No en Barcelona, sino en Madrid / Villarejo y el patio de Monipodio / Milagros y doctrina

No en Barcelona, sino en Madrid 

Al llegar la Transición, el separatismo abierto en Cataluña era tan marginal que tenía que travestirse de mero  autonomismo, pedir amnistía, etc. En Vascongadas, el historial de la ETA había sido el de sucesivas escisiones “españolistas”, aunque persistiendo en su ideología comunistoide. Desde la transición todo empezó a cambiar: el PSOE y la derecha se volvieron muy autonomistas, regalaron a los separatistas todo tipo de ventajas estratégicas,  empezando por la enseñanza. Ningún etarra más se volvió españolista-obrerista, y por el contrario, los partidos incluso nacionales empezaron a volverse antiespañoles a fuer de antifranquistas. ¿No consistía la democracia en antifranquismo? ¿Y quién más antifranquista que la ETA, que además habría traído la democracia al asesinar a Carrero Blanco?  En Cataluña, Pujol resumió la cuestión así: “los vascos (la ETA) abren brecha, y nosotros seguimos por ella” Poco a poco el separatismo fue sintiéndose lo bastante fuerte para desafiar al estado, en actitudes favorecidas y financiadas desde el mismo estado. El problema no ha estado tanto en Barcelona como en Madrid. 

¿A qué se debe esta evolución? En el caso del PSOE está claro: hay una tradición desde la insurrección de 1934, e incluso antes, de alianza con los separatismos en los que no dejaba de ver una palanca para destruir el estado nacional “burgués”,  objetivo fundamental de los socialistas.  En el caso de la UCD-PP había simplemente un vacío intelectual animado por el intento de distanciarse del franquismo. En definitiva, la UCD había traído la democracia partiendo del franquismo, pero al pretender que ese pequeño “detalle” se olvidase, se desarmó ideológicamente y comenzó a alimentarse de “los desechos intelectuales de la izquierda”. 

Ahora se plantean las elecciones en Cataluña. La política de VOX podría consistir en explicar estas derivas que han llevado al golpe de estado permanente contra la Constitución. Que el separatismo recuerda al nazismo en su racismo mal disimulado, y que tanto el PP como el PSOE han colaborado con él, contribuyendo al engaño privando de voz y voto a la mayor parte de la sociedad catalana, y Ciudadanos ha fracasado estrepitosamente. Esta podría ser la línea argumental junto con propuestas concretas que girasen en torno al fortalecimiento de la Constitución en contra de su socavamiento sistemático desde hace tantos años. 

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936

******************************

Crónica. Villarejo y el patio de Monipodio 

**Si olvidamos que el Doctor es la herencia del Rajoy, no saldremos del basurero político, agravado.

**Villarejo fue el profesional del que se valieron empresarios corruptos, el PP y el PSOE, para sus espionajes mafiosos; una de sus principales víctimas fue el empresario Luis del Rivero. A algunos jueces que parecen serios se les ofrece ahora la posibilidad de hacer una limpia en esos establos de Augías o, si se prefiere, patio de Monipodio. Habrá que ver si son capaces. El país lo necesita.

**Por cierto, en un artículo de Razón española, Luis del Rivero expone un proyecto para absorber el  CO2, cuya emisión se dice ser excesiva y motivadora no se sabe si del “calentamiento global” o del “cambio climático”. Ese proyecto, al revés de los ecologistas, sería económicamente muy rentable y generaría gran cantidad de empleo, tan necesario en un país que desde la transición soporta unas tasas de paro muy superiores a la media europea.

**No son lo mismo Ayuso y Almeida. Ayuso estaría mejor en VOX. Almeida en el coro de los castrati cacofónicos.

**El problema del Coletas y el Doctor no radica tanto en su estupidez supina como en su calidad de iluminados. Por la luz de la luna. Explotan así la fracción lunática de la sociedad.

**No olviden este dato demostrativo: los gobiernos PSOE y PP han fomentado al mismo tiempo el aborto masivo y la inmigración masiva.  ¿Casualidad? 

**Marañón definió a la república, a cuya llegada había contribuido, como un derroche de estupidez y canallería. Creo que mi último libro sobre aquel régimen deja bien claro el acierto de Marañón, guiado por la experiencia. Estupidez y canallería que perpetúan quienes pretenden resucitar aquel pasado.

**Un rasgo de la izquierda actual es la ñoñería y cursiladas en que envuelven su naturaleza despótica. En eso es especialista el fulano de la mansión de Galapagar.

**Lo peor de la ley soviética de memoria histórica no es su puesta en vigor por el nuevo frente popular, sino su colaboración en ella por el PP, sofocando la información sobre su significado y la protesta democrática.

