Por qué el franquismo no pudo continuar

 Blog I: Gibraltar, Ceuta y Melilla / Un personaje controvertido: http://www.intereconomia.com/blog/presente-y-pasado/gibraltar-ceuta-y-melilla-un-personaje-controvertido-20130301

************************

Por qué el franquismo no podía continuar

Los éxitos prácticos del franquismo han sido, indudablemente, los más importantes, con mucho, que haya tenido España desde la Guerra de Independencia. Los he resumido en varias ocasiones y no lo repetiré ahora. Ello plantea la cuestión de  por qué, entonces,  no resistió a la muerte de Franco y por qué su clase política se suicidó, por así decir, para dejar paso a una democracia liberal.

En España contra España he mantenido la tesis de que la Restauración cayó, en última instancia, por la defección antiliberal de una intelectualidad de “gárrulos sofistas”, según denunciaba Menéndez  Pelayo,  con pose de radicalismo y absurda  retórica regneracionista.  Un sistema político no puede durar hoy  sin un respaldo intelectual sólido.  El caso del franquismo no es igual, pero tiene semejanzas.  Tras una difícil guerra, no quedó claro si el gobierno vencedor debía considerarse un expediente pasajero para resolver una tremenda crisis histórica (una dictadura peculiar), o bien un sistema superador del liberalismo y del socialismo.   Predominaba entonces, desde luego,  la segunda posición, y una de las medidas del franquismo consistió, como recuerdo en Años de hierro, en la creación de un  Instituto de Estudios Políticos , que contaría con inteletuales relevantes como Ramón Carande, Melchor  Fernández Almagro, José Antonio Maravall, etc.  El Instituto dio lugar a obras importantes como La idea de España en le Edad Media, pero su labor fue dispersa  y en definitiva, observará Serrano Suñer, “nunca cumplió la  misión que se le había  atribuido, a saber: la explicación doctrinal del régimen,  una articulación teórica del ejercicio del poder”.

De este modo la fundamentación intelectual del régimen resultó endeble.  Se  elaboró o más bien se reprodujo, la idea de una “democracia orgánica”, sin partidos, apoyada en “sociedades  naturales” pero por naturaleza poco políticas,  como la familia o el sindicato, o de interés local como el municipio. La ideología,  que no permaneció igual todo el tiempo, fue al principio católica y falangista,  con roces entre la Falange y la Iglesia,  sobre todo por el control de la enseñanza y del aparato ideológico. La  doctrina falangista era ecléctica y  de urgencia ante el peligro revolucionario, patriótica, próxima al fascismo italiano y con puntos  importantes de contacto con las izquierdas (el nacional- sindicalismo);  en cuanto al  catolicismo – el régimen llegaría a declararse “católico” como su principal seña de identidad–  no era realmente una doctrina política, aunque influyera sobre tales opciones. Contaba también, en plano más secundario, el tradicionalismo y su  inveterada aversión al liberalismo.  Era difícil hacer casar todas las piezas en lo que se llamó Movimiento Nacional, y si las discordias entre unos y otros no causaron serios problemas se debió a algunos acuerdos  cruciales, como la defensa de la cultura cristiana, de la  unidad de España, de la propiedad privada o de la familia tradicional; y quizá se debió más todavía a la autoridad incuestionada  del mismo Franco. En una etapa más avanzada,  las pretensiones ideológicas de primera hora del régimen fueron difuminándose por una orientación llamada tecnocrática,  centrada en un acelerado desarrollo económico acompañado de una progresiva liberalización política.

La razón por la que duró tanto el franquismo radica, en un primer período, en el recuerdo traumático de la guerra civil y el completo desprestigio de la izquierda y del republicanismo.  Casi nadie  quería volver a la situación anterior, como demostró el maquis cuando fracasó por falta de arraigo popular, pese a organizarse en inmejorables “condiciones objetivas”, como decían los comunistas.  El gobierno aseguró desde el principio la paz y la reconstrucción del país venciendo enormes dificultades internas y externas, y la gran mayoría de la población le mostró su apoyo.  Los odios que habían desastrado a la república quedaron muy pronto olvidados y la reconciliación social se produjo sin excesivas dificultades, aun con la fuerte represión de primera hora. El respaldo popular al régimen permaneció luego por el extraordinario éxito de su política económica  en sus últimos quince años.  Una sociedad desarrollada, próspera y reconciliada, ideal para una democracia sin convulsiones, constituyó  el legado del franquismo. De hecho, dentro de él solía señalarse que una democracia estable exigía un considerable nivel de renta, y España había ingresado en el club de los países con una renta per capita elevada. El europeísmo y acercamiento oficial a la CEE empujaban en la misma dirección.

Pero todos los triunfos prácticos no eliminaban el punto débil del régimen:  su precaria  fundamentación intelectual.  Lo comprobábamos los antifranquistas de entonces –en general comunistas–  en la universidad (alumnos y profesorado),  donde nuestra retórica vencía fácilmente a la de los elementos de derecha, los cuales a menudo no ofrecían siquiera resistencia ideológica alguna. Este fue otro rasgo del franquismo tardío.  No hubo nada parecido al “páramo cultural” que le achacan sus enemigos, pero también es cierto que la mayoría de los intelectuales y artistas le mostraban un creciente despego u oposición, tolerados dentro de ciertos límites.

Paradójicamente, a medida que el sistema  aseguraba la prosperidad y se liberalizaba, la oposición se volvía más radical, violenta y terrorista (el fenómeno afectó a toda Europa Occidental y Usa).  Peor aún, la Iglesia,  a la que los nacionales habían salvado literalmente y que durante largo tiempo había respaldado a Franco, constituyendo su principal pilar ideológico, se volvió en gran parte contra él. El Vaticano II abrió una nueva etapa en la  que el sector hegemónico de la Iglesia obró como factor de perturbación política y promoción de grupos comunistas, separatistas y terroristas. Con ello, las carencias intelectuales del régimen se agravaron.  Problema añadido, y no menor precisamente, era la vejez del Caudillo, a quien todo el mundo consideraba irreemplazable.  En la clase política se abrió paso la idea de que, de un modo u otro, era precisa una transición sin traumas a un sistema  homologable a los de la CEE. Algunos trataron de retener las esencias de un franquismo sin Franco,  pero no solo estaban en minoría sino que, por las razones dichas, tenían poco futuro. La semejanza con la Restauración parece clara, con la diferencia de que el pragmático franquismo, como última hazaña, logró una transición sin traumas. Aunque adoleciente, de modo característico, de escasa enjundia intelectual. No es casual que abandonase tan pronto la lucha por las ideas, confiado en que el peso de los hechos económicos y sociales mantuviera las aguas en su cauce evitando viejas epilepsias.

Y tampoco es casual que la gran mayoría de las amenazas que han deteriorado tanto la democracia, provengan del antifranquismo: terrorismo y colaboración con él, separatismos, corrosión de la independencia judicial, oleadas de corrupción, etc.  La solución no está en una imposible vuelta al régimen anterior, sino en una regeneración nacional y democrática, construyendo sobre su invalorable legado.

*********************

Gran entrevista: http://vinamarina.blogspot.com.es/

 

 

Esta entrada se ha creado en presente y pasado. Guarda el enlace permanente.

79 Respuestas a Por qué el franquismo no pudo continuar

  1. Kufisto dice:

    Digo yo que alguna culpa hubo de tener Franco para que 0´2 después de muerto se le diera la vuelta a la tortilla. Más bien ni eso: se tiró a la basura y se rompieron huevos nuevos.

    Creo que son sus enemigos quienes lo engrandecen por no dejarlo en paz, lo que demuestra su pequeñez, pues siendo tan nefasto gobernó 40 años sin más problemas que collejear de vez en cuando a cuatro universitarios bocatomates.

    Para mi que Franco no fue más que un buen militar, tampoco un genio, valiente, honrado y un tanto cortito: quien no conoce el vicio, no conoce el mundo.

    Puede que todo lo que hizo fuera con el sentimiento de hacerlo por el bien de España…pero eso no significa que lo hiciera bien.

    A la vista está.

    El mandón, el bueno, no hace más cama que la de Dios.

    Por si las moscas.

     

  2. Javilau dice:

     
    Del hilo anterior.
     
    ¿Que Recarte es un “agresivo crítico”  de la política económica de Rajoy? Pero, ¿cómo se pueden hacer afirmaciones con una ignorancia tan supina sobre lo que se habla o mentir con tanto descaro?
     
    Recarte está dedicado, desde hace mucho tiempo, a la, repito, impúdica alabanza de la nefasta y profundamente antiliberal política económica del Gobierno –incluida la reforma laboral, principal causa del vertiginoso crecimiento del paro en 2012 al haber facilitado enormemente, de forma suicida en una crisis de la profundidad de la actual, el despido, en vez de dificultarlo y centrarse en fomentar al máximo la flexibilidad horaria y salarial de los trabajadores-. De ello hay un sinfín de pruebas y basta entrar en LD y buscar los programas de “Recarte responde” para asistir al bochornoso “espectáculo”: Que si “milagroso” y “sin precedentes” recorte del décit –déficit, por lo demás, groseramente manipulado-, que el rescate bancario es una maravilla, que muy bueno lo del “banco malo”, que la prima de riesgo va a bajar a 300 de forma estable, que el crédito a los particulares se va a recuperar a mediados de este año… y, eso sí, pasando de puntillas sobre el hecho de haber dejado prácticamente intacto al sector público Una colección de disparates y de infamias casi insuperable.
             
    Como muestra de lo anterior, un botón, entre otros muchos:
     
    http://www.libremercado.com/2012-12-14/recarte-responde-el-gobierno-ha-hecho-los-ajustes-fundamentales-que-necesitaba-espana-1276476932/
     
    Por otra parte, hay que tener un mínimo de criterio para distinguir la retórica en los discursos de lo que verdaderamente se defiende, que en el caso de Recarte no es más que su propia conveniencia guiada por el oportunismo sectario. No me valen, por tanto, los discursos de Recarte en tiempos de Zapatero en los que era muy fácil ponerse campanudo y darse golpes de pecho liberales porque no había nada que rascar, situación que cambió radicalmente, o eso piensa él, al llegar al Gobierno los “suyos”, los del PP.
     
    Así, en uno de los dos comentarios de Recarte, ya con el Gobierno del PP, que se citan, lo que se hace esencialmente es pedir el rescate de la banca y en el otro, el del dos de enero de 2012, con el Gobierno de Rajoy recién estrenado, hubiese sido demasiado descarado no criticarlo, después de la reiterada retórica precedente, pero la crítica es absolutamente matizada y dulcificada, con eso de que “la subida de impuestos se puede explicar con carácter extraordinario dada la grave crisis económica y fiscal” -¿en tiempos de Zapatero no había grave crisis económica y fiscal?- pero, eso sí –hay que ponerse “duro” para que no se le vea a uno demasiado el plumero- “acompañada de otras muchas cosas que no aparecen por ahora”. Tremenda contundencia.

     
    Lo que no resulta admisible, en modo alguno, es la burda manipulación de tratar de “blanquear” la bazofia de Recarte equiparándola con la posición de otros analistas de LD. Rallo, por ejemplo, si es crítico, en general, con la política económica del Gobierno, aunque mantiene una postura indefendible, al servicio de los bancos, en la cuestión de la dación en pago hipotecaria, y Llamas está a medio camino. Aunque lo que es ya de auténtica aurora boreal es comparar a Recarte con Roberto Centeno, que está en las antípodas de aquél, pretendiendo meter en el mismo saco a un adulador del Gobierno y al mayor crítico, sobrándole las razones para ello, de la política económica del Ejecutivo.   

  3. Javilau dice:

    No sé por qué sale en cursiva la última parte de mi comentario anterior.

