Una España sin deudas y al mismo tiempo mendicante.

Por qué cayó el reino hispanogodo con tan aparente facilidad y por qué su invocación inspiró la Reconquista: https://www.youtube.com/watch?v=t7_SMzlYzec  

 La Reconquista Y España

P. Al hablar de la deuda de Europa con Stalin, ¿no está soltando una boutade más que un argumento?

–He hablado de la deuda de Europa occidental –salvo España– no de la centro-oriental, que recibió de Stalin una tiranía totalitaria. Una deuda indirecta, pero muy importante y que explica muchos fenómenos  políticos y culturales posteriores. Nadie quiere mencionarlo, pero es una evidencia.  Y Europa occidental, salvo Inglaterra y España entre los países de cierta relevancia, fue ocupada por los nazis y, también suele olvidarse que los nazis encontraron allí mucha más colaboración que resistencia. Aquella guerra es la típica escrita desde el punto de vista exclusivo de los vencedores, cosa que no ha ocurrido con nuestra guerra civil, y creo que está por escribir una historia más objetiva. España, precisamente por haberse abstenido de ella, está en principio en las mejores condiciones para abordar esa tarea, otra cosa es que pueda hacerlo. Es un asunto no solo político sino ante todo cultural de la mayor transcendencia, que requiere talento y una independencia intelectual que en España prácticamente no existe hoy. Note que somos el único país libre de deudas morales y políticas, pero nuestros políticos e intelectuales se comportan como mendigos, con una mentalidad muy provinciana y roma. En fin, las consecuencias de aquella guerra fueron la pérdida de potencia política de Europa, la división del continente en dos zonas de influencia, y, peor aún, la pérdida de una preeminencia cultural de siglos.

P. Usted insiste siempre en la cuestión cultural, también cuando habla de Gibraltar, y la ha puesto como primer punto en el programa “Más España y más democracia”. ¿Qué debemos entender por tal cosa?

–A largo plazo es el asunto clave. Siempre se habla del enorme número de personas que habla español, pero si esas multitudes no generan una cultura propia y poderosa, no hay nada que hacer. Por eso digo que la política de enseñanza y más ampliamente cultural en España debe enfocarse en relación con todo el mundo hispanoparlante, sobre todo en el plano científico y tecnológico. Ahora bien, una cosa es la política cultural y otra la cultura.

P. ¿Cree posible una cultura sin una política cultural?

–Por supuesto. La cultura, popular y de élite, brota espontáneamente de las sociedades humanas. De hecho, cultura y sociedad humana vienen a ser sinónimos.Una política deliberada puede ayudarla, no sustituirla, aunque también puede pervertirla.  Usted puede ver en España una cultura de izquierdas y separatista muy abundante y subvencionada desde el poder, pero que en gran parte es simple basura. Hay una política cultural, pero no una cultura, al menos una cultura valiosa. Muchos se quejan desde posiciones ideológicas distintas, pero, y esto es lo realmente grave, desde lo que convencionalmente llamamos derecha, no se produce cultura, no se produce un cine, arte o literatura, y muy poco pensamiento  capaces de contrarrestar la tendencia contraria. Creo que también Ratzinger señaló la escasa potencia artística de la Iglesia hoy como un mal síntoma. A ello se suma la apabullante y creciente influencia anglosajona, una verdadera colonización que lo invade todo, asfixiando la posible originalidad hispana y trivializando terriblemente el ambiente social.  Una política cultural que tenga en cuenta estos fenómenos puede limpiar grandemente el paisaje, aunque, desde luego, no puede crear genios u obras decisivas. Pero con solo lo anterior sería ya una gran cosa.

P. Ud ha calificado al franquismo como una época cultural mediana, pese a que trataba de inspirarse en la España de los Reyes Católicos, que ud presenta en su libro sobre la Reconquista como un renacer de las raíces hispanogodas frente a las influencias francas, actualmente serían anglosajonas…

