuanto a diversos intereses que deberían ser comunes. Ellos, que son fuertes, se juntan; y nosotros, que somos débiles, nos ignoramos.

  30. manuelp dice:

    Daedalos

    Si, por supuesto, ya sé que en Méjico la versión oficial es así, aunque creo que existen muchas personas, como usted por ejemplo, que tienen una visión más ecuánime y no se dejan engañar tan fácilmente.

    Es evidente que lo que se llama la Hispanidad, tendría un enorme potencial en el mundo, pero también es evidente que nos queda muchísimo camino por recorrer. Existió un pensador español- Ramiro de Maeztu- que escribió un ensayo bastante bueno “Defensa de la Hispanidad”. Aqui lo tiene por si le interesa.

    http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages2/Maeztu_Ramiro/Maeztu_Defensa_01_Semblanza.html

  31. lead dice:

    [E Ignacio Allende]

    Daedalos en 15:52:
     
    “Cuando menos en México, el inicio del movimiento de independencia comienza en 1810, pero éste queda prácticamente sofocado en 1811, con la ejecución de Hidalgo y Morelos.” 
    …sin olvidarnos de Ignacio Allende, oficial del Ejército español, nacido en Gordejuela, las Encartaciones de Vizcaya, en el País Vasco, que se pasó a las filas independentistas mejicanas:  
     “Tras la derrota en la Batalla de Puente de Calderón, la jerarquía del movimiento exigió la sustitución de Hidalgo como cabeza del movimiento y Allende asumió la responsabilidad. Con un ejército diezmado decidió marchar hacia el norte para conseguir más dinero, armas y tropas. En Acatita de Baján fue traicionado por Ignacio Elizondo, emboscado, y junto con las cabecillas del ejército, apresado y conducido a la ciudad de Chihahua donde fue juzgado por insubordinación y fusilado el 26 de junio de 1811. Su cadáver fue decapitado y su cabeza colgada de una de las esquinas de la Alhóndiga de Granaditas en la ciudad de Guanajuato como escarmiento a la población. Sus restos reposaron en la Columna de la Independencia en la Ciudad de México hasta el 30 de mayo de 2010, fecha en que fueron trasladados al Museo Nacional de Historia para su análisis y autentificación.”
     http://es.wikipedia.org/wiki/Ignacio_Allende
     

  32. lead dice:

    La familia de Ignacio Allende era de Gordejuela, Vizcaya:

     http://es.wikipedia.org/wiki/Gordejuela

  33. lead dice:

    [Discriminación racional en el mundo hispano? La opinión del Gobernador Sir John Bowring en Intramuros, Manila]


    Daedalos

    Mi post @19:12. El PIB retrospectivo de las diferentes naciones ha sido calculado por el economista inglés de la OCDE Angus Maddison donde puede verse que España siempre ha estado en el “top ten” (entre los 10 primeros). Reproduzco al efecto un antiguo post que incluye  la diferencia, desde el punto de vista de la discriminación racial entre españoles y anglosajones:

     [El top ten económico a lo largo de la Historia]
    Hay mucha más información disponible en las famosas tablas de PIB retrospectivos del economista de la OCDE Angus Maddison. Eso en lo económico que en, todo lo demás, España, primer Estado independiente de Europa tras la caída del Imperio Romano de Occidente, es uno de los pocos creadores de un “Imperio constructor” que, al igual que hizo Roma con las díscolas tribus ibéricas, metió en la civilización y en la Historia a casi todo el continente americano y una parte (pequeña pero importante) de Asia y Oceanía. Aquí, la autorizada opinión de un alto funcionario británico sobre las diferencias entre la colonización de otras potencias europeas y la labor civilizadora de los españoles:
     
    {Residents within the wall
    As opposed to what was the norm in other European colonies at the time, Spanish authorities allowed all racial groups to settle inside Intramuros. Sir John Bowring, Governor General of British Hong Kong, a well-seasoned traveler who had written several books about the different cultures in Asia, was favorably impressed by the lack of rqcial discrimination and described the situation as “admirable” on a visit to Intramuros, part of his trip to the Philippines during the 1870s

     

