Dios y el HOMBRE / 1944:¿invasión de España?/ Errores de Azaña / Crítica literaria

El próximo martes, a las 19.00, Miguel Platón y yo presentaremos Por qué el Frente Popular perdió la guerra. En el Casino de Madrid. Se podrá seguir en directo en el enlace  https://youtu.be/5g40AjrCGCo   

****************************

Dios y el HOMBRE

¿Y no es el HOMBRE el que crea las religiones, por tanto los dioses? 

Si él los crea, ¿por qué será? ¿Y qué entendemos por crear?

Ya los griegos se dieron cuenta de ese detalle: si las vacas creyeran en dioses, los imaginarían como vacas, aunque con un poder superior.

Buena simpleza. Es claro que el hombre no se crea a sí mismo ni dispone de su destino. Ese lema ideológico de elegir o decidir el propio destino revela una estupidez sin fondo. Pero es la base de las ideologías: el HOMBRE puede hacer eso, lo hará según vaya progresando técnicamente, aunque los hombres concretos nunca lo alcancen. No es lo mismo creer en la divinidad que creerse la divinidad, aunque sea de forma abstracta, como “el HOMBRE”.

Pero, vamos a ver, es claro que los dioses no existen y que los que han existido históricamente han dejado de existir en su gran mayoría. ¿Y dónde existían? En la mente de los hombres.  En cambio los seres humanos existen y existirán físicamente. Y si los humanos concretos existen, es lícito abstraer de ahí lo que tienen en común, es decir, al HOMBRE, su idea, que diría Platón. Decir que nuestra idea de Dios es la de un humano con poderes infinitos, no me parece una simpleza. Si Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza podemos de manera más lógica invertir los términos: el hombre hizo a Dios a su imagen y semejanza. Porque, repito, no hay duda de que los seres humanos existimos, mientras que los dioses está claro que no, la historia lo demuestra.

Pero, ¿qué necesidad hay de imaginar un HOMBRE todopoderoso? ¿Por qué los humanos históricos lo han hecho una y otra vez, de distintas formas pero con un fondo común? ¿Por qué tenían esa necesidad? Y la siguen teniendo, por cierto.

Puede ser que por ignorancia, por falta de conocimientos y por limitaciones de su capacidad técnica.

**********************

1944: ¿Invasión de España?

En 1944, conforme los Aliados se sentían seguros de la victoria, las intimidaciones, presiones y chantajes sobre España fueron haciéndose más perentorios en los países anglosajones, con serios indicios de invasión. Mientras, los comunistas preparaban la invasión desde el sur de Francia, y los sectores monárquicos más próximos a Don Juan maniobraban e intrigaban en contacto con los anglosajones para derrocar a Franco.  Esta situación sucedía a la no menos difícil anterior de mantener la neutralidad frente a las presiones alemanas: 168 – España frente a la amenaza de invasión | El papel histórico de Vox – YouTube

*************************

Errores de Azaña en dos frases

“Lo que me ha dado un hachazo terrible, en lo más profundo de mi intimidad, es, con motivo de la guerra, haber descubierto la falta de solidaridad nacional. A muy pocos nos importa la idea nacional, pero a qué pocos. Ni aún el peligro de la guerra ha servido de soldador. Al contrario: se ha aprovechado para que cada cual tire por su lado”. 

Esto es en parte falso. Por supuesto, la alianza de separatistas y sovietizantes que fue el contenido político del Frente popular solo tenía una base común: el odio y el miedo a los nacionales. Fuera de eso, unos odiaban a España, otros la despreciaban… Pero hubo quienes cultivaron una idea nacional: los comunistas, cuando se dieron cuenta del valor del sentimiento patriótico. Claro que su idea era la de sovietizar a España, con una etapa intermedia de “democracia popular”. No podemos dudar del sentimiento nacional de Azaña, pero ¿en qué consistía su idea al respecto? En un proceso de demoliciones de la España tradicional para sustituirla por algo parecido a la III República francesa, tan admirada por él que ante la I Guerra Mundial había querido mandar a cientos de miles de españoles a servir de carne de cañón al servicio de la república vecina. Quería renovar a España, además, en alianza con un partido socialista empeñado en imitar al régimen de Stalin. Hablaba de una “inteligencia republicana” perfectamente inexistente, como reconoce una y otra vez. Él destacaba en inteligencia sobre todos los demás, pero desde luego tampoco era suficiente: sus “demoliciones” llevaron a la guerra civil

Cuando se hablaba del fascismo en España, mi opinión era ésta: hay o puede haber en España todos los fascistas que se quiera. Pero un régimen fascista, no lo habrá. (…) Por muchas consignas que traduzcan y muchos motes que se pongan. Sables, casullas, desfiles militares y homenajes a la Virgen del Pilar. Por ese lado, el país no da otra cosa

Había y hay en España cierta tradición como la mencionada por Azaña (la monja Ramona y similares). Pero, como se vería, el país bajo el franquismo dio para mucho, muchísimo  más de lo que él creía. En lo que acertaba Azaña era en la casi ausencia de fascismo. Se le asemejaba la Falange, aunque se declaraba católica, un catolicismo un tanto diferente del pintado por el alcalaíno.  Lo que sorprende es que un hombre sin duda inteligente y a su modo patriota como Azaña, tuviera de su propio país unas ideas tan simples. Maeztu le censuraba no haber evolucionado desde esas ideas simples y sentimentales adoptadas por todo el mundo en la adolescencia.