  4. menorqui dice:

    Ésto me parece horrible:
    http://www.libertaddigital.com/espana/2013-03-02/detenido-un-jubilado-por-expoliar-durante-20-anos-un-yacimiento-celtibero-1276483769/
    Cómo da EFE la noticia, cómo es publicada, el maldito seprona ese, a la caza del hombre, la paletada del “valor incalculable”, en un país que se autodesprecia como ningún otro, “delito contra el patrimonio”, Saca el buen hombre del Moncayo mil clavos oxidados de los diez millones que habrá en la zona, como si a alguien le importaran algo, mil clavos que nadie está buscando, que cerca habrá una farsa de alguna fraudulenta universidad para seguir arrastrándose en este mundo, y este señor, por su cuenta, un español, encuentra a alguien alemán que le da “varios miles de euros” (valor incalculable) por esas cosas, y es detenido. No contactado para que negocie su hallazgo, ni siquiera para animarle a cederlo, ni siquiera advertido, ni siquiera multado, sino que es detenido, es decir, encarcelado. Que se los lleve algún día el diablo a la larga cadena de expoliadores y ladrones, de mafiosos, y a sus perros lacayos comemierdas. Luego saldrán en sus televisiones con las piezas “halladas”, como si las hubiera robado y lo hubieran resuelto. ¿Qué harán con el hombre del Moncayo? ¿lo matan?  Cómo se han apropiado del país unas amebas que dicen representar a los ciudadanos. Ésto lo enlazo, claro está, con unas cuantas otras barbaridades así que recuerdo. La mejor fue una que me contaron de Mallorca de un señor al que multaron, el seprona, por limpiar la playa a primera hora de la mañana, por suplantación de la función pública,, aunque no está mal tampoco la del detenido en no sé qué montaña por hacer una torre de piedras, un mojón, por “extracción mineral sin autorización”, cosas que recuerdo, y tantas otras, pero claro, hay que votar a gente que se declaran tus amos. Pues no, nunca. 

  5. menorqui dice:

    Votar es decirle sí a una mafia u otra, que quizás sea la misma mafia. Si el rollo es éste, una dictadura es algo más honesto. Franco era un buen padrino. Simplificaba muchas cosas, era maravilloso, era el menos malo de los sistemas posibles.
     

  6. ramosov dice:

    Si el alzamiento hubiera resultado mejor de lo que resultó, y  la confrontación hubiera resultado breve además de victoriosa, el resultado hubiera sido seguramente una dictadura corta -no sé si republicana o no- reestablecimiento del orden, eliminación de las estructuras marxistas paralelas que había en las administraciones, metida en cintura de los revolucionarios, y con el paso del tiempo nuevas elecciones.

    Pero resultó una chapuza tras la cual, el ejército de Africa, que estaba pensado para tomar quizá Andalucía y los últimos focos marxistas -al estilo de octubre del 34-, se vio obligado a abrir brecha y sacar las castañas del fuego. La guerra se alargó, los odios se dispararon, las represiones en la retaguardia se dispararon, y estaba claro que terminada la guerra habría dictadura ganase quien ganase, y bien larga en principio. La fuerte represión que se dió recién acabada la guerra se debió en buena medida a que los rojos perdieron en el 39, de golpe y porrazo todo el grueso de su zona, en la que habían actuado más a sus anchas los chequistas: Madrid, Barcelona, Valencia,…

    Durante los años 40 era impensable una democracia en España. No  solo porque el régimen tenía que defenderse de las amenazas exteriores, y la IIGM y el aislamiento internacional lo hacían impensable, sino porque como dice Pío, la propia población no quería saber nada de democracias. En los años 50 la población seguía igualmente con el recuerdo fresco de la república y la guerra, y el gobierno, una vez conseguido el espaldarazo internacional, lo que tenía como objetivo era la industrialización del país. Los años 60 podrían haber sido los años de la democratización, pero si había alguna gana -que no lo creo-, al régimen se le quitarían viendo la clase de oposición que había en el exilio, pidiendo derrocamiento y ajuste de cuentas. Viendo el resentimiento que tenían hacía Franco, ¿cómo se iba a democratizar el país? El contubernio de Munich sería esclarecedor.

  7. manuelp dice:

    La solución no está en una imposible vuelta al régimen anterior, sino en una regeneración nacional y democrática, construyendo sobre su invalorable legado.

    Se pregunta- retóricamente- don Pío por qué el franquismo no pudo continuar y no responde lo que Laureano López Rodo dijo en 1969 ” Después de Franco la Leyes Fundamentales que él ha promulgado”. A toro pasado es evidente que el eminente catedrático de Derecho Administrativo sabía muy poco de la Historia  de España para decir eso que dijo.

    Desde doña Isabel y don Fernando no hemos tenido en España reyes que hayan pasado de medianos, incluso los Austrias mayores lo fueron a “manera de hoyos”- como dijo Quevedo refiriéndose a Felipe IV- pues su “mayoría” sirvió a España para hacer su decadencia más profunda al desangrar a la nación con sus empresaas imposibles.

    Sin necesidad de grandes conocimientos académicos, solo con su intuición, Franco sabía esto y oportunamente atajó a Alfonso XIII cuando este le reclamó el trono después de la guerra civil, haciéndole ver que la corona estaba en el fango donde la había arrojado el pretendiente y que fue él- Franco- el que la rescató, por lo que tenía la potestad de disponer de ella.

    Dice don Pío que hay que hacer una regeneración nacional y democrática, pero regenerar es volver a generar algo que ya existió y ¿cuando y dónde existió la democracia en España?, ¿es el régimen partitocrático salido de la Transición esa democracia?. De los tres poderes fácticos-el gran capital, la iglesia y el ejército- que sostuvieron el entramado institucional del franquismo con la mayoritaria aceptación de la población, el primero no fue leal al régimen nunca como no lo es ahora ni lo será a nada que no sea conservar sus privilegios y mamandurrias, la segunda se desentendió del todo para volver a su reino de “otro mundo” pero, eso sí, sin quitar el ojo a lo que conviene hacer en este mundo en cada momento y el tercero fue laminado y triturado como ya hubiese querido hacer Azaña en sus mejores tiempos.

    La Falange- es decir el escaso número de intelectuales falangistas que sobrevivieron a la hecatombe- pudo haberse configurado como el núcleo de un soporte intelectual del régimen, pero la mayoría de ellos renunciaron a la tarea ardua y penosa y prefirieron retirarse a hacer “vie de chateau” a la sombra de la placidez de la vida cómoda que se les proporcionó, cuando no salieron por los cerros de Ubeda- como Ridruejo- haciendo buena la sapientísima ley de la república romana que establecía una edad mínima para ocupar cargos políticos.

    Dice Kufisto que alguna culpa tendría Franco cuando todo se fue al garete en 0,2. Creo que más bien es como un viejo llavero con dos caras, en una su cara, en otra esta breve frase “No se os puede dejar solos”.

  8. Hegemon dice:

    Dice Lead en el hilo anterior:
     
    Todos los artículistas del Grupo de Libertad Digital –LD (como su antiguo Presidente, Alberto Recarte, o los economistas como Juan Ramón Rallo y Manuel Llamas, o su más emblemático “anchorman“, Federico Jiménez Losantos), son, en el panorama español, los más militantes y agresivos críticos de la política económica de Rajoy precisamente por su nulo esfuerzo en reducir el gasto púbico asociado al elefanteásico Estado de las Autonomías que padecemos; quien lea u oiga los medios de comunicación de LD (que yo hago a diario) lo puede comprobar.


    Yo, que he escuchado todas las intervenciones de Recarte en el programa de Cesar Vidal, leído sus “Informes” y otros artículos, Recarte, como mínimo, es desconcertante. No sé a qué juega. Debería hacer usted lo mismo, Lead, sobre todo escucharlo en la sección de Vidal de todos los jueves cuando dijo, que “no sé de dónde más poodrá recortar este Gobierno, ha recortado de todo, lo único que le queda es subir los impuestos” con un Rallo calladito al lado suyo autor de múltiples artículos en LD donde apuntaba, como mínimo, un recorte de 30.000 millones de euros sin tocar nada de lo “social”. Es de esos “liberales” que está a favor del “rescate” de los bancos, como Centeno, no lo olvidemos, y como mencionan por ahí, se ha dedicado a elogiar a Montoro acto que hasta a Federico le “chirríaba” el otro día en su editorial.
     
    De acuerdo con la bajada de las cotizaciones sociales para a su vez bajar los costes laborales y crear empleo pero Recarte es de los que defiende la subida de impuestos, “de forma progresiva” ¿? eso si, y del IVA para igualar España a otros paises como si tuviéramos el mismo nivel de vida alemán.


    Recarte es aprovechable en muchos puntos, en otros te deja perplejo. Si es liberla no lo parece.

  9. Spasic dice:

    Yo creo que una de las cosas más deprimentes de la clase política y buena parte de la población es ver que no aprenden nada sobre la experiencia porque actúan como niños pequeños que no saben que los actos tienen consecuencias y que mezclado con la nula autocrítica general hace que estemos donde estamos. Así no me extraña que los envenenadores de conciencias, como diría Besteiro, tengan la sartén por el mango. Hay gente que lleva un siglo hablando de democracia y en España apenas se ha dado; es más, los que más han levantado la bandera de la democracia ya sabemos quienes han sido, aunque claro, ellos lo hacían en su idioma, mientras que a otros tantos, los derechistas, les ha dado igual. Creo que ni ellos tienen claro lo que significa la palabra democracia más allá de mandar ellos y que todo parezca legal (y si no parece legal, ya se cambia según conveniencia). Y mientras sea así, y desprecien España de todas las maneras posibles, será muy difícil salir de esta puesto que si no se tienen claro antes los conceptos… . Lo que sea bueno, tendrá que venir muy lentamente y no llegará hasta que esos conceptos de España y democracia estén bien claros para todos, y nuestras clases dirigentes, sindicales, medios de manipulación etc desde luego que no los tienen claros, como parte de la población de la que se retroalimentan. Y todo ello además tiene que ir sin la falsificación permanente de hechos de nuestra historia para poder ir a algo positivo. De momento, difícil, aunque hay que hacer fuerza.

  10. sinro dice:

    ramosov dice:
    3 marzo, 2013 a las 7:57

    Si el alzamiento hubiera resultado mejor de lo que resultó, y  la confrontación hubiera resultado breve además de victoriosa, el resultado hubiera sido seguramente una dictadura corta -no sé si republicana o no- reestablecimiento del orden, eliminación de las estructuras marxistas paralelas que había en las administraciones, metida en cintura de los revolucionarios, y con el paso del tiempo nuevas elecciones.
    ——————————————-
    Eso no se puede asegurar. Habria que preguntarse, tras las experiencias tan desastrosas que los espanholes hemos vivido  y sufrido  en cualquier periodo democratico que se ha dado en Espanha, si la democracia es en si un sistema que verdaderamente se podria poner en practica en este pais.  Y  los hechos, desastres y catastrofes sociologicas y politicas muestran que no, y las pruebas mas contundentes son las que estamos presenciando en la actualidad. 
     

  11. manuelp dice:

    Spasic

    En la obra mencionada, España en los siglos XVI,XVII y XVIII. Economía y sociedad del catedrático Alberto Marcos Martín, se pregunta el autor la razón de que no hubiese en España en esos siglos revoluciones victoriosas a diferencia de los demás países de Europa y menciona tres razones, la poca densidad demográfica que impedía que se diesen casos de superpoblación y escasez de recursos de supervivencia, el buen entendimiento entre los reyes y las oligarquías dominantes que hacían muy eficaz el control social en su provecho y un cierto sentido de la vida predominante en la población que valoraba la resignación como algo consustancial con el cristianismo hispano.

    Discrepo en todo de esta tesis. En primer lugar, no en toda Europa hubo revoluciones victoriosas, es más, fueron más las revoluciones derrotadas que las victoriosas. Después el que España estuviese poco poblada no impedía grandes épocas de hambres agudas, la colusión entre los poderosos para hacer recaer sobre el pueblo el peso mayoritario de los impuestos- como sucede ahora- hubiese sido lógico que produjese exasperación y cólera más que paz social y en cuanto a la resignación no creo que en España nos caracterizemos precisamente por ella.

  12. Catlo dice:

    Según se deduce de lo que cuenta Jesús Cacho, al abdicación del Rey estaría cada vez más cerca.