**¿Quieren entender qué fue el franquismo? Presten atención a la calaña de quienes lo atacan.

****************************

Los Mitos Del Franquismo (Historia)

 Hacia el final de la II Guerra Mundial, España debió afrontar la guerrilla comunista, la hostilidad de los Aliados (anglosajones y soviéticos) y las maniobras de los monárquicos  bajo orientación inglesa. En Una hora con la Historia: https://www.youtube.com/watch?v=Z29fha8Xvy4

*****************************

Milagros y doctrina

Claramente estás diciendo que  no puede hablarse de perfección humana porque nadie puede decir cuál es el significado y la función de su vida. Al final está la resignación o aceptación del destino como algo impuesto por una fuerza superior, es decir, por Dios. Es lo que viene a decir Santi en tu novela, con unas palabras u otras. Él cree en el mensaje de Jesús, que le da tranquilidad, pero si tratara de explicarlo se vería en un lío. Jesús, en definitiva, fue un predicador que hacía milagros, en función de los cuales los demás debían reconocer que era el Mesías,  un mesías especial, de naturaleza divina. No consiguió ser reconocido así excepto por un puñado de personas, y   amenazaba con terribles castigos a quienes no lo creyesen. Pero en la práctica, ¿qué significaba creer en su divinidad?

 La fe no parece consistir meramente en los milagros, sino en dos cosas: que la pasión de Cristo expresa el amor de Dios a sus criaturas humanas, a las que trata de redimir del pecado original con el ejemplo. Y su resurrección representa el triunfo sobre la muerte del espíritu en el propio ser humano. Creo que así lo interpretaría Santi, aunque no estoy seguro, tampoco es un teólogo. San Pablo, que es quien más ha hecho por fundamentar el cristianismo,  no se preocupa de los milagros ni propiamente de la vida de Jesús, sino del significado de su resurrección. Es la resurrección la que salva al hombre de su condición miserable y condenada a la muerte: “Si él ha resucitado, todos podemos resucitar, y si no ha sido así, los cristianos seríamos los más equivocados y miserables de los hombres”, algo así venía a decir.

Como puedes comprender, ese razonamiento de San Pablo es una tautología. En él hay un hecho radicalmente de fe: creer en la divinidad y resurrección de Jesús, más unas recomendaciones de moral práctica a los cristianos: ser amables unos con otros, practicar el tipo de amor que él expone en alguna carta muy elocuentemente, pero que en definitiva no es nada nuevo: son consejos morales que podemos encontrar casi en cualquier religión.

Cuatro perros verdes

************************************

 

 

 

Creado en presente y pasado | 51 Comentarios

La ocasión de VOX / Humanidad perfecta / “Libertad” destructiva

Pocas cosas hay más actuales ahora mismo que la II República, un régimen caótico desaparecido hace 85 años y que vuelve a amenazarnos con la misma clase de políticos. Aquí, una excelente reseña de mi libro reciente. La cueva de los libros: La Segunda República Española de Pío Moa

*****************

Crónica. La ocasión de VOX

**Ante las elecciones catalanas, nada podría ser más negativo para VOX que mostrarse unitario con el PP, el partido auxiliar del separatismo, que ha reducido al propio PP a la  marginalidad en Cataluña. Si VOX cayera en la tentación “unitaria” de rescatar al PP de la marginalidad, caería él en lo mismo. La gran oportunidad de VOX consiste en distanciarse lo más claramente de los castrati cacofónicos.

**La oportunidad de VOX es mostrarse como alternativa al PP. Por eso el PP lo ve como su mayor enemigo. El PP nunca dejará de hacer lo mismo que ha hecho hasta ahora: es su escuela y su, llamémosle así, pensamientos político.

**Nunca se reparará lo bastante en este hecho: el antifranquismo fue esencialmente comunista y la democracia solo fue posible por las condiciones sociopolíticas creadas por el franquismo. Ningún demócrata había en las cárceles franquistas y ningún demócrata se puede llamar antifranquista sin equipararse a los comunistas y la ETA.

**En el franquismo, los partidos o “familias” estaban equilibrados por un aparato político bastante inteligente y eficaz, pero arbitrado por el prestigio de Franco. Sin Franco era preciso buscar otro equilibrio que impidiese una disgregación partidista, y difícilmente podía ser otro que las elecciones.

**Hay una falsa crítica a los partidos argumentando que no son asociaciones naturales como lo serían la familia, el municipio y el sindicato. En el municipio y el sindicato surgen de modo natural las tendencias diversas o contrarias, es decir, los partidos. Incluso suele ocurrir en las familias.

**Los partidos tienden a desgarrar el tejido social cuando no comparten unos valores o virtudes básicos. En España, lo que dio a los partidos su carácter destructivo fue la negación de la historia y cultura españolas. Sin esa base solo podía haber enfrentamiento radical. Por cierto que está ocurriendo ahora en Usa.

**Un ejemplo elemental de partido destructivo: “El PSOE –señalaba Julián Marías– tiene una idea negativa de la historia de España”. Por lo tanto la tenía muy positiva del propio PSOE, cuya historia fue desde muy pronto delictiva y corrupta.