–Ese es un asunto sobre el que habría mucho que decir e investigar. El franquismo fue desde el principio bastante liberal en la cultura, aunque lo más propio de él consistió en lo que se ha llamado, un tanto falsamente, “nacionalcatolicismo”. Se intentó seguir la línea de Menéndez Pelayo y otros identificando excesivamente política y religión, la “España espada de Roma, martillo de herejes”, etc. Cosa que podría y debía reivindicarse para el siglo XVI,  pero fuera de lugar para el  XX. El “nacionalcatolicismo” hizo una labor cultural nada desdeñable, empezando por el CSIC, pero pecó de estrechez,  como se revela en su larga polémica con ideólogos falangistas o con Julián Marías. Y partía de un equívoco que he señalado también en el mito de a Reconquista: la identificación entre religión y política. El catolicismo no es una doctrina política, aunque la influya, ni es una ideología española sino universalista. Maeztu también lo identificaba en exceso. La hispanidad, o era algo propio o era catolicismo, y el catolicismo no es hispano ni tiene su sede en España. Y, como repito muchas veces, el Vaticano II acabó de destruir la ilusión mal fundada.  Pero ni en los años 40 ni en ninguna etapa del régimen fue el nacionalcatolicismo el eje de la cultura, que resultó muy liberal. Decía Laín Entralgo, vuelto antifranquista, que la cultura en aquel régimen había sido muy notable, pero en su mayor parte alejada del franquismo o abiertamente antifranquista. Y es verdad, lo que habla muy bien de aquel régimen que supuestamente perseguía cualquier disidencia.

************

Los disparatados profesores que   niegan la Reconquista y prohíben a sus alumnos emplear ese concepto, no lo prohíben en árabe, sino en español: https://www.youtube.com/watch?v=OXg0HgWK7ao&t=2419s

**************

https://www.amazon.es/Adi%C3%B3s-tiempo-Recuerdos-sueltos-relatos-ebook/dp/B075L82G5B

Adiós a un tiempo: Recuerdos sueltos, relatos de viajes y poemas de [Moa, Pío]

Sonaron gritos y golpes a la puerta (Novela Historica(la Esfera)) de [Moa, Pío]

 

Creado en presente y pasado | 67 Comentarios

El síndrome de Stalin

Hoy, a las 16,00 en Radio Ya, entrevista con Javier García Isac y Pedro Barbadillo sobre la Reconquista

Los disparatados profesores que   niegan la Reconquista y prohíben a sus alumnos emplear ese concepto, no lo prohíben en árabe, sino en español: https://www.youtube.com/watch?v=OXg0HgWK7ao&t=2419s

******************

P. Con motivo del aniversario del desembarco en Normandía, ud ha vuelto a insistir en la deuda de toda Europa occidental con el ejército norteamericano, y la ausencia de tal deuda por España. ¿Podría haber España resistido sola al nazismo o al ejército soviético?

–Partamos de un dato clave: Europa occidental lo debe todo a la intervención militar y luego financiera de Usa, y España no. Basta exponer el hecho para comprender su evidencia y su transcendencia. Pero no verá un solo historiador que lo subraye, debido al carácter, ya le digo, romo y provinciano que predomina en nuestra historiografía. Cualquier deuda por nuestra parte fue sobradamente pagada con la neutralidad en aquella guerra. Los ingleses, en particular, tendrían que estar agradecidos a Franco para toda la vida. Sin embargo lo que hicieron luego fue, compinchados con la URSS, tratar de derrocar al régimen español y provocar una gran hambruna en nuestro país.  Este es también un hecho evidente,  irrebatible.

  Pregunta usted si España podría haber resistido sola a tales enemigos, y está claro que, en abstracto, no, pero la cuestión está mal planteada. Sus enemigos tenían también serios problemas. El peligro para España, al terminar la guerra mundial, era una invasión de los anglosajones en combinación con el maquis comunista. ¿Por qué no se produjo? A mi juicio, porque Franco dejó claro que resistiría cualquier ataque, y quedó claro también que, como dijo De Gaulle, una nueva guerra civil en España era  la guerra civil en Francia; y graves problemas en una Europa hambrienta y arruinada; y  que probablemente quienes sacaran el mayor provecho fueran los soviéticos, lo que no agradaba a los anglosajones, a pesar de su alianza. Es decir, una invasión de España traería demasiados costes para los invasores. También fue ese cálculo el que disuadió a Hitler: enfangarse en España podía repetir la historia de Napoleón y permitir a los ingleses desembarcar en la península. No, España no tiene ninguna deuda con el ejército ni con las finanzas de Usa. Es un caso único en Europa, y podemos estar bien satisfechos de ello.

P. Ud también ha dicho que Europa occidental tiene una gran deuda con Stalin. Pero ¿no fue el ejército norteamericano, nuevamente, el que frenó a los soviéticos?