    The lines separating entire classes and races, appeared to me less marked than in the Oriental colonies. I have seen on the same table, Spaniards, Mestizos (Chinos cristianos) and Indios, priests and military. There is no doubt that having one religion forms great bonding. And more so to the eyes of one that has been observing the repulsion and differences due to race in many parts of Asia. And from one (like myself) who knows that race is the great divider of society, the admirable contrast and exception to racial discrimination so markedly presented by the people of the Philippines is indeed admirable.
    [}

    [Residentes dentro de los muros [del barrio de Intramuros, en Manila]

    Contrariamente a lo que era la norma en otras colonias europeas de la época, las autoridades españolas permitieron a todos los grupos raciales establecerse dentro de Intramuros. Sir John Browning, Gobernador General del Hong Kong británico, un muy experto viajero que había escrito varios libros acerca de las diferentes culturas en Asia, quedó muy favorablemente impresionado por la falta de discriminació racial y describió la situación como “admirable” en una visita a Intramuros como parte de su viaje a Flipinas en los años 1870′s
    :

    “Las líneas que separan clases y razas enteras me parecieron menos marcadas que en las colonias orientales. He visto en la misma mesa a españoles, mestizos (chinos cristianos) e indios, curas y militares. No hay duda de que tener una misma religión forma una gran unión. Y tanto más a los ojos de quien ha visto la repulsión y las diferencias debidas a la raza en tantas partes de Asia. Y para alguien, como yo, que sabe que la raza es el gran separador de la sociedad, el admirable contraste y la excepcionalidad respecto de la discriminación racial tan significadamente presentada por el pueblo de las Filipinas es ciertamente admirable”]


    http://en.wikipedia.org/wiki/Intramuros
     
     
     

  34. lead dice:

    [Discriminación racional. no, es Discriminación racial]

  35. lead dice:

    [España, ¿ha sido un país pobre?]

     Está, todavía, muy extendido eso de “España, país pobre” (cuando no mísero)…lo que se da de bruces con los datos históricos, como las series de PIB retrospectivo del economista de la OCDE Angus Maddison (fallecido el año pasado y de cuyos trabajos  periódicamente informo). Estos datos conviene recordarlos …y hacerlos saber, porque no está muy extendida esa posición de España a lo largo de los siglos. Concretamente, un colaborador de Libertad Digital ha vuelto a insistir en el mito de la “pobreza de España”.
    Que España esté alrededor de la posición 10ª como economía absoluta (medida por el PIB) de las últimas décadas no lo puede negar nadie que lea los periódicos, oiga la radio o vea la televisión. Lo que, sin embargo, es totalmente llamativo es esa posición en el pelotón de cabeza desde hace 2.000 años en que nos sitúa Angus Maddison en sus no tan conocidos (fuera de los medios especializados) estudios retrospectivos del PIB. Cuando esto se comenta en círculos supuestamente cultos e informados, la extrañeza es la reacción general.
    Así, afirmar que en 1900 (o en 1898, el año del “desastre” para nuestros egregios literatos de esa generación, pero ignaros en economía, ciencia y técnica, quizá con las salvedades de Pío Baroja y Ramiro de Maeztu) España era la 10ª economía del mundo rompe los esquemas que justifican todo lo que vino después por “la pobreza y miseria del pueblo español”.
    NOTA: Algo similar pasa con Rusia, 4ª o 5ª potencia económica del mundo en 1900Las revoluciones, a diferencia de las revueltas, no son producto de la miseria sino de las “expectativas crecientes” de que continúen las mejoras, una vez iniciado el desarrollo económico (Alexis de Tocqueville), como en Rusia a partir de 1861 (año de la abolición de la servidumbre, coetáneamente con el de la esclavitud en los EE.UU.) y en España por época similar; cuando esas “expectativas crecientes” quedan momentáneamente interrumpidas, se dan las condiciones para que los incansables revolucionarios tengan éxito esa vez (no habiéndolo tenidos antes).

  36. CCURIOSO dice:

    No hay de que D.Pio.

    Mural del Capitolio.
    Bolivar entrando en Caracas.

        http://elotroecuador.files.wordpress.com/2010/05/bolivar_unionjack.jpg?w=410&h=271

    La Union Jack es la bandera que esta detras de el. 

  37. CCURIOSO dice:

    La legion britanica era la fuerza de choque de Bolivar .

    http://bicentenariodistinto.blogspot.com.es/2012/02/merecen-una-mencion-particular-las.html

    A pesar de eso cuando se enteraron que llegaba un gran expedicion española (en la que iba a ir  Riego) salieron huyendo,pero tras  el levantamiento de Riego y la no salida de esas tropas, regresaron a la zona.

