Discurso político y discurso cultural. El rescate de la historia

P. Usted ha expuesto alguna vez una serie de puntos que, se supone, deberían constituir la esencia del discurso político

–Se trata de una elaboración de circunstancias, algo a debatir, corregir, etc. No pretende constituir un discurso completo, lo que pasa es que no ha suscitado ninguna discusión ni debate, porque así está el país, y este es un problema cultural. Pero hay unas directrices generales. Estamos ante un tercer frente popular. En el primero, el de 1936, la amenaza principal venía del totalitarismo y el secundario y  auxiliar, de los separatismos. Hoy viene a ser al revés: la amenaza más inmediata viene de los separatismos y el totalitarismo, que indudablemente avanza, parece estar en segundo plano, aunque en realidad los dos van muy unidos. Una de las armas principales de ambos es la historia, o más exactamente la falsificación de la historia, que intentan imponer por ley, al modo de Corea del Norte o Cuba. Por ello el discurso político debe partir de un rescate de la historia. No puede tolerarse más, para empezar, que los mayores enemigos históricos de las libertades políticas y hasta de la libertad personal, se envuelvan en la bandera de la democracia  para cometer mil fechorías. Ese ha sido el mayor fallo de la transición. En parte, esta se hizo con la idea de que la generosidad de los políticos procedentes del franquismo sería correspondida por los que se identificaban con los perdedores de la guerra. Esto era una ilusión producto de un mal análisis del pasado, pero en principio podría funcionar y hasta pareció que funcionaba. Lo que envenenó todo fue el acuerdo, al principio tácito y después abierto, de que democracia y antifranquismo significaban lo mismo, que no habría democracia sin antifranquismo. Pero los autoerigidos en herederos del Frente Popular solo podrían corresponder a la generosidad si se dejaba bien claro que la victoria en la guerra había sido justa, que el franquismo había sido una necesidad histórica y un régimen excepcionalmente fructífero, del que venían las libertades… Y que los separatismos no serían tolerados. Si se les dejaba claro que el pueblo, muy mayoritariamente, había rechazado sus soluciones y votado por una democratización desde y no contra el franquismo.

P. Sin embargo, ¿sería eso suficiente en una época nueva en la que asoman mil problemas que tienen muy poco que ver con los de los años 30, incluso con los 70? Me refiero a la globalización, los movimientos LGTB, el multiculturalismo, los grandes movimientos migratorios, la integración europea…

–Efectivamente, pero una persona no puede afrontar los problemas cotidianos si no sabe quién es y qué quiere. Lo mismo pasa, a un nivel muy superior, con la nación. Debemos afrontar esos problemas con una política clara, que solo puede estar enraizada en nuestro pasado. Debemos decidir si queremos seguir existiendo como nación soberana o disolvernos en la UE; si queremos satelizarnos a los poderes condensados en Gibraltar o no; si queremos admitir masivamente inmigrantes de otras culturas o no; si queremos mantener la familia tradicional o disolverla… Todo esto requiere posiciones firmes y meditadas, no puede improvisarse. Yo he procurado sentar un principio de discurso también en esos problemas, aquí en el blog, por ejemplo en forma de lecciones de democracia sobre las leyes LGTBI o sobre el franquismo y la figura de Franco… Esto último es absolutamente crucial. De la actitud hacia el significado del franquismo depende en muy gran medida cualquier enfoque de los problemas actuales.  Eso no lo quiere ver casi nadie, pero sin clarificar esa cuestión  ni superaremos la guerra civil ni saldremos del laberinto político en que estamos inmersos. Por eso, precisamente, escribí Los mitos del franquismo y otros libros como el referido a Europa.