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936Por Que El Frente Popular Perdio La Guerra Civil

***********

Crítica literaria en España

“No sé si ha leído usted el libro “Los Baroja”, de Julio Caro.  Me ha llamado la atención este párrafo, referido a Pío Baroja, y he pensado que le interesaría y que le sugeriría algún comentario, también en relación con sus propias novelas: “La literatura española moderna es la más desgraciada de todas las literaturas, desde el punto de vista del hombre interesado por cuestiones psicológicas. Cuando pienso que España fue la cuna del casuismo, la patria de unos hombres (también mujeres) que, en el siglo XVI, parecían sutilísimos a italianos y franceses, y echo luego una mirada a los libros sobre literatura escritos en los siglos XVIII, XIX y XX, al momento me planteo la cuestión terrible de por qué el crítico español, moderno o contemporáneo, es o ha sido tan tarugo (…) Los críticos franceses han demostrado mucha habilidad para pintar los estados del alma, la evolución de sus escritores. A veces de un autor secundario, a fuerza de talento, sacan extraordinario partido. Son capaces de razonar, de sutilizar, de dar explicaciones muy circunstanciadas de todo. Luego vienen las polémicas. ¿Pero qué polémicas se van a entablar en un país en que los historiadores de la literatura hacen caracterizaciones como de jota o romance de ciego?”. Julio Sandón 

Creo que la gran literatura española es la del Siglo de oro, y que la posterior es, comparativamente,  bastante tosca, y lo mismo ocurre con la crítica literaria. A finales del XIX hubo un repunte literario que, en mi opinión, dura hasta parte de la década de los cincuenta, decayendo después, y más todavía desde la transición. Una de las causas de este decaimiento es su politización o ideologización, a veces implícita, a veces ostentada, o su descarnada intención comercial. En cuanto a mis novelas, no voy a dar mi opinión, que obviamente no es desfavorable, pero que tampoco vale. Puede darla usted y se la publico. Pero es verdad que en España  no hay polémicas literarias de algún nivel. Ni historiográficas. Y eso ya revela la situación. Contra el tío de Julio Caro  escribió Gil Bera Baroja o el miedo, con intención de escandalizar un poco. Dio pie a algunos comentarios o réplicas sin excesivo interés. El debate muere enseguida. El comentario de I. Lomana sobre los artistas de la prosa cipotuda está muy bien, pero le pasó lo mismo. No es que todo sea taruguismo, pero hay pocas excepciones que no suelen generar polémica apreciable. La tosquedad llega a cultivarse incluso como una virtud. Contra ella no se puede hacer nada.

Cuatro perros verdesSonaron Gritos Y Golpes A La Puerta (Ficción Bolsillo)https://www.amazon.es/Sonaron-gritos-golpes-puerta-Historica-ebook/dp/B007UQCJNI

 

Creado en presente y pasado | 57 Comentarios

Masonería y democracia / Inditex, empresa inglesa / Dos mitos: el HOMBRE y el INDIVIDUO

El próximo martes, a las 19.00, Miguel Platón y yo presentaremos Por qué el Frente Popular perdió la guerra. En el Casino de Madrid. Se puede seguir en directo en el enlace  https://youtu.be/5g40AjrCGCo   

***********************

Masonería y democracia

Usted ha escrito que la masonería debía estar prohibida. 

Sí, pero no por lo que pueda defender, sino por ser una sociedad secreta, que se vale de su secretismo para infiltrarse “discretamente”  y formar círculos afines en puestos de poder y decisión.  Por esos métodos ha influido mucho en la historia de España desde principios del siglo XIX, a menudo al servicio de potencias exteriores. Es evidente que en la sociedad existen muchos intereses y puntos de vista distintos u opuestos en torno a los problemas sociales, las perspectivas de futuro, las ideas básicas, etc. Pero las diferencias deben resolverse en confrontación ideológica abierta, no por maquinaciones en la sombra, para evitar otras confrontaciones en lo posible. 

Pero la masonería ha defendido siempre las ideas democráticas y los derechos del hombre…

Sociedad secreta y democracia son conceptos antitéticos. En cuanto a los derechos del hombre (una redundancia), hay que ver cómo se han aplicado, y cómo curiosamente están llevando a un totalitarismo… La propia concepción de la masonería es totalitaria. Por cierto que se mostró palpablemente en la caótica II República, que los masones llegaron a considerar como una obra propia.

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936

***************************

Inditex, empresa inglesa

Como he recordado muchas veces, Inditex es una empresa cultural e idiomáticamente inglesa, lo mismo que el Banco de Santander, BBVA y tantas otras. No cambia la cuestión el hecho de que haya contratado al instituto Cervantes (regido por socialistas, es decir, enemigos de España) para enseñar español a algunos de  sus empleados que lo soliciten. Inditex (como los otros) desprecia el español y promueve el inglés  incluso en España. Se define como multicultural, pero no es cierto. Es culturalmente inglesa o más ampliamente anglosajona. 