–En cuanto estalló la guerra fría, sí. Durante la guerra misma, los ejércitos useño, inglés y soviético marcharon estrechamente aliados. Y si los aliados occidentales pudieron desembarcar en Normandía fue gracias a las victorias soviéticas, pagadas a un muy alto precio en sangre, y que absorbían la mayor parte del esfuerzo de la Wehrmacht. Por consiguiente, Stalin fue un gran benefactor, un liberador indirecto de Europa occidental, además de quedarse con la Europa centro-oriental. Eso ha dado lugar a lo que podríamos llamar “el  síndrome de Stalin”, y explica que comunistas y demócratas fueran cómplices contra Franco, lo que entonces significaba muy directamente contra España. Y a pesar de la guerra fría, permanece esa complicidad en el plano moral y en parte ideológico, que lleva continuamente a excusar a los comunistas en a UE y a adoptar muchas de sus posturas. Las condenas al franquismo se basan en la propaganda  elaborada por los comunistas, únicos que realmente lucharon contra aquel régimen, propaganda aceptada  por tantos demócratas y liberales. Pero España, nuevamente, está libre de esa pesada deuda con el totalitarismo soviético. Vuelve a ser un caso prácticamente único. De hecho, solo Stalin tenía motivos  motivos para declarar la guerra a España, puesto que Franco había mandado contra ellos la División Azul, que les hizo bastante daño. Y de hecho Stalin la declaró indirectamente mediante el maquis y presionando para aislar al país.

P. No obstante, ¿qué transcendencia práctica puede tener todo eso en la situación actual?

Los Mitos Del Franquismo (Bolsillo)

–La transcendencia es enorme, tanto en los terrenos político como militar, económico, moral y más ampliamente cultural,  aunque debe ser analizada con otros enfoques, pues los que aplican nuestros políticos y analistas son irrelevantes. ¿Por qué cree que vengo insistiendo con el asunto de Gibraltar? Porque a partir de nuestra posición tan particular en Europa debe diseñarse una política nueva. No es retórica decir que Gibraltar señala una abyecta decadencia de España, y que el esfuerzo por recuperar ese trozo de nuestro país puede señalar un resurgimiento. Gibraltar concentra una miseria política arrastrada de mucho tiempo atrás.

  Un pequeño dato muy actual lo expresa: Rusia no nos amenaza ni afecta a nuestros intereses, pero vemos a nuestros políticos provocarla y meterse en sus asuntos internos cuando tenemos tantos problemas aquí. En cambio Inglaterra, segunda potencia de la OTAN, no es que nos amenace, es que nos agrede permanentemente invadiendo nuestro territorio en un punto estratégicamente crucial. ¿Ve usted que algún político, algún intelectual, algún periodista influyente mencione siquiera el hecho? No, y además rinden pleitesía constante a nuestro “amigo y aliado”  y se esfuerzan en ser un “aliado fiable” para él. Están muy ocupados con Rusia ahora mismo, y convirtiendo a nuestras tropas en un ejército cipayo, metido en operaciones de interés ajeno, bajo mando ajeno y en idioma ajeno.  Gibraltar simboliza todo eso, y por ello urge abrir por ahí un nuevo frente contra la descomposición interna que viene sufriendo el país. Pero me interesa especialmente la faceta cultural de la posición española, en un tiempo en que, la cultura europea sufre también una decadencia incapaz de superar, capaz más bien de empeorar, la derivada de la II Guerra Mundial.

  Esta peculiaridad hispana la señaló agudamente Ortega y Gasset –que en política e historia casi nunca acertó– cuando volvió del exilio: “Mientras los demás pueblos se hallan enfermos (…) el nuestro (…) ha salido de esta turbia y turbulenta época con una sorprendente, casi indecente salud”. No es que el franquismo fuera excepcionalmente brillante en el plano cultural, aunque sí más que en la actualidad, en que España comparte todas las enfermedades europeas.  Creo también que las raíces de nuestra cultura, aunque maltratadas, no están secas y pueden producir nueva savia.

************

  • La Reconquista Y España

 

 

Creado en presente y pasado | 45 Comentarios

¿Una democracia sin demócratas? /Simbolismo de Gibraltar

El historial siniestro de Margarita Robles culminó hace poco en la presentación de la nueva ley de memoria histórica, sin duda por orden de Sánchez,  es decir, del PSOE. El proyecto de ley, tan totalitario como el anterior, ataca aún más directa y frontalmente las libertades de opinión, expresión, conciencia y cátedra, es decir, los fundamentos mismos de la democracia.  Como de costumbre el PP no hizo la menor oposición real, se limitó a no admitirla “por falta de presupuesto” por lo  que el delito quedó momentáneamente en suspenso. Es seguro que ahora volverán a la carga, ya lo han indicado Sánchez y Robles. Como se recordará, escribí dos  manifiestos alertando sobre tal desmán contra las libertades de todos, y finalmente salió uno de consenso. Las firmas fueron importantes, pero faltaron muchísimas más, de políticos, intelectuales y periodistas que debieran haber repelido masivamente la fechoría. Y, por supuesto, habrá que volver a defender la libertad. Pero la experiencia sugiere algunas consideraciones

a) La sensibilidad y responsabilidad democrática de la gran mayoría de la clase política, intelectual y periodística es casi nula, como ha quedado de relieve y se manifiesta en tantos hechos más, en que vengo insistiendo. Solo los intereses de partido parecen contar para la gran mayoría.