P. Supongamos que la sociedad acepta la necesidad histórica del franquismo, ¿qué se sigue de eso?

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449 

–Obviamente se sigue la deslegitimación de las tendencias crecientes separatistas y antidemocráticas, se sigue la exigencia de independencia tanto frente a las derivas totalitarias de Bruselas como ante la OTAN y Gibraltar, se sigue una mayor atención a Hispanoamérica y una mayor contención de una inmigración peligrosa, sobre todo la islámica. He discutido sobre esto con algunas personas que lo cifran todo en la decisión administrativa. Un senegalés no es problema y probablemente se integrará, pero un millón de senegaleses sí constituyen una problema muy serio. Vi hace poco un video en una escuela francesa con mayoría de alumnos islámicos y africanos. Todos eran de nacionalidad francesa, hijos y a veces nietos de inmigrantes. Eran, pues franceses administrativamente, pero se les preguntaba si se sentían franceses. Todos, no sé si con alguna excepción, afirmaron no sentirse franceses. Esto significa mucho. En fin, se siguen muchas cosas más. Pero, como dije, el discurso político quedaría flojo si un discurso cultural más amplio que lo sostuviese.

P ¿Qué podríamos entender por un discurso cultural? ¿No suena demasiado amplio y difuso?

–Parte importante de ese discurso es el rescate de la historia, no solo de la guerra civil y sus consecuencias, sino más en general. España sufre el peso de la leyenda negra, que deprime sus energías, y se vienen haciendo esfuerzos crecientes por contrarrestarla y resaltar los grandes valores del convencionalmente llamado siglo de oro. Eso está muy bien, es imprescindible, pero se quedaría a medias si, como en el caso del franquismo, no intentáramos analizarlo de tal modo que extrajéramos de ahí lecciones válidas para afrontar los problemas actuales. ¿Por qué España tuvo tal fuerza durante un siglo y medio en torno al XVI? ¿Podría recuperar de alguna forma su importancia cultural, o estamos condenados a la satelización al mundo anglosajón y la colonización por el inglés? Etc. Observe usted que uno de los tópicos del antifranquismo, que envuelve una hispanofobia de fondo, es el del “páramo cultural” de aquel régimen. Se trata, como de costumbre,  de una enorme falsedad. El páramo es más bien el actual. Los antifranquistas saben bien que atacar al franquismo no solo en el plano político sino también en el cultural, es esencial en su estrategia. Una labor importante consistiría en analizar aquel período con un punto de vista mucho más amplio que el político, y ver si podría obtenerse de ahí alguna lección que permitiese una continuidad, saltando por encima del siniestro frente popular hoy dominante también en la cultura. Pero eso casi nadie lo hace, ni siquiera se lo propone. Haría falta una verdadera escuela historiográfica que por ahora no existe. No basta con reivindicar el pasado a base de retórica e indignaciones, si empezamos por conocerlo mal y ni siquiera nos preguntamos qué podríamos aprovechar de él para las circunstancias actuales. 

*************

En “Una hora con la Historia”,  recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, y las causas de la lentitud del proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

Creado en presente y pasado | 12 Comentarios

La cultura democrática y una universidad basura.

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939

P. Ud insiste mucho en el discurso como elemento necesario para superar la actual situación.

–Bueno, se ha puesto de moda llamar discurso a una doctrina general bien articulada. Esto tiene dos niveles, uno inmediatamente político y otro más en profundidad, más ampliamente cultural. Si la oposición al actual frente popular se limita a la protesta y la denuncia, no irá muy lejos y puede provocar un caos. A propósito, quiero insistir en ciertas similitudes de fondo con el 36. Entonces el frente popular tomó el poder mediante unas elecciones fraudulentas, que fueron realmente un golpe de estado, y a continuación cambió radicalmente el régimen de la república, cosa que casi ningún historiador ha sido capaz de percibir. Zapatero llegó al poder explotando fraudulentamente un tremendo atentado, aunque debe decirse que ya la campaña electoral de Rajoy le estaba facilitando las cosas. Y desde el poder empezó a liquidar el legado de la transición, imponiendo leyes incompatibles con la democracia y llevando a cabo la ruptura que no pudieron lograr en 1976. Siempre y básicamente en alianza de hecho con los separatistas, como en 1936. Y ahora el Doctor Profanatumbas, sin pasar por las urnas, quiere llevar el proceso hasta el final, un verdadero cambio de régimen que nos acerca al actual de Venezuela, y en todo caso acaba de demoler lo que se votó por enorme mayoría en 1976. Tampoco entre nuestros analistas e historiadores parece haber nadie capaz de verlo en su proyección general, en su significación histórica. Apenas se va más allá del chismorreo político y la denuncia de detalle. Que por cierto es necesaria, pero muy insuficiente.  El discurso tiene que partir de ahí y plantear una alternativa radical, porque realmente se está cercenando la libertad de los españoles y liquidando la democracia.