**No existe “el pueblo” como una sociedad homogénea. En él encontramos grupos muy diversos, desde los delincuentes a los artistas, desde los científicos a los supersticiosos, desde la “franja chiflada”, que llega a ser muy amplia,  hasta las élites (en el sentido correcto del concepto como “minorías selectas, que decía Ortega). La España actual es, al menos en política, un país sin élites. Quizá VOX vaya creando una.

**”Vicios privados, virtudes públicas”, sostenía Mandeville. Podía haberlo ampliado así: “delincuencia privada, riqueza pública”. ¿Cuántos puestos de trabajo crea la delincuencia? Pero el problema es real.

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936

****************************

 Hacia el final de la II Guerra Mundial, España debió afrontar la guerrilla comunista, la hostilidad de los Aliados (anglosajones y soviéticos) y las maniobras de los monárquicos  bajo orientación inglesa. En Una hora con la Historia: https://www.youtube.com/watch?v=Z29fha8Xvy4

**************************

Una humanidad perfecta

Siguiendo tu nota literaria sobre la intencionalidad de las dos novelas y los problemas y el ambiente de los años 60, está la opinión de alguno de los personajes que me hizo pensar en su momento, me refiero a la de que la electrónica permitiría construir robots tan perfectos como humanos, y la genética humanos tan perfectos como robots. He aquí el gran asunto: ¿en qué consistiría esa perfección?, ¿qué debemos entender por ella? ¿Es realmente posible o es una boutade? 

Por perfección podríamos entender la perfecta adecuación de algo a sus fines. Por ejemplo una máquina bien hecha, que salvo accidentes no tuviera averías y cumpliera bien los fines para los que ha sido diseñada. La idea del hombre como máquina está, explícita o implícita, en las ideologías: a lo largo de la historia, el hombre ha sido una máquina que no funcionaba bien, pero gracias al desarrollo científico-técnico será posible enmendar ese defecto. La genética permitirá eliminar los aspectos “malos” y asegurar los “buenos”, mientras que la electrónica permitirá crear robots que funcionarán mucho mejor que los hombres históricos. Desde ese punto de vista, la especulación es correcta. Es más, yo diría que caracteriza la evolución actual de las ideologías. En Cuatro perros verdes queda bastante explícita en Diego y su afirmación de la ciencia como explicativa de la evolución humana, acelerada pronto por “la revolución científico-técnica”, en la que insistían mucho los comunistas.

De acuerdo, pero ¿cómo oponerse a esa evolución, que es lo que vemos por todas partes, y sobre todo, ¿por qué oponerse a ella si nos va a garantizar finalmente una existencia más libre de enfermedades, con mucho más poder sobre la naturaleza, más rica, como desea todo el mundo? Sería absurdo oponerse a una humanidad, si no perfecta, por lo menos mucho más perfecta y capaz que la actual, ya entiendo que  la humanidad que hemos conocido quedará por así decir anticuada, inferiorizada, eso nos asusta, porque somos parte de esa humanidad y compartimos sus evidentes imperfecciones y nos resistimos a desaparecer, pero el progreso siempre se demostró imposible de detener, y  lo mismo ocurrió  seguramente con los neandertales y los homininos que los precedieron. ¿Podemos oponernos a las leyes evolutivas?

Piensa un momento sobre lo de la perfección. Una máquina sabemos para qué sirve, y de las leyes de la naturaleza podemos aprovecharnos aunque no sepamos su finalidad, pero ¿cuál es la finalidad de la vida humana? ¿Cuál es la perfección relativa a esa finalidad? Vale la pena preguntárselo.

Cuatro perros verdes

*****************************

 La libertad destructiva

Cuando hablamos del regeneracionismo debemos distinguir entre algunas de las medidas concretas propuestas, en principio bien enfocadas (digamos “escuela y despensa” de Costa),  y la concepción general de España, que negaba cualquier posibilidad real de regeneración.  El propio Costa señaló en 1902: “Fue la libertad bandera de la España nueva por espacio de más de medio siglo: ni ciencia, ni agricultura, ni escuelas, ni canales, ni legislación social, ni autonomía antillana, ni expansión colonial por África; en nada de eso se pensó: no alentó en ella otro ideal que el de la libertad”. Claro que la libertad es uno de los conceptos más difíciles de analizar, y desde luego aquellos próceres del siglo XIX no se molestaron en analizarlo. Básicamente se trató de la libertad que reclamaba para sí cada una de las facciones liberales y republicanas,  y que intentaban imponer por medio de pronunciamientos. Enfrente tenían, es verdad a quienes se proclamaban portavoces de Dios para volver a los tiempos dorados –según ellos– del absolutismo.