  13. Catlo dice:

    Los españoles estamos haciendo sacrificios tremendos, sacrificios impuestos por nuestros crueles dirigentes. Puede que esos sacrificios no estén bien orientados y que se hayan impuesto para intentar cuadrar “como sea” unas cuentas endiabladas. Lo cierto es que el exceso de sacrificio ha dejado un erial y no quedan gotas que chupar en el limón. Veamos algunos datos:
     
    Semejante inercia hace imposible que el 2013 empiece a buen ritmo. El consumo de luz en febrero ha sufrido uno de sus mayores batacazos. Corregido el efecto del calendario y las temperaturas, la demanda eléctrica cae un 5,5 por ciento con respecto al año anterior. Y las ventas de autos se han desplomado en febrero un 9,8 por ciento anual.
    La inversión no repunta
    Mientras que el desempleo es un indicador retrasado del comportamiento de la economía, estos guarismos sí señalan su actual estado. Y el mejor termómetro del futuro lo constituye la inversión. Ésta se desplomó en el cuarto trimestre de 2012 un -3,9 por ciento; en parte por el hundimiento del consumo, que retrocedió un -1,9 por ciento; en parte por la ralentización de las exportaciones, que cedieron un -0,9 por ciento.
    De modo que las perspectivas para el año permanecen sombrías. Las previsiones de invierno de la Comisión Europea para la inversión en España se sitúan en una descorazonadora disminución del -6,6 por ciento. Lamentablemente, en tanto no haya inversión, no se creará empleo, y ello seguirá repercutiendo de forma negativa sobre la demanda nacional.


    http://vozpopuli.com/economia/22211-la-salida-de-la-crisis-podria-retrasarse-mas-de-lo-que-espera-el-gobierno

  14. ramosov dice:

    Sinro:
     
    Es cierto que no se puede asegurar, pero creo que esa era la idea inicial de Mola para el caso de que el plan previsto resultase un éxito. El simpatizaba con la idea de Maura de la “dictadura nacional republicana”, y viendo que todo ya resultaba imposible, que el gobierno no era capaz de controlar la revolución, la cual introducía estructuras paralelas en la administración, y que el siguiente paso era la dictadura del proletariado, trató de imponer esa “dictadura nacional republicana” solo que ya por las malas. Miguel Maura había dado la idea tratando de que fuese “por las buenas”. Con esa idea de Maura, que era conciliadora a más no poder, cargada de la mejor de las intenciones, lo que consiguió fue que la prensa izquierdista revolucionaria, que ya veía un régimen marxista al alcance de la mano, para el que solo faltaba un pasito, cargase contra él, denigrándolo con saña, pues claro, la propuesta maurista suponía algunos pasos atrás en el objetivo revolucionario.
     

  15. lead dice:

    [Los medios del Grupo Libertad Digital, extremadamente críticos con todas las políticas del Gobierno Rajoy]

    Hegemon @8:42

    Lo que es indudable es, como he afirmado en el hilo anterior, la posición muy crítica del Grupo Libertad Digital –LD (del que Alberto Recarte, fundador y primer Presidente, sigue siendo Consejero) con todas las políticas del Gobierno Rajoy (económica, institucional, territorial, de Interior, antiterrorista, de Justicia, energética, etc.); no hay más que oir, ver y leer sus medios de difusión. La posición matizada de Alberto Recarte (él sabrá porqué [*]) respecto de la política económica de Rajoy encuentra su radical contrapunto en la línea editorial de LD (que hay que entender asume su Consejero Recarte) y en la mayor parte de los colaboradores, empezando por su más calificado “anchorman”, Federico Jiménez Losantos,  y los siguientes directores de programas emblemáticos (César Vidal y Luis del Pino), siguiendo por lo más granado de los colaboradores del Grupo: Juan Ramón Rallo, Manuel Llamas, Roberto Centeno (éste, como Federico y Luis del Pino, furibundamente crítico), Emilio González, Emilio Campmany, Guillermo Dupuy, etc.:

    http://www.libertaddigital.com/opinion/editorial/austeridad-privada-67597/

    http://www.libremercado.com/2013-02-20/manuel-llamas-lo-que-rajoy-no-dijo-67489/

    http://www.libremercado.com/2013-02-21/guillermo-dupuy-rajoy-y-el-orwelliano-cumplimiento-del-deficit-67504/

    http://www.libremercado.com/2013-02-20/emilio-j-gonzalez-que-lejos-queda-2014-67488/ 

    http://www.libertaddigital.com/opinion/emilio-campmany/un-grito-de-despecho-67277/

    En cuanto a la fórmula de las Devaluaciones Fiscales (aumento del IVA y reducción de las cotizaciones sociales para sobrecompensar internamente el mayor IVA), atribuída a la economista y profesora de Harvard, la india Gita Gopinath, que ayer traje al blog (y de lo que nadie, excepto tú, ha comentqdo nada)

    http://www.piomoa.es/?p=1269#comment-18438

    Recarte, sin llamarla así, si la ha mencionado en sus escritos, así éste de Noviemvre de 2011:

     
    {6. Habría que combinar un aumento del IVA, una reducción de las cotizaciones sociales y un descenso del Impuesto sobre Sociedades para lograr una recaudación similar o ligeramente superior a la que resultaría de no modificar ninguna de estas figuras impositivas. Esa política perseguiría, secundariamente, reducir los sueldos y salarios brutos de los ocupados lo que, en combinación con una política de reforma del mercado de trabajo y de saneamiento del sector financiero, animaría a la inversión privada, que contaría con incentivos salariales, impositivos y de garantía de flexibilidad.
    Ese conjunto de medidas constituyen una reforma fiscal completa,}

    http://www.libremercado.com/2011-10-08/alberto-recarte-reformas-para-reducir-el-deficit-61350/

    [*] ¿Porqué de esa posición matizada de Recarte dentro del furibundo anti-Rajoyismo del Grupo LD, especialmente en los casos de Federico, César Vidal, Luis del Pino y Roberto Centeno? Supongo que, aparte de sus opiniones estrictamente económicas (donde da una de cal y otra de arena, como acertadamente tú señalas), pueda deberse a tender algún puente de entendimiento con Rajoy sabiéndose cómo se las gasta el falsamente supuesto “blando maricomplejines” (Ferderico dixit) como se evidenció en el episodio de movilizar hasta el Vaticano (con la presencia en Madrid de su Secretario de Estado, el cardenal Tarsicio Bertone) para echar de la COPE a Federico Jiménez Losantos y César Vidal.

    En cualquier caso Recarte y todo el Grupo LD tienen muy claro desde el Congreso de Valencia del PP de Rajoy, en que éste invitó a los liberales del Partido a coger la puerta y marcharse, que tal PP de Rajoy no tiene nada de liberal…y si fuera conservador se le aplicaría lo que dijo Friedrich Hayek de los conservadores en “¿Por qué no soy conservador?”:

    http://blogs.libertaddigital.com/blog-de-federico/el-ministro-de-injusticia-y-el-ministro-del-faisan-10821/8.html#com1316464

    los conservadores, “han ido asimilando una tras otra casi todas las ideas socialistas a medida que la propaganda las iba haciendo atractivas” (“Por qué no soy conservador”, “La Ilustración liberal”, nº 48, apartado 2. “Relación triangular de los partidos”):

    http://www.ilustracionliberal.com/48/por-que-no-soy-conservador-friedrich-a-hayek.html 

  16. lead dice:

    [1936: Golpe para instaurar una corta "Dictadura republicana"...que evitase una "Dictadura del proletariado"] [Generales que fueron "dos veces" traidores]

    ramosov @ 7:57 y 2 15:23

    Muy de acuerdo con tus posts. En efecto,  según los datos disponibles,  la idea de una “Dictadura republicana” para enderezar el rumbo revolucionario que estaba tomando España en la primavera de 1936, publicitada por Miguel Maura, fue bien vista por el “Director” del Golpe en marcha, el general Mola, y por otros generales republicanos, como Queipo de Llano [*] (éste especialmente dolido con el Gobierno del Frente Popular tras el ilegal cese de la Presidencia de la República de su consuegro Alcalá Zamora) y el masón Cabanellas.

    En cualquier caso, lo que es claro, con la documentación historiográfica disponible, es que el Frente Popular no ganó las elecciones de Febrero de 1936, sino que fue un gran pucherazo, como Josep Plá y el propio Alcalá Zamora, entre otros, relataron, y que socialistas caballeristas (la facción dominante entonces en el PSOE) y comunistas del PCE, obedientes a Moscú (y entonces con la táctica transitoria antifascista de los “frentes populares” para situarse bien en el poder antes de pasar a una 2ª fase de desplazar del poder a sus socios, como se hizo en varios países de la Europa del Este después de 1945) veían  ”al alcance de la mano” un régimen marxista de “dictadura del proletariado” (que, recordemos e insistamos, no es  propiamente el último estadio “Comunista” en el desarrollo dialéctico marxista, sino la etapa intermedia, Socialista, para, heredando el sistema productivo del Capitalismo burgués en  otro Capitalismo, éste de Estado, explotarlo a tope mediante el poder de la burocracia estatal y del Partido, hasta llegar –nadie sabe cómo pues nadie, ni Marx, ni Engels ni ninguno de sus continuadores, explicaron los detalles del funcionamiento de tal sistema Socialista o Capitalismo de Estado– al venturoso y deseado “Comunismo”, ese de “a cada cual según sus necesidades, de cada cual según sus capacidades”, según rezaba el lema inútil –Lenin dixit– acuñado por Marx; y, menos todavía, explicaron cómo era el funcionamiento de detalle de una tal Economía comunista; Stalin se conformó con consolidar “el Socialismo en un sólo país”; del futuro “Comunista”, una vaga y lejana esperanza mística).

    Sobre los distintos escenarios de “historia contrafactual”, ver “40 preguntas fundamentales sobre la Guerra Civil” de Stanley Payne. 

    [*] Queipo de Llano fue, como le tildó el general Ricardo Burguete Lana tras fusilar el primero a los hijos militares del segundo, “dos veces traidor”, una, a la Monarquía de la Restauración de Alfonso XIII, protagonizando, con Ramón Franco, el fracasado Golpe de “Cuatro Vientos” el 15 Diciembre 1930, y otra, a la II República, uniéndose al Golpe del General Mola en 1936:

    http://www.sbhac.net/Republica/Personajes/Militar1/Militar1.htm

    Otro general “dos veces traidor” fue Sanjurjo, primero traicionando a la Monarquía de Alfonso XIII al negarse públicamente, del 12 al 14 Abril 1931, a defender el orden legal con las Fuerzas de la Guardia Civil de las que era Director, y otra en Agosto de 1932, cuando se levantó contra la II República a la que con su acción de Abril de 1931 ( o su anunciada inacción, verdadero Golpe de Estado) él ayudó de forma determinante a instaurar.

  17. lead dice:

    [Los medios del Grupo Libertad Digital, extremadamente críticos con todas las políticas del Gobierno Rajoy]
     

    Hegemon @8:42
     
    Lo que es indudable es, como he afirmado en el hilo anterior, la posición muy crítica del Grupo Libertad Digital –LD (del que Alberto Recarte, fundador y primer Presidente, sigue siendo Consejero) con todas las políticas del Gobierno Rajoy (económica, institucional, territorial, de Interior, antiterrorista, de Justicia, energética, etc.);no hay más que oir, ver y leer sus medios de difusión. La posición matizada de Alberto Recarte (él sabrá porqué [*]) respecto de la política económica de Rajoy encuentra su radical contrapunto en la línea editorial de LD (que hay que entender asume su Consejero Recarte) y en la mayor parte de los colaboradores, empezando por su más calificado “anchorman”, Federico Jiménez Losantos,  y los siguientes directores de programas emblemáticos (César Vidal y Luis del Pino), siguiendo por lo más granado de los colaboradores del Grupo: Juan Ramón Rallo, Manuel Llamas, Roberto Centeno (éste, como Federico y Luis del Pino, furibundamente crítico), Emilio González, Emilio Campmany, Guillermo Dupuy, etc.:
     
     
    En cuanto a la fórmula de las Devaluaciones Fiscales (aumento del IVA y reducción de las cotizaciones sociales para sobrecompensar internamente el mayor IVA),atribuída a la economista y profesora de Harvard, la india Gita Gopinath, que ayer traje al blog (y de lo que nadie, excepto tú, ha comentqdo nada)
    http://www.piomoa.es/?p=1269#comment-18438
    Recarte, sin llamarla así, si la ha mencionado en sus escritos, así éste de Noviemvre de 2011:
     
     
    {6. Habría que combinar un aumento del IVA, una reducción de las cotizaciones sociales y un descenso del Impuesto sobre Sociedades para lograr una recaudación similar o ligeramente superior a la que resultaría de no modificar ninguna de estas figuras impositivas. Esa política perseguiría, secundariamente, reducir los sueldos y salarios brutos de los ocupados lo que, en combinación con una política de reforma del mercado de trabajo y de saneamiento del sector financiero, animaría a la inversión privada, que contaría con incentivos salariales, impositivos y de garantía de flexibilidad.
    Ese conjunto de medidas constituyen una reforma fiscal completa,}
     

    http://www.libremercado.com/2011-10-08/alberto-recarte-reformas-para-reducir-el-deficit-61350/
     
    [*] ¿Porqué de esa posición matizada de Recarte dentro del furibundo anti-Rajoyismo del Grupo LD, especialmente en los casos de Federico, César Vidal, Luis del Pino y Roberto Centeno? Supongo que, aparte de sus opiniones estrictamente económicas (donde da una de cal y otra de arena, como acertadamente tú señalas), pueda deberse a tender algún puente de entendimiento con Rajoy sabiéndose cómo se las gasta el falsamente supuesto “blando maricomplejines” (Ferderico dixit) como se evidenció en el episodio de movilizar hasta el Vaticano (con la presencia en Madrid de su Secretario de Estado, el cardenal Tarsicio Bertone) para echar de la COPE a Federico Jiménez Losantos y César Vidal.
     