P. ¿Qué elementos cree ud que compondrían ese discurso?

–Si digo que debe ser radical me refiero a que prácticamente todas las instituciones y actitudes políticas están viciadas. No existe una cultura democrática  en nuestros partidos e intelectuales.  Fíjese en esto: los actuales gobernantes, realmente golpistas, pretenden profanar la tumba de Franco, en una revancha grotesca propia de delincuentes, y he aquí que ningún partido, ni la Iglesia ni la monarquía, se oponen. Pero esa profanación va más allá: va acompañada de un proyecto de ley para suprimir, so pretexto de antifranquismo, las libertades básicas de opinión, expresión asociación, investigación y cátedra. Este plan, en el que van avanzando, tendría que haber despertado la rebeldía total en una sociedad con un mínimo de cultura democrática, tendría que haber provocado especialmente la indignación de la universidad. Como ud recordará, el PP aparcó el proyecto alegando falta de presupuesto, demostrando con ello  que los elementos básicos de la democracia le importan muy poco. Yo propuse un manifiesto de intelectuales y políticos,  que terminó saliendo, modificado, y consiguió cierto número de adhesiones significativas, que lo fueron tanto por la relevancia de los firmantes como por su número relativamente escaso. Este hecho, entre tantos, lo dice todo. En la inanidad intelectual y cultural a que ha llegado el país, cualquier fechoría de ese tipo se vuelve posible. Es más, llevamos ya una buena serie de ellas desde la ley de memoria histórica y las de género, “ante los ojos estúpidos” de la mayoría.

P. Tal como lo plantea, parece no haber solución

–Tal como están las cosas, no la hay. Tenemos la alternativa, no muy articulada, de VOX,  que suscita esperanzas, pero que debería dar lugar a un auténtico vuelco social, de lo que está aún lejos, y el tiempo se vuelve ya muy importante, apremia. Algunos creen que no pasa nada especial, que efectivamente VOX llegará al Congreso con uno o cinco diputados y empezará a cambiar las cosas poco a poco. Insisto en que estamos en un cambio de régimen, cambio realmente golpista, y las cosas van muy deprisa. Ya hablaremos más de eso. Tengo esperanza porque a menudo sucede lo inesperado… Pero volviendo al principio, he señalado la universidad como un elemento especialmente degradado. La universidad es, desde la Edad de Asentamiento, la columna vertebral de la cultura europea y por supuesto española. Pero en la actualidad, y con las excepciones de rigor, ha caído en una degradación realmente infame, una de cuyas muestras es la ya señalada. No me refiero a los centros técnicos y científicos, que son bastante buenos, sino a aquellos que recogen y promueven  los elementos culturales e ideológicos. Una universidad que acepta sin rechistar la enseñanza de la historia según la ley falsaria y totalitaria de Zapatero y Sánchez (mantenida por Rajoy), es simplemente una universidad basura. Y realmente es lo que hay. De ahí pueden salir sujetos y grupos políticos semidementes como los de Podemos o del propio PSOE o los separatistas. O los falsarios de derecha, ya hablé de ellos en el caso de Soledad Becerril, que son los peores, porque bloquean cualquier resistencia, impiden el esfuerzo o la lucha por la verdad, que debiera ser la característica más propia del mundo universitario. Rescatar la historia es una clave esencial  de cualquier alternativa. Y sin un discurso cultural, el discurso político flojeará siempre.

*****************

En “Una hora con la Historia”,  recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, y las causas de la lentitud del proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

***************

*El libro “Los mitos de la guerra civil” despertó un cabreo impresionante en izquierda y separatistas. No fueron capaces de un mínimo debate intelectual. Y la derecha (PP) lo boicoteó en la práctica.