****************************

HOMBRE  e INDIVIDUO como mitos

¿Qué digo a eso de la religión de la técnica?  Digo que esa interpretación no es convincente. Podemos interpretar la cuestión de Prometeo o del Paraíso terrenal de esa manera, pero también al revés, como comunmente se hace: Prometeo  o la serpiente representan la liberación del ser humano, a la que se oponen unos dioses celosos e injustos. ¿Por qué no se ha de interpretar así? Textualmente es lo que dicen los mitos: el hombre  es victima de la injusticia divina, que lo limita, y lo justo es que luche contra esa injusticia para liberarse. Y puesto que los dioses no existen, pero el hombre sí, la cosa está clara. Hay que optar por lo que realmente existe.

Podemos empezar así: aceptemos que los dioses no existen y el Hombre sí. Pero ¿existe eso, realmente? Lo que observamos no es al Hombre, sino a una multitud de ellos muy desiguales en todos los aspectos, y con apetencias e intereses muy distintos y opuestos. Y si profundizamos más, encontramos que en cada uno de ellos existen deseos e intereses contradictorios. Realmente no existe el individuo como elemento indivisible y fundamental de la sociedad. Cada individuo es un mundo complejo y lleno de contradicciones, y que cambia con el tiempo. Y aún podemos ir más allá: cada ser humano encontrará su destino, desaparecerá de la faz de la tierra y de la memoria de los demás. La humanidad entera es prácticamente seguro que desaparezca ante o después. Ni existe el HOMBRE como conjunto de los humanos ni el INDIVIDUO como fundamento del HOMBRE. ¿Qué ganamos con oponerlos a la divinidad?

Al menos podemos decir una cosa. Tú mismo has dicho que la religión es connatural al ser humano, por lo tanto los dioses son creaciones humanas. Sabemos que los dioses griegos no existieron, sabemos que los dioses egipcios no existieron, a pesar de que se mantuvieron durante cuatro mil años en la sociedad egipcia. ¿Por qué no habrá de ocurrir lo mismo con el dio judío o el dios cristiano o el musulmán, que llegue un momento en que casi nadie crea en ellos? Además, ¿por qué son incompatibles entre sí los tres? Quizá sean reemplazados por el que llamas dios de la técnica, que sin embargo se muestra más propicio al ser humano, a sus necesidades.

El dios de la técnica es el propio HOMBRE, no puede ser otro.  Los hombres adorándose a sí mismos, mejor, adorando a un fantasma al que llaman HOMBRE

¿Y no es el HOMBRE el que crea las religiones, por tanto los dioses? 

europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

*****************************

Procesar a Celaá

Del Instituto de Política Social <socios@ipsenacional.es>:

Te escribimos porque necesitamos un último impulso para conseguir sentar en los banquillos judiciales a la Ministra Isabel Celaá.

Sin tu ayuda esto será imposible, nos piden una fianza de más de 12.000€, dinero que entre todo el equipo del Instituto de Política Social, estamos consiguiendo recaudar.

Son muchos los gastos que conllevan sentar en un banquillo a un acusado, es por ello que te pedimos un último esfuerzo.

¿Puedes ayudarnos para conseguir que los padres y las familias ganemos esta batalla? ¡¡Sin tí esto es imposible!!

– La Ley Celaá es una ley que priva de la libertad que tienen los padres para educar a sus hijos, es por ello que es fundamental recordarle a la Ministra que nuestros hijos son nuestros, no del Estado.

– La Ley Celaá atenta directamente contra nuestros hijos, al recibir una imposición ideólógica que los convierte en “ciudadanos clonados, sumisos y obedientes que están adormilados”, pero frente a este negro destino, hay unos padres valientes que hoy abren su camino.

Si prefieres hacer una transferencia, puedes hacerlo enviando tu donativo a ES72 1465 01 00961733425834

 

Creado en presente y pasado | 59 Comentarios

Religión de la técnica / Una impresión de pesadilla

europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

Religión de la técnica

Bien, la perspectiva puede resultar aterradora para quienes no tienen una visión científica evolucionista y creen que el hombre corona la evolución y que es imposible ir más allá, pero la característica del hombre  con respecto al resto de la naturaleza es  su capacidad para modificar no solo el ambiente sino también para modificarse a sí mismo, hasta dar lugar, quién sabe, a una nueva especie que deje a la humanidad actual en la categoría de los homininos anteriores… Si miramos al pasado, esto es justamente lo que ha ocurrido, y no hay razón alguna para que la evolución se paralice al llegar al ser humano, aunque  pueda calificarse de autodestructiva con respecto al hombre actual…

Ante de ir al grano, una pequeña digresión sobre lo que he llamado ideología anglosajona, que parte de Francis Bacon, incluso de antes y viene a ser una religión de la técnica a la que me he referido en mi ensayo sobre la Masonería.  Cabe señalar que la Masonería entra en una tradición intelectual algo más antigua, en la que  Bacon marca un hito fundamental con su novela utopista Nueva Atlántida. Se trata de una isla con una sociedad esplendorosa, cristiana aunque de un cristianismo sui generis, en la que prácticamente está excluido el mal. Una sociedad integrada por gentes “generosas e ilustradas, dignas, castas y piadosas y llenas de espíritu público”. A su cabeza, por encima incluso del estado, se encuentra la Casa de Salomón dedicada a la investigación científica y técnica y que decide qué inventos y hallazgos difundir y cuáles no, incluso por encima de los responsables políticos. Salvo que la masonería no se dedica a la investigación científica, encontramos en la Nueva Atlántida ciertas similitudes con ella: una religión de la técnica, que estaría tanto por encima de las demás religiones como de los estados.