    Ademas los independentistas recibieron financiacion de Inglaterra ,armas y municiones y apoyo logistico de sus buques.    

  38. Hegemon dice:

    La independencia de América debe estudiarse no como un proceso global sino en sus diferentes regiones y partes. Así como el proceso emancipador de Méjico se diferencia del de otras partes, el de Argentina y Chile sucede lo mismo con respecto al llevado por Bolivar en Venezuela, Ecuador y Colombia. Yo, que estudié antes que la historia de España la historia del Ecuador, desde las primeras tribus, la civilización Inca y las precolombinas y luego la supuesta opresión española y la gloriosa independencia, donde Sucre (nombre que recibe la moneda del Ecuador) es un héroe o más que eso, sé que lejos de la interpretación progre de la versión mejicana está la nacional del país andino. Además de que parece ser que a los peruanos y ecuatorianos les han inculcado que en vez de llevar más sangre española, ¡¡¡lo que corre por sus venas es sangre inca!!! cosa muy improbable. Y dale con los incas. Durante todo un año estudié, en 4ª de EGB, todo el imperio Inca que abarca unos 80 años hasta la llegada de Pizarro al que ponen mucho peor que al demonio. La independencia de Ecuador es todo un acto de heroismo y de lucha contra la supuesta opresión española, con el eje fundamental en Sucre. En fín, que la manipulación educativa debe ser una extensión general de la hispanidad en aras de autodeprestigiarse a ella misma. Luego surgen trabajos, como los ya mencionados varias veces aquí en donde un grupo muy nutrido de catedráticos americanos, con el auspicio de la Universidad de Lima, sacan un trabajo donde se explica que lejos de la idea falsa general de que los españoles se llevaron hasta los grifos de piedra, España aportó más, mucho más que todo el oro y plata que se llevaron.
     
    En concreto, en Mejico reconocen que si no llega a ser por la labor de los españoles y del cardenal (u obispo) Mendoza¿?, la cultura maya se hubiera perdido y no se sabría nada si no paran el expolio de los franceses que tuvieron su intervalo por esas tierras. Pero poco podemos hacer si son los propios españoles los priemros en afirmar las desgracias y opresiones ficticias de su conquistadora y civilizadora, labor que no tiene parangón en la historia de la humanidad. Un Imperio que a pesar de lo que se piensa, no se forjo a sangre y fuego o donde los Derechos Humanos fueron la costumbre desde muy temprano. Algo impensable, como dice Thomas y repito yo por n-ésima vez, en un Imperio británico, no ya del siglo XVI, sino en el XIX.
     
    La Indenendencia de América española es un proceso complejo que puede tener sus bases en la libertad que disfrutaban las colonias muy extensa comparada con otras bajo opresión de otroas naciones, como así lo explica Pablo Victoria, un diplomático colombiano que ama más España que nosotros mismos, y en donde se dan unas circustancias que nada se tienen que comparar con las de USA.

  39. LeonAnto dice:

    Corte de los milagros:

     http://asunbalonga.blogspot.com.es/2012/10/duque-o-canalla.html#comment-form

  40. LeonAnto dice:

    Acerca de los mitos, sobre la presencia española, en América, ya lo puse hace algún tiempo (habla un colombiano, no un español):

     http://youtu.be/UuY7p0UmeCE

  41. Hegemon dice:

    El que habla en el enlace de LeonAnto es, precisamente, Pablo Victoria; el colombiano que menciono más arriba.

  42. LeonAnto dice:

    Hegemon: Disculpa, se me ha pasado, y eso que era el anterior comentario, a los míos, si es un perro me muerde, no me acordaba del nombre del profesor colombiano, lo he buscado en mi archivo de youtube y lo he cascado.

  43. Hegemon dice:

    No, LeonAnto, si viene muy bien tu enlace. Te felicito.

  44. Hegemon dice:

    Por cierto, que Pablo Victoria echa la culpa de la Independencia a los ingleses y a las intrigas masónicas además del vacío de poder causado por la guerra de la Independencia. Tiene un libro “Al oído del Rey” en el que habla de esto y de Simón Bolivar y su crueldad y destapando la realidad de este ser cruel.