*Si la Iglesia no hace nada para impedir la profanación de la tumba de quien la salvó del exterminio, caerá en la mayor humillación y descrédito.

*Las mujeres normales NO son lesbianas. Los hombres normales NO son maricas. Sin embargo lesbianas y maricas pretenden representar a las mujeres, a los hombres, a la libertad y al progreso. La usurpación.

*Los corruptos partidos actuales están muy interesados en mantener en sordina la cuestión de Gibraltar. Por esa razón los españoles debemos interesarnos en entender lo que significa el peñón y esa actitud de los políticos Los lunes en

*Los lunes dedicaré mi blog (http://www.piomoa.es ) a la cuestión de Gibraltar, que condiciona toda la política exterior (o ausencia de ella) de España, y cuya gravedad ocultan la práctica totalidad de los políticos

*Uno se pregunta qué intereses tendrán nuestros políticos en Gibraltar para que se sientan “aliados y amigos” de la potencia que invade nuestro territorio en un punto estratégico clave

*En “Los mitos del franquismo” explico con mil datos por qué el franquismo fue un régimen históricamente necesario y extraordinariamente fructífero. Y por qué el antifranquismo miente sistemáticamente sobre él. Y por qué esa mentira envenena la convivencia y destruye la libertad de los españoles.

*Pablo Casoplones es tan cretino como ud, d. Luciano. Solo promocionado por el PP y en un medio político tan degradado como el español puede ese memo haber prosperado tanto.

*Como he explicado cien veces, la democracia vino del franquismo y no podía venir de su oposición, que fue comunista y terrorista. Pero otros quieren atribuírsela y no son más que parásitos y vividores corruptos de la democracia, a la que arruinan.

 

Creado en presente y pasado | 60 Comentarios

Los rasgos de la putrefacción de un régimen.

P. Ud afirma que el actual sistema político está podrido, pero viene diciendo algo semejante desde hace muchos años, y su programa con Luis del Pino se llama “involución permanente”. ¿Cómo es posible tal cosa sin que el sistema se derrumbe?

–Para entenderlo conviene analizar la evolución de España desde la transición. En La Transición de cristal expliqué cómo  el diseño de Torcuato Fernández Miranda de una transición de la ley a la ley, desde el franquismo y no contra el franquismo y sí contra aquel frente popular que se iba formando, empezó a ser falseada pronto por Suárez y los democristianos. Estos no tenían más discurso que el de “parecernos a Europa” o “entrar en Europa” y “olvidar el franquismo para mirar al futuro”. Como comprenderá, eso era pura palabrería mágica, pura vaciedad de pensamiento y de análisis, y si no llevó a algo peor fue porque la herencia del régimen anterior era muy sólida. De todas formas, en gran medida se trató de errores muy difíciles de evitar en una experiencia históricamente nueva. Lo grave, ya lo he dicho, es  que los errores nunca fueron analizados ni se corrigieron, con lo que se fueron agravando.

P. Pero la cuestión sigue en  pie: ¿puede un sistema pudrirse durante cuarenta años sin desmoronarse?

la transicion de cristal: franquismo y democracia-pio moa-9788492654451

–Vamos por partes. Como digo, la espléndida  herencia del franquismo explica muchas cosas, explica en parte esa resistencia aunque sea por inercia. Un elemento fundamental e inconfesado de degradación fue la actitud hacia la ETA. El caso es que con respecto a ella, todos los partidos tenían cierto complejo, porque la ETA sí luchó realmente contra el franquismo, al revés que los políticos nuevos, exceptuando a los comunistas. Y antifranquismo y democracia se confundieron rápidamente como si fueran la misma cosa. Es más, la democracia se debería a la ETA, que al asesinar a Carrero Blanco habría roto los muros de contención del franquismo. Por eso se mantuvo durante años y años la tesis de la “salida política” y del “diálogo”, que significaba el reconocimiento del asesinato como un modo de hacer política y corroía el estado de derecho. Esa política solo cambió en la última etapa de Aznar, con resultados magníficos. Y precisamente esa fue la única corrección de un error fundamental, que afectaba a lo más íntimo del sistema político y lo degradaba sin cesar. Piense usted que los gobiernos decían no tener trato con la ETA, engañando a los ciudadanos, y era la ETA la que de vez en cuando decía la verdad al respecto, para ridiculizar a los políticos. ¿Qué clase de democracia es esa en que los terroristas dicen la verdad y los gobiernos mienten? La política de Aznar tuvo una importancia excepcional, que no ha querido verse, pues casi acabó con la ETA y abrió la posibilidad de un proceso de regeneración más amplio de la democracia, que el mismo Aznar había impedido antes al “pasar página” de las fechorías del PSOE de González. Y fue en ese momento cuando, después del atentado del 11-m todo empeoró con Zapatero.