El ser humano ha sido definido de muchas formas, como animal racional, animal moral, animal político etc. Aquí figura como “animal técnico”, capaz de utilizar la naturaleza en su beneficio y de satisfacer así sus deseos. Se trata de una concepción esencial que hallamos también en el marxismo, en alguna rama del liberalismo y en diversas ideologías, aunque en religiones de otro tipo aparece como el peligro esencial de la condición humana.

Así en el mito de Prometeo o, de otro modo, en el Génesis, por lo que me extenderé un poco al respecto. Prometeo es un titán, hijo de la tierra, y en una versión crea a los hombres con barro, mientras que en otra se limita a traspasarles la técnica (el fuego) y les enseña menospreciar y burlarse de los dioses. Finalmente, Zeus lo castiga encadenándole a una roca y enviándole un águila que todos los días le devora el hígado. Suele verse en el titán a un benefactor de la humanidad, y en los dioses a tiranos celosos de la capacidad humana, que lo castigan injustamente. Paul Diel ofrece, en El simbolismo en la mitología griega, una interpretación que suena más coherente y profunda. La técnica permite al hombre mejorar su situación material, pero es inútil para dar un sentido a su vida. Ese sentido aparece en los mitos como algo en parte misterioso vinculado a los dioses. Cuando esta limitación de la técnica es pasada por alto y el bienestar material se convierte en el objetivo total del ser humano, la vida se trivializa y genera mil conflictos, agravados por el poder técnico, porque los deseos humanos suelen ser contradictorios en sí mismos, y opuestos entre unas personas y otras.

Además, la limitada capacidad humana de previsión no logra captar las consecuencias últimas de sus actos, hecho que refleja el mito hermanando a Prometeo, “El previsor”, con Epimeteo, “El que piensa tarde”: las dos caras del pensamiento humano, cuya capacidad previsora es en todo caso muy limitada y expuesta al error.

De este modo la técnica y el bienestar material derivado, concebidos como el objetivo esencial de la vida y no como subordinados al espíritu, figurado en los dioses, se convertirían en fuente de males, representados por la Caja de Pandora. La estéril roca a la que es encadenado Prometeo simboliza su propia elección exclusiva por los bienes terrestres, por los bienes materiales y la consiguiente trivialización de la vida. Y al devorar el hígado del titán, el águila, enviada del espíritu clarividente que se eleva sobre la tierra, figuraría el remordimiento por la pérdida de una vida más elevada.

En fin, Prometeo representaría el peligro humano de elegir en exclusiva o primordialmente los bienes terrestres y despreciar al espíritu. No abordo aquí la distinción entre materia y espíritu, que todo el mundo intuye aunque sea difícil de explicitar y haya generado tanto debate; aunque un ejemplo algo tosco ayudaría a ello: desde el punto de vista material, un libro es una cantidad de papel y de tinta, con un volumen, forma y masa fácilmente medibles. Desde otro punto de vista, es solo el continente de un mensaje o intención, expuesto en las complicadas disposiciones de la tinta, aunque estas por sí mismas no signifiquen nada. Cada unidad de libro es materialmente única y el total cuantificable, pero el contenido no es medible. El Quijote, por ejemplo, es siempre uno aunque se presente en millones de ejemplares y en formas y aspectos materiales muy diversos. Quizá podamos captar con esto algo de la diferencia.

Y en el relato del Génesis el hombre, hecho de barro, tiende al barro, a la materia contra el espíritu, tendencia representada por la tentación de la serpiente, que se arrastra por el suelo: le promete que desobedeciendo al mandato de Dios se hará igual a este. La semejanza de fondo con el mito de Prometeo ha sido subrayada por Paul Diel. No voy a adentrarme más en la cuestión, pues solo quiero poner de relieve el carácter prometeico de la masonería, una religión y una mística de la materia y la técnica. No existe para ella la tensión y el conflicto del alma humana entre el espíritu (la divinidad) y la materia, ni propiamente entre el bien y el mal. El ser humano es un ser técnico que encuentra la plena satisfacción de la vida en el conocimiento y el desarrollo de conocimientos científico-técnicos en un progreso indefinido. No existe en la masonería la oposición entre Zeus y Prometeo o entre Dios y Lucifer, el “portador de luz”. El Gran Arquitecto figura al mismo tiempo como Dios y Lucifer o Prometeo.

Ahora, con la  Inteligencia Artificial, se presenta una nueva derivación del peligro. La IA, producto de la técnica humana, podría  llegar a independizarse, ser más peligroso que la bomba nuclear y destruir al propio ser humano, como ha advertido Elon Musk, uno de los apóstoles de la nueva religión. ¿Qué dices a esto?

**************************************

Cuatro perros verdesSonaron Gritos Y Golpes A La Puerta (Ficción Bolsillo)https://www.amazon.es/Sonaron-gritos-golpes-puerta-Historica-ebook/dp/B007UQCJNI

Una impresión de pesadilla

 a) ¿Ha escrito usted las dos enteramente? No es que le acuse de tener negros, pero es que  no se parecen en nada, salvo la intervención del comunista  “fantasma” tornado policía, o ni siquiera eso.