    En cualquier caso Recarte y todo el Grupo LD tienen muy claro desde el Congreso de Valencia del PP de Rajoy, en que éste invitó a los liberales del Partido a coger la puerta y marcharse, que tal PP de Rajoy no tiene nada de liberal…y si fuera conservador se le aplicaría lo que dijo Friedrich Hayek de los conservadores en “¿Por qué no soy conservador?”:
     
    http://blogs.libertaddigital.com/blog-de-federico/el-ministro-de-injusticia-y-el-ministro-del-faisan-10821/8.html#com1316464
     
    los conservadores, “han ido asimilando una tras otra casi todas las ideas socialistas a medida que la propaganda las iba haciendo atractivas” (“Por qué no soy conservador”, “La Ilustración liberal”, nº 48, apartado 2. “Relación triangular de los partidos”):
     
    http://www.ilustracionliberal.com/48/por-que-no-soy-conservador-friedrich-a-hayek.html 
     

  18. lead dice:

    [Los medios del Grupo Libertad Digital, extremadamente críticos con todas las políticas del Gobierno Rajoy]

     
    Hegemon @8:42

     
    Lo que es indudable es, como he afirmado en el hilo anterior, la posición muy crítica del Grupo Libertad Digital –LD (del que Alberto Recarte, fundador y primer Presidente, sigue siendo Consejero) con todas las políticas del Gobierno Rajoy (económica, institucional, territorial, de Interior, antiterrorista, de Justicia, energética, etc.);no hay más que oir, ver y leer sus medios de difusión. La posición matizada de Alberto Recarte (él sabrá porqué [*]) respecto de la política económica de Rajoy encuentra su radical contrapunto en la línea editorial de LD (que hay que entender asume su Consejero Recarte) y en la mayor parte de los colaboradores, empezando por su más calificado “anchorman”, Federico Jiménez Losantos,  y los siguientes directores de programas emblemáticos (César Vidal y Luis del Pino), siguiendo por lo más granado de los colaboradores del Grupo: Juan Ramón Rallo, Manuel Llamas, Roberto Centeno (éste, como Federico y Luis del Pino, furibundamente crítico), Emilio González, Emilio Campmany, Guillermo Dupuy, etc.:
    (los enlaces los pondré más tarde, que el sistyema no me deja)

     
     
    En cuanto a la fórmula de las Devaluaciones Fiscales (aumento del IVA y reducción de las cotizaciones sociales para sobrecompensar internamente el mayor IVA),atribuída a la economista y profesora de Harvard, la india Gita Gopinath, que ayer traje al blog (y de lo que nadie, excepto tú, ha comentqdo nada)

    http://www.piomoa.es/?p=1269#comment-18438

    Recarte, sin llamarla así, si la ha mencionado en sus escritos, así éste de Noviembre de 2011:

     
     
    {6. Habría que combinar un aumento del IVA, una reducción de las cotizaciones sociales y un descenso del Impuesto sobre Sociedades para lograr una recaudación similar o ligeramente superior a la que resultaría de no modificar ninguna de estas figuras impositivas. Esa política perseguiría, secundariamente, reducir los sueldos y salarios brutos de los ocupados lo que, en combinación con una política de reforma del mercado de trabajo y de saneamiento del sector financiero, animaría a la inversión privada, que contaría con incentivos salariales, impositivos y de garantía de flexibilidad.

    Ese conjunto de medidas constituyen una reforma fiscal completa,}
     

    http://www.libremercado.com/2011-10-08/alberto-recarte-reformas-para-reducir-el-deficit-61350/
     

    [*] ¿Porqué de esa posición matizada de Recarte dentro del furibundo anti-Rajoyismo del Grupo LD, especialmente en los casos de Federico, César Vidal, Luis del Pino y Roberto Centeno? Supongo que, aparte de sus opiniones estrictamente económicas (donde da una de cal y otra de arena, como acertadamente tú señalas), pueda deberse a tender algún puente de entendimiento con Rajoy sabiéndose cómo se las gasta el falsamente supuesto “blando maricomplejines” (Ferderico dixit) como se evidenció en el episodio de movilizar hasta el Vaticano (con la presencia en Madrid de su Secretario de Estado, el cardenal Tarsicio Bertone) para echar de la COPE a Federico Jiménez Losantos y César Vidal.
     
    En cualquier caso Recarte y todo el Grupo LD tienen muy claro desde el Congreso de Valencia del PP de Rajoy, en que éste invitó a los liberales del Partido a coger la puerta y marcharse, que tal PP de Rajoy no tiene nada de liberal…y si fuera conservador se le aplicaría lo que dijo Friedrich Hayek de los conservadores en “¿Por qué no soy conservador?”:
     
    http://blogs.libertaddigital.com/blog-de-federico/el-ministro-de-injusticia-y-el-ministro-del-faisan-10821/8.html#com1316464
     
    los conservadores, “han ido asimilando una tras otra casi todas las ideas socialistas a medida que la propaganda las iba haciendo atractivas” (“Por qué no soy conservador”, “La Ilustración liberal”, nº 48, apartado 2. “Relación triangular de los partidos”):
     

     
     

  19. lead dice:

    Otros dos artículos de colaboradores de LD, críticos con el Gobierno de Rajoy, de Emilio González y de Emilio Campmany:

    http://www.libremercado.com/2013-02-20/emilio-j-gonzalez-que-lejos-queda-2014-67488/ 

    http://www.libertaddigital.com/opinion/emilio-campmany/un-grito-de-despecho-67277/

     

  20. lead dice:

    ["¿Por qué no soy conservador"?, de Hayek (porque los conservadores finalmente imitan a los socialistas, como el PP de Rajoy)]

    http://www.ilustracionliberal.com/48/por-que-no-soy-conservador-friedrich-a-hayek.html

  21. manuelp dice:

    Es realmente estupefaciente la capacidad de autoengaño que conllevan los sectarismos ideológicos y, curiosamente, suele ir acompañada del convencimiento de que se posee un espíritu crítico de tipo científico que juzga con arreglo a los hechos comprobables.

    Si los conservadores finalmente imitan a los socialistas- y no es que quiera defender especialmente a los conservadores, y menos a los españoles- ¿qué decir de los liberales?. No solo Indalecio Prieto diciendo aquello de  “soy socialista a fuer de liberal” sino todo el inmenso movimiento liberal de un inmenso país como Estados Unidos es cuasi exactamente igual a lo que en España es el socialismo del PSOE y en Europa Occidental es evidente que el liberalismo está bastante más cerca del socialismo que del conservadurismo.

    Sir irnos más lejos de la España actual podemos comprobar el papel que los partidarios del liberalismo  (Antonio Garrigues Walker, Francisco Fernández Ordoñez,etc) jugaron en la pre y post Transición, que no fue otro que servir en bandeja el acceso al poder del PSOE cuando no se integraron plenamente en el. 

  22. Hegemon dice:

    Varias cosas:
     
    1- Es dificil saber si la bajada de los costes laborales por medio de bajar las cotizaciones suponga un aumento o repescusión en beneficio de los salarios. Seguramente sea una beneficio al empresario, que no estoy en cinyra, pero dejaría sin resolver el problema de las pensiones.
     
    2- La linea editorial de LD más general es la que se llama liberal, (bajada de impuestos, politicas de libre mercado, menos intervencionismo, reducción del peso del Estado, etc…) pero en esa casa, Lead, no existe una postura unánime sobre multitud de asuntos. Es más se ha dicho una cosa y la contraria.
     
    3- No encuentro ninguna guerra inútil que los viejos austrias hayan emprendido. Todas fueron forzadas y no buscadas sino asumidas como defensa a provocaciones y ataques, amenzas a su legitima propiedad. Como dije el otro día, antes de cuestionar la politica de Felipe II habría que calibrar objetivamente la llevada, entre otros, por Isabel Tudor con el resultado de una evidente derrota para Inglaterra con el tratado de 1604 y repetida su firma en 1630.

  23. lead dice:

    ["Cuando el PP quería bajar impuestos y reducir gasto público"] ["Liberal", en los EE.UU. y en Europa]

    Artículo de Luis F. Quintero en Libertad Digital, con el título indicado y el siguiente subtítulo:

    “Así era el ideario económico para salir de la crisis del PP cuando Aznar lideraba una generación liberal”

    sobre el programa electoral de aquel PP de Aznar en 1993:

    El Domingo 7 de febrero de 1993 el PP proclamaba en Madrid a José María Aznar como su próximo candidato a las elecciones durante la clausura del XI Congreso nacional del partido.
    En aquel congreso, el PP ya hablaba de privatizaciones y congelación de impuestos. “El PP quiere privatizar las empresas públicas deficitarias para que el Estado, reducido de tamaño, pueda recobrar mayor eficacia”, rezaban las crónicas de la época. Además, destacaban asombrados que “sin embargo, una de sus principales apuestas es la congelación de la presión impositiva y su progresiva reducción a medida que el déficit público se vaya controlando”. Hasta aquel momento bajar impuestos y consolidar el déficit eran verbos difíciles de conjugar en la misma frase.
    Pero meses después el PP presentó su programa electoral, con un marcado carácter económico. Un programa diseñado para embridar el gasto público, reducir el tamaño del estado, liberalizar sectores económicos, atajar el déficit y favorecer la flexibilidad laboral y laprivatización de empresas públicas

    (…)
     Muchas de estas medidas terminaron quedándose en el tintero cuando el PP tuvo la responsabilidad de gobernar, como la corresponsabilidad fiscal de las CCAA o la Ley de Huelga. Pero cuando lo hizo, sí tomó otras de gran importancia, como lo fue la reducción de impuestos, la fuerte reducción del gasto público, la flexibilización del mercado de trabajo, hasta que dieron marcha atrás, o la privatización de grandes empresas públicas.
    Un programa económico capitaneado por José María Aznar y con unas profundas raíces liberales que abanderaban personajes como Esperanza Aguirre, Rodrigo Rato, José Barea, Juan Velarde, Vidal Quadras o Ángel Acebes. Un programa económico, muy alejado de las medidas anunciadas y reconocidas por Rajoy en el pasado Debate sobre el estado de la Nación y de las que presumió ante Zapatero.

    http://www.libremercado.com/2013-02-22/cuando-el-pp-queria-bajar-impuestos-y-reducir-gasto-publico-1276483086/ 

    Es decir, un programa más cercano a uno que podría suscribir el Partido Republicano de los EE.UU., representante allá de los conceptos liberales clásicos, a diferencia de los programas del Partido Demócrata, un Partido del estilo de los socialdemócratas europeos (especialmente desde la primera legislatura de Franklin D. Roosevelt) y que allá llaman, para confundir a la opinión pública del mundo, “liberal“; indudablemente, el PP de Rajoy es, en estos momentos, asimilable al Partido Demócrata estadounidense:

    Libéralisme : différences sémantiques entre Europe et États-Unis
    Le mot « libéralisme » n’a plus actuellement le même sens dans tous les pays. Une des plus grandes difficultés provient de la différence entre l’acception américaine du terme et celle qui prévaut en Europe continentale.
    (…) . Aux États-Unis il est associé aux mesures d’État Providence du programme du New Deal élaboré par le président démocrateFranklin Delano Roosevelt, alors qu’en Europe les libéraux sont plutôt des conservateurs en matière politique et économique
    (…)

    En Europe, ces idées sont aussi celles des sociaux-démocrates mais pas nécessairement des libéraux, notamment en France et dans le reste de l’’Europe continentale où les partis libéraux ont souvent conservé les idées du libéralisme classique 

    [Liberalismo: Diferencias semánticas entre Europa y los Estados Unidos.