P.  ¿Empezaría ahí lo que ud llama putrefacción del sistema?

–Sí, así es. Las cosas fueron bastante mal desde la transición de Suárez, pero  el esbozo de frente popular que pretendía la ruptura fue derrotado en el referéndum de 1976 no volvió a reconstruirse del todo. Ha sido con Zapatero cuando ha vuelto a tomar forma , como una alianza de hecho entre separatistas e izquierdas que en España nunca fueron democráticas. Sería el tercer frente popular.  Esa alianza permitió que Zapatero rescatase a la ETA de la ruina, premiase sus crímenes y la convirtiese en potencia política. No debe olvidarse que el PSOE comparte en un setenta por cien o más la ideología de la ETA. O que impusiese una ley de memoria histórica tan falsaria como totalitaria. Puede ud recordar que la complicidad con la ETA motivó enormes protestas de masas, que resultaron inútiles al adueñarse de ellas el PP de Rajoy y conducirlas a la nada. Por entonces yo advertí de que aquellas políticas proetarras iban unidas a un nuevo impulso de los separatismos, todo ello contrario a la Constitución y al más elemental sentido de la democracia y el estado de derecho. E intenté fomentar un movimiento por la Constitución, que fracasó por completo. Fracasó ante todo por el boicot de hecho del PP de Rajoy, que se comportaba más como auxiliar que como oposición al PSOE, sumándose progresivamente a todas sus políticas; y también por la práctica ausencia de cultura democrática en España. Pero el PP es el principal responsable de una putrefacción que no puede superarse, a mi juicio, sin la desaparición del duopolio oligárquico, realmente mafioso,  PP-PSOE. Porque esos partidos no van a cambiar, aspiran a volver a lo mismo, sobre todo el PP, cuya concepción de la democracia es un sistema de amigotes que se reparten el poder y los dineros, “crony democracy”, al modo del capitalismo de amigotes. Azaña lo describió en unas frases que he rescatado a menudo: política incompetente, tabernaria, de amigachos, de codicia y botín sin ninguna idea alta”.

P. Desde entonces acá han pasado catorce años. ¿Qué salidas podemos esperar?

–Catorce años de involución permanente han llevado a una descomposición parcial del régimen con surgimiento de nuevos partidos, alguno de ellos simplemente demencial pero promovido por el PP; a un golpe de estado permanente desde Cataluña y con la complicidad de Rajoy y de Sánchez; a un gobierno no elegido, cómplice abierto de los separatistas y de la ETA,  que simpatiza con los regímenes de Maduro o de Castro y actúa tiránicamente en la misma dirección que estos, que promueve leyes para suprimir las libertades de opinión, expresión, investigación y cátedra. Un sistema sin otra política exterior que la simbolizada por Gibraltar y la cesión progresiva de soberanía, con la falsificación sistemática de la historia desde el poder como base ideológica, con una corrupción metida hasta el tuétano, la colonización cultural por el inglés y el desplazamiento progresivo del español como lengua de cultura… En resumen hemos llegado  a una democracia fallida, porque un régimen con tales características, con leyes totalitarias como la de memoria histórica o las de género, que aspiran a controlar hasta nuestros sentimientos, ya no es democrático y exige una corrección muy de fondo. Ya he dicho que tengo ciertas esperanzas en VOX. En todo caso es preciso que dejemos de contemplar “con ojos estúpidos” lo que está pasando ante nuestras narices, porque hay una experiencia histórica a la que referirnos. Insisto en que es preciso un discurso general y una alternativa política para que la putrefacción del sistema no acabe destruyéndonos. 