Ya ha salido esa cuestión. Yo creo que se parecen mucho, difieren en la longitud, apreciación del tiempo, los personajes etc. Hay autores que solo escriben una novela, repetida luego con otros personajes y situaciones, pero los hay con más registros. Salvando las distancias, algunos dicen que la Ilíada y la Odisea no pudieron ser escritas por el mismo autor. No veo por qué no.

b) ¿No se le ocurrió que al ver el “fantasma” a Alberto, podría haber intentado entablar contacto con él? Habría sido novelescamente muy interesante.

Habría sido muy convencional. Podría quedar bien…, o no.

c) La de gritos y golpes da una visión a medias heroica, a medias mísera de aquella época, hoy la pintan siempre mísera. Me gustaría saber su opinión concreta.

Fueron unos años gloriosos para España. Tuvo que afrontar problemas y retos sumamente difíciles, y los superó. Fue una gran generación, tan denigrada por otras muy inferiores.

d) ¿Qué espera usted conseguir con estas novelas? ¿O las ha escrito al tuntún? ¿Cree usted que aportan algo al bagaje literario español?

Me gustaría que aportaran algo al bagaje literario actual, que me parece poco lucido

e) ¿Por qué hace terminar las dos tan mal para los protagonistas, después de tanto esfuerzo como hacen? 

No creo que terminen mal. Todo termina en la muerte, pero eso no hace que todas las vidas sean iguales. Materialmente está claro: hay grandes diferencias de fortuna, de dinero, pero moralmente también las hay, y no guardan relación con la fortuna, sin ser opuestas las dos cosas.

f) ¿Puede adelantarnos alguna idea de cómo plantearía la tercera de la trilogía, que supongo retratará la vida actual?

No estoy seguro. Quizá como una serie de monólogos justificativos o grotescos sin nombres propios, pero más o menos identificables, que reflejen la realidad actual, tan  moralmente confusa, chabacana  y manipulable. Algunos esbozos he expuesto en el blog.  Sería una novela con un argumento débil, pero perceptible, y sin personajes, al menos sin personajes con nombre. Con ello se reflejaría un tiempo caracterizado por lo banal y lo grotesco, con personajes sin interés propio.  Es difícil novelar todo eso, no sé cómo podría salir. En  Sonaron gritos,  los personajes responden a violentos conflictos y  desafíos personales que, más allá de lo particular, reflejan desafíos históricos. En Perros verdes,  los personajes viven una situación de paz, aunque con la amenaza nuclear y la guerra fría que en España parecía muy lejana… Recuerdo haber cruzado parte de Alemania occidental en 1968, y la guerra y la ocupación estaban muy presentes, con convoyes militares en las carreteras, avisos de paso de tanques, etc.,  Mismo en París recuerdo un ejercicio de alarma aérea con las sirenas, sería para probarlas, porque no había movimiento de gente… Pero, en fin, España parecía un remanso de paz en la propia Europa. A Chano le parecía una paz plomiza e insoportable, mientras que Javier, conocedor de países extranjeros, la encontraba excelente. Por otro lado, se hacía muy aguda la impresión del absurdo de la vida en medio de la prosperidad. La impresión que tengo del hoy es casi de pesadilla.

Creado en presente y pasado | 33 Comentarios

Papel histórico de VOX/ Preguntas literarias

 

 Hacia el final de la II Guerra Mundial, España debió afrontar la guerrilla comunista, la hostilidad de los Aliados (anglosajones y soviéticos) y las maniobras de los monárquicos  bajo orientación inglesa. En Una hora con la Historia: https://www.youtube.com/watch?v=Z29fha8Xvy4

******************

El papel histórico de VOX

Me  preguntan si, partiendo de mi estudio sobre la II República, pueden encontrarse similitudes con la situación actual.  Sin duda las hay,  empezando porque las fuerzas de izquierda y separatistas han llegado a conformar un nuevo frente popular de hecho, siendo uno de sus objetivos clave eliminar la  actual monarquía y sustituirla por  una nueva –más bien vieja– república, culminando así la liquidación de la herencia del franquismo.

El franquismo derrotó al Frente Popular, libró a España de la guerra mundial, venció al maquis y dejó una sociedad muy distinta de la miseria, la crispación y los antagonismos republicanos: una sociedad reconciliada, moderada y próspera, apta para una democracia “no epiléptica” como la había querido Alcalá-Zamora, aunque fuera él uno de los causantes de las epilepsias. El éxito de Franco fue tal que  tras su muerte fracasaron los intentos de boicotear la transición  desde la legitimidad franquista, es decir “de la ley a la ley”,  refrendada popularmente en diciembre de 1976;  no existían partidos propiamente republicanos; los separatistas se presentaban como simplemente autonomistas; los anarquistas quedaron en testimoniales;  los socialistas abandonaron el marxismo,  al menos de palabra, así como sus radicalismos iniciales ( economía de autogestión, república, autodeterminación, etc.); y los comunistas reconocieron la monarquía resucitada por Franco, la economía de mercado, la pluralidad política y la bandera.  Todos pedían la amnistía,  con lo que reconocían implícitamente la legitimidad del régimen anterior, que debía concederla. Todos parecían  haber aprendido algo de la historia.