    La palabra "liberalismo" no tiene actualmente el mismo sentido en todos los países. Una de las mayores dificultades proviene de la diferencia entre la acepción americana del término y la que prevalece en la Europa continental

    (...) En los Estados Unidos está asociado a las medidas del Estado Providencia del programa del "New Deal" elaborado por el presidente Demócrata Franklin Delano Roosevelt mientras que en Europa los liberales son más bien consrvadores en materia política y económica {???}
    (...)
    En Europa estas ideas {del Partido Demócrata} son también las de los social-demócratas pero no necesariamente de los liberales que han conservado a menudo las ideas del liberalismo clásico]

    http://fr.wikipedia.org/wiki/Lib%C3%A9ralisme_contemporain_aux_%C3%89tats-Unis#Lib.C3.A9ralisme_:_diff.C3.A9rences_s.C3.A9mantiques_entre_Europe_et_.C3.89tats-Unis 

    Sin duda, la palabra “liberal” en política tiene un viejo prestigio que parece todos quieren apropiarse; pero vistos los programas de los Partidos y, sobre todo, sus hechos en los Gobiernos, hay poca duda sobre quiénes merecen correctamente el calificativo de “liberal” y quiénes, como los del Partido Demócrata americano y varias de las corrientes del liberalismo hispano de los siglos XIX y XX, no. El PP de Rajoy ni siquiera pretende engañar: se declara abiertamente no liberal (dejando esta denominación para el PP de Madrid, todavía presidido por Esperanza Aguirre)  

  24. lead dice:

    ["Cuando el PP quería bajar impuestos y reducir gasto público"] ["Liberal", en los EE.UU. y en Europa]
    Artículo de Luis F. Quintero en Libertad Digital, con el título indicado y el siguiente subtítulo:
    “Así era el ideario económico para salir de la crisis del PP cuando Aznar lideraba una generación liberal”
    sobre el programa electoral de aquel PP de Aznar en 1993:
    El Domingo 7 de febrero de 1993 el PP proclamaba en Madrid a José María Aznar como su próximo candidato a las elecciones durante la clausura del XI Congreso nacional del partido.
    En aquel congreso, el PP ya hablaba de privatizaciones y congelación de impuestos. “El PP quiere privatizar las empresas públicas deficitarias para que el Estado, reducido de tamaño, pueda recobrar mayor eficacia”, rezaban las crónicas de la época. Además, destacaban asombrados que “sin embargo, una de sus principales apuestas es la congelación de la presión impositiva y su progresiva reducción a medida que el déficit público se vaya controlando”. Hasta aquel momento bajar impuestos y consolidar el déficit eran verbos difíciles de conjugar en la misma frase.

    Pero meses después el PP presentó su programa electoral, con un marcado carácter económico. Un programa diseñado para embridar el gasto público, reducir el tamaño del estado, liberalizar sectores económicos, atajar el déficit y favorecer la flexibilidad laboral y la privatización de empresas públicas

    (…)
     Muchas de estas medidas terminaron quedándose en el tintero cuando el PP tuvo la responsabilidad de gobernar, como la corresponsabilidad fiscal de las CCAA o la Ley de Huelga. Pero cuando lo hizo, sí tomó otras de gran importancia, como lo fue la reducción de impuestos, la fuerte reducción del gasto público, la flexibilización del mercado de trabajo, hasta que dieron marcha atrás, o la privatización de grandes empresas públicas.
    Un programa económico capitaneado por José María Aznar y con unas profundas raíces liberales que abanderaban personajes como Esperanza Aguirre, Rodrigo Rato, José Barea, Juan Velarde, Vidal Quadras o Ángel Acebes. Un programa económico, muy alejado de las medidas anunciadas y reconocidas por Rajoy en el pasado Debate sobre el estado de la Nación y de las que presumió ante Zapatero.
    http://www.libremercado.com/2013-02-22/cuando-el-pp-queria-bajar-impuestos-y-reducir-gasto-publico-1276483086/ 
    Es decir, un programa más cercano a uno que podría suscribir el Partido Republicano de los EE.UU., representante allá de los conceptos liberales clásicos, a diferencia de los programas delPartido Demócrata, un Partido del estilo de los socialdemócratas europeos (especialmente desde la primera legislatura de Franklin D. Roosevelt) y que allá llaman, para confundir a la opinión pública del mundo, “liberal“; indudablemente, el PP de Rajoy es, en estos momentos, asimilable al Partido Demócrata estadounidense:
    Libéralisme : différences sémantiques entre Europe et États-Unis

    Le mot « libéralisme » n’a plus actuellement le même sens dans tous les pays. Une des plus grandes difficultés provient de la différence entre l’acception américaine du terme et celle qui prévaut en Europe continentale.


    (…) . Aux États-Unis il est associé aux mesures d’État Providence du programme du New Deal élaboré par le président démocrate Franklin Delano Roosevelt, alors qu’en Europe les libéraux sont plutôt des conservateurs en matière politique et économique
    (…)

    En Europe, ces idées sont aussi celles des sociaux-démocrates mais pas nécessairement des libéraux, notamment en France et dans le reste de l’’Europe continentale où les partis libéraux ont souvent conservé les idées du libéralisme classique 
    [Liberalismo: Diferencias semánticas entre Europa y los Estados Unidos.
    La palabra "liberalismo" no tiene actualmente el mismo sentido en todos los países. Una de las mayores dificultades proviene de la diferencia entre la acepción americana del término y la que prevalece en la Europa continental
    (...) En los Estados Unidos está asociado a las medidas del Estado Providencia del programa del "New Deal" elaborado por el presidente Demócrata Franklin Delano Roosevelt mientras que en Europa los liberales son más bien consrvadores en materia política y económica {???}
    (...)
    En Europa estas ideas {del Partido Demócrata} son también las de los social-demócratas pero no necesariamente de los liberales que han conservado a menudo las ideas del liberalismo clásico]
    http://fr.wikipedia.org/wiki/Lib%C3%A9ralisme_contemporain_aux_%C3%89tats-Unis#Lib.C3.A9ralisme_:_diff.C3.A9rences_s.C3.A9mantiques_entre_Europe_et_.C3.89tats-Unis 
    Sin duda, la palabra “liberal” en política tiene un viejo prestigio que parece todos quieren apropiarse; pero vistos los programas de los Partidos y, sobre todo, sus hechos en los Gobiernos, hay poca duda sobre quiénes merecen correctamente el calificativo de “liberal” y quiénes, como los del Partido Demócrata americano y varias de las corrientes del liberalismo hispano de los siglos XIX y XX, no. El PP de Rajoy ni siquiera pretende engañar: se declara abiertamente no liberal (dejando esta denominación para el PP de Madrid, todavía presidido por Esperanza Aguirre). 
     

  25. Catlo dice:

    Hay que ver lo que ha encanecido el Príncipe últimamente.

  26. Kufisto dice:

    Mira que tal, pero creo que Felipe será un buen Rey si le dejan, aunque sólo fuera por rencor hacia su padre, a quien estoy seguro estima bien poquito. Y eso nos une.

  27. Hegemon dice:

    Mala señal cuando los nacionalistas y otros progresistas apuntan al Prícnipe como solución al problema de la Monarquía. Si no me gusta el padre menos me gusta el hijo.

  28. doiraje dice:

    Aunque no soy la persona más adecuada para responder a la pregunta que se plantea hoy D. Pío, también a mí me “persigue” esta cuestión: cómo una realidad política que fue tan buena para un país acaba desapareciendo casi por sí sola.
     
    Estoy de acuerdo con los planteamientos de D. Pío, aunque no sé si ellos son los responsables de su desaparición. Es cierto que el franquismo carece de un aparato ideológico o doctrinal organizado. Aunque elaboraron una rica legislación basada en los Principios Fundamentales del Movimiento, incluso con anterioridad a la enunciación legislativa de los mismos, es una evidencia que no puede considerarse que el régimen acuñara un pensamiento político propio. Pareciera que se alimentó tan solo (lo cual no es poco) de la herencia recibida, de la historia de un pasado otrora glorioso, pero que exigía cuando menos nuevas formulaciones y una adaptación a los nuevos tiempos y a los retos que estos planteaban. Nada de ello, ciertamente, se hizo. O no en grado suficiente.
     
    Y en esta carencia o ausencia de dinamismo las concepciones tecnocráticas ganaron espacio durante los años del desarrollismo, en los sesenta y setenta, en virtud de su eficacia en el terreno de la economía. De algún modo, el enriquecimiento del país se fundamentó en variables materiales o mensurables como una suerte de compensación a la falta de dinamismo de una sociedad intelectualmente cerrada en lo moral y espiritual en viejas fórmulas de un catolicismo que iba quedando anacrónico no tanto por la verdad de los contenidos que portaba (intemporal desde este aspecto), sino por el modo de ser aplicado, vivido y expresado. El Concilio Vaticano II sin duda ahondó estas contradicciones y estas deficiencias de modo dramático y, visto los efectos devastadores de aquel para la propia fe y la vida eclesial, muy injusto para aquella Iglesia española agradecida al general por su servicio a la misma.
     
    Consecuencia de todo ello, el régimen derivó hacia un personalismo aplastante: solo Franco podía sostener aquel régimen. El tema sucesorio habría de resultar problemático necesariamente. Y aunque con excelente criterio histórico, Franco apostó por la restauración de la monarquía, lo cierto es que el sucesor elegido no era la persona más idónea para asumir la tarea de recoger el testigo con las exigencias de fidelidad al régimen que Franco prescribió. Hoy vemos los frutos de aquel error. El entonces Príncipe personificaba al español de la época en cuanto que, crecido en el régimen y educado por él, este no consiguió penetrar en su conciencia, en la conciencia de los españoles, en grado suficiente para que lograsen la convicción real y efectiva de que aquello recibido era no solo bueno sino merecedor de ser preservado. La semilla era buena, el terreno también, pero el modo de cultivo erróneo. Y la planta como la tierra se secó. Y hoy vivimos en ese erial que ya tiene la casi la misma extensión en años que tuvo el franquismo.
     
    La regeneración de España ha de pasar por una regeneración moral, primero, de los españoles, y después, política, que recupere las concepciones de aquellos viejos principios, pero ya no dentro de aquel Movimiento Nacional. Y sin teocracias de ningún tipo ni nada semejante, la Iglesia no debe tener miedo a jugar un papel fundamental en esta tarea de regeneración, pues sin hacer presente, presencia real, a Dios en cada una de nuestras vidas, solo acabaremos, en el mejor de los casos, en desarrollos tecnocráticos de corte economicista de dudosa relevancia moral y, sobre todo, de muy escasa estabilidad y proyección de futuro. Pero la Iglesia española actual tiene un miedo cerval a tener una presencia política evangelizadora en este sentido. Esperemos que la elección de un nuevo papa suponga un revulsivo para nuestra Iglesia (revulsivo que ha de expresarse en nombramientos de obispos en la dirección de esta reforma), así como para la superación definitiva de los nefastos efectos del postconcilio. De hecho, con Benedicto XVI desaparece el último superviviente activo del CVII. Esperemos que se abra esta nueva puerta a la esperanza para España y su Iglesia que habrá de portar frutos de renovada vitalidad. Que así sea.    

  29. lead dice:

    ["Liberalismo clásico"]

    According to William J. Novak, however, liberalism in the United States shifted, “between 1877 and 1937…from laissez-faire constitutionalism to New Deal statism, from classical liberalism to democratic social-welfarism”

    [Según William J. Novak, el "liberalismo" en los Estado Unidos se ha desplazado "entre 1877 y 1937...desde el constitucionalismo del  "laissez-faire" al estatismo del "New Deal", desde el liberalismo clásico al socialismo-del bienestar democrático"]

    http://en.wikipedia.org/wiki/Classical_liberalism

    http://es.wikipedia.org/wiki/Liberalismo_cl%C3%A1sico

    Ahora mismo, pues, el liberalismo clásico en los EE.UU. está representado por políticos del Partido Republicano, por los “think tanks” asociados y por la prensa afín, como el Wall Street Journal. El The New York Times sería, en ese contexto, no muy diferente de El País de Madrid (y con el jefe de Felipe González, Carlos Slim, como uno de los principales accionistas de ese periódico neoyorquino para que no quepa duda de la orientación de ese periódico).