b) El “antifranquismo” del PSOE, que no existió prácticamente durante aquel régimen, es solo el disfraz de su aversión a España y a la libertad, bien evidente en toda su trayectoria.Contra sus pretensiones retóricas, el PSOE jamás defendió ninguna democracia. Esto, hoy, debería ser de conocimiento público, pues está sobradamente documentado. Es una deformación de la expresión pública, cultivada por todos los partidos, lo que hace que ese conocimiento, necesario para un buen funcionamiento democrático, sea aún muy restringido

c) El hecho de que atacar al franquismo como lo hacen implique necesariamente atacar también las libertades políticas, pone de relieve tres hechos históricos: que el franquismo no derrotó a ninguna democracia, pues ningún partido del Frente Popular fue demócrata; que el franquismo no tuvo oposición democrática, sino básicamente comunista y terrorista, aparte de algunos intrigantes y pícaros; y que el franquismo creó las condiciones para una democracia no convulsa ni caótica como fue la república. Por ello, atacar a aquel régimen ¡cuarenta años después de su desaparición!, supone necesariamente falsificar la historia y atacar los fundamentos de la convivencia en paz y en libertad. Es una consecuencia necesaria, que por cobardía no quieren ver muchos.

   Se ha dicho que la república feneció por falta de republicanos. La democracia española corre serio riesgo de naufragar definitivamente por falta o insuficiencia de demócratas, y dar lugar a una confrontación  en la que “nada nos sea común a los españoles”, como ocurrió en la república. Pues sin patriotismo y respeto a la verdad y a las libertades, los intereses de partido se vuelven absolutos y desgarran a la sociedad. Hemos tenido una dura experiencia histórica que no debiera pasar en vano.

Los Mitos Del Franquismo (Bolsillo)

*********************

Gibraltar tiene el máximo simbolismo como expresión de la decadencia e impotencia de España, pues afecta profundamente al conjunto de su posición en Europa y el mundo, y tanto a su  política exterior como interior. Va asociada en particular a un siglo XIX de verdadera satelización del país, que ha vuelto a imponerse desde el primer ascenso del PSOE al poder.  Por la misma razón, plantearse con seriedad y energía su recuperación puede ser el signo de un resurgimiento de España y de la libertad. Este es el sentido profundo del problema, y en él hemos iniciado los seminarios sobre la evolución de la invasión y la colonia y ahora sobre la posición de España en Europa.

   Este viernes, en el Centro Riojano de Madrid, Serrano 25, a las 19,30,  trataremos la experiencia del siglo XX en relación con la neutralidad en las dos guerras mundiales y el abandono de la neutralidad en la guerra fría. Un examen muy necesario para plantearse una política exterior que en España no existe en realidad actualmente.

   El interés de los actuales partidos viene siendo cooperar con la potencia invasora, supuestamente “aliada y amiga”, y dentro de ello alejar de la conciencia del pueblo lo que supone una colonia extremadamente perjudicial para España en los órdenes político, cultural,  económico y militar, aparte de ejercer una labor corruptora sobre el entorno y sobre el conjunto del país. Y por eso mismo vamos a intentar formar un núcleo de información y propaganda que lleve a la opinión pública el conocimiento de los hechos y sus implicaciones.

Europa (Historia)

***************

Cómo a finales del siglo VIII la península Ibérica quedó dividida en dos mundos radicalmente distintos y antagónicos: España y al Ándalus: https://www.youtube.com/watch?v=OXg0HgWK7ao&t=858s

Creado en presente y pasado | 121 Comentarios

Cómo el vodka salvó a Europa /Desembarco en Normandía: no es asunto nuestro

Aún no ha dado el menor paso el nuevo gobierno, y ya una multitud de “expertos” ponderan su excelencia, su talento, su favorable impresión. Realmente no cabe un idiota más…

*******************

Según una leyenda que puede muy bien tener un fondo de realidad, el príncipe Vladímir de Kíef, entonces un estado poderoso, decidió abandonar el paganismo y adoptar una religión monoteísta. La judía fue enseguida rechazada pues “no entiendo que adoren a un Dios que los trata tan mal”. La islámica, lo mismo, porque prohibía la bebida, ey “el vodka es la alegría de Rusia”. Después, entre la católica y la ortodoxa eligió la segunda, impresionado por la liturgia. Esto ocurría el año  987, cuando en la península Ibérica Almanzor devastaba lo estados españoles, el papado se hallaba en pleno “siglo de hierro”, los vikingos todavía lanzaban incursiones peligrosas y los magiares seguían representando un peligro, en la Edad de Supervivencia europea. Imaginemos lo que habría supuesto que desde la actual Ucrania, convertida al islam, hubieran lanzado una yijad contra el centro del continente…  En cambio Rusia se convertiría en una barrera contra el islam. Si la leyenda refiere un episodio real, y probablemente es así, nos damos cuenta de cómo decisiones de la mayor consecuencia histórica nacen a veces de hechos de apariencia anecdótica.