Sin embargo tal impresión  era engañosa.  La moderación de aquellos partidos obedecía simplemente a su debilidad y falta de arraigo popular. Seguían añorando el viejo Frente Popular y la república, a pesar de que el primero había destruido a la segunda. Y en la práctica se aplicaron desde muy pronto a socavar el nuevo régimen atacando precisamente al franquismo, su  raíz y verdadero origen. El proceso de socavamiento ha sido largo porque la herencia de Franco — en definitiva la continuidad histórica de España, de su cultura, etc.–  era demasiado excelente y sólida para ser destruida con facilidad.

Y así hemos llegado paso a paso al actual de golpe de estado permanente, con la autoridad del estado reducida a residual y desafiada abiertamente en varias regiones;  con leyes de tipo soviético como las de memoria histórica, o antijurídicas de guerra de sexos como las de “género”; con grandes altibajos y crisis económicas y altas tasas de paro incluso en los períodos de prosperidad;  con el ataque sistemático al español y a la idea de España (ataque que llegó a deplorar el mismo Azaña en su bando); con la declaración de amistad y alianza a la potencia que invade Gibraltar, punto estratégico clave para España; con la entrega de “grandes toneladas de soberanía” a la burocracia de Bruselas; con el rescate de la ETA premiando sus crímenes con regalos políticos destructores del estado de derecho; con el apoyo y financiación de los separatismos por los gobiernos centrales, sean del PP o del PSOE; con conductas mafiosas y  corruptas por  casi todos los partidos…

Ese proceso contra la libertad y la nación so pretexto de antifranquismo no habría tenido éxito si la hubieran contrarrestado quienes efectivamente habían traído la democracia, todos ellos procedentes del régimen anterior. Pero estos, faltos de visión histórica y de fuerza intelectual,  cayeron en la gran trampa de  aceptar la equivalencia entre democracia y antifranquismo, trataron de hacer olvidar sus propios orígenes y finalmente los condenaron: Aznar  se permitió  declararse admirador  de Azaña y en 2002 osó condenar el alzamiento del 18 de julio que había impedido la disgregación o la sovietización de España. Así aquellas fuerzas se convirtieron en auxiliares del proceso que está alcanzando puntos críticos. Y así quedó abierto el camino a un resurgimiento político de tipo frentepopulista. La maniobra clave fue la ley  soviética llamada de “memoria histórica”,  que pretende dictar a los españoles lo que deben creer sobre su pasado y que  al intentar deslegitimar el franquismo, invirtiendo el referéndum de 1976,  deslegitimaba por carambola la democracia, la unidad nacional y la monarquía salidas de él. La pérdida de sentido de la historia por la derecha ha llegado al extremo de que el rey Juan Carlos firmara dicha ley y con ella su propia ilegitimidad y que el PP en el poder la aceptara y la aplicara en lugar de derogarla por tiránica, opuesta a la libertad y a la Constitución.

La II República llegó por suicidio de la monarquía, un suicidio rápido, pues su proceso  duró solo ocho meses. Ahora, el proceso suicida ha avanzado a cámara lenta, y aunque no es irreversible, ya amenaza seriamente a  la democracia y su base, la unidad de España. Tal es la lección de la historia que debemos aprender para impedir que se repita un pasado nefasto.  VOX tiene ahí su papel histórico, si no quiere naufragar en politiquillas menores.

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936Por Que El Frente Popular Perdio La Guerra Civil

*****************************

Preguntas literarias

“Acerca de sus dos novelas, que he leído al revés, primero Cuatro perros verdes y después Sonaron gritos y golpes a la puerta, algunas preguntas:

 a) ¿Ha escrito usted las dos enteramente? No es que le acuse de tener negros, pero es que  no se parecen en nada, salvo la intervención del comunista  “fantasma” tornado policía, o ni siquiera eso.

b) ¿No se le ocurrió que al ver el “fantasma” a Alberto, podría haber intentado entablar contacto con él? Habría sido novelescamente muy interesante.

c) La de gritos y golpes da una visión a medias heroica, a medias mísera de aquella época, hoy la pintan siempre mísera. Me gustaría saber su opinión concreta.

d) ¿Qué espera usted conseguir con estas novelas? ¿O las ha escrito al tuntún? ¿Cree usted que aportan algo al bagaje literario español?

e) ¿Por qué hace terminar las dos tan mal para los protagonistas, después de tanto esfuerzo como hacen? 

f) ¿Puede adelantarnos alguna idea de cómo plantearía la tercera de la trilogía, que supongo retratará la vida actual?

Muchas gracias por su respuesta. Eusebio C. Pérez.

Cuatro perros verdesSonaron Gritos Y Golpes A La Puerta (Ficción Bolsillo)https://www.amazon.es/Sonaron-gritos-golpes-puerta-Historica-ebook/dp/B007UQCJNI

************

Reseña de Luis Segura sobre  La Segunda República Española. Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen: La cueva de los libros: La Segunda República Española de Pío Moa

 

Creado en presente y pasado | 9 Comentarios

“Alguien que nos quiera” / Desplazamiento del ser humano / Mafia historiográfica

Reseña de Luis Segura sobre  La Segunda República Española. Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen: La cueva de los libros: La Segunda República Española de Pío Moa

Alguien que nos quiera

“Por fin tendremos a alguien que nos quiera”… Un grupo de chicas inglesas explicaba así su decisión de tener hijos sin darles padre. Aquellas chicas no se sentían queridas y buscaban amor  de esa manera. Sospecho que es una situación cada vez más extendida socialmente. Nada más significativo: el feminismo fomenta la hostilidad entre los sexos, y es cierto que para muchos varones la mujer es un objeto para pasar el rato  con el menor compromiso posible. Hoy la “educación sexual”  para muchos chicos, quizá la mayoría, se basa en el porno. Una gran parte de los abortos se realiza por presión del “embarazante”, que ve los hijos como un compromiso desagradable, que le impide otras diversiones en la presente cultura del entretenimiento.