  30. sinro dice:

    Kufisto. 
    En eso no te equivocas, el principe Felipe, nuestro principe es harina de otro costal.  Tal vez el Rey no abdica por lo que pueda pasar. Sabe que su hijo no esta de acuerdo con el desmadre y  la mobida que se ha traido entre manos. 
     
    ramosov
    Los resultados de la guerra civil y el franquismo fueron lo mejor que le pudo haber pasado a Espanha. Creo que es un poco arriesgado juzgar el pasado haciendo hopotesis de lo que podria o no haber pasado de tal o tal manera. El franquismo defendio a Espanha de las hordas izquierdistas a la vez que impidio la muerte de millones de espanholes y la rruina fisica de Espanha. Y lo que es mas, consiguio alargar la soberania y la integridad del territorio espanhol (hoy agonizantes), durante varias decadas, cosa muy dudosa si nos hubieramos visto envueltos en votaciones, nacionalismos, reinos de taifas, corrupcion politica y empobrecimiento masivo de los espanholes. 

     

  31. Kufisto dice:

    El padre del Rey muere el 1 de Abril de 1993.

    El banco de su hijo que nunca tuvo es intervenido el día de los Inocentes del mismo año.

    Mis ajedrecistas favoritos son Fischer y Capablanca 

  32. sinro dice:

     Hipotesis…. 
     

  33. Hegemon dice:

    Sin duda, las causas intelectuales que apunta Don Pío son fundamentales. Para mi, el Regimen llegó a un estado de confianza excesiva puesto que carecía de una auténtica oposición democrática y porque creyó que gracias a los logros conseguidos en economía y sociales los españoles no iban a caer en los cantos de sirena de otras épocas. La poca labor pedagógica e ideológica del Regimen fue un tanto torpe con una burda exaltación del patriotismo un tanto superficial sin llegar a concienzar a los españoles de lo que realmente se había conseguido. Bien es cierto que hablo sin haber vivido plenamente el franquismo salvo pocos años, pero la perspectiva temporal te da una idea más acertada.

  34. malpharus dice:

    Básicamente el franquismo no podía continuar porque faltaba Franco. El franquismo no tenía/tiene ningún sentido sin el Caudillo. El franquismo fue, en mi opinión, el mejor sistema posible para España… teniendo en cuenta las circunstancias que rodeaban a la Patria. Franco impuso primero su sentido de la autoridad, y luego su sentido de la moralidad… y luego tuvo que lidiar con una serie de elementos que cada uno era de su padre y de su madre. El franquismo fue un régimen más pragmático que idealista. Quizá porque España no se podía permitir otra cosa. Y porque Franco era un hombre práctico y disciplinado…

    La presencia del Generalísimo era, siempre en mi opinión, como un emulsionante que mantenía ligada la solución española, porque mantenía a todo el mundo a raya. Al faltar él, se perdió el equilibrio y se impusieron los más miserables a costa del resto y del propio país. De hecho ya habían empezado a hacerlo antes de su muerte. Dice Kufisto que “no sería tan bueno”… Sin contradecir a mi amigo Kufis, decir que la verdad es que no tenía muchas salidas para elegir.

  35. lead dice:

    [Bajada de cotizaciones sociales para mejorar la competitividad: se trata de incrementar la actividad económica]

    Hegemon @19:28

    El problema de partida es la baja actividad económica del país (producción y venta de bienes y servicios nacionales)  por falta de competitividad de sus sectores productivos. Ante ello, la idea de Gita Gopinath, que traje ayer al blog, de “Devaluaciones fiscales”  –subida del IVA y bajada de las cotizaciones sociales, que ha adoptado el Gobierno Hollande– mejorará la competitividad en el mercado interior y exterior de los sectores productivos nacionales.

    Esa mayor actividad económica se traducirá automáticamente en mayor recaudación de la Hacienda nacional por IVA (que, además, ha subido), por IRPF de los asalariados (trabajo) y accionistas de las empresas (capital) y por Sociedades sobre los mayores Beneficios de las empresas (Beneficios que se reparten a los accionistas). Esos mayores ingresos del Estado por la mayor actividad económica sobrecompensará los menores ingresos de la Seguridad Social por esos menores cotizaciones sociales;  con esos mayores ingresos del Estado, éste podrá dotar el fondo para asegurar las pensiones.

    En resumen: todo el Estado del Bienestar se asienta en una actividad económica cuyos ingresos fiscales asociados permitan financiarlo; cuanto mayor sea la actividad económica, mayor será la recaudación fiscal y mayor, por tanto, será la garantía de poder asegurar el Estado del Bienestar, pensiones incluídas.

    Recarte, por su parte, ha sido claro ante las cotizaciones sociales, como cité ayer:

    { ”es una aberración que el impuesto que más recauda en España sea el que corresponde a las cotizaciones sociales, anormalmente altas por las presiones sindicales y la conveniencia de la Hacienda Pública y en detrimento del crecimiento y la creación de empleo”.}

    http://www.libremercado.com/2011-10-08/recarte-ofrece-las-claves-de-la-reforma-fiscal-para-reducir-el-deficit-publico-1276437619/

    Por eso, la fórmula fiscal propuesta hace tiempo por Recarte para ganar competitividad incluye la subida del IVA a la vez que se bajan las cotizaciones sociales (como la propuesta de la profesora de Harvard). Rajoy ha hecho lo primero pero todavía no lo segundo, que hasta el gobierno socialista de Francia ha hecho.

     
     

  36. lead dice:

    En el post anterior digo:

    { por IRPF de los asalariados (trabajo) y accionistas de las empresas (capital)}

    pero hay que añadir:

    {y sus ahorros en forma de activos financieros (capital) )

  37. lead dice:

    [Pobres y ricos: las falacias de la "suma cero"]

    Buen artículo del economista (liberal, lo siento) Carlos Rodríguez Braun en Libertad Digital sobre el redescubrimiento de la ONG de origen británico Oxfam para resolver el problema de la pobreza: quitar dinero a los ricos:

    {Nada fascina más al buenismo de todos los partidos y tendencias que las alquimias políticas que comporten la violación de la propiedad privada, sobre todo si es de una minoría indeseable. 

    (…)
     
    En primer lugar, es falso que la pobreza tenga que ver con la riqueza: los pobres no son pobres porque los ricos sean ricos. Un rico no es necesariamente un ladrón. Sólo si hay apropiación forzada la riqueza equivale a la pobreza. Por cierto, eso sucede en un caso importante que no es analizado por el progresismo: cuando el Estado nos quita el dinero, ahí sí que se enriquece él a expensas de sus súbditos. En condiciones de libertad el rico no empobrece a los demás ni es éticamente reprochable, al revés de lo que asegura Oxfam.
    En segundo lugar, la pobreza no se supera mediante transferencias de recursos existentes, sino mediante creaciones de riqueza a cargo de los propios pobres, que jamás son considerados como protagonistas por el discurso hegemónico, que los ve como petrificados explotados, incapaces de salir adelante si no viene un poderoso a redistribuir a la fuerza la propiedad ajena.
    Y en tercer lugar, el camelo de Oxfam transmite la sensación de que la política es buena si “lucha contra la desigualdad” hostigando exclusivamente a los millonarios. Pero la política no hace eso nunca, sino que se dedica a arrebatar los bienes a las grandes mayorías, a las que cobra impuestos y ahoga con toda suerte de controles, regulaciones, prohibiciones y multas; grandes mayorías, por cierto, que no reciben la atención de Oxfam ni de ninguna voz del buenismo predominante.

    http://www.libremercado.com/2013-03-03/carlos-rodriguez-braun-oxfam-eureka-67591/

    El concepto de “suma cero” en Economía procede de los miles de años (prácticamente hasta la Revolución Industrial) en que el principal “medio de producción” de la Humanidad (único, para los fisiócratas)

    http://es.wikipedia.org/wiki/Fisiocracia

    era la tierra, es decir,  la agricultura. Así, si unos pocos tenían más tierra que los demás (en un proceso de apropiación de muchos años, quizá de siglos, con métodos dudosos en muchos casos y de privilegios en otros muchos), esos pocos tenía el medio de acumular riqueza (renta y patrimonio) que los que no tenía tierra o tenía muy poca no podían hacer: la riqueza de unos pocos era la pobreza de la mayoría pues la tierra total era un dato invariable (aproximadamente, desforestaciones, talas y nuevas roturaciones aparte)

    Pero la “suma cero” se termina con el desarrollo acelerado del comercio y, sobre todo, de la Revolución Industrial y de la Economía de Mercado que la acompaña: la riqueza, modesta en la inmensa mayoría de los casos (tal que nadie le llama “riqueza”) o mayor en algunos casos, se consigue produciendo bienes y servicios de todo tipo para los demás; lo que uno produce para vendérselo a los demás no se lo ha quitado a nadie sino que procede de su de su iniciativa, de su inventiva y/o de su trabajo. La suma de lo que se produce y se consume va creciendo y creciendo…y no cesa de crecer (con los consabidos ciclos, pero no deja de crecer: es el PIB de las naciones, la riqueza de las naciones).

    Pero el concepto de “suma cero” (“lo que tienen los ricos me lo han quitado a mí que no lo soy”) sigue instalado en el cerebro, como un fósil histórico que la envidia, el resentimiento y la frustración, convenientemente agitados por políticos populistas, demagogos y por entidades varias (entre ellas ciertas o todas las iglesias), se encargan de mantener activo. Ese fósil histórico así mantenido permite la permanente existencia de determinadas opciones políticas que claman por el “reparto social” (es decir, quitarles a los ciudadanos más productivos  –a través de los impuestos– parte de su propiedad privada legítimamente adquirida para dársela  a otros colectivos supuestamente más “desfavorecidos”…y en el camino los burócratas encargados del “reparto” se quedan con una parte de lo que se confisca). Las cifras del “reparto” de que estamos hablando dejan las cifras de la corrupción en mera anécdota (un ejemplo reciente: los falsos ERS’s instrumentados por el poder político socialista andaluz por un importe de ¡¡1.000 millones de Euros!!…sólo que en este caso, para más escarnio, se robaba a los pobres –parados y pensionistas– para quedárselo los amigos y familiares de los burócratas de la Junta).

  38. menorqui dice:

    Lo que me vengo preguntando, Lead, es: ¿cómo es posible que argumentos tan claros en materia económica como son los liberales, mil veces probados, evidentes a poco que uno se fije, no sean la visión común de la que cualquiera parte? ¿Por qué siempre sale a la luz pública, y se presenta como lo bueno, todo lo que sea antiliberal? ¿Por qué las expresiones mercado libre, laissez-faire, libertad individual, le suenan mal a tanta gente?
    Me va pareciendo que ese es el interés normal de quienes están en el poder, de monopolistas, de pijos que temen que se les acerque la chusma. Y a la chusma se le vende esta porquería. Esa Oxfam debe ser un tinglado más de conexiones mentirosas, de falsedades coloreadas, de colocados ahí, de lavado de dinero, de jugadores tramposos.
    Hace años Moa me borró una entrada, no sé si por error, en la que describía lo que yo sabía de las óeneges. Colonialismo, racismo, caradurismo y habitualmente también mera pantalla para el lavado de dinero “negro”. No hacen nada bueno porque su propósito no es hacerse el bien sino a ellos mismos. Más gente en uno u otro poder que toma a los demás por tontos. Engañadores. ¿Qué van a decir sino eso que dicen? Un mero fomento del robo. Horrible. Pero desde el principio, su esencia es ésta, se te presentan como un negocio de mendicidad organizada, pero elevado a los altares, ¿qué va a haber detrás?
     

  39. menorqui dice:

    Que no le des a la gente que pide, que se lo des a una ong, lo han imprimido y difunden por todas partes, ¿por qué será?
    a) Porque son buenos y ayudan a la gente verdaderamente, además de luchar por la justicia y por el bien.
    b) Porque quieren dinero.
    En India son una casta alta especial y siempre les he denunciado en público, su falsedad, y a los jóvenes voluntarios les he intentado siempre llevar a que vieran las cosas más de verdad. Pero en principio es gente a evitar. No me refiero a las misioneras de la caridad, evidentemente.