Estoy releyendo  los muy interesante  apuntes de Aquilino Duque Actualidad del 98 –de donde extraigo la cita anterior–, es decir, de aquella generación literaria  e ideológica, que parece un tanto enferma de retórica, aun con su patriotismo un tanto amargo. El absurdo de aquella “libertad” tomó cuerpo en la oposición a la dictadura –por lo demás liberal– de Primo de Rivera, que por primera vez se ocupó con éxito de los asuntos mencionados por Costa y los abordó muy satisfactoriamente (descartando la expansión colonial por África, ya para entonces anacrónica, aunque resolvió el hasta entonces sangrante problema del Rif). ¿Acaso sus logros se oponían a la libertad?

Así lo entendieron sus enemigos, que volvieron con su “libertad” de la  república al caos del siglo XIX. Concentrado y agravado por las nuevas fuerzas sovietizantes, anarquistas y “demoledoras” de España,  hasta desembocar en un régimen de terror… sin que olvidaran ni por un momento invocar su “libertad”. La respuesta al terror fue el régimen de Franco, sin duda el más constructivo de los últimos dos siglos en España. Y de nuevo volvieron a atacarlo desde fuera y dentro los partidarios de “la libertad”, palabra tan sugestiva como vacía en su boca. ¿No era el franquismo una dictadura? Había que vomitarla, fueran cuales fueran sus méritos, en nombre de la “libertad”. Fueron los comunistas, única oposición constante y real al régimen, quienes más alto alzaban esa bandera. Lo siguen haciendo ahora mismo, ellos y sus comparsas, los majaderos del PP y, cómo no, los separatistas. Su “libertad”, bien experimentada en el Frente Popular, les define. La libertad como bandera de la tiranía y la miseria, que ahora quieren imitar del gorila Maduro.

 

 

 

Creado en presente y pasado | 27 Comentarios

Ni histórica ni política / Odio al niño / Hacia la destrucción de la democracia

 

Ni histórica ni política

Con respecto al distinto ambiente social reflejado en Cuatro perros verdes y el de hoy, podemos decir que lo que estaba entonces en embrión (“liberación” sexual, feminismo, pacifismo (frente al expansionismo comunista), drogas, atracciones procomunistas, “revolución científico-técnica” con las posibilidades de la electrónica y la genética, etc.,  no ha cesado de expandirse yo diría que monstruosamente. Me parece muy interesante  este proceso y por qué no ha tenido una réplica adecuada. También vale la pena  contrastarlo con el ambiente de los años 30-40 expuesto en Sonaron gritos y golpes a la puerta, ambiente de extrema violencia e impacto comunista inminente. Y también por qué, 28 años después de derrotado en España, resurgía el sovietismo con ímpetu inesperado. He querido exponerlo, más bien que explicarlo, en Diego, el hijo comunista del protagonista  de la novela anterior, que precisamente dedicó sus mayores energías a luchar contra el comunismo, para caer después en una especie de apatía política. Mientras gran parte de la Iglesia se pasaba a la causa de quienes casi la habían exterminado.

Estos aspectos son importantes en las dos novelas, porque constituyen su trasfondo histórico. Pero lo esencial de ellas, al menos en mi intención, va más allá: trata de las reacciones humanas, tan diversas, ante situaciones que llegan del exterior,  el amor, la camaradería,  la sexualidad, la muerte, todo ello bañado por la angustia ante el sentido incognoscible de la vida. Algún lector las ha calificado de novelas existencialistas, pero solo lo serían si dieran una solución al problema, al estilo de Sartre, por ejemplo. Opino que importa más plantear el fondo de un problema así que pretender darle una solución, que siempre caería en lo convencional o convertiría el relato en una novela histórica o política, es decir, trivial.

************************

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936

Crónica. Odio al niño

**Que el antifranquismo una a los asesinos etarras, a los corruptos socialistas, a los prochekistas podemitas, a los racistas separatistas y a los señoritos cutres del PP, no es ninguna casualidad.

**En lo que llaman patriarcado es donde viven mejor las mujeres: tienen más larga vida, se suicidan mucho menos, delinquen mucho menos, sonríen mucho más, se libran de los trabajos más duros, son muchas menos las que caen en la indigencia… Los que condenan el “patriarcado” sin duda acabarán con esas ventajas.

**El derecho más elemental de un niño es a un padre y una madre reales, y no a una caricatura de dos papás y dos mamás. Pero el feminismo odia a los niños desde el vientre de las madres, a las que incita a abortar.

**¿Es casual que las políticas actuales en España propicien el aborto masivo y la inmigración masiva? ¿Quieren acabar con la cultura española? Está claro que sí.

**¿Es que los progres de la corrección política aman al islam? Lo aman solo en cuanto creen poder utilizarlo contra el cristianismo, al que odian, realmente.

**Muchos se alarman ante las medidas de los gobiernos centrales y autonómicos contra la lengua común española en varias regiones. No perciben una amenaza mayor: la colonización por el inglés.

**España tiene desde hace 40 años unos gobiernos que promueven y financian los separatismos, que han convertido a Gibraltar en un emporio de negocios oscuros y corruptores, que entregan la soberanía “por grandes toneladas” a la burocracia de la UE… Y es hora de acabar con esas derivas que tienden a destruir la unidad nacional.