[​IMG]

Creado en presente y pasado | 26 Comentarios

Perspectivas de VOX

P. Ud se ha definido como liberal crítico, y apoya a VOX de manera crítica. ¿Qué quiere decir exactamente con eso?

–El liberalismo es una ideología, sobre todo si se absolutiza como tiende a hacerse en España. Lo importante de él para mí son las libertades políticas, la limitación del poder y el mercado libre. Pero, claro, eso plantea muchos problemas: ¿hasta qué punto deben admitirse las libertades políticas, si estas pueden llevar al poder a partidos que quieran destruirlas? ¿Hasta qué punto puede limitarse el poder sin que la sociedad tienda a desintegrarse? ¿Hasta qué punto puede ser libre un mercado? Ninguna de estas cosas puede existir en estado puro, y a lo largo de la historia ha habido muchos cambios en todo ello. También señalé aquí hace poco el interés teórico que presentan los mercados perversos… Por otra parte, el liberalismo español tiene una historia más bien nefasta, como he expuesto otras veces, ha funcionado a menudo como auxiliar del totalitarismo y la disgregación nacional. Y el gran siglo liberal, el XIX, es también el del exterminio de pueblos indígenas, de hechos como la Gran Hambruna y otras terribles hambrunas en la India, de las guerras del opio, etc. El liberalismo tiene también su libro negro.  Muchos liberales no tienen en cuenta nada de esto y convierten la doctrina en una sucesión de dogmas.

P. En cuanto a VOX…

europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

–A mí lo que me preocupa es que de la actual putrefacción del sistema político salga una situación caótica o un Berlusconi. Por eso insisto en la necesidad de un discurso y una alternativa. Veo a Vox como la única alternativa que se va dibujando a la situación actual de democracia fallida. Está aún poco madura, pero desde luego parece algo real que avanza con fuerza y no parece asimilable a ninguno de los demás partidos. Aunque lo apoyo, creo que no soy muy popular entre algunos de sus dirigentes. Por ejemplo, uno de ellos se jactaba de llevar a sus hijos a colegios que enseñan en inglés, “por el futuro” o algo así, y le repliqué en tuíter. En eso se parece a Rivera de Ciudadanos, que concibe su futuro también en inglés: su defensa del español es puramente táctica, ya obran como agentes de la colonización cultural, que creen imparable.  En un sentido similar, el responsable de política exterior es un decidido partidario de la satelización de España a la OTAN, que en nuestro caso concreto quiere decir Inglaterra principalmente, y ve muy bien que hostiguemos a Rusia o participemos en operaciones bélicas de interés para otros, pero no para nosotros. Han adoptado una postura bastante clara sobre Gibraltar, pero también muy estrecha, sin advertir todo lo que ella lleva consigo. No le encuentro un análisis internacional mínimamente serio, aunque esto ocurre con todos los partidos. Otro punto fundamental es el rescate de la  historia. Están haciendo una labor en relación con la leyenda negra, pero todavía no se han atrevido con otra no menos urgente, la reivindicación del franquismo como un gran régimen históricamente necesario y fructífero en su tiempo, del que hay mucho que aprender para regenerar la democracia. En fin,  Creo que es un partido susceptible de evolucionar y de ir clarificando sus posturas en estos terrenos y en otros.