  40. menorqui dice:

    Las Misioneras de la Caridad, las de Santa Teresa de Calcuta, hacen un trabajo que, qué decir, si hasta a Dios se le tienen que saltar las lágrimas de lo buenas que son de verdad.
    Pero ese nivel de entrega, de amor a los otros, no es el punto de partida de todos, no lo es de nadie, no hay gente así. Es sólo algo especial. No se empieza por: voy a hacerle el bien a los desfavorecidos cada día de mi vida, y se funciona luego así cada día. Lo sobrehumano es muy difícil.

  41. Catlo dice:

    Ese Sheldon que tanto ensalzan los liberales patrios se dedica a financiar a los comunistas chinos.
    La ‘contabilidad B’ de Sheldon en China

  42. manuelp dice:

    El sectarismo doctrinario de ciertos liberales es tal que critican hasta sus – en teoría- propios orígenes. Precisamente la fisiocracia se basaba en el más sagrado dogma liberal (la no intervención).

    Afirmaba la existencia de una ley natural por la cual el buen funcionamiento del sistema económico estaría asegurado sin la intervención del gobierno. Su doctrina queda resumida en la expresión laissez faire.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Fisiocracia

    Luego vienen con camelos igual de falaces que los de sus adversarios, como ese de que todos los ricos son unos esforzados trabajadores de cuyo esfuerzo nos beneficiamos toda la sociedad.

    Desde el 62% que representaban los salarios en el PIB en 1975, el fraude de la Transición -“to pal pueblo”, que diría Alfonso Guerra- los hundiría hasta un 50% antes de la crisis, para caer hasta el 47,8% del PIB a finales de 2011. El ajuste, como denuncia el BCE, lo han pagado exclusivamente los trabajadores y la clase media. Y aquí es donde Rajoy ha batido todos los récords: ¡dos puntos menos en un solo año! Las rentas del trabajo se han desplomado hasta el 45,8% del PIB, la cifra más baja de la historia, y la más baja también de toda la OCDE. Los asalariados han perdido 27.500 millones en 2012, mientras los beneficios empresariales han mejorado en 14.700. La pobreza afecta ya a 12,8 millones de personas y Rajoy afirma con una desvergüenza inaudita “hago lo que tengo que hacer”. El reparto de las cargas del ajuste está siendo alucinante, en ningún otro país ha ocurrido nada parecido.

    http://blogs.elconfidencial.com/espana/disparate-economico/2013/03/04/las-rentas-salariales-se-desploman-8130

  43. manuelp dice:

    Por cierto que las cifras dadas en el artículo desmienten la teoría de la economista hindú esa. Con la brutal deflación de salarios la exportación no se ha convertido para nada en el motor de la recuperación.

    Como afirma el BCE, los brutales ajustes salariales no se han reflejado bien en la mejora de la competitividad-precio, y nada mejor para comprobarlo que ver el espectacular frenazo en el ritmo de crecimiento de las ventas al exterior. Una de las estafas más llamativas de este Gobierno de trileros ha sido la proclamación urbi et orbi de lo bien que iban las exportaciones, cuando el crecimiento en 2012 fue sólo un ridículo 1,7%, frente al 15% en 2010 y el 8,5% en 2011, y todo ello con unos recortes salariales la tercera parte de los aplicados en el primer año mariano. O sea, que aunque las exportaciones hayan mejorado marginalmente en cifras absolutas, su crecimiento se ha desplomado casi a la décima parte de 2010 y cinco veces menos que en 2011. Y no se lo pierdan, porque en el cuarto trimestre han caído al -0,9%.

    http://blogs.elconfidencial.com/espana/disparate-economico/2013/03/04/las-rentas-salariales-se-desploman-8130

  44. manuelp dice:

    En resumidas cuentas que siguiendo el muy sabio precepto bíblico “Por sus frutos les conoceréis”, de igual manera que al socialismo se le juzgó y condenó-justamente- por lo que hicieron los que se autodenominaban socialistas sin atender a retóricas disquisiciones de “analistas” que aducían que eso no era socialismo, al capitalismo o al liberalismo hay que juzgarles de igual manera y dejarse de p… mentales.  

  45. manuelp dice:

    Esto lo dice el propio presidente de los empresarios españoles.

    Por último, Rosell se muestra suspicaz con la manera en la que se hacen las cosas en el país, al afirmar que “no pongo la mano en el fuego por nadie y tengo la mosca detrás de la oreja por muchos empresarios”.

    http://ecoteuve.eleconomista.es/programas/noticias/4646427/03/13/Juan-Rosell-en-Salvados-Tengo-la-mosca-detras-de-la-oreja-por-muchos-empresarios.html

  46. Hegemon dice:

    Dice Lead:
     
    subida del IVA y bajada de las cotizaciones sociales, que ha adoptado el Gobierno Hollande– mejorará la competitividad en el mercado interior y exterior de los sectores productivos nacionales.
     
    No sé yo, Lead, que fijándose en Hollande haga usted bien. Parece que olvida algunas puntualizaciones que desde LD no se cansan en enunciar. El problema de nuestra productividad radica en otras partes que en el simple hecho de subir el IVA (que es contraproducente para la productividad interna como indica Rallo, Llamas y otros) y bajar las cotizaciones porque por si solas NO SOLUCIONA EL PROBLEMA DE NUESTRA COMPETITIVIDAD. Esta radica, como multitud de veces ha analizado Centeno, Ralllo, Llamas, Recarte, Federico y todos a los que usted menciona de esa casa, como también Velarde o Campillo, en otras partes como en el sistema energético, Convenios, formación profesional, etc. Se queda a mi entender, muy corto en sus pretensiones y sigo dudando que con sólo tocar lo que dice se arregla el problema, incluido el de las pensiones.
     
    También omite las recomendaciones que muchos liberales, incluido Recarte en su informe II, sobre la reforma de las pensiones. Es raro que usted, con tanto seguir a estos que menciona, no se de cuenta que sin cambiar el sistema actual por uno mixto, como Recarte, repito, menciona en sus informes, se arregle el problema subiendo de forma contraproducente el IVA y bajando las cotizaciones.

  47. Hegemon dice:

    Qué peligro lo que “resume” Lead:
     
    En resumen: todo el Estado del Bienestar se asienta en una actividad económica cuyos ingresos fiscales asociados permitan financiarlo; cuanto mayor sea la actividad económica, mayor será la recaudación fiscal y mayor, por tanto, será la garantía de poder asegurar el Estado del Bienestar, pensiones incluídas.


    ¡¡cuidado!!…eso mismo es lo que piensan los socialistas y los socialdemócratas como Montoro. Si usted, Sr. Lead, se sienta a esperar a que por si sola la actividad económica se arregle aumentando los ingresos fiscales asociados y así garantizar las pensiones, para mi comete un error. Esa misma teoría es la que nos ha llevado a esta actual crisis como bien indica Rallo en su último libro donde describe se forma muy sencilla la formación de las tres burbujas: Financiera, de producción y Estatal. Esta última motivada por un aumento de los ingresos fisacles de forma insostenible e irreral. Los ingresos fiscales vienen por una mayor actividad económica o por la subida de impuestos, como ahora ha conseguido Montoro. Dos cosas muy diferentes. Tenga cuidado con lo que desea porque se le puede hacer realidad…¡¡y estaremos arreglados!!

  48. Hegemon dice:

    Sigo diciendo. El liberalismo necesita unas cuotas de moralidad y ética superiores a otros sistemas para que funcione bien y de forma aceptable. No obstante, fueron los escolásticos de la Escuela de Salamanca y otros religiosos españoles los que crearon las bases de este sistema desde un aspecto moral y ético cristiano imprescindible. Por las simples puestas en práctica de las teorías, que son, para mi, las más acertadas, no sirve.

  49. manuelp dice:

    El liberalismo en última instancia no es más que un ismo más, es decir un pretendido sistema de explicación de la realidad que se apoya en unas premisas artificiales, que no se suelen cumplir nunca, para desembocar en una situación apetecible, es decir que no se diferencia demasiado en el fondo del socialismo o del cristianismo, por ejemplo.

    Decir que la escuela de Salamanca sentó las bases del liberalismo me parece un abuso y una inexactitud, lo que los teólogos (que eran la mayor parte) de la escuela buscaban sobre todo era la fundamentación de las ciencias- no solo economicas- en la doctrina cristiana y si me apuran yo diría que mucho más importante que los descubrimientos económicos de sus componentes fueron los del campo de la Moral y el Derecho que son ciencias en las que se fundamenta la Economía mucho más que en arbitrismos financieros.

    Una idea revolucionaria entre las desarrolladas por los salmantinos es que se puede hacer el mal aunque se conozca a Dios, y se puede hacer el bien aunque se le desconozca. Es decir, la moral no depende de la divinidad.

    La doctrina jurídica de la Escuela de Salamanca significó el fin de los conceptos medievales del derecho, con la primera gran reivindicación de la libertad, inusitada para la Europa de la época. Los derechos naturales del hombre pasaron a ser, de una u otra forma, el centro de atención, tanto los relativos al cuerpo (derecho a la vida, a la propiedad) como al espíritu (derecho a la libertad de pensamiento, a la dignidad).

    http://es.wikipedia.org/wiki/Escuela_de_Salamanca#Otras_ciencias

  50. Catlo dice:

    Dedos en algunas llagas. Los análisis de Centeno:
    Los hechos son de sobra conocidos. El trabajo no es el único factor productivo y a veces ni siquiera el más importante, ya que hay otros factores, como los precios energéticos, esenciales en numerosos procesos. Tanto que muchas industrias intensivas en energía están cambiando su localización a otros países con costes energéticos más bajos. El hundimiento industrial de España, que ha pasado del 36% del PIB en 1975 al 14% actual, se debe esencialmente al costo de factores distintos al trabajo. ¿Cómo en un país donde el 60% de los ocupados gana menos de 1.000 euros al mes, y 800 es la media, alguien puede sostener que nuestro problema de competitividad son los salarios? ¡Vale ya de mentir a los españoles!
    Si es incapaz de ir contra Bárcenas, ¿cómo va ir contra los monopolios?
    Lo que tendrían que hacer Rajoy y sus ministros, cuya gestión está siendo desastrosa mientras sus relaciones con los monopolios -particularmente con el de las renovables- son presuntamente dolosas, es muy sencillo.
    Productos petrolíferos: con más del 70% del mercado en manos de dos empresas, Repsol y Cepsa, la competencia es imposible. Ellos fijan los precios y los demás siguen al líder. Para que exista competencia la cuota de mercado de las dos primeras empresas de un sector no puede superar el 30%. Eso es teoría de competencia elemental. ¿Qué propone Rajoy?: dar mas EESS a terceros, un proceso que tardaría 20 o 30 años en liberalizar el sector suponiendo que se cumpliera, que tampoco es su intención. Pero es que, además, controlan la red logística CLH, donde la discriminación es tal que la competencia es imposible.
    http://blogs.elconfidencial.com/espana/disparate-economico/2013/03/04/las-rentas-salariales-se-desploman-8130

  51. manuelp dice:

    Aclaro que cuando digo que el liberalismo no se diferencia demasiado en el fondo del socialismo o del cristianismo, mwe estoy refieriendo al campo epistemológico exclusivamente,

  52. Hegemon dice:

    El abuso entonces no sólo lo cometo yo, sino Hayek y otros miembros de la Escuela Austriaca. Y si es verdad que abuso, no me arrepiento sino que lo reafirmo, puesto que en tal caso no cometo la insensatez o la sin razón de equiparar a todos los “ismos” y más por capricho.

  53. Catlo dice:

    A este ritmo, van a tener que recortar las pensiones ya, pues cada vez hay menos cotizantes.
    El paro registrado sube 60.000 personas en febrero y supera por primera vez los 5 M.

  54. Hegemon dice:

    Y cuando me refiero que las bases del liberalismo vienen de los escolásticos españoles no sólo me refiero a las aportaciones que sobre el comportamiento humano existen en la economía y las implicaciones de este sobre el dinero, el prestamo o el mercado, ni tampoco me refiero, aunque también, a las explicaciones racionales de la actividad económica que estos españoles dieron, sino también a las aportaciones que sobre la Moral y el Derecho, como he mencionado antes, hicieron sobre a partir de sus observaciones y posteriores teorías sobre la acción humana.