**Desde que Zapatero impuso con sus cómplices del PP y separatistas la ley de memoria histórica, la democracia en España ha desaparecido prácticamente. Esa ley deslegitima al franquismo, y por tanto a la unidad nacional, la democracia y la monarquía que el franquismo legó a España.

**El franquismo creó las bases, inexistentes en la república, que hacían posible una democracia. La oposición al franquismo nunca fue democrática, sino comunista y/o terrorista. ¿Qué democracia podría haber venido de tales canallas?

******************************

europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

Hacia la destrucción de la democracia

La democracia no es “el poder del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”. Considerarla así ha dado lugar a infinitas discusiones sin sentido. No puede serlo, porque todo poder es ejercido necesariamente por un pequeño número (oligarquía), se revista con unas formas  u otras. El poder se presenta siempre como un servicio al pueblo, al orden social, la justicia y la prosperidad, y ese es su verdadero sentido. Otra cosa es cómo funciona, y debe distinguirse entre el poder, que existe en todas las sociedades humanas (en forma de estado en las civilizadas),  y la fuerte tendencia de las oligarquías a utilizarlo tiránicamente en su beneficio particular. El poder genera necesariamente la división de las oligarquías en partidos, la lucha entre los cuales, tan a menudo violentas y sangrientas, conforma gran parte de la historia humana. Podría intentarse una sociología de “los hombres de poder”, que surgen en todas las condiciones, incluso en aquellas en que su ejercicio lleva consigo alto riesgo de ser asesinado.

Durante siglos, los esfuerzos religiosos y teóricos han buscado la manera de impedir o al menos limitar la tendencia despótica de las oligarquías y la violencia de la pugna entre ellas. Algo muy difícil por cuanto se suponía al pueblo, en principio beneficiario de él, ignorante de los problemas de todo tipo suscitados por el ejercicio del poder. La historia registra también las explosiones destructivas y enloquecidas de grandes masas contra sus gobiernos, aun si justificadas en el despotismo de estos.  El liberalismo viene a ser un intento de impedir ambas cosas, el despotismo y las violencias entre oligarquías o facciones oligárquicas. Para ello instituyó modos de limitar las competencias del poder y contrapesar sus principales manifestaciones, y de reglamentar la lucha política mediante elecciones.

El liberalismo no era en principio demócrata, no confiaba en el sufragio universal, denostado también por los padres de la Constitución useña. El pueblo, la masa, carecía de criterios, conocimientos y aficiones para gobernar o para decidir quién debía hacerlo. El criterio más sencillo era la propiedad. Los propietarios serían, por su instrucción e  intereses concretos, menos sensibles a las demagogias que fácilmente calaban en las masas proletarias o pobres. Además, en la teoría liberal, la idea de libertad iba muy enlazada con la de propiedad.

Claro está que las masas incultas no se resignaban a ser meros espectadores de unas peleas políticas cuyos resultados les afectaban, tanto porque surgían otras ideologías que las movilizaban como porque la igualdad ante la ley pregonada por los liberales empujaba en esa dirección: el liberalismo se democratizó cuando aceptó el sufragio universal. El cual solo puede funcionar con libertades políticas. Cuando un país llega a la situación de que la casi totalidad de los medios de manipulación de masas siguen una misma línea política, ese país no es una democracia o ha dejado de serlo. Ese fenómeno se da en Usa, la UE (excepto Polonia y Hungría) y por supuesto en España. Es preciso analizar cómo se ha llegado a esto.

 

Creado en presente y pasado | 59 Comentarios

Ofensiva contra VOX / El destino y las creencias / Melancolía y nostalgia

Ofensiva contra VOX

   Los castrati cacofónicos del PP han aprovechado los disturbios proTrump en Washington para arremeter contra VOX de la manera miserable que les es propia. De los disturbios, mucho más graves, sostenidos y violentos, contra Trump, no decían nada, y es natural: los castrati no solo comparten las demagogias abortistas, homosexistas, multiculturalistas, feministas etc., de los antiTrump, sino que en España las condimentan con el apoyo a los separatismos, al Gibraltar inglés, a la colonización cultural,  a la disolución de la soberanía española en la UE, todo ello condimentado, cómo no, con un antifranquismo impostado y delictivo. En otras palabras: no se diferencian en nada esencial del nuevo frente popular izquierdista-separatista. Y, como todo ese conjunto canallesco, tienen a VOX como enemigo principal, y tratan por todos los medios de calumniarlo y desacreditarlo. Lo cual demuestra que VOX es la única alternativa en el turbio y corrupto  panorama político español.