P. ¿Y usted cree poder influir en esos cambios?

–De eso no tengo ni idea. Yo analizo y digo lo que pienso, creo que eso influye en algunos militantes y dirigentes, pero de manera más bien marginal hoy por hoy. Debemos tener en cuenta que entre la gente existe mucha confusión en estas cuestiones, y dentro de VOX hay ideas diversas, por lo que un pronunciamiento drástico y claro sobre ellas podría debilitar o incluso fragmentar al partido en un momento de crecimiento. Por esa razón estoy con la idea de un movimiento sobre Gibraltar, que debería ir creando opinión pública, también entre simpatizantes de otros partidos  que se sienten patriotas y demócratas. Claro que no puedo dedicarle todo el esfuerzo que exigiría, pero espero que salgan otros.  En todo caso, VOX debe tener una postura a la ofensiva, no ir dando explicaciones ante los ataques que sufre, eso sería nefasto y se nota algo de ello. La actitud correcta es señalar que quienes les atacan son los partidos corruptos, proseparatistas, proetarras, pro totalitarios, etc.  Ponerlos a la defensiva, porque es la verdad. Pero, bueno eso es otro asunto.

nueva historia de españa: de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656

P Hay quien dice que VOX debería centrarse en la economía y proponer un programa populista, para conseguir los votos de los desheredados del sistema

–Sería un gran error centrar la política en la economía. Eso hizo Rajoy, y ya ven. Los grandes problemas actuales de España se cifran en las fuerzas disgregadoras por un lado, y disolventes o satelizadoras  en una UE cada vez más totalitaria y en la OTAN por otro, en garantizar las libertades contra quienes quieren imponer las doctrinas y leyes LGTBI, de memoria histórica… Deben precisarse y analizarse claramente esos problemas En cuanto a “populismo”, es una palabra que ha perdido todo significado real, como “fascismo”. Se puede aplicar a cualquier partido y a casi cualquier receta económica. Por supuesto, la economía sigue siendo muy importante, y está ligada a la política más general propuesta, máxime cuando se advierten síntomas de una nueva crisis que podría ser muy peligrosa. Pero si ud examina lo que dicen los economistas, verá que dan soluciones y análisis muy diversos, y hasta contrarios. Por otra parte, cultivar el cabreo de los digamos desheredados ya es algo que hacen Podemos y el PSOE, y será difícil arrebatarles esa clientela. Creo que medidas prácticas como reducir el enorme personal político que sufrimos con cargo al estado, las duplicidades administrativas, la deuda… pueden ayudar a mantener el estado de bienestar al que no quiere renunciar nadie, y al mismo tiempo ir disminuyendo los impuestos. Pero todo esto ha de hacerse con cálculos serios y no con buenos deseos o impresiones generales.

P. Como ud sabe, existen otros partidos más radicales que VOX en una dirección parecida.¿Los apoyaría ud?

–No me parece mal que existan y en algunos aspectos simpatizo con ellos, pero no les veo ninguna perspectiva. Suelen ser entre integristas, o confesionales, y falangistas, algunos piensan en una vuelta sui generis del franquismo, del que en realidad saben poco más que retóricas, suelen analizar la política en términos de masonería y sionismo, y son culturalmente muy poco productivos, algo que también falta a VOX de momento.  

*****************

En “Una hora con la Historia”,  recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, y las causas de la lentitud del proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

Creado en presente y pasado | 120 Comentarios

Franco y Gibraltar.

En la cuestión de Gibraltar, la tarea consiste en hacer presente el problema a millones de personas, que hoy lo ignoran debido a un silenciamiento deliberado por los políticos. El silenciamiento puede ser combatido fácilmente en las redes y por otros medios, reproduciendo los ocho puntos  (http://www.piomoa.es/?p=8322) u otros artículos y con frases claras. Quiero hacer presente a mis lectores que si no nos tomamos en serio esta labor, lo demás será parloteo, y parlotear y fanfarronear solo exhibe una estupidez esencial. Para esta semana deberían circular sin descanso  estas tres consignas:

*Gibraltar es una colonia que invade nuestro territorio en un punto estratégico clave. Los gobiernos PP y PSOE consideran “amiga y aliada” a la potencia invasora. Hacen de España  un país lacayo y satélite, una verdadera colonia.

*El franquismo convirtió a Gibraltar en una ruina para Inglaterra. Los gobiernos de UCD, PSOE y PP la han convertido en un emporio de negocios opacos, corruptor masivo de políticos y periodistas.