El feminismo destruye el amor, literalmente, al presentar al varón como opresor y violador por  naturaleza. Véase  el comienzo de la histérica y totalitaria ley de violencia de género”: “Violencia de género es la que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de “los hombres” sobre “las mujeres”, se ejerce sobre estas”. Es decir, intenta perseguir la relación hombre-mujer juzgándola inevitablemente opresora, dada la desigualdad real. Claro que al mismo tiempo el feminismo pretende que entre hombres y mujeres no existen diferencias reales, sino que estas son un producto “cultural”. Pero ¿de dónde sale ese producto cultural si en la realidad hombres y mujeres son iguales? Es otra forma de aquella estúpida pretensión anarquista de que el hombre es bueno y la sociedad mala, como si la sociedad no se compusiera de hombres. ¿Y qué pasa con los chicos  que se sienten chicas o viceversa y quieren cambiar de sexo?  ¿Cambian de lo mismo a lo mismo?… Estas contradicciones pueriles  vienen cargadas de odio y mala fe.

  Es sabido que la relación en las parejas y matrimonios suele encontrar escollos, a veces insalvables, pero el feminismo trata de universalizar ese malestar y convertirlo en antagonismo, fomentando el odio al varón. Denuncian algunos males parciales,  generalizándolos arbitrariamente, y pretenden remediarlos con recetas que los empeoran. Al modo de los bomberos pirómanos.

**********************

Cuatro perros verdes

Desplazamiento del ser humano

Como puedes comprender, ese razonamiento de San Pablo es una tautología. En él hay un hecho radicalmente de fe: creer en la divinidad y resurrección de Jesús, más unas recomendaciones de moral práctica a los cristianos: ser amables unos con otros, practicar el tipo de amor que él expone en alguna carta muy elocuentemente, pero que en definitiva no es nada nuevo: son consejos morales que podemos encontrar casi en cualquier religión.

Bien, ahí entramos en un problema distinto del primero. El catolicismo sostiene que la “existencia” de Dios se puede demostrar por la razón, aunque si eso es así, la fe ya no sería necesaria, porque la razón bastaría. Al mismo tiempo se sostiene que la fe es un don gratuito de Dios, que otorga a quienes quiere que se salven, y esa es la tesis central del protestantismo: la razón no solo es incapaz, sino que es el mayor enemigo de la fe. Pero, como digo, estábamos en la cuestión de “perros verdes”, de si un robot puede llegar a ser un hombre perfecto.

En efecto, ¿en qué consiste la perfección del hombre? Siendo un animal racional, y consistiendo la razón en la facultad de relacionar, calcular y adaptar medios a fines, un robot no solo puede llegar a ser un hombre perfecto, sino que puede superarlo completamente, y ahí tenemos ya la inteligencia artificial  creciendo a pasos  de gigante,  ya en condiciones de derrotar a las personas más inteligentes en la solución de casi cualquier problema.  La IA ayudaría al hombre a multiplicar su poder  en todos los sentidos, como ciborg, dejando al hombre actual en una posición parecida al neandertal en relación con nosotros;  es más, se piensa ya en que la IA se desarrolle dentro de unas décadas hasta convertirse en consciente de sí misma y con voluntad propia, en lugar de mero instrumento del hombre: operaría por su cuenta y desplazaría al ser humano, tal sería la lógica de su evolución, que superaría la etapa ciborg en que piensan algunos. ¿Qué se puede decir a esto? ¿Qué dirían Santi y Moncho, ya que lo han planteado en tu novela?

Cuando hablamos de hombre perfecto pensamos no solo en su capacidad racional, sino en sus sentimientos, pasiones, creencias, etc., aparte de sus fines o funciones como especie, que son imposibles de conocer  ¿Tendría el robot  fe en alguna divinidad? ¿Necesitaría tener fe, simplemente? Porque creo evidente que las limitaciones humanas exigen tener fe en algo, sea la divinidad o un concepto abstracto como el progreso, la humanidad y demás.  ¿Tendría sentimiento de culpabilidad por razones morales? ¿Habría robots de distinto sexo capaces de enamorarse? ¿Se reproducirían o no lo necesitarían al ser capaces de repararse y perfeccionarse indefinidamente, haciéndose inmortales?  ¿Tendrían ansias de poder? Un hombre es todo eso y mucho más, no solo capacidad racional. Creo que toda esa concepción de la IA viene de lo que he llamado ideología anglosajona, y que lleva a la autodestrucción. El hombre ha desarrollada ya armas capaces de destruir su propia presencia en la tierra, pero puede destruirse igualmente mediante esos desarrollos de la IA de que hablas. 