Es muy curiosa y llamativa la evolución opuesta de la izquierda y de los castrati.  Durante la transición, los partidos  que se consideraban herederos del Frente Popular se apresuraron a aceptar la herencia del franquismo (monarquía, bandera, economía de mercado, pluralismo, unidad nacional, democracia en definitiva) y a disimular el separatismo como simple autonomía. Porque  Torcuato había sabido “hacer que se supieran débiles”. Sin embargo captaron enseguida la importancia estratégica de identificar antifranquismo con democracia, y mitificar la república, con lo que fueron poniendo progresivamente a la derecha a la defensiva. Tan a la defensiva que fue precisamente el PP el que “se supo débil” hasta el punto de optar por  las iniciativas izquierdo-separatistas y condenar sus propios orígenes y raíces en el franquismo… Lo hizo ¡a fin de pasar por demócrata a los ojos de los mayores enemigos de la libertad y de España! Lo decía un catedrático: la derecha carece de formación histórica e ideológica, lo que la condena a alimentarse de los desechos intelectuales de la izquierda. Nunca se dijo con más concisión y propiedad.

Qué más normal que ahora ataquen a VOX con la furia de los lacayos. Pero eso es bueno, si VOX, al que intentan cercar de nuevo de un muro de silencio,  sabe replicarles

************************************

El destino y las creencias 

Lo que más me ha impresionado de su estudio sobre la república es la fuerza del destino sobre las ilusiones de los dirigentes, tan fuertemente reflejada en el desarrollo de los hechos y las ideas que ellos se hacían sobre lo que estaba ocurriendo. Alcalá Zamora llega convencido de que va a presidir una república “no epiléptica”, moderada,  de acuerdo con sus socios socialistas, republicanos de izquierda y separatistas. Se creía la encarnación de la república, y todo se le escapa enseguida de las manos. Será Azaña, que no tuvo casi arte ni parte en la llegada del régimen, quien pase a la historia como su rival “encarnación de la república” y quien le dé el toque distintivo a su Constitución.

A finales de 1932, Azaña ha derrotado las revueltas anarquistas y al golpe de Sanjurjo, y considera la situación normalizada para emprender sus grandes proyectos de “demolición” y así lo analiza en sus diarios. Y a las pocas semanas, en enero del 33, los anarquistas es él el que resulta demolido políticamente por los anarquistas, y el resto del año se le convierte en un martirio hasta que a finales ve cómo la derecha llega al poder en las elecciones.

 Entonces se sienten triunfadores los moderados Lerroux y Gil Robles: la gente ha aprendido de la experiencia anterior y apoyará la moderación y la paz. Pero ocurre lo contrario:  socialistas y los nacionalistas catalanes consideran que el triunfo de la derecha no tiene fundamentos sólidos y que ha llegado el momento de hacer triunfar sus proyectos políticos. Se alzan en armas en octubre del 34 y son derrotados: de nuevo el destino se burla de sus análisis y se produce un gran cambio en la trayectoria republicana.

Por lo tanto, ha llegado para las derechas el gran momento: por fin podrán crear una república viable y moderada…, pero es entonces cuando colisionan con los designios de Alcalá Zamora, resentido contra Lerroux y Gil Robles porque estos no le aceptan como mentor y orientador de la derecha. Y es Alcalá Zamora el que destruye políticamente, primero a Lerroux y luego a Gil Robles, los vencedores de la revolución, mientras Azaña y los socialistas y los separatistas se rehacen.

Alcalá Zamora está seguro de que ha llegado por fin su oportunidad para monitorear a una gran derecha centrista, escamoteándosela a Lerroux y Gil Robles. Convoca las elecciones de febrero del 36, convencido además de que izquierda y separatistas no le destituirán, porque le deberán a él su posible victoria. Pero lo que hacen quienes se lo deben todo es precisamente destituirle. Y así acaba la doble encarnación de la república, porque tampoco Azaña será ya más que un juguete del Frente Popular.

En su libro, usted destaca una y otra vez cómo las ambiciones, los cálculos y las ilusiones  que se hacen unos y otros, se desploman una y otra vez ante la realidad que se les escapa sistemáticamente. Esto, contado cronológicamente, da a su libro una dimensión que no se encuentra en los libros de historia y que hace imposible rebatirle: la dimensión del destino, de las fuerzas oscuras que parecen orientar la marcha de la historia  escapando a todas las previsiones… Alberto II

El historiador busca siempre explicaciones racionales y a largo plazo por encima de las peripecias y acciones de cada momento. Yo creo que la falta de realismo de unos y otros, que salta a la vista en sus mismos diarios y memorias, se debe a la falsa visión de la historia de España y de la sociedad en que vivían. Sin embargo admito que ese factor, pese a su indudable importancia,  no llega a ser suficiente. Hay, efectivamente fuerzas que desbordan las razones, las previsiones y los cálculos de los políticos, o en general de los seres humanos. Pero sus efectos solo podemos verlos después, a veces mucho después de que los actos se hayan producido. Se ha dicho que la república fracasó porque no había republicanos. Más adecuado sería decir que fracasó porque los republicanos veían la realidad de España con las lentes deformantes de unas ficciones ideológicas, empañadas además por unas personalidades egocéntricas y un tanto megalómanas, bien claras sobre todo en las dos “encarnaciones de la república”. Hay que destacar que la desgraciada epilepsia  del primer bienio pudo ser corregida por la sucesiva victoria electoral y militar de las fuerzas moderadas, y que esa victoria fue reducida a cenizas precisamente por aquel que llegó a la república como adalid del centrismo y la moderación. Fue una sucesión de paradojas.