Europa (Historia)

****

Desembarco en Normandía (tuíter):

John Müller, bajo una foto de un cementerio de guerra: “Hoy es 6 de junio y esta es una playa llena de cruces de héroes que dieron su vida por la libertad de Europa”.

Respuesta: “Digámoslo todo: por la libertad de media Europa y con la ayuda inestimable de Stalin. La otra mitad quedó en poder de la URSS. Y, según parece, el desembarco mató a más civiles franceses que a soldados alemanes. Y aquella guerra no e asunto nuestro”

John Müller: El desembarco mató, sobre todo, a jóvenes norteamericanos. Y la libertad siempre es asunto mío.

Respuesta: “Creo que el desembarco mató a más civiles franceses que a soldados alemanes o jóvenes useños. Y la libertad es asunto de todos. Menos mal que España quedó al margen de las atrocidades de unos y otros en la SGM. Y que no debe nada a Usa ni a Stalin”.

España es el único país de Europa libre de la inmensa carga militar, política, moral emocional (y económica) del resto de Europa occidental. Pero casi nadie quiere darse cuenta de ello.

Años De Hierro, Los (Historia Del Siglo Xx)

En el aniversario de 2004 escribí:

Borrell, que, contra lo que algunos esperaban, se está mostrando como un habilidoso trilero de la política, y cuya relación con las corruptelas del PSOE debiera ser más destacada, porque la corrupción –intelectual y económica, la segunda efecto de la primera– no es meramente un episodio en la historia reciente del PSOE, sino un rasgo que ha acompañado a este partido prácticamente siempre, está demostrando su carácter sanguinario, un poco en la tradición de Negrín. Con motivo del aniversario del desembarco en Normandía, acaba de acusar a Usa de no haber invadido España y haber dejado a Franco en el poder.

Esto lo dice el mismo individuo, el mismo partido, que está saboteando los esfuerzos useños por liberar Irak y aplaude el gran triunfo facilitado a los terroristas con la retirada de las tropas españolas (favor por favor, pues antes los terroristas habían dado el triunfo a los sociatas). Esta contradicción descarada viene a ser una de las muchas manifestaciones de la corrupción intelectual de este partido, donde la ignorancia de la historia se ha convertido en una virtud esencial.

Pero lo que constituye un auténtico crimen actual en relación con Irak –porque abandonar a la población iraquí en manos de los terroristas, los mismos terroristas en definitiva que causaron casi 200 muertos en España sólo se puede calificar de crimen­– no niega el mismo carácter a su propuesta para la España de 1944.

¿Qué habría supuesto la invasión de España por entonces? Para empezar, un nuevo río de sangre y la reavivación de la guerra civil. La invasión no habría sido tan fácil como resultó la de Irak, muchos miles de españoles, y también de useños, habrían caído, y a continuación se habrían desatado las venganzas y probablemente se habría reavivado la guerra civil. En la misma Francia liberada por Usa nadie pudo evitar, si es que lo quiso, una oleada de represalias, con un mínimo de 10.000 asesinatos en la sombra, muy posiblemente el doble, y a pesar de que la resistencia a los nazis había sido escasa. En España habría sido mucho peor, porque las izquierdas ansiaban la revancha. Y no sólo habrían asesinado a mansalva a las derechas, como lo habían hecho durante la guerra civil, sino que, también como durante la guerra civil, se habrían asesinado entre ellas. Anarquistas, comunistas, socialistas y republicanos se odiaban con verdadera saña, como suelen olvidar muchos “historiadores”, no digamos ya los políticos que parlotean de aquellos tiempos.