*Los gobiernos PP y PSOE tienen el mayor interés en silenciar lo que significa Gibraltar para España. Por eso mismo los españoles tenemos el mayor interés en que todo el mundo sepa lo que significa.

europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449 

********

Franco fue el primer gobernante español en dos siglos que se planteó en serio la recuperación de Gibraltar. Para ello aprovechó una sucia maniobra de Londres, que declaró al peñón una “colonia”, con lo cual eternizaría su dominio allí gracias a la “autodeterminación”. La diplomacia franquista, con extraordinaria habilidad, volvió la maniobra contra sus autores, consiguiendo que la ONU declarase que la colonia debía volver a España. La decisión de la ONU anulaba el tratado de Utrecht, tratado leonino y vulnerado sistemáticamente por los ingleses desde el mismo principio. Sobre la decisión de la ONU, y no sobre el viejo tratado convertido por Londres en papel mojado, es sobre lo que debe organizarse un movimiento de recuperación. Dado que Inglaterra solo obedece los acuerdos cuando le conviene, Franco cerró la verja, con efectos muy costosos para los dominadores. Al llegar la Transición, ya el gobierno de Suárez empezó a cobardear, y el nefasto e inútil Leopoldo Calvo Sotelo anunció la apertura de la verja, cosa que cumplió el PSOE de Felipe González.

    La repugnante claudicación fue ligada al caramelo-camelo de “entrar en Europa”. Los gobiernos europeos, cuyos países tanto habían colaborado con los nazis o con los comunistas, que debían su democracia a la intervención militar useña e indirectamente a Stalin, y el inicio de su prosperidad al Plan Marshall, se sentían moralmente superiores a España, que no tenía ninguna de aquellas deudas y se había abstenido de las atrocidades cometidas por todos los bandos en la guerra mundial. Y la miseria de gobernantes españoles desde la transición, aceptó el camelo con expresión acomplejada. Por cierto que aquellos países de Europa occidental fueron los que votaron en la ONU a favor de la invasión de España por Gibraltar. 

    Cabe recordar, de pasada, otro gran triunfo de la diplomacia de Franco adelantándose unos meses a la decisión de la ONU, esta abiertamente criminal, de sumir a España en una gran hambruna mediante el aislamiento. La previa compra a crédito de cereales y carne en Argentina frustró aquellos planes y evitó las peores consecuencias. Cabe señalar que en los duros años 40, la esperanza de vida al nacer creció en España espectacularmente con respecto a la república, y que la estatura media aumentó ligeramente, lo que revela una alimentación e higiene más racionales que durante la república.

*********************

En “Una hora con la Historia”,  recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, y las causas de la lentitud del proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

****************************

*No se sabe bien quién está haciendo más el ridículo, si el Doctor en el besamanos del 12 de octubre, o la Casa Real indicando que ese ridículo fue causado por el rey, que engañó al Doctor para que luego le echase ignominiosamente un ujier. Lo que es seguro es que el odio del Doctor a la monarquía (traída por Franco) habrá subido bastantes grados.

*Denuncia Casado que la ETA asesinaba, y se declara a favor de las víctimas. Entonces, ¿por qué ZP y Rajoy la rescataron de la ruina, le dieron legalidad, dinero público a mansalva, vaciaron de estado a Vascongadas, convirtieron a la ETA en una potencia política, todo a costa del estado de derecho? Explíquelo Casado y deje de mentir.

*Si la canción de Mecano  en vez de “mariconez” dijera “mariconancia”, nadie se ofendería. Todo es cuestión de tacto y buen decir.

* Un fulano se queja de que la bandera de España la use VOX. Es un golfo. Izquierda y separatistas siempre han pisoteado la bandera nacional. Y dicen que Franco “se la apropió”. No, Franco la rescató de su pisoteo, y siguen empeñados en lo mismo.

*Rajoy estuvo haciendo daño al país hasta el final. El fue quien más alimentó los separatismos, transformó el 1-O en golpe de estado permanente y nos dejó en herencia al Doctor.

Creado en presente y pasado | 100 Comentarios