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936Por Que El Frente Popular Perdio La Guerra Civil

********************************

Melancolía y nostalgia

Hay algo que Cuatro perros verdes apenas toca , y es que aquellos años son los de la revolución sexual, la minifalda, la píldora anticonceptiva,  la música de los Beatles…

Está implícito. Por ejemplo, Elisa y Mariantonia van con minifalda, que a una le sienta bien porque tiene una piernas perfectas, y a la otra mucho menos. En los ambientes estudiantiles, al menos en algunos de ellos,  las relaciones sexuales eran más frecuentes que antes… Pero permanecía un substrato más tradicional, y salvo en algunos muy reducidos no se confundía el amor con el simple sexo. La música de los Beatles, que  Mariantonia encuentra “bonita”, no era muy conocida, era más conocido Cliff Richards, por ejemplo, las influencias eran mucho más variadas, mucha música francesa, italiana, useña… la hispanoamericana de tinte izquierdista  estaba muy de moda…. La española guardaba cierta dignidad, aunque ya se iba convirtiendo en una remedo de la anglosajona, sin generalizar.  

Creo que las canciones son muy importantes para transmitir una época o el eco de una época. En la novela salen citadas varias, pero solo unas letras de canciones que nadie conoce hoy, como la que da lugar a la recaída represiva de Moncho.

Sobre lo de antes, lo que llamaban liberación sexual no incluía, ni de lejos, la exaltación de la homosexualidad o del aborto, cosas tan características de la actualidad. Sobre el aborto se pensaba que la píldora anticonceptiva lo haría innecesario, lo relegaría a un mal recuerdo. Sobre las canciones,  aquellas de las que cito algún trozo, eran también poco conocidas entonces, alguna ya vieja y olvidada, como la de la chica que espera y desea la muerte. En mis dos novelas he prestado alguna atención a las canciones, como un elemento más del ambiente. Aquel fue un año de muy buenas canciones de diversos países.

En eso he apreciado también la evolución. Se puede ver la diferencia con la actualidad, en que la música anglosajona es absolutamente dominante. 

Bueno, la descripción del clima social actual requeriría otra novela, la tercera de la trilogía. 

Supongo que muchos que hayan vivido la época leerán Cuatro perros verdes con nostalgia o melancolía.

La novela no es nostálgica ni melancólica, los personajes creo que son muy vitales, o así he querido describirlos, lo mismo que los de Sonaron gritos. Pero pensándolo bien, su vitalidad está envuelta en melancolía. La muerte está muy presente en ellas, y ella, como diría Unamuno, aun en los momentos de mayor impulso o felicidad, nos susurra algo al oído. La nostalgia es algo distinto aquí: opino que si una novela, que trata de situaciones muy ajenas al lector,  provoca en este nostalgia, es que el relato  va al fondo de algunas cosas. A mí me pasó con El enamorado de la Osa Mayor, y uno de los comentarios a Sonaron gritos que más me gustó, fue este, precisamente por su alusión a la nostalgia:  http://archipielagoduda.blogspot.com/2013/07/la-magnifica-novela-de-pio-moa.html 

Cuatro perros verdesSonaron Gritos Y Golpes A La Puerta (Ficción Bolsillo)https://www.amazon.es/Sonaron-gritos-golpes-puerta-Historica-ebook/dp/B007UQCJNI

 

 

 

 

 

 

 

Creado en presente y pasado | 112 Comentarios

Democracia en crisis / ¿A quién advierte el rey?

 

europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

La democracia useña –y europea– en crisis.

La democracia es un método de selección pacífica de oligarquías basado en elecciones, que naturalmente, deben ser completamente fiables, o el sistema cae por su base. En estas últimas, en Usa,  los indicios de fraude son tan fuertes que probablemente deberían repetirse los comicios con verdaderas garantías.  En todo caso las sospechas se han extendido incluso a muchos votantes de Biden, según encuestas. Esto marca una situación nueva y crítica,  precisamente en la democracia original y más importante del mundo, tomada comunmente por modelo.

No habría elecciones válidas sin libertades políticas, ideológicas  y religiosas, que  reprodujeran en la política la realidad plural de las sociedades. Al efecto conviene repasar la historia reciente:  desde la implosión de la URSS, en Usa se ha ido imponiendo un dominio progresivo de la ideología llamada corrección política o corpol, en y desde las universidades, los medios de manipulación de masas, Hollywood, y  los propios aparatos de gobierno, incluido el judicial. Sus formas principales son el feminismo, el abortismo, el multiculturalismo y  el homosexismo, de los que quiere partir toda una concepción cultural o concepción global del mundo de rasgos mesiánicos.