  55. malpharus dice:

    Coincido en la afirmación que hizo ayer Hegemon, sobre la falta de “pedagogía” del franquismo. Aunque el franquismo (otro ismo) no fuera formalmente una ideología, más o menos lo ha explicado don Pío… tenía sus principios, y estos principios eran buenos. Y además eran naturales para nuestra idiosincracia. Pues, ¿por qué ocultarlos? ¿Por qué no desarrollarlo? De alguna manera es como si algunos pretendiesen monopolizar una “verdad absoluta” que no debía ser compartida por el pueblo por temos “a no sé qué”. 

    Cuando estuve en el Ejército, serví en el cuerpo de farmacia, en la FARMACIA MILITAR-DEPOSITO ASAN, Paseo Reina Cristina, 1 de Madrid. (https://fbcdn-sphotos-b-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/150751_4598334323124_1085280173_n.jpg), atendía los comentarios que hacía mi Teniente Santos sobre determinados asuntos. Pasábamos mucho tiempo juntos, porque entre los dos, llevábamos los asuntos administrativos del establecimiento… y debo decir que él sabía perfectamente lo que hoy estamos comentando todos entre el año 1982 y 1983. O sea, quiero decir que había una parte de España, grande o pequeña, más bien pequeña que estaba al tanto de casi todo. Y sin embargo no se aprovechaban, por ejemplo… las escuelas e institutos, para explicar verdadera historia de España. Al final las mentes “vacías” del pueblo en cuestión de política fueron llenadas por otros, que no conocíamos (en realidad), a pesar de haber provocado nuestro presente. 

    Esto ya lo he comentado otras veces, y me parece muy importante. Tampoco he compartido nunca el sentido “clasista” que tenía el franquismo, a pesar de Falange… y mucho menos que no controlase la Banca… aunque eso es muy difícil. La Banca no es un mal menor, sino una amenaza que hay que extirpar de raíz…

  56. manuelp dice:

    malpharus

    Amigo Miguel Angel, los ismos a los que yo me refiero son sustantivos, es decir referentes de sistemas fijos (en teoría), mientras que franquismo es o un pronombre o un adjetivo (la lengua nunca fue mi asignatura preferida) por que, como muy bien dices nunca fue una ideología formal. En su sistema Franco jamás se adhirió por completo a ningún sistema cerrado, ni siquiera en su profesión militar.

    La raíz de por qué es imposible es España hoy un sistema político de democracia liberal equiparable al de Estados Unidos o al de Alemania (los de Francia e Inglaterra no son nada deseables) es que la sociedad civil española no está en fase de asumir aquello que el pobre López Rodo “soñaba” en 1969 de que una vez establecidas las Leyes Fundamentales todo estaba resuelto, mientras que la Moral y su consecuencia práctica el Derecho no cambien profundamente no habrá nada que hacer, como se demuestra fehacientemente con la proliferación de veces en que los políticos imputados por corrupción son reelegidos.

  57. manuelp dice:

    El 95% de las Administraciones Públicas incumple la Ley de Morosidad

    http://www.eleconomista.es/gestion-empresarial/noticias/4646924/03/13/El-95-de-las-Administraciones-Publicas-incumple-la-Ley-de-Morosidad.html

    El que promulga las leyes es el primero en incumplirlas, ya se puede proclamar el régimen con el ismo que quiera que está invalidado radicalmente para ser aprobado como un estado de Derecho.

  58. Catlo dice:

    Parece que abundan los indicios de que podríamos estar ante una gran recesión y, desde luego, muy lejos del optimismo de los estrategas de comunicación del PP.
    http://vozpopuli.com/blogs/2275-juan-laborda-a-las-puertas-de-una-nueva-gran-recesion

  59. Hegemon dice:

    Es cierto que no se cumplan las leyes por los mismos que las promulgan, pero eso no significa que el pueblo español no tenga en su naturaleza una prediposición a cumplir con ellas o que NO entienda un Estado Moral y de Derecho como lo hacen otras naciones. España, por el contrario, se ha creado bajo un novedoso y avanzado estado de derecho, moral, social y político en toda su Edad Media o Reconquista, inimitable en otros lugares como se puede deducir del libro de Miguel Angel Ladero Quesada “La formación medieval de España. Territorios. Regiones. Reinos”.

  60. Hegemon dice:

    Los “ismos” y el cinismo:
     
    Una “situación muy grave”
    Pere Navarro insiste: España ganaría en “imagen” si el Rey abdicara
     
    Lo dice aquel que contribuye con ainco y perseverancia a minar y deteriorar la imagen de España fomentando y apoyando consultas y movimientos secesionistas.
     
    La imagen más penosa ahora mismo es la del PSC y PSOE.

  61. Catlo dice:

    Es que ahora los socialistas balbucean a ver si producen algo de compasión en el común. Pero la gente los ha calado: falsos y vacíos.

  62. LeonAnto dice:

    Yo no sé si será verdad, pero lo cierto es que muchos cuadros ya no están en España:

    http://www.youtube.com/watch?v=AKSCjtfQKJQ 

  63. seiran dice:

    Buenas tardes.

    manuelp dice:
     
    2 marzo, 2013 a las 12:41
     

    Quisiera equivocarme, pero presiento tiempos dificilisimos para la patria. La situación de la catalogación moral de la monarquia por amplios sectores de la nación es equivalente a la de las visperas del derrocamiento de Isabel II.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_del_puente_de_Alcolea_(1868)
    Y ya sabemos lo que se abrió con ese derrocamiento, igual o peor que lo que se abrió con el de Alfonso XIII. Con la enorme diferencia ahora de que no se vislumbra un Cánovas del Castillo.


    Desde luego que personajes como el Urdangarín o la tal Corinna son de los que suelen figurar en el ocaso de los regímenes o las dinastías. Muy bien habrá de irnos para que España salga entera de semejante debacle.


    Ya que menciona vd. a Cánovas, a modo de muestra del ínfimo nivel político y cultural de la nación, obsérvese el estado en que se encuentra la casa natal del gran estadista español del XIX: http://salvemos-malaga.blogspot.com.es/search/label/Casa%20de%20C%C3%A1novas


    Y, según el concejal de curtura del Ayuntamiento de Málaga, piensan dejarla caer, imagino que para levantar en su lugar algún proyecto del que extraer jugosas comisiones. Díganme vds. si, de tener el público alguna noción de la importancia del personaje, la administración podría permitirse semejante dejadez y poca vergüenza. Máxime cuando sólo el Ayuntamiento de Málaga lleva despilfarrados más de 50 millones en presunta curtura: http://www.diariosur.es/20130223/mas-actualidad/cultura/malaga-suma-millones-euros-201302230045.html

     
     

  64. LeonAnto dice:

    Parece que, posteriormente, ha medio rectificado, al final quien saldrá a defender España, no será ni Rajoy, ni el JEME, ni Garzón, serán los de siempre, a los que muchos de éstos consideran “gentuza”:

     http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/03/barcelona/1362332740.html

  65. malpharus dice:

    No lo dudes LeonAnto, cada vez está más claro…

  66. Pío Moa dice:

    Nuevo hilo

  67. malpharus dice:

    Tiene razón Manuel cuando advierte que la situación no admite componenda, mientras no se haga justicia… ¡y los que deben ser juzgados muchos incluso llevan toga! No hay vuelta de hoja, primero habría que asaltar el Poder, ¿y cómo? Casi es imposible… y luego perseguirlos en cualquier escondrijo que se metan, incluso en el extranjero. ¡A cómo de lugar! Si no hay un escarmiento como no ha visto el mundo todavía, estamos perdidos. Y para eso tienen que haber un puñado de hombres que desprecien el dinero, los bienes materiales, y los placeres de la carne. Algo así como unos monjes-soldado dispuestos a todo, con el único anhelo de reformar la Patria y engrandecerla.

    Engrandecerle no es que lleguemos al punto que los españoles tengan el mejor nivel adquisitivo de la Tierra. No, eso no conviene. La meta es conseguir un Estado, el primero de la historia, en que realmente haya JUSTICIA con mayúsculas. Sin desigualdades de clase ni de posición. Cada uno en el lugar que le corresponda. Un Estado donde la gente vea un billete de 100 euros en le suelo, y sino es suyo no se agache a cogerlo. Aunque haya que coger la piel de toro y darle la vuelta, sacudirla y pasarle una manguera…

  68. seiran dice:

    menorqui dice:
     
    1 marzo, 2013 a las 1:00

    Seiran. Lo que son los españoles desde tiempo inmemorial lleva cambiando desde tiempo inmemorial. Hoy en día el cambio es mayor. Pero es que no estamos en los 50. El mundo es así ahora. Sólo si España fuese más pobre se preservaría la pureza de la raza, más pobre que Marruecos, quiero decir, donde sí preservan, supongo, tal pureza.
    El pensamiento que exponen yo no lo deseo eliminar, pero me encantaría que fuese un poco mejor, un poco menos razonado con los pies.
    Claro que los españoles han cambiado a lo largo de los siglos. Pero ni siquiera en tiempos de la invasión musulmana ha entrado en España semejante golpe de gente en tan poco tiempo. Si no hemos podido ni asimilar a los gitanos que, según el censo de Ensenada, eran unos 12.000 en aquel tiempo, imagínese a los millones de moros y negros de ahora.
     
    Por cierto, si damos por buena la cifra de 12.000 gitanos en España a mediados del s. XVIII, y estimamos, a la baja, la cantidad actual en 600.000 individuos, observamos que, en dos siglos y medio, la población gitana se ha multiplicado por 50; mientras que la total sólo lo ha hecho por 4.
     
    Puede que todo esto sea razonar con los pies, como vd. dice. Pero, en todo caso, prefiero emplearlos con ese fin, antes que ponerlos en polvorosa de mi patria porque se convierta en tierra extranjera.
     
    Un saludo.

  69. falx dice:

    Creo que fue imposible sustraer a la población española de su tendencia a asimilarse al resto de Europa y a las corrientes de la época, Con democracias liberales y valores diferentes al franquismo. 
    No es la primera vez que oigo que “España llegó al siglo XX económica y socialmente en la década de los 60 y politicamente con la muerte en 1975 del último espadón decimononico”. Será entonces que Alemania no llegó hasta 1945 supongo. Pero ahora es todavía peor, al querer vender que antes de la Transición viviamos poco menos que en las cavernas.
    “La modernidad” entendida como la homologación al resto del mundo occidental en general y al europeo-occidental en particular, llevaba fascinando cuando no obsesionando a los españoles desde el siglo XIX, o puede que ya en parte desde la imitación española de la Ilustración francesa del XVIII, pero en todo caso se agudizó mucho con la sensación de “retraso” frente a nuestros vecinos del XIX.
    Paradojicamente, la supuesta “historia anormal” española siempre ha estado en cada época poderosamente influida por su entorno. Cuando la moda era el imperialismo, se iba a Marruecos y se deprimia el país por no tener la fuerza para expandirse de otros. Cuando era la religión, España era “espada de Trento y martillo de herejes”, en plena eclosión de los totalitarismos en Europa, aquí se dinamitó la 2ª república desde dentro por revolucionarios totalitarios…y así siempre.
    Resultaría pues raro que se hiciese otra cosa que una Transición, y más al estar el país lejos de los motivos que trajeron el franquismo y cada vez más cerca del modo de vida de nuestros vecinos.
     
     

  70. Cesar dice:

    Sr.Moa: Vistas a la distancia a veces las cosas se ven mejor. Ud. dice que al franquismo le faltó soporte ideológico.  A mí me gustaría saber qué soporte ideológico tiene el P.P. Creo que el franquismo se hundió porque los propios franquistas no lo defendieron, se suicidaron políticamente como lo hizo la monarquía en el año 31. Solamente Blas Piñar mantuvo en alto la bandera. Todos los demás, originarios del franquismo, se apartaron de él como practicando un “vade retro Satanás”. Podría haber sobrevivido- acomodándose a los tiempos, clarto está- si los FRANQUISTAS lo hubieran deseado. Pero no, arrojaron la toalla casi sin dar lucha.
    Saludos.

  71. Cesar dice:

    Ah, y agrego:otro gallo hubiera cantado de no haber sido asesinado Carrero Blanco, asesinato cuya autoría se sigue discutiendo.