Pero la nueva marea de sangre que, indudablemente, habría inundado España, no parece asustar a Borrell, quizá porque piensa que les habría tocado sufrirla a otros. También puede argüir que habría sido un sacrificio aceptable en pro de la democracia, como en Irak. Pero nuevamente falla. Por una de esas falsificaciones alucinantes, pero de circulación común, hija de la propaganda soviética, en España la democracia habría sido defendida por los comunistas, los socialistas, y los anarquistas, en unión con unos republicanos que habían intentado golpes de estado contra un gobierno de centro derecha salido de las urnas. Y todos ellos bajo la tutela de Stalin, el gran padre de las libertades. Sólo exponer con claridad esta evidencia ya demuestra el absurdo de la pretensión. Pues bien, a toda esa gente no la habría convertido en demócrata, desde luego, el cambio de la tutela soviética por la tutela useña, a la que aspiran tan a destiempo. En rigor, fueron esos partidos los que planearon la guerra civil en 1934 y los que volvieron a provocarla en 1936. Y en 1944, después de perderla, no habían rectificado sus posturas básicas en lo más mínimo. Ellos habían hecho imposible la democracia en España para muchos años, y ellos habían traído a Franco, el último en sublevarse contra una república arruinada desde muy pronto por la demagogia y la violencia de las propias izquierdas.

Nueva historia de España: de la II guerra púnica al siglo XXI (Bolsillo (la Esfera))

Pero hay otra razón por la que Franco resultaba una alternativa mucho más aceptable que ellos. En 1944 las mentes lúcidas ya preveían la lucha entre las democracias y el totalitarismo soviético, pese a la aparente luna de miel entre ambos. Franco se lo había advertido a Churchill, por entonces empeñado en no verlo. En esa contienda general, si había alguien en quien no podría confiar Usa era precisamente en el conglomerado de “demócratas” españoles perdedores de la guerra civil. Todos ellos habían demostrado su predisposición a amalgamarse entre sí al servicio de la política soviética. Algunos expertos en la manipulación histórica insisten en que antes de la guerra no existía en España el peligro comunista, porque el partido de ese nombre era pequeño. Cierto, pero dicho peligro venía del PSOE, que era prácticamente comunista y era muy grande: el partido principal de la izquierda.

Hay, pues, muchas diferencias entre el Irak de ahora y la España de entonces. Usa lo va a tener muy difícil, si es que lo logra, democratizar Irak, pero ésta no es la principal razón de su intervención allí, pues, de serlo, Bush tendría que andar embarcado en una guerra perenne y desesperada contra las tiranías de todo el mundo, que superan en número a las democracias y predominan en la ONU, tan querida del PSOE cuando le conviene. Desde ese punto de vista, Sadam era un tirano como tantos, aun si muy sanguinario (eso para Borrell carece de importancia, seguramente). Su peligro radicaba en su carácter especialmente agresivo en una zona de vital interés para Occidente –no sólo para Usa–, una zona que es preciso estabilizar, y democratizar en lo posible, si no queremos sufrir muy graves consecuencias. En cambio, la España de 1944 iba a constituir, no una amenaza para Occidente, sino precisamente un aliado fiable en la lucha contra el enemigo absolutamente principal, el comunismo. Y ese papel de aliado fiable no lo podrían desempeñar entonces unos partidos como el PSOE, el partido que más directa y completamente había entregado el Frente Popular en manos de Stalin y que aún hoy tiende a culpar a Usa, y no a la URSS, por la guerra fría.

Estas consideraciones nos llevan a otra: ¿ha cambiado el PSOE lo bastante desde aquella época? Ahí lo tenemos favoreciendo al terrorismo, abandonando a los iraquíes, reverenciando a Marruecos, de donde han venido los atentados del 11-M, y dando mil satisfacciones –partido generoso– a quienes negocian con la ETA. El PSOE ha vuelto a convertirse en un peligro para la democracia, dentro y fuera de España. Esta cruda pero insoslayable verdad no debiera ser perdida de vista en ningún momento.

 ************

   Sobre la invasión de Irak, cuyo sangriento  y costoso fracaso está a la vista de todos, he cambiado mucho de parecer. Lo que queda es la afición de nuestras izquierdas y progresistas a la guerra civil en España. En nombre de “la libertad”, cómo no.

 

Creado en presente y pasado | 72 Comentarios

Adiós, Rajoy, con viento fresco / El antifranquismo como cáncer de la democracia

Rajoy pudo haberse ido con un resto de dignidad, convocando elecciones, pero temía que ganara Ciudadanos y que el PP se hundiera, por o que ha preferido hacer daño al país hasta el final, dejándolo en manos de un partido aún más corrupto e hispanófobo que el mismo PP. Rajoy continuó la política de Zapatero y Sánchez continuará la de Rajoy, empeorándola en los dos casos. El cretino de “la economía lo es todo” y de la nena angloparlante que llevaba en la cabeza y el corazón, deja un país en crisis política, la peor desde la república, con la doble amenaza de disgregación y de disolución al completo en la UE y la OTAN. Su único tanto a favor, la economía, tampoco vale gran cosa: la ha mejorado mediocremente en siete años, aumentando impuestos y recortes como ya comenzó a hacer ZP, con una deuda gigantesca, superior al PIB, y con el empleo precario mayor de toda Europa. No es como para jactarse, pero se jactan.