Dejando de lado ahora el análisis de la misma, lo significativo es que los medios de manipulación de masas, principales creadores de opinión,  compartían casi unánimemente esas políticas, marginando cualquier otra y dando la impresión de que toda la sociedad las hacía propias, salvo casos secundarios, marginados y  denigrados constantemente. Se trataría de una “democracia” de ideología y casi de partido único. Un fenómeno bien visible también en la Unión “Europea”

A primera vista, las mencionadas libertades tienden a desgarrar la sociedad y destruir los países, y así sería en efecto si bajo ellas no se mantuvieran valores unitarios o al menos muy ampliamente compartidos, que permitieran a los perdedores aceptar su derrota electoral sin reacciones violentas y con esperanzas de ganar otra vez.  Valores consignados en parte en la Constitución y en parte en la asimilación de tradiciones e historia comunes. Sin embargo, la victoria de Trump en 2016 demostró al menos tres cosas: que la corpol de los medios y muchas instituciones no representaba las ideas, sentimientos e intereses de grandes masas de la población, prácticamente de la mitad; que, por lo tanto, esas masas se habían visto privadas de voz y voto durante largo tiempo por esos medios de manipulación de masas y los intereses adjuntos; y que la corpol no estaba dispuesta a aceptar el resultado electoral, al que reaccionó con actos destructivos y violentos por todo el país, en medio de una auténtica histeria de masas, y con los medios dedicados a hostigar constantemente al presidente del país, hasta censurar sus mensajes. Esta reacción recuerda la de las izquierdas y separatistas españoles ante la victoria de las derechas en 1933, y mucha gente en Usa teme estar acercándose a una nueva guerra civil.

Otro enfoque nos ayudará a plantear el problema. Al hundirse la URSS pareció asegurado en todo el  mundo el éxito de la democracia de tipo useña, con las características corpol. Y no solo por el fracaso del marxismo, sino también por una riqueza material gigantesca y  unos presupuestos y técnica militares sin posible rival.  Esa convicción llevó a diversas aventuras en países musulmanes, que resultaron costosos fracasos en vidas y dinero, y a intentos de cercar militarmente a una Rusia que se sentía asediada, no sin razones. Las acciones militares, precisamente por su fracaso, no han podido impedir el surgimiento de grandes potencias regionales como Irán o Turquía, ni, sobre todo de China, una verdadera superpotencia económica y cada vez más militar, con un régimen totalitario especialmente siniestro. Y así han hecho agua las impresiones y esperanzas del “fin de la historia” bajo  democracias imitadas de Usa, dedicadas fundamentalmente a la economía, hasta llegar a un posible gobierno mundial de ese carácter. La implosión de la URSS acabó con la guerra fría e hizo creer en la imposición general de una democracia corpol, y ahora vemos que la corpol ha llevado a la democracia tradicional a una profunda crisis.

Sobre la  democracia en España no vale la pena extenderse. Aquí, la izquierda y los separatistas odian la historia y la cultura del país,  que aspiran a sustituir por sus despóticas y en el fondo estúpidas ideíllas. Con una Triple M especialmente degradada, de rasgos burdelescos. En lo que han avanzado ya demasiado

**********************

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936Por Que El Frente Popular Perdio La Guerra Civil

Importancia actual de la Constitución

Felipe VI ha señalado en su discurso de la Pascua Militar la importancia de salvaguardar la Constitución. Si ustedes leen los “análisis” de la mayoría de los comentaristas en la prensa se darán cuenta de que, como de costumbre, no han entendido nada  o lo han entendido al revés. La Constitución dice que las fuerzas armadas son la garantía de la unidad nacional, lo que alude precisamente a las maniobras disgregadoras de las mafias del Doctor, el Coletas y, por colaboración, del PP. Dice también que el régimen español es una monarquía parlamentaria, contra los manejos sinuosos e hipócritas de los mafiosos para sustituirla por una república. Y dice que es una democracia, contra las leyes totalitarias que se vienen imponiendo insidiosamente desde hace quince años.

Sabemos que la Constitución es harto chapucera y que ha sido pisoteada una y otra vez por los gobiernos del PP y del PSOE. A pesar de todo, la ley dice lo que dice, y en algún momento debe ser posible ponerla realmente en vigor. Invocar la Constitución es advertir a quienes están destruyendo la libertad y la base nacional que la sustenta. Otra cosa es si a la hora de la verdad les fallan los ánimos a quienes tienen la responsabilidad histórica de mantener la unidad nacional y  recuperar la libertad.

A causa del PP, la destrucción de la conciencia histórica en España, necesaria para otras destrucciones, ha llegado a un punto sumamente peligroso. Por eso es indispensable rescatar la historia contra los rescatadores del Frente Popular y de la ETA. Muchos siguen sin entender la importancia de esta cuestión.

 

Creado en presente y pasado | 55 Comentarios