Bien, la perspectiva puede resultar aterradora para quienes no tienen una visión científica evolucionista y creen que el hombre corona la evolución y que es imposible ir más allá, pero la característica del hombre  con respecto al resto de la naturaleza es  su capacidad para modificar no solo el ambiente sino también para modificarse a sí mismo, hasta dar lugar, quién sabe, a una nueva especie que deje a la humanidad actual en la categoría de los homininos anteriores… Si miramos al pasado, esto es justamente lo que ha ocurrido, y no hay razón alguna para que la evolución se paralice al llegar al ser humano, aunque  pueda calificarse de autodestructiva con respecto al hombre actual…

***************************

La Segunda República Española: Nacimiento, evolución y destrucción de un régimen 1931-1936

La mafia historiográfica

Ha dicho usted que la ley de memoria histórica se debía a la imposibilidad de la izquierda para rebatir lo que usted había escrito. La verdad, suena bastante pretencioso.

No. Lo que yo haya escrito trae completamente al fresco a esa gente. Otros historiadores les han rebatido, aunque con menos contundencia que yo, creo, y no se han alterado por eso. No es  lo que yo haya escrito, sino la gran difusión que mis escritos tuvieron. Eso es lo que realmente les ha preocupado. Piense que a finales del siglo pasado la izquierda y los separatistas tenían ganada la batalla historiográfica, no necesitaban ninguna ley.  Hasta el punto de que gran parte de la derecha les daba la razón, muchos ensalzaban a Azaña,  homenajeaban a las Brigadas Internacionales, y en 2002 Aznar condenó el 18 de julio. Cuando salió mi trilogía, que vendería unos 10.000 ejemplares por título, eso les alarmó. Pero cuando Los mitos de la guerra civil llegaron a cerca de 300.000, ya la alarma fue total. Se movilizaron los sindicatos, desde El País exigieron la censura (por boca del democristiano Tusell, por cierto),  etc. La diferencia estaba en que antes podían pasar  olímpicamente  de desmentidos a sus historietas, porque solo llegaban a pequeños círculos, pero ahora ya no. No podían rebatir lo escrito, porque les era imposible, y finalmente recurrieron a la ley de memoria “histórica”.

Eso puede ser cierto, pero también lo es que desde hace años usted ya no molesta gran cosa a la historiografía prevaleciente. Uno de esos historiadores se jactaba de que usted ya había pasado a la historia, valga la alusión.

En parte tienen razón, porque llegó la crisis de 2007 y muchas cosas cambiaron. Esos historiadores se jactan de formar un “gremio”, que se parece mucho a una mafia que domina la universidad y se conecta con los partidos y medios de izquierda, que son la gran mayoría. Es un negocio sin ninguna relación con la verdad histórica. Incluso el PP y  la mayoría de los medios de derecha, tipo ABC, El Mundo, La Vanguardia y similares, en materia histórica han hecho del antifranquismo casi una profesión. Por eso, aunque esa mafia venda poco, sus ideas básicas se difunden muy ampliamente  y pueden ningunear a los discrepantes, a mí en este caso, y prohibir citarme, etc. Pero necesitaban la ley como advertencia general.

Habiendo tenido tantos lectores e influencia, ¿cómo es que ni la ley de memoria histórica ha encontrado una oposición seria  ni sus propios libros han alcanzado ni de lejos los de aquellos días dorados para usted?

Aparte de las crisis, la izquierda y sus aliados tradicionales separatistas son muy consciente de la importancia de dominar la historia para aplicar sus políticas actuales, mientras que la derecha tiende a creer inoperante  la historia excepto como una ilustración interesante para las personas. El lector de izquierda es mucho más activo en la difusión de sus ideas que el de derecha.  Empleo los términos izquierda y derecha de manera convencional. Además, la derecha lee menos, tradicionalmente, y a menudo cree conocer el pasado por lo que se decía o enseñaba en el franquismo, y son interpretaciones no incorrectas, pero sí un tanto romas. Vea, ahora mismo: el nuevo frente popular quiere derribar la monarquía y con ella los restos de democracia, con apoyo real de la seudooposición del PP. Acabo de publicar dos libros que analizan fundamentalmente lo que fueron la república y el frente popular. Están teniendo una difusión importante, pero ni de lejos la necesaria para cambiar de modo significativo la opinión pública. Por lo dicho, porque la mayoría de los lectores de derecha creen conocer ya el asunto y lo consideran sin valor para la política actual. Pero esto puede cambiar.

La ley de memoria histórica o democrática se justifica como una defensa de la democracia contra la posible vuelta de un franquismo apoyado en una versión histórica como la suya.

Les digo: ustedes se dicen demócratas, y con decirlo se creen  con derecho a prohibir estudios y opiniones distintas. Por lo tanto, su democracia y su ley son de tipo soviético, son liberticidas. La razón es que ustedes no pueden  entrar en un debate libre porque son los primeros en saber que lo perderían, porque han convertido la falsificación del pasado en un negocio  y porque privando a sus políticas actuales de su fundamentación histórica todo su tinglado haría agua. En dos palabras, son ustedes unos delincuentes. No hay más.  

Los Mitos Del Franquismo (Historia)

 Hacia el final de la II Guerra Mundial, España debió afrontar la guerrilla comunista, la hostilidad de los Aliados (anglosajones y soviéticos) y las maniobras de los monárquicos  bajo orientación inglesa. En Una hora con la Historia: https://www.youtube.com/watch?v=Z29fha8Xvy4

 

 

 

 

 

Creado en presente y pasado | 21 Comentarios