Y, como siempre, la mezcla de sensiblería y desmemoria con que le despiden los suyos y diversos analistas,  dándole las gracias. Quienes tendrían que darle las gracias, encarecidamente, deberían ser la ETA, los separatistas y el mismo Sánchez, a quienes tanto ha favorecido. Pero en la podredumbre esperpéntica  en que ha degenerado la política, todo pierde sentido.

La guerra civil y los problemas de la democracia en España (Nuevo Ensayo nº 9)

**************

P. Ud dice en tuíter que el análisis político en España apenas sobrepasa el cotilleo. ¿Cómo lo explica?

–Hay excepciones, pero pocas. Un análisis que no tiene en cuenta el contexto histórico es necesariamente superficial. Lo que ocurre en España es el final del ciclo abierto con la transición. Entonces la gran mayoría votó una democratización tranquila, de la ley a la ley, es decir, desde el franquismo y no contra el franquismo. Lo que han hecho todos los políticos y partidos desde entonces ha sido traicionar la decisión popular, identificando democracia y antifranquismo. Lo han hecho izquierdas y derechas. En los dos casos por ausencia de pensamiento democrático. Ello solo podría conducir a repetir los peores errores de la historia reciente.

P. Pero el sistema salido de la transición ha funcionado razonablemente durante cuarenta años, ¿cómo habría sido posible según su análisis?

–Ha sido posible porque la herencia del franquismo era excelente y su inercia, junto con la inercia histórica, ha venido resistiendo todas las demagogias y separatismos, pero todo tiene un límite, y lo estamos alcanzando.

P. Por otra parte, la identificación de antifranquismo y democracia tiene alguna base, ¿no? No querrá hacernos creer que el franquismo era democrático.

–Aquí hay que clarificar varios puntos. En primer lugar, Franco no venció a ninguna democracia, como dice la propaganda interesada. Venció a una conjunción de separatistas, totalitarios y golpistas, que se adueñaron del poder mediante unas elecciones fraudulentas y a continuación crearon el caos destruyendo la legalidad republicana que, en fin, era democrática a medias. Lo que hizo el franquismo fue mantener la unidad de España, la cultura cristiana, librar a España de la guerra mundial y dejar un país próspero y reconciliado. Porque sin eso no es posible que funcione ninguna democracia…

P. Muchos dicen que, de todas formas, Franco y el franquismo debían haber dejado paso a la democracia mucho antes.

–Pura charlatanería. Observe a donde nos están llevando los “demócratas” actuales y piense lo que habrían hecho si hubieran llegado en un período menos sólido que en los años 70… Porque, en segundo lugar, el franquismo no tuvo oposición democrática, sino comunista y terrorista. El resto de la oposición se componía de pícaros e irresponsables que habían olvidado el pasado y querían ganar posiciones, incluso al lado del PCE y de la ETA, para cuando el franquismo se agotase. Para todos ellos la “democracia” era solo una palabra mágica que les abriría las puertas del poder. Otra palabra mágica era “Europa”, pero, hablando en rigor, ninguno tenía el menor pensamiento riguroso sobre la democracia y Europa. Cada uno utiliza esas palabras a conveniencia. Era y es simple charlatanería demagógica.

P. Pero, ¿habría sido posible construir una democracia sin socialistas, comunistas o separatistas…?  

Nacionalismos vasco y catalán,Los (Ensayo)

–Recuerde: uno, el franquismo no derrotó a una democracia. Dos: el franquismo no tuvo oposición democrática. Estos dos puntos son esenciales para entender por qué el franquismo fue una necesidad histórica. Y ahora, punto tres: gracias al franquismo fue posible una democracia no convulsa. Cuatro: si queda algo de democracia se debe a la labor del franquismo, a su herencia, y no a unos antifranquistas que jamás fueron demócratas. Entremos ahora en ese punto y volvamos a la historia: no es casual que los antifranquistas se identificaran con el Frente Popular, que era, de hecho o de derecho, una alianza de totalitarios, separatistas y golpistas. ¿Por qué iban juntos? No porque se amasen, pues realmente se detestaban entre sí y llegaron a la guerra civil  entre ellos. Iban juntos porque compartían el odio a dos cosas: a la Iglesia y a España.  Unos querían disgregar la nación, los otros querían acabar con su historia y cultura para convertirla en “algo nuevo” a la altura de sus paupérrimas ideas. Porque eran tremendamente mediocres, pero creían que la España real e histórica no estaba a la altura de sus ideas y aspiraciones… “La estupidez y la canallería”, que decía Gregorio Marañón. Al llegar la democracia todos entendieron que el modo más eficaz de luchar contra España era denunciar sin tregua al franquismo por “antidemócrata”,  calumniarlo y negar la historia real.

P. Muy bien, pero no ha contestado a la pregunta

–¿Si al terminar el franquismo podría construirse la democracia sin esa gente? Creo que la democracia debía admitirlos, pero recordando siempre el pasado y defendiendo al franquismo, su necesidad histórica. Lo que se hizo fue lo contrario, alimentar a esos partidos, permitir que se olvidase su pasado, aceptar sus ataques al régimen anterior hasta compartirlos, financiarlos y dotarlos de mil medios, entregar la enseñanza a los separatistas, “negociar” con la ETA… Ni una democracia ni una nación puede subsistir largo tiempo con semejantes políticas. Si las cosas no han ido más lejos se debe, insisto, a la inercia del legado franquista y de la historia.

P. ¿Cree ud posible un nuevo Frente Popular?

–De hecho se ha formado uno informalmente, aunque no creo que cuaje en alianza formal. Se ha formado gracias a la política nefasta del PP de Rajoy, he hablado bastante de eso y no lo repetiré ahora. Esa es la herencia de Rajoy, a mi juicio el gobernante más nefasto desde la Transición, porque no solo ha seguido la política de Zapatero, sino que ha bloqueado cualquier alternativa, aunque ahora parece que VOX podría serlo. Así, un PSOE que nunca fue democrático ni honrado se ha aliado con los separatismos en la práctica. De nuevo los intereses de unos y otros son muy distintos, pero de nuevo hay algo que les une y ese algo es el antifranquismo, el odio a un régimen desaparecido hace mucho, pero que fue el que les derrotó. En torno al antifranquismo pueden unir y están uniendo fuerzas. Esa es la línea fundamental del actual gobierno, que así puede disimular los acuerdos y las rivalidades entre unos y otros. Lo ha dicho Sánchez. La “memoria histórica” es su punto clave.

 P. Pero eso está abocado al fracaso. El franquismo no existe desde hace mucho, es luchar contra fantasmas

–De ningún modo. Hoy por hoy apenas hay resistencia a eso. Lo que se pretende es destruir las libertades, destruir la democracia –en nombre de la democracia– y cambiar el régimen definitivamente, como el Frente Popular cambió el régimen republicano. Sánchez ya lo intentó con la nueva ley de memoria histórica, que de momento no ha funcionado porque suscitó algunas protestas, creo que muy insuficientes, a iniciativa de muy pocas personas entre quienes me cuento. Todos los partidos salidos de la moción de censura son radicalmente antiespañoles y antidemócratas, creen que la democracia consiste en que sean ellos quienes manden y que puedan hacerlo sin límites, y que la nación española es un invento sin raíces que pueden manejar a su gusto.

P. Pero si han derrocado al PP será porque este representaba lo contrario.

–Lo dramático del asunto es que no es así. El PP es un partido tan antifranquista como ellos, sigue en todo la política de Zapatero, es pro memoria histórica, LGTBI, ha financiado a todos los enemigos de España, ha promocionado a Podemos, a la ETA… Lo único que lo diferencia de los otros, aparte de matices, son los intereses particulares de partido, los cargos y prebendas, la corrupción particular, etc. Hay una norma esencial en la democracia, y es que si no existen unos valores compartidos, el patriotismo entre ellos, los intereses de partido se vuelven absolutos y desgarran a la sociedad. Lo advertía el diario El Sol en vísperas de la elecciones del Frente Popular: “Vamos camino de que nada nos sea común a los españoles”. Volviendo al bajo nivel del análisis político, la historia reciente ha sido tan falseada y tergiversada que sus experiencia resultan vanas.

P. ¿En qué medida cree ud realmente que VOX sea una alternativa?

–De eso habrá que hablar.

*******************

Este viernes, en el seminario “España en Europa”, hablaremos de la experiencia del siglo XX: dos guerras mundiales y guerra fría, hasta la caída de la URSS. Un tema muy poco analizado desde el punto de vista de España. En el Centro Riojano de Madrid, a las 19,30

**************

La Reconquista Y España

En las sesiones de Una hora con la Historia sobre la Reconquista, este sábado hablaremos del significado histórico de la figura del Cid.

Anterior: https://www.youtube.com/watch?v=OXg0HgWK7ao .

 

Creado en presente y pasado | 49 